Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El poder cambia la forma de hablar

La transformación es percibida por los oyentes, que entienden entonces quien manda, revela un estudio


Estar en una posición de poder puede cambiar fundamentalmente la forma de hablar, alterando las propiedades acústicas básicas de la voz. Además, las otras personas son capaces de registrar e identificar estas señales vocales, y determinar a partir de ellas quién está realmente al cargo, ha revelado un estudio.




Imagen: Eventimages21. Fuente: PhotoXpress.
Imagen: Eventimages21. Fuente: PhotoXpress.
Estar en una posición de poder puede cambiar fundamentalmente la forma de hablar, alterando las propiedades acústicas básicas de la voz. Además, las otras personas son capaces de registrar e identificar estas señales vocales, y determinar a partir de ellas quién está realmente al cargo, señala una nueva investigación publicada en la revista Psychological Science de la Association for Psychological Science (aps) de Estados Unidos.

Tendemos a centrarnos en nuestras palabras cuando queremos ejercer mando sobre otros,  pero el hallazgo sugiere que las señales acústicas básicas también juegan un papel importante, informa la APS en un comunicado.

"Nuestros hallazgos sugieren que si los padres quieren hacer valer su autoridad ante niños revoltosos, un vendedor quiere regatear con sus clientes o un jefe de Estado pretende negociar algún asunto, el sonido de sus voces pueden determinar profundamente el resultado de esas interacciones", afirma el psicológico y autor principal del estudio, Sei Jin Ko, de la Universidad Estatal de San Diego.

Cambios en la voz

El presente estudio partió de Margaret Thatcher, porque los investigadores sabían que la “dama de hierro” británica entrenó su voz para generar una imagen personal más autoritaria, explica Ko. "Queríamos explorar cómo algo tan fundamental como el poder puede provocar cambios en el modo en que suena una voz; y cómo estos cambios vocales situacionales impactan la manera en que los oyentes los perciben".

El análisis se hizo con dos experimentos. En el primero de ellos, se registró la lectura en voz alta de un pasaje, realizada por  161 estudiantes universitarios. A continuación, los participantes fueron asignados aleatoriamente a jugar un papel específico en un ejercicio de negociación posterior.

A algunos de los voluntarios se les dijo que entraran en la negociación imaginando que tenían una fuerte oferta alternativa, valiosa información privilegiada o un alto estatus en su lugar de trabajo; o recordando una experiencia previa en la que hubiesen tenido poder. A otros se les dijo que imaginasen que llevaban a la negociación una oferta débil, que estaban de baja laboral o que recordaran una experiencia en la que habían carecido de poder.

Luego, los estudiantes leyeron un segundo pasaje en voz alta, como si fueran a comenzar las negociaciones con su adversario imaginario, y se registraron sus voces. Todo el mundo leyó lo mismo, lo que permitió a los investigadores examinar la acústica de todos los participantes.

Al comparar la primera grabación con la segunda, los investigadores encontraron que las voces de los estudiantes asignados a roles con poder tendían a subir de tono, se volvían cada vez más monótonas (menos variables en el tono) y más variables en su sonoridad que las voces de los estudiantes asignados a papeles de bajo poder.

"Sorprendentemente, el poder afectó a las voces de nuestros participantes casi de la misma forma que la voz de Thatcher cambió después de su formación vocal", afirman los autores del estudio.

Respuesta del auditorio

Esas señales vocales de poder identificadas por los investigadores no pasaron desapercibidas para los oyentes.

En un segundo experimento, con otro grupo de universitarios que no tenían conocimiento del primer experimento, se constató que estos fueron capaces de recoger señales vocales relacionadas con el poder para determinar, con gran precisión, quién tenía o no poder.

 En línea con los cambios vocales observados en el primer experimento, los oyentes tendieron a asociar un tono más agudo y voces que variaban en intensidad con comportamientos de mucho poder. También asociaron voces más altas con un poder mayor.

"Estos hallazgos sugieren que los oyentes son muy perceptivos a las variaciones sutiles en las señales vocales, y que utilizan estas señales para decidir quién está al cargo en cualquier situación”, concluyen los investigadores.

Referencia bibliográfica:

Sei Yin Kon et al. The Sound of Power. Conveying and Detecting Hierarchical Rank Through Voice. Psychological Science (2014). DOI: 10.1177/0956797614553009.

Lunes, 24 de Noviembre 2014
Redacción T21
Artículo leído 2874 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Alberto el 24/11/2014 17:51
... y por tanto, también puede ser útil en las situaciones que requieran mantener la parte dominante no identificada.

2.Publicado por Beatriz BASENJI el 25/11/2014 20:08
Sin dudas el estudio está muy bien realizado. Particularmente lo que puedo comentar es que las voces imponentes y autoritarias causan rechazo porque le mueven a uno lo peor a quienes hemos vivido épocas de dictaduras. Apenas oigo una de esas voces, cambio de frecuencia o de canal.

3.Publicado por Juana Alida Espinoza el 18/12/2014 00:42
Muy interesante investigaciòn que confirma el poder de la palabra no sòlo de lo que decimos sino de como lo decimos, el tono de voz està relacionado, entre otros, con la seguridad y la seguridad da poder.
"Si estuviésemos conscientes de que la energía liberada en cada palabra nos afecta a nosotros mismos y a las personas que nos rodean, comenzaríamos a cuidar más lo que decimos". - See more at: http://juanaalida.com/el-poder-de-la-palabra/

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte