Conéctese Regístrate


23/10/2014

Tendencias 21
25 Aniversario




El primer año de vida del bebé, fundamental para su conducta posterior

El grado de estimulación intelectual del niño y el temperamento del bebé, principales pronosticadores


La estimulación intelectual de los bebés por parte de sus madres durante los 12 primeros meses de su vida, el grado de comportamientos predecibles de éstos o su carácter son elementos cuya evaluación ha permitido pronosticar el tipo de conducta de los niños en el futuro. Un estudio realizado por la Universidad de Chicago ha puesto así de relieve la importancia de las vivencias de esta edad para la formación de la personalidad en el futuro, por lo que los científicos advierten de la importancia de las intervenciones enfocadas hacia la educación en esta fase temprana del desarrollo de los bebés, en prevención de problemas futuros. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


Estimulación intelectual y carácter del bebé, principales pronosticadores de su comportamiento futuro.
Estimulación intelectual y carácter del bebé, principales pronosticadores de su comportamiento futuro.
La forma en que las madres interactúan con sus bebés durante el primer año de vida de sus hijos está muy relacionada con el comportamiento que los niños tendrán en edades comprendidas entre los cuatro y los 13 años, señala un estudio realizado por científicos de la Universidad de Chicago y de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos.

Dirigida por el profesor Benjamin B. Lahey, la investigación se centró en descubrir si el carácter de los bebés y las habilidades educativas o de crianza de sus madres durante el primer año de vida de sus hijos podían ayudar a predecir futuros problemas de comportamiento, según publica la Society for Research in Child Development en Eurekalert.

En la revista especializada Journal of abnormal child psychology, por otro lado, los autores del estudio explican que tanto el temperamento de los bebés como el tipo de educación seguida por sus madres en esa fase fueron evaluados longitudinalmente en un total de 1.863 hijos (de 4-13 años), de una muestra representativa de madres.

Evaluaciones de la situación inicial

Las evaluaciones maternas del temperamento de los bebés incluyeron sus niveles de actividad, en que grado eran asustadizos o predecibles, su nivel de exigencia, si tenían una predisposición general a estar contentos o sus niveles de ñoñería o afectación.

En lo que se refiere a las madres, los investigadores evaluaron el grado de estimulación intelectual que éstas habían dado a sus bebés, el nivel de respuesta a las demandas de sus hijos; y la aplicación de límites físicos, como cachetes o tortas, en su forma de educarlos.

Los problemas de conducta infantiles posteriores considerados por los investigadores incluían los timos o las trampas, el decir mentiras, los problemas continuos con los profesores en los centros de enseñanza, las actitudes desobedientes en casa o en la escuela, las actitudes intimidatorias, y la ausencia de remordimientos tras un mal comportamiento.

Resultados

Con respecto al carácter de los niños estudiados, los resultados mostraron que aquellos bebés que habían sido menos “ñoños” o caprichosos durante su primer año de vida, y que en esa fase habían mantenido actitudes predecibles, presentaban un nivel mucho menor de riesgo de conductas conflictivas en el futuro.

De hecho, la ñoñería resultó ser un importante pronosticador de los problemas de conducta en los niños varones, mientras que el grado de miedo o de tendencia a asustarse lo fue en el caso de las niñas.

En lo que se refiere a las madres, los problemas de conducta pudieron predecirse principalmente a partir de niveles bajos de estimulación cognitiva de los bebés por parte de éstas en el primer año de vida.

En cuanto al grado de reacción de las madres ante las demandas de los bebés, éste también resultó ser un importante indicador de problemas futuros, pero sólo en el caso de aquellos niños poco miedosos en su más tierna infancia.

La aplicación del castigo físico (como cachetes o tortas) durante la infancia también sirvió, aunque sólo ligeramente, para predecir problemas de conducta más severos posteriores.

Importantes pronosticadores

Estos resultados indican que tanto las evaluaciones maternas del temperamento de sus bebés como los estilos de educación durante el primer año de vida de éstos resultan pronosticadores sorprendentemente eficaces de los problemas de conducta de los niños en edades posteriores.

En general, los niños menos exigentes, predecibles y mejor estimulados intelectualmente en esa fase presentaron menos riesgos conductuales. Por esta razón, Lahey y sus colegas señalaron la importancia de las intervenciones enfocadas hacia la educación en esta fase temprana del desarrollo de los bebés, en prevención de problemas de comportamiento futuros.

Benjamin Lahey, del Departamento de Estudios de la Salud de la Universidad de Chicago, está especializado en el estudio de desórdenes mentales de niños y jóvenes. Para encontrar causas ocultas a estos problemas, él y otros científicos han estudiado no sólo la etapa del primer año de vida, sino también de la gestación.

Así, en 2007, en la revista Archives of General Psychiatry, publicaba un artículo firmado por el científico y otros colegas, en el que se señalaba un mayor riesgo de conductas problemáticas en jóvenes cuyas madres consumieron alcohol durante su embarazo, con respecto a otros jóvenes que no vivieron esta situación durante su gestación.

Viernes, 27 de Junio 2008
Artículo leído 72851 veces



Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Mamas y Bebes el 30/06/2008 02:10
Que buen articulo! Ya lo copio a mi blog de maternidad!!!

2.Publicado por javier marzal el 30/06/2008 09:15
Sinceramente un estudio que sólo evalúa el comportamiento de "la madre" no creo que tenga ningún valor o acaso el padre no influye. Creo que más bien es un manifiesto machista. El tono de los resultados es más machista aún si cabe. Además, pertenece al modelo conductista que tuvo su sitio hace muchas décadas, hoy en día sólo retrógrados como el mencionado profesor y sus pseudocientíficos mantienen esos mitos.

3.Publicado por ARCELIA BRAVO el 10/09/2008 03:21

ME PAREcE MUY BUEN TEMA EN SI TODOS LOS TEMAS RELACIONADOS CON LOS NIÑOS YA QUE YO TRABAJO EN EDUCACION INICIAL MUY BUEN TEMA FELICIDADES Y SI ME GUSTARIA QUE ME ENVIARAN CUALQUIER TIPO DE TEMA EN RELACON Y SUS BIBLIOGRAFIAS GRACIAS

4.Publicado por merly yate mora el 03/09/2009 00:01
tengo un niño de un año, y he visto con precupacion que ha copiado conductas no adecuadas de otros bebes de su misma edad e incluso 6 a 9 meses mas....por ejemplo el gritar para obtener las cosas que requiere...aùn asi me gustaria que me enviaran a mi correo articulos relacionados con el tema de como educarlos y formarlos....gracias

5.Publicado por Maria el 07/12/2009 16:40
Me gustaria saber si una niña de un año, puede manifestar miedo mediante el llorar o asustarse cundo ve sangre.La madre cada vez que ve sangre se asusta .Mi pregunta es, si el bebe adquirio ese temor geneticamente a la sangre o mas bien es porque la madre se lo dijo en alguna ocasion y el bebe lo grabo en su inconsciente.Espero su respuesta. Gracias!

6.Publicado por lidia gomez el 28/04/2010 14:20
Tengo una beba "adoptada" de un año, Mi preocupación es que se está poniendo muy caprichosa, ej.a la hora de comer la siento en su sillita y no hay forma de que se quede sentada, se para continuamente; no se deja cambiar los pañales y lo hago mientras se moviliza de un lado para otro pero lo que me preocupa es que estoy casi segura que mi beba se da cuenta que hace lo incorrecto, además, cuando otra persona le hace upa y yo le pido que venga conmigo "me separa con su manito con mucha autoridad" como diciendome que no la moleste. Otra: varias veces, cuando yo le niego algo, me pega lanzándome su mano hacia mi cara o me tira del cabello y todos estos indicios no me gustan. Podrían ayudarme a reparar ésto de mi hija que pienso que estas actitudes suyas no son las correctas. Mi hija es una beba que es admirada por todos dado que físicamente es muy bonita y además es muy simpática, pero tiene una gran personalidad. Qué puedo hacer??? gracias por v/ayuda.

7.Publicado por samantha sanchez el 07/07/2010 23:37
hola tengo una niña de un año y es muy berrinchuda y si papa trabaja , no lo quiere ver , aparte , se enoja si uno no e da las carteras y el dinero esta bien eso en una niña de un año





8.Publicado por Alberto el 08/07/2010 15:54
Hay un libro muy interesante: El Arte de Aprender, de Karina no se que. Aprendizaje basado en el movimiento tambien

9.Publicado por riuka el 24/11/2010 15:44
Tengo exactamente el mismo problema que lidia gomez, solo que mi niña no es adoptada, es biológica, que puedo hacer??

10.Publicado por berenice el 11/08/2011 22:23
holaaaaaa tengo una beba que el 19 de este mes cumple ya su primer añito es el amor de mi vida es hermoza y la adoroo es muy alegre manda besos baila ya kiere caminar es mi orgullo esa beba y esta informacion me enkantoo

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >




Últimas noticias de Mirlo

Forma parte de nuestra comunidad y contribuye al desarrollo e independencia de los contenidos de Tendencias21. Opta a becas.