Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El proceso de información alcanza la velocidad de la luz

Las transmisiones ópticas realizan 8 billones de operaciones por segundo


El proceso de información ha alcanzado la velocidad de la luz, después de que una empresa israelí desarrollara un procesador digital con acelerador óptico que multiplica por 1.000 la velocidad de los procesadores actuales, hasta alcanzar los ocho billones de operaciones por segundo. El cálculo a la velocidad de la luz permitirá mejorar la seguridad en los aeropuertos, desarrollar sistemas militares autónomos, una difusión multimedia de alta definición y sistemas de comunicación de nueva generación. Por Eduardo Martínez.





El proceso de información alcanza la velocidad de la luz
El proceso de información alcanza la velocidad de la luz
Un procesador óptico que alcanza la velocidad de la luz en sus operaciones ha sido desarrollado por la empresa israelí Lenslet, abriendo nuevas posibilidades a las transmisiones militares, las telecomunicaciones y los servicios multimedia.

El procesador, denominado EnLight, usa transceptores ópticos en vez de silicio y es capaz de multiplicar por 1.000 la velocidad de los procesadores actuales, hasta alcanzar los ocho billones de operaciones por segundo.

Fue presentado en el curso de la Military Communications Conference, celebrada el pasado octubre en Boston, que constituye la primera conferencia internacional sobre comunicaciones militares desde hace veinte años.

Tal como se explica en Space Daily, el Enlight es el primer procesador digital de señal óptico que llega al mercado. Unido a un acelerador óptico, puede alcanzar una capacidad de cálculo reservada hasta ahora sólo a los supercalculadores.

Supercalculador europeo

El supercalculador más potente de Europa, por ejemplo, se utiliza para simulaciones nucleares y es capaz de efectuar cinco billones de operaciones por segundo, es decir, 5 teraflops, si bien deberá alcanzar los 30 o 40 teraflops en 2010.

Para la empresa israelí, el cálculo a la velocidad de la luz permitirá mejorar la seguridad en los aeropuertos, desarrollar sistemas militares autónomos, una difusión multimedia de alta definición y sistemas de comunicación de nueva generación.

Asimismo, el EnLight mejorará las aplicaciones informáticas en potencia de cálculo, así como la detección de radar de alta definición, la guerra electrónica, la vigilancia de equipajes en los aeropuertos, la compresión de imágenes de vídeo, los cálculos meteorológicos y las estaciones de teléfonos móviles.

No se descarta finalmente que los fabricantes de semiconductores utilicen también la óptica para hacer circular la información más rápidamente entre las diferentes partes de un procesador, por lo que la tecnología Enlight podrá formar parte de los chips en los próximos diez años.

Retos pendientes

El desarrollo comercial del nuevo producto se presenta esperanzador, pero deberá resolver algunas cuestiones, como el tamaño, y demostrar una capacidad de producción suficiente para sustituir a los procesadores clásicos para asegurar su éxito, si bien el EnLight es compatible con los actuales estándares para los procesadores de señales.

El procesamiento óptico de información no es nuevo, si bien se ha extendido enormemente en los últimos años. Abarca aspectos como el reconocimiento de patrones, restauración de imágenes, holografía generada por ordenador, interconexiones ópticas, etc.

El procesador óptico utiliza pequeños rayos láser semiconductores (256 en el caso del EnLight) para llevar la información, así como circuitos ópticos para el almacenamiento y procesamiento de datos. El uso de la luz, en vez de la electricidad, para el transporte de datos, eleva considerablemente la velocidad de proceso.

La ventaja principal de estos procesadores es su gran capacidad de procesar señales ópticas realizando complicadas operaciones en paralelo, a gran velocidad e interconexión masiva.


Domingo, 2 de Noviembre 2003
Eduardo Martínez
Artículo leído 12865 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >