Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El proyecto P2D hace interactuar a los móviles con su entorno

Los celulares tendrán sentido de la orientación y ofrecerán nuevos servicios a sus usuarios


Que los móviles se puedan situar en un espacio tridimensional y que sean capaces de interactuar con su entorno para proporcionar información a sus dueños es la finalidad del proyecto Point to Discover (P2D). En él participan el Centro de Investigación de las Telecomunicaciones de Viena, Mobilkom Austria y Siemens Austria, que han creado una plataforma que funciona como un buscador geoespacial que las aplicaciones móviles son capaces de utilizar para rastrear referencias geográficas del entorno en el que se encuentran. De esta manera, los portadores de un dispositivo móvil podrán acceder a información de interés sobre edificios, lugares o servicios públicos en tiempo real. Paul D. Morales.




Un móvil se comunica con un edificio
Un móvil se comunica con un edificio
El proyecto Point to Discover (P2D) permitirá a los teléfonos móviles del futuro tener sentido de la orientación y saber dónde están en un espacio en tres dimensiones.

En el proyecto participa el Centro de Investigación de las Telecomunicaciones de Viena, Mobilkom Austria y Siemens Austria. Juntos exploran cómo los nuevos teléfonos pueden cambiar la manera en que la gente navega, explora e interactúa con su entorno.

Imagine que puede apuntar con tu móvil a la marquesina de una parada de autobús para saber cuándo sale el próximo autobús o a un punto de información turística para obtener información sobre una ruta o al pico de una montaña para saber el nombre exacto de ese pico. Point to Discover, que tiene un componente académico y otro industrial, explora las tecnologías que están detrás de éstos y otros conceptos innovadores relacionados con cómo la gente y sus dispositivos móviles podrían acceder a la información interactuando con su entorno inmediato en un futuro.

Desde hace unos meses hemos visto como la geoinformación se ha ido popularizando gracias a servicios como Google Maps, Yahoo Maps o Microsft Live Search Maps, así como aplicaciones de geolocalización como Google Earth o NASA World Wind.

Estos datos geoespaciales han pasado a ocupar un primer plano para la gente de a pie, que ha comprendido lo útil que puede llegar a ser la información geográfica para planear un viaje o para trabajar.

Auge del GPS

Esta tendencia, junto al auge de los GPS, ha sido el punto de arranque para el proyecto P2D, cuya finalidad es transferir las aplicaciones geoespaciles emergentes (y ahora populares) a un entorno móvil.

Para ello, sus socios quieren crear una serie de herramientas para generar aplicaciones móviles “espacialmente informadas”, es decir, capaces de acceder, manipular o producir información relacionada con el entorno directo del usuario del terminal.

Otra de las finalidades de P2D es desarrollar una serie de prototipos de interfaces de usuario para poner en práctica esa interacción.

La plataforma P2D es el corazón de este proyecto. Esta plataforma es una infraestructura de geoinformación construida con una base de datos espacial estándar para la industria que funciona básicamente como un buscador que las aplicaciones móviles pueden usar para rastrear georefencias cercanas.

P2D fue diseñada teniendo en cuenta para iba a ser usada exclusivamente en aplicaciones móviles, y eso es lo que la hace diferente de otros buscadores espaciales disponibles.

Información sobre un edificio
Información sobre un edificio
Modelo tridimensional

Otra de sus características es la visibilidad, ya que en su proceso de búsqueda usa un modelo tridimensional de su entorno. De este modo, la plataforma calcula qué puntos geográficos con visibles desde la posición del usuario y cuáles están ocultos. La información resultante se codificada y es mandada al teléfono mediante una conexión wireless.

Basada en la información geoespacial proporcionada por P2D, los usuarios tendrán acceso a una serie de servicios hasta ahora impensables, como obtener información de un punto geográfico en concreto con sólo apuntar hacía él con el móvil.

Otra de las aplicaciones en las que los creadores de este sistema están trabajando es un interfaz de mapa rotatorio. O sea, el mapa de la zona dónde está el usuario del móvil irá rotando y moviéndose en tiempo real según lo haga éste. También tendrá la habilidad para completar vistas panorámicas de 360º, presentando edificios y puntos de interés mediante una sencilla vista del horizonte que se desplaza horizontalmente mientras el usuario va girando.

Debido a la estructura y el formato de codificación que la plataforma P2D, nuestros teléfonos móviles podrán acceder a información sobre puntos de interés, indicados mediante etiquetas superpuestas sobre las imágenes de la cámara del teléfono. Desplazando el teléfono alrededor de nuestro campo de visión, podremos tener información sobre lugares y objetos circundantes: información turística e histórica, datos en tiempo real del medio ambiente, meteorológicos y otros datos de interés público.

Los primeros móviles que incorporan el hardware necesario para poder llevar a cabo estas interacciones ya están apareciendo en el mercado, como el SonyEricsson W21S, que combina GPS y brújula. Sin embargo, todavía no ha sido creado uno terminal que incorpore las funciones necesarias para que esa interacción sea en 3D.

Los responsables de este proyecto están trabajando en la creación de un prototipo que combina un acelerómetro de dos ejes y una brújula digital y que se comunica con el móvil vía Bluetooth. Una segunda generación de este dispositivo también incorpora GPS y ya está siendo testado en las calles de Viena.


Viernes, 28 de Septiembre 2007
Raúl Morales
Artículo leído 7565 veces


Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Cano el 28/09/2007 17:25
esto hace años que existe en japon


Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos