Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El proyecto VINGA reduce el impacto medioambiental de la aviación

Los consigue combinando distintos sistemas de navegación con los aterrizajes verdes


En el marco del programa de la UE, SESAR, se ha puesto en marcha un nuevo proyecto de innovación aeronáutica: VINGA. Este proyecto pretende validar y mejorar la aviación del futuro haciéndola más ecológica. Los datos preliminares hablan de una reducción de casi una tonelada de carburante. El acierto de este proyecto viene de la mano de la combinación de dos tecnologías diferentes la RNP y la ILS. Por Juan R. Coca.



Fuente: SESAR
Fuente: SESAR
VINGA es el acrónimo, en ingles, de Validation and Improvement of Next Generation Airspace (Validación y mejora de la próxima generación de la aviación). Con este nombre se ha puesto en marcha el primer proyecto mundial con el objetivo fundamental de, con la tecnología disponible y una implementación en las prácticas de gestión, reducir las emisiones contaminantes en la atmósfera, así como el ruido ambiental generado en las proximidades de los aeropuertos.

Este proyecto se enmarca dentro del gran programa de investigación auspiciado por la Unión Europea SESAR para avanzar en la innovación de la gestión del tráfico aéreo europeo. VINGA reúne a LFV, al Aeropuerto Landvetter de Göteborg, a la empresa de consultoría Airbus PBN consultancy Quovadis y a la aerolínea sueca Novair.

La idea no parece nueva, ya que desde que se puso en marcha el desarrollo del sistema de cielo único europeo, son numerosas las opciones que se están desarrollando para la obtención de un menor impacto ambiental y acústico de la aviación. La diferencia parece estar, tal y como informa SESAR en un comunicado, en que VINGA es el primer proyecto que logra demostrar que la combinación de sistemas de navegación diferentes, junto con una novedosa realización de aterrizajes verdes en la que las condiciones meteorológicas son independientes, logran alcanzar los objetivos propuestos.

Reducción del impacto ambiental

VINGA es un proyecto relativamente breve, ya que está diseñado para que tenga una duración de un año. En ese tiempo, se espera establecer cómo el impacto global de la aviación a nivel ambiental puede ser reducido a través de una cooperación entre varias entidades.

Por tanto, la base funcional del proyecto y el desarrollo de sus potenciales soluciones proviene de una sustancial implementación de los procesos de colaboración.

El proyecto VINGA terminará este otoño, y con él se busca demostrar que la tecnología existente y el saber hacer pueden traer consigo efectos positivos importantes sobre el medio ambiente. VINGA es un proyecto singular, ya que en él se estudiarán todas las fases de vuelo: la fase de superficie, al rodaje, el despegue, el ascenso, la fase en ruta, la aproximación, el aterrizaje y el rodaje de la aeronave a la puerta.

Fuente: Fondospedia.com
Fuente: Fondospedia.com
Como hemos visto, el proyecto tiene la peculiaridad de combinar diversos enfoques tecnológicos. En este contexto, Niclas Wiklander, Gerente del proyecto, afirma en el comunicado de SESAR que este proyecto se fundamenta en el uso y en la evaluación de una serie de maneras diferentes de despegue y aterrizaje de los aviones.

Gracias a ellas, a las aeronaves se les dará la posibilidad de operar con el menor impacto posible sobre nuestro medio ambiente.

En el proyecto se están probando un gran número de métodos para reducir el impacto ambiental. En este sentido, es posible citar algunos ejemplos al respecto: se está optimizando el rodaje por la pista, intentando reducir el tiempo de maniobra y empleando sólo un motor. A su vez, también se está probando la consecución de ascensos más rápidos hasta llegar a alcanzar la altitud de crucero.

Por otro lado, se están buscando aproximaciones y aterrizajes basados en procesos de deslizamientos en el aire, lo que implica un mínimo de empuje.

Para ello se están desarrollando trayectorias con curvas especiales, que acorten el enfoque general de aproximación o alejamiento y generen cierto alivio a los vecinos de las zonas aeroportuarias, evitando así el sobrevuelo cerca del aeropuerto.

Primer avance en el mundo

Uno de los pasos fundamentales de VINGA tuvo lugar el siete de abril de 2011, cuando la empresa Novair aterrizó un Airbus A321, por primera vez en el mundo, con dos sistemas de navegación por separado.

El avión se acercó al Aeropuerto Landvetter de Göteborg Landvetter a través de una trayectoria desarrollada por navegación por satélite completamente nueva, basada en un proceso de navegación con precisión extremadamente alta. A la hora de realizar el aterrizaje, la aeronave fue guiada, durante la última parte del proceso, por el sistema de navegación ILS (Instrument Landing System).

La información obtenida por esta prueba permitió saber que la navegación basada en información recibida por satélite permite un enfoque a tierra en el que se es más consciente del medio ambiente. El grave problema está en que este proceso carece de la precisión necesaria una vez que se está cerca de tierra cuando las condiciones climáticas son desfavorables, por ejemplo si hay una espesa niebla. En esta situación, el sistema ILS se convierte entonces en un sistema vital para guiar el avión con seguridad a la pista.

Cuestiones técnicas del proyecto

Tal y como informa Air Traffic Management, los objetivos finales de VINGA se lograrán mediante el uso de los requerimientos de navegación exigidos por la ICAO (RNP AR: Required Navigation Performance Authorization Required). Previsiblemente, VINGA desarrollará un nuevo sistema de requerimientos, una transición de un RNP a una aproximación tipo ILS, con una RF (Radio Fix) en la vuelta final y un valor de 0,3 RNP. El uso de RF en el área de la terminal y valores de RNP por debajo de 0,3 es sugerida por la ICAO en la nueva propuesta de nomenclatura para el avance de la RNP.

Paul Franck Bijou, director general de Quovadis, dijo: "Al vincular una aproximación ILS a una llegada RNP, las condiciones por debajo de los 200 pies ya no serán un una especie de “tapón” para las aproximaciones y llegadas flexibles de los aviones". Además, afirmó que esta combinación también asegura que el ruido y el consumo de combustible se reduzcan sistemáticamente en todas las condiciones de vuelo.

Por último, en esta primera etapa del proyecto se han obtenido unos datos de ahorro de combustible notables. Los cálculos preliminares muestran que es posible reducir el consumo de combustible casi unos 300 kg, si tenemos en cuenta todas las fases del proyecto VINGA. No obstante, esto sucede cuando todas las partes involucradas están trabajando en conjunto para optimizar todos los segmentos del vuelo, incluidos los enfoques más cortos y el uso de combustible en base a procedimientos de vuelo conservadores tanto en la aproximación como en el alejamiento del aeropuerto. Esto se corresponde, entonces, con una reducción de las emisiones de dióxido de carbono, de aproximadamente una tonelada.

De hecho, el desarrollo orientado a objetivos de vuelos más ecológicos exige, dice el Director General de LFV en Airport Suppliers, una estrecha colaboración entre los participantes de la industria de la aviación y los interesados, aunque la mayor parte del trabajo consiste en el control del tráfico aéreo.

"La estrecha cooperación con el aeropuerto es un requisito previo fundamental para nuestro trabajo. El aeropuerto, con su relación con la legislación ambiental, es el actor principal en el movimiento hacia el cambio en términos de cómo manejamos el tráfico aéreo en la proximidad de los aeropuertos ", afirma Thomas Allard.



Martes, 7 de Junio 2011
Juan R. Coca
Artículo leído 3815 veces





Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >