Tendencias 21
25 Aniversario




El sector español de servicios financieros es uno de los que más innova

El 50% de sus empresas son creativas, especialmente en TIC, destaca el último informe COTEC


Los servicios de intermediación financiera en España destacan como uno de los sectores que más innova, siendo innovadoras el 50% de sus empresas, según el último Informe cotec sobre “innovación en servicios financieros”. Las empresas españolas del sector de Intermediación Financiera, que incluye bancos y cajas, pero también empresas de seguros y otro tipo de empresas de servicios, innovan más en proceso que en producto, una característica común al conjunto del tejido empresarial español que difiere del tejido europeo en general, desvela el informe. Por Rubén Lafuente.



Momento de la presentación del Informe Cotec
Momento de la presentación del Informe Cotec
El sector financiero español es uno de los sectores más innovadores en España, y el más inversor en tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). Aunque, generalmente, el sector servicios es menos innovador que el industrial, el 50% de las empresas del sector de Intermediación Financiera en España son innovadoras.

Esta cifra es superior a la media de la Industria, que se sitúa en el 37%, según la encuesta “Innovation in Europe: Overview of the Third Community Innovation Survey (CIS4) Results” de la Comisión Europea (2006).

El sector financiero español también destaca por ser uno de los más competitivos en el ámbito internacional, siendo el más rentable de Europa y el que cuenta con los mejores índices de eficiencia y morosidad.

Procesos y producto

Las empresas españolas del sector de Intermediación Financiera, que incluye bancos y cajas, pero también empresas de seguros y otro tipo de empresas de servicios, innovan más en proceso que en producto, una característica común al conjunto del tejido empresarial español que difiere del tejido europeo en general.

Así, en España el 77% de las empresas innovadoras con éxito de este sector innovan en procesos, frente al 74% que lo hacen en producto, mientras que en Europa los porcentajes correspondientes son el 69% y el 87%, respectivamente.

En los últimos años, el sector español de Intermediación Financiera ha realizado una apuesta muy importante por la innovación tanto tecnológica como no tecnológica.

El sector de servicios no tecnológicos ha tenido el mayor gasto en innovación en 2002 dentro de servicios, con más de 500 millones de euros.

Además, con un presupuesto medio de 3,34 millones de euros en 2003, fue el segmento de actividad económica con un mayor esfuerzo inversor en tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Pautas de funcionamiento

La innovación en servicios presenta características muy particulares, como lo intangible de su contenido, la interactividad entre el cliente y el proveedor del servicio, la heterogeneidad que dificulta la estandarización de esos servicios o la dificultad de proteger los desarrollos mediante patentes.

Tales características influyen directamente en el proceso de innovación y hacen que puedan existir diferencias entre el proceso de innovación en el sector servicios y en los sectores industriales o de bienes.

El proceso de innovación en el sector financiero y su gestión, ha sido analizado en el informe “Innovación en Servicios Financieros” que la Fundación Cotec ha realizado haciendo un ejercicio de benchmarking con las entidades financieras de referencia Banco Guipuzcoano, Banco Pastor, BBVA, Bankinter, BBK y La Caixa.

El informe identifica pautas de funcionamiento y mejoras de este proceso que, a su vez, puedan ser aplicadas por otras empresas españolas. En su preparación se ha utilizado un modelo de gestión de la innovación desarrollado por Cotec y Socintec.

Innovaciones en productos, procesos y canales

Los motivos que están empujando a la banca a innovar estriban en las oportunidades que brinda el avance tecnológico, en especial el de las TIC, junto con la creciente sofisticación de las demandas de los clientes, en particular de determinados segmentos de mercado.

Otro motivo más es el aumento de la competitividad, con un incremento de la presencia de banca extranjera en España y una paulatina extensión de las áreas de interés para la banca española, dentro y fuera del país, así como los cambios de regulación en los distintos mercados donde está presente.

La forma de interpretar y valorar los motivos anteriores por parte de cada empresa es lo que provoca diferentes posicionamientos de mercado, de manera que para algunas empresas la innovación es mucho más relevante que para otras.

Esto se traduce en los diferentes tipos de innovación que resultan más frecuentes en las entidades financieras, y que se podrían clasificar en:

Innovación en productos financieros

Los productos financieros constituyen el servicio habitual de las entidades financieras y básicamente se pueden dividir en productos de captación de pasivo, que son productos de ahorro e inversión remunerados con los que la entidad obtiene fondos y, los productos de aplicación de activo, que son aquellos a los que la entidad destina los fondos obtenidos.

En los últimos años, el sector ha dedicado un gran esfuerzo al desarrollo y lanzamiento de nuevos servicios orientados a la captación de capital a través de nuevos contratos financieros atípicos, emisiones de participaciones preferentes, depósitos ahorro empresa o cédulas territoriales, entre otros, así como productos relacionados con el pasivo, como todo tipo de hipotecas o la concesión de créditos on-line.

Innovaciones en otro tipo de servicios financieros

Estas se refieren a otro tipo de servicios relacionados con la actividad financiera pero que no obedecen al formato de producto financiero y que suelen contar, por lo general, con una mayor componente tecnológica como pueden ser los sistemas de pago por móvil o por correo electrónico, servicios de brokerage financiero, tarjetas de crédito y débito o simuladores on-line que permiten comparar diferentes productos financieros.

Innovación en servicios no financieros

Las entidades financieras cada vez circunscriben menos sus servicios exclusivamente a la actividad financiera ofreciendo servicios de acceso a Internet, venta de entradas para diversos espectáculos o servicios de renting de automóviles, entre otros.

Como es lógico, por lo general se trata de aprovechar algunas de las capacidades que tienen las entidades bancarias, debido principalmente al acceso a un gran número de clientes, a la capilaridad de la red de sus oficinas o, incluso, a su infraestructura tecnológica.

Innovación en procesos internos

Como ya se ha mencionado antes, las empresas del sector de Intermediación Financiera innovan más en procesos que en productos y esto es debido principalmente a la constante evolución de las tecnologías de la información, que permite cada vez una mayor sistematización de todos los procesos, y al interés decidido de las empresas por desligar a sus empleados de las tareas administrativas, por lo general de menor valor añadido.

Innovación en canales

La innovación en los canales de contacto con los clientes ha sido probablemente la innovación más importante del mundo financiero en la última década y suponen en muchos casos innovaciones de productos y procesos.

La aparición de la banca electrónica, la banca telefónica o la banca virtual ha supuesto un cambio importante en el modelo de negocio de los bancos, que no sólo tienen una nueva forma de acercarse a sus clientes, sino que además les ofrece un amplio abanico de nuevas posibilidades de productos financieros y servicios que no tenían cabida en el modelo tradicional basado únicamente en sucursales bancarias.

Gestión de la información formalizada

Según se recoge en el informe, el sector financiero está formalizando cada vez más la gestión de la innovación, con personas, recursos, organización y sistemas enfocados a ello, aunque se enfrenta a barreras para su pleno desarrollo.

Entre estas barreras destacan una cultura todavía mayoritariamente conservadora o unas estructuras organizativas muy departamentalizados.

Analizando la evolución que han seguido en la práctica las empresas más avanzadas en este campo para incorporarse al tren de la gestión de la innovación, o para potenciar la innovación dentro de su actividad, se observa un elemento que está jugando un papel primordial en las entidades que lo han creado, como es la unidad de innovación, que está demostrando ser un buen mecanismo para ir introduciendo de forma efectiva la innovación en sus modelos de negocio.

Además de la creación de las unidades de innovación, a lo largo del documento se recogen un gran número de buenas prácticas que en sí mismas representan una muestra de las metodologías, herramientas e iniciativas que el sector financiero español ha estado poniendo en marcha en los últimos años para promover la innovación y ofrece una visión de las fortalezas y capacidades con las que cuenta para innovar.

PRESENTACION_INFORME_SERVICIOS_FINANCIEROS.pdf PRESENTACIÓN INFORME SERVICIOS FINANCIEROS.pdf  (644.47 Kb)



Martes, 13 de Febrero 2007
Artículo leído 19153 veces