Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El sentido de la probabilidad es innato

Mayas guatemaltecos sin escolarizar deducen qué suceso es más factible en un experimento de científicos italianos


Un estudio realizado con mayas sin escolarizar ha demostrado que el sentido de la probabilidad es innato, es decir, que todo el mundo tiene una idea de lo que es más probable que ocurra, aunque no haya recibido educación formal en matemáticas. La investigación es obra de científicos italianos, y se ha realizado en Guatemala. Estudios previos habían identificado otras habilidades matemáticas en bebés, así como conceptos geométricos innatos.





El sentido de la probabilidad es innato, según un estudio. Imagen: Diacritica. Fuente: Wikipedia.
El sentido de la probabilidad es innato, según un estudio. Imagen: Diacritica. Fuente: Wikipedia.
Al margen de su educación y de su cultura, todos los seres humanos comparten la capacidad de evaluar probabilidades, según los resultados de una investigación en la que han participado dos grupos de adultos mayas sin escolarizar de zonas rurales de Guatemala.

Su rendimiento en pruebas que requieren la predicción de un resultado en una situación aleatoria es comparable a la de los niños que van a escuelas mayas y a escuelas occidentales e indica que la mente humana tiene una habilidad básica para evaluar probabilidades.

“La existencia de esta capacidad en individuos que no tienen una educación formal muestra que todos los humanos comparten un sentido de la probabilidad, igual que comparten un sentido del número”, declara Vittorio Girotto, del Centro para la Investigación Experimental en Gestión y Economía de la Universidad Iuav de Venecia, en Italia, responsable de este trabajo que publicó ayer la revista Proceedings of the National Academy of Sciences ofthe United States of America (PNAS), y que resume Sinc.

Este hallazgo indica que la capacidad de evaluar probabilidades no depende de la escolarización ni de la cultura, sino que “surge espontáneamente en el curso del desarrollo cognitivo” y, según el científico italiano, “es probable que otorgue ventajas adaptativas”.

Una de las investigadoras de su grupo, Laura Fontanari, pasó un año en Guatemala y contactó con profesores del programa nacional de alfabetización, que ayudaron a reclutar a los participantes. Por eso, los experimentos se llevaron a cabo con población maya.

Un ejemplo de estas pruebas sirve para ilustrar la investigación. A un individuo se le presentan dos cajas y sabe que si saca una ficha roja de una de ellas, obtendrá un premio. La caja de la izquierda contiene una proporción más grande pero un número total inferior de fichas ganadoras, por ejemplo, 9 rojas de un total de 12, frente a 12 rojas de un total de 48 en la caja de la derecha. Al no tener nociones de matemáticas, no puede hacer una evaluación precisa de la cantidad de fichas y mucho menos de la proporción de fichas ganadoras en las dos cajas. Sin embargo, posee un sentido de la probabilidad que le hace elegir la caja de la izquierda, ya que le ofrece más posibilidades de ganar.

Cambios en la enseñanza

“Esto es lo que hicieron los individuos mayas, demostraron que son capaces de predecir la ocurrencia de resultados aleatorios”, afirma Vittorio Girotto.

Para el investigador, las conclusiones de su investigación sugieren la conveniencia de introducir cambios en los planes educativos.

“En los países occidentales, los niños se forman en probabilidad y combinatoria hacia el final de la escuela primaria”, comenta, “pero si los que están en edad preescolar y los adultos no alfabetizados tienen sentido de la probabilidad, los niños podrían aprender estas materias en una fase temprana de escolarización, justo cuando empiezan a dar aritmética”.

Los estudios de la Universidad Iuav en Guatemala son los primeros que indagan sobre la capacidad de los individuos sin escolarizar de razonar sobre eventos inciertos. A partir de ahora, “tenemos la intención de probar esta capacidad en otros grupos indígenas, tanto en adultos como en niños, de América Latina”, apunta el investigador.

Otras habilidades matemáticas de nacimiento

Estudios previos habían identificado otras habilidades matemáticas en bebés (un "sentido numérico primitivo") y también conceptos geométricos innatos, en este caso en niños y adultos de la tribu amazónica Mundurukú.

Referencia bibliográfica:

Laura Fontanari, Michel Gonzalez, Giorgio Vallortigara y Vittorio Girotto: Probabilistic cognition in two indigenous Mayan groups. PNAS (2014). DOI: 10.1073/pnas.1410583111.


Martes, 4 de Noviembre 2014
SINC/T21
Artículo leído 1547 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >