Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El ser humano obedece ciegamente a las órdenes de hacer daño

La repetición del experimento de Milgram confirma que todavía la autoridad subyuga a la moral


En los años 60 del siglo XX, el psicólogo Stanley Milgram realizó un controvertido experimento con el que demostró que la obediencia a las órdenes de una autoridad está por encima de la moral de casi cualquier individuo. Personas normales que creían estar aplicando dolorosas corrientes eléctricas a otras personas (en realidad actores que fingían estar sufriendo) no se detuvieron, y siguieron haciendo daño hasta que se les ordenó. Ahora, un experimento similar acaba de arrojar resultados similares: en cincuenta años, apenas nada ha cambiado en este sentido, aún “la férrea autoridad se impone a los fuertes imperativos morales de los sujetos de lastimar a otros”. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Experimento de Milgram: El investigador (V) persuade a L para que dé lo que éste cree son descargas eléctricas dolorosas a S,  que en realidad es un actor. Fuente: Wikiemedia.
Experimento de Milgram: El investigador (V) persuade a L para que dé lo que éste cree son descargas eléctricas dolorosas a S, que en realidad es un actor. Fuente: Wikiemedia.
En los años 60 del siglo pasado, un psicólogo de la prestigiosa Universidad de Yale llamado Stanley Milgram realizó un controvertido experimento que fue bautizado como Experimento de Milgram.

El fin de la prueba era medir la buena voluntad de un participante para obedecer las órdenes de una autoridad, incluso cuando dichas órdenes entrasen en conflicto con su conciencia personal.

Los experimentos comenzaron en julio de 1961, un año después de que Adolf Eichmann fuera juzgado y sentenciado a muerte en Jerusalén por crímenes contra la humanidad durante el régimen nazi en Alemania.

Milgram estaba intrigado acerca de cómo un hombre completamente normal, e incluso aburrido, y que no tenía nada en contra de los judíos había podido ser un activo partícipe del Holocausto.

La curiosidad de Milgram

La curiosidad obligó a este psicólogo a llevar a cabo un experimento, en el que los participantes creyeron que estaban probando los efectos del castigo en el aprendizaje.

El Experimento de Milgram consistió en que un voluntario debía infringir daño a otro voluntario, que en realidad era un actor compinchado con el investigador y que simulaba dolor, sin que el otro voluntario fuera consciente del engaño.

Situado el actor en un módulo de cristal visible para el primer participante, se le colocaban electrodos a través de los cuales el primer voluntario debía enviar corrientes eléctricas al actor, corrientes que supuestamente eran extremadamente dolorosas. Estas corrientes iban aumentando de intensidad, mientras el actor hacía que sentía cada vez más dolor.

Los participantes se iban poniendo nerviosos de ver sufrir al otro, pero seguían obedeciendo al investigador, al menos hasta cierto punto.

Ahora, casi medio siglo después de que se desarrollara este experimento, otro psicólogo de la Santa Clara University, de Estados Unidos, ha descubierto que nada ha cambiado: la gente sigue dispuesta a hacer daño a otros, si se lo ordena una figura autoritaria.

Obediencia universal

Según la American Psychological Association, Jerry M. Burger repitió el Experimento Milgram demostrando que las tasas de obediencia ciega a la autoridad –por encima del dolor que esté sintiendo la otra persona- son tan sólo ligeramente más bajas que hace cincuenta años.

Por otro lado, la investigación demostró que no había diferencias en el grado de obediencia entre hombres y mujeres.

En la revista especializada American Psychologist, que pertenece a la American Psychological Association, ha aparecido un artículo en el que se explican estos resultados.

Según Burger, la copia del experimento ha demostrado que los mismos factores de situación que afectaban a la obediencia en el Experimento de Milgram siguen funcionando en la actualidad.

Milgram descubrió que, tras escuchar los primeros gritos de dolor del participante (actor) al aplicarle corrientes de 150 voltios, el 82,5% de los participantes seguían administrando descargas. Y de ese porcentaje, el 79% continuó haciéndolo, hasta los 450 voltios. En la réplica experimental de Burger, los porcentajes fueron similares, aunque las corrientes fueron aplicadas sólo hasta los 150 voltios.

Variaciones en la prueba

Las técnicas de Milgran fueron muy debatidas al publicarse los resultados de su experimento. Como resultado, existe actualmente un código ético para la experimentación psicológica, y ningún estudio utilizando procedimientos idénticos a los de Milgram había sido publicado en más de tres décadas, según Burger.

Este investigador introdujo una serie de variables en la prueba para lograr la aprobación institucional para su trabajo: la limitación a 150 voltios de las descargas (en lugar de hasta 450 voltios) fue una de ellas. Ese punto en las descargas es el más crítico, porque es cuando comienzan a aparecer más resistencia por parte de los participantes.

Además, en el estudio de Burger, se les repitió a los participantes que podían abandonar el experimento en cualquier momento, y que recibirían el dinero aunque lo dejasen a la mitad.

Por último, para que los voluntarios creyesen que las descargas eléctricas eran reales, se les suministró una descarga de 15 voltios (en el Experimento de Milgram las descargas “cebo” fueron de 45 voltios). A pesar de los cambios, las pruebas demostraron que la bondad no gana aún a la obediencia.

Resultados similares en experimento virtual

El Experimento de Milgram ha sido tan controvertido que se han llegado a realizar simulaciones virtuales de él. Tal y como explicamos hace un tiempo en Tendencias21, el University College de Londres repitió en un entorno virtual dicho experimento con personajes reales y virtuales.

En este caso, los voluntarios sabían que los que sufrían las descargas eléctricas eran personas irreales. Una parte de ellos se comunicó con los personajes virtuales a través de un interfaz textual, y un segundo grupo fue introducido en un entorno gráfico, en el que podían ver a su interlocutor: la representación tridimensional de una mujer.

Los resultados, publicados en PlosOne fueron los siguientes: en el primer grupo todos los participantes administraron las 20 descargas eléctricas que se les pidió. En el segundo, tres personas aplicaron 19 descargas, mientras que otras tres provocaron, respectivamente 9, 16 y 18.

La mitad del segundo grupo admitió que había deseado detenerse, pero, de nuevo, la autoridad venció a sus propios impulsos. Aunque la finalidad de esta prueba era probar si es útil la realidad virtual para la investigación psicológica, de nuevo se recogieron resultados similares a los informados por Milgram y Burger.

Según lo describió Milgram, la férrea autoridad se impone a los fuertes imperativos morales de los sujetos de lastimar a otros y, aún con los gritos de las víctimas sonando en los oídos de los participantes, la autoridad subyuga con mayor frecuencia. La extrema buena voluntad de los adultos de aceptar casi cualquier requerimiento ordenado por la autoridad constituye el principal descubrimiento de estos experimentos.


Sábado, 20 de Diciembre 2008
Artículo leído 20218 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por ISmael el 20/12/2008 15:38
Ya lo había oído antes o visto en un programa creo que de Punset. Pero me queda la duda de saber si obedecerán por el hecho de que hay una persona que te apoya (es decir 2 personas) contra uno o por el hecho en sí de que sea una autoridad.

2.Publicado por Kelly Orillac el 20/12/2008 19:34
Hace unos meses no recuerdo si fue el discovery channel o national geographic, presentó un documental al respecto, a mi me espantó y es que aunque algunos sentian remordimientos por infringir dolor no paraban de hacerlo. Saludos.

3.Publicado por alvario el 21/12/2008 23:34
yo se lo haría a los humanos, a animales no humanos sin embargo, de ninguna manera...

4.Publicado por Alberto Rodriguez-Sedano el 22/12/2008 13:02
La importancia de la teoría de Milgram radica en que se irresponsabiliza a la identidad que lleva a término la acción. Es un asunto con gran interés filosófico sobre la cuestión de la ética de la elección.

5.Publicado por diego el 23/12/2008 20:10
Me parece que el estudio es acertado y demuestra lo que se queria... aunque tendriamos que tomar en cuenta hasta que punto variaria la investigacion, si el participante esta conciente de que el otro voluntario (o sea el actor) sabia que el de alguna manera el recibiria esas descargas.

Me quedo con esa duda, si alguien quiere debatir, bienvenidos sean los comentarios.

Gracias

6.Publicado por ana montero quispe el 28/12/2008 20:58
esmuy interesante me gusto este tema felicitaciones al que lo puso en internet.

7.Publicado por Juan Díaz Núñez el 06/01/2009 22:33
NO. Primero, el detalle histórico y técnico del experimento de Milgran esta distorsionado. Segundo: los seres humanos NO obedecen ciegamente a la autoridad, a menos que sientan que el experimentador u operador, vulgo, militar, PUEDA inflingirles un daño equivalente. Lo lamento, pero a este paso los libros de texto serán más y más distorsionados por el papel virtual, y lo mismo acaeció cuando pasamos (como humanidad) del Papiro al papel de hoja.

8.Publicado por Rodrigo el 11/01/2009 03:41
Francamente creo que estos resultados son ciertos, basta ver la situación política en muchos países. Sin embargo lo mas escabroso de todo es la moral de los lideres que bien por intereses personales o simple locura, pueden llevar al sufrimiento y a largo plazo al calapso a toda una sociedad.

9.Publicado por Samuel Franco Domínguez el 13/01/2009 19:50
He leído algo parecido pero con animales en los que se demuestra que ellos se comportan mejor que nosotros en situaciones similares.

Aunque aqui no se trataba de la obediencia, lo cuento:
A un grupo de monos se les enseñó a consguir comida pulsando una palanca en una jaula. Después se les mostró que a la vez que conseguían la comida un congénere enjaulado a su lado recibía un baño de agua fría, algo que a la especie en cuestión les aterroriza. Todos los animales redujeron su ingesta de comida e incluso perdieron peso para no tener que contemplar a su congénere sufriendo, para evitar un castigo posterior por su parte o porque realmente fueron capaces de tener un razonamiento ético.
El experimento se repitió pero esta vez el animal sufridor no era otro mono sino un conejo y aún así se obtuvieron los mismos resultados.

10.Publicado por Mónica Lazzatti el 20/01/2009 14:48
Al leer cómo comenzó el planteo del problema en la investigación de Stanley Milgram, con el Holocausto, me vino a la memoria una frase de Mariano Moreno:

"Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos sin destruir la tiranía."

La obediencia como así también la libertad son atributos que se alimentan y fortalecen con la educación, los medios, la salud, el trabajo, la justicia, etc. Progresivamente a través de estas y otras vías, casi sin darnos cuenta, podemos caer en la trampa de creer que lo que estamos haciendo es lo que queremos, y no lo que otros nos imponen...

11.Publicado por Doppelt_Ganger el 06/04/2009 18:48
no se, me parece q las distintas variaciones reducen el alcance del estudio al introducir factores como la constancia de la recompensa (o su existencia, ya q no se como se manejo eso en el original) y Juan Diaz Nuñez, en el original habia una posibilidad latente de amenaza a quien daba los choques???

la limitacion a la investigacion puede ser molesta en casos como este en la cual puede chocar con la moral y "etica investigativa"

12.Publicado por socrafan el 12/05/2009 09:24
cuatro palabras: tortura,ejército, guerra, terrorismo

13.Publicado por marcos el 20/10/2010 16:51
Creo que y contestando a Diego, que el que envia corriente al otro, aun sabiendo que es un actor consciente de ello, no quita que pueda haber en nosotros grados de perversidad y gozo haciendo sufrir al otro, forma parte de nuestra inteligencia no emocional, creo alli se suprime la actividad neuronal del limite de hacer daño, se inhibe parte de ello, pero tambien creo que en sujetos que se programen para no dañar a otros se puede impedir que otros aunque te orden hagas daño a los demas, por eso no creo estos experimentos sean tan reales y totales en todos los casos.-
Y ademas el miedo juega por dentro de nuestro inconsciente sin duda, este señor miedo es causa de muchos males y encubre a miles de poderosos que parecen tener el control y dominio de la gente, seres humanos hoy y siempre, con dinero, poder, etc.- Ni hablemos de los militares que desde jovenes son entrenados para matar, defenderse pero matar si es necesario, no tanto disuadir al otro, o escapar, mas hoy que muchos experimentos se hacen en nombre de la PAZ, con elementos tecnologicos de avanzada, biologicas, electromagneticas con accion cerebral, de proyeccion a traves de satelites sobre poblaciones enviando señales de baja intensidad pero que llegan al cerebro para dominio y control del mismo, y tambien hoy hay grandes pruebas para eliminar recuerdos y reemplazar memoria, ojo, el ser humano es bastante depredador y primitivo aun, ley de supervivencia, darwinismo social , del mas astuto y no del mas apto.-
La famosa OBEDIENCIA DEBIDA , codigo militar, se puede romper si predominan valores morales y espirituales que tenemos aunque muchos lo nieguen y no hablo solo de religion, la espiritualidad incluye el amor al otro, sin hablar aqui de homosexualidad o no, en general digo, y este sentimiento vence a miedo y no provoca por ende una conducta agresiva o dañosa, salvo casos de enfermos u obsesiones.-
Pero claro, el amor no vende, no genera consumo masivo de chatarra electronica, no es negocio por eso esta dejandose de usar en su esencia, hoy el robotismo y mediatismo esta reemplazando al mismo, y no confundamos amor con sexo, para mi el sexo es una parte de las ramas del amor.-
No creo este experimento sea definitivo, es una prueba mas de obligar a los humanos a destruirnos, de romper el equilibrio psicologico, cerebral y mental de armonia.-

Pronto nanohombres, soldados robots reemplazaran al ser humano en guerras y en otras cuestiones, seres hibridos que ya estan en marcha, y sera dificil frenar esto, pues la nanotecnologia actua de maneras buenas y malas, segun quien y para que la apliquen dentro de nuestro cuerpo,. (chips, verichips, etc).-MARCOS

14.Publicado por marcos el 20/10/2010 18:26
Aguardo publicacion de mi comentario hoy sobre este tema, gracias, creo todos tenemos libertad de pensamiento y expresion de ideas no solo basadas en la ciencia pura, logica y racional, hay mas alla que trasciende todo eso, lo he comprobado muchas veces, no todo descansa en el cerebro sea cual fuere su area, el cerebro solo es una antena a otras realidades y dimensiones, demostrado por scaneres y tomografos de ultima generacion, lean algo mas alla de esta teoria que en parte es cierta y en parte deja huecos que llenar.-
La meditacion y oracion, programcion mental , etc, puede impedir cualquier invasion a que deseen someternos, militares o no, hoy mismo hay cientos de proyectos y experimentos que se llevan a cabo y no solo la teoria de Milgran.- El mismo organismo nuestro tiene tanto mecanismos de autodestruccion como de rechazo a cualquier invasion a nuestro cerebro, adn, genes, etc, y se defiende AUN CONTRA LOS NANOTUBOS DE CARBONO que ya comenzaron a dar señales de ello,. o sea nuestro sistema inmune ataca todo lo que nos perturba y esta programado contra todooo, aunque intenen frenarlo, de pronto despierta y actua de nuevo, VEAN UN EJEMPLO DE ESTO EN LA PANDEMIA DE GRIPE DEL AÑO 18 , mal llamada FIEBRE ESPAÑOLA, pues se origino en KANSAS, CAMPAMENTO MILITAR, solo que ESPAÑA dio a conocer dicha peste, y que causo 50 millones de muertes?? no la pandemia ni virus, sino nuestro propio organismo, probado esto luego de extraerse en ALASKA DE UNA MUJER ESQUIMAL, en el año 2003 y analizado en laboratorios estadounidenses, que UNA TORMENTA DE CITOQUINAS, o sea una exagerada reaccion de nuestros linfocitos y celulas macrofagas mataron a esa gente, por defenderlos, claro, fue demasiada exagerada la misma, como ven nuestro cuerpo esta preparado a todo contra todooo,.MARCOS.-

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria