Conéctese Regístrate


21/10/2014

Tendencias 21
25 Aniversario




El turismo cultural impulsa el 37 por ciento de los viajes

Esta especialidad turística incrementa la identidad y los beneficios locales en cualquier parte del mundo en que se desarrolle


Atracciones, bienes, servicios y eventos culturales se constituyen en los ejes de diferentes puntos turísticos de todo el planeta. El turismo cultural sigue creciendo en importancia en distintos países, destacándose ejemplos como el de la localidad de Whistler, en Canadá, donde un verdadero multicentro cultural se ha transformado en el principal punto de atracción de la zona. Por Pablo Javier Piacente.



El Squamish Lil'wat Cultural Centre formará parte del nuevo polo cultural de Whistler, que girará en torno al futuro museo de arte. Imagen: Squamish Lil'wat Cultural Centre.
El Squamish Lil'wat Cultural Centre formará parte del nuevo polo cultural de Whistler, que girará en torno al futuro museo de arte. Imagen: Squamish Lil'wat Cultural Centre.
La trascendencia del turismo cultural continúa incrementándose en todo el mundo, provocando que monumentos, instituciones o actividades culturales se conviertan en el sello identificatorio de distintas ciudades o regiones . En Canadá, la localidad de Whistler trabaja en el desarrollo de un multiespacio cultural que ha cambiado para siempre el perfil turístico de la zona y que funciona como un imán para los visitantes.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), el turismo cultural incluye “la inmersión en la historia natural, el patrimonio humano y cultural, las artes y la filosofía, y las instituciones de otros países o regiones”. Sin embargo, muchos especialistas sostienen que esta definición debería ser más amplia.

De acuerdo a un artículo de Anne Boucher publicado en la revista “Pensar Iberoamérica”, editada por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), si se considera al turismo cultural como el motivado exclusivamente por viajes de descubrimiento del patrimonio, sobre principios del siglo XXI la OMT indicaba un incremento de esta especialidad turística en torno al 15%. Sin embargo, si también se tienen en cuenta otras visitas culturales que exceden lo patrimonial este tipo de turismo concentraba el 37% de los viajes.

Tanto la OMT como la OEI han destacado en distintos documentos el papel primordial del turismo cultural para lograr mayor equidad social en zonas en desarrollo, así como para potenciar el diálogo intercultural. Al mismo tiempo, el gran desafío es integrar el desarrollo socioeconómico de las comunidades locales con la preservación del patrimonio natural y cultural.

Un polo cultural con impacto en el turismo

La villa de Whistler, ubicada en Canadá y conocida por su estación alpina, es un ejemplo a destacar en cuanto al aprovechamiento del turismo cultural para impulsar, al mismo tiempo, el crecimiento económico, la educación y la recreación, obteniendo un perfil definido para la localidad como destino turístico que trasciende su histórica relación con el esquí.

Según un artículo publicado en el medio local Pique Newsmagazine, el gobierno de la provincia de British Columbia otorgó a Whistler un fondo de 34 millones de dólares (25,96 millones de euros) para apoyar al turismo. La localidad ha invertido el dinero en distintas iniciativas culturales como festivales y eventos, además de redefinir la Plaza Olímpica de la villa (herencia de las Olimpiadas de Invierno 2010) para otorgarle un nuevo perfil cultural.

Con una inversión de 340.000 dólares (alrededor de 260.000 euros) en lo que va de 2012, la Plaza Olímpica ha sumado nuevas atracciones como un parque infantil o renovadas piezas arquitectónicas que se han convertido en un imán para los turistas y para los mismos habitantes del lugar, logrando incrementar el compromiso de la comunidad en torno al plan cultural en desarrollo.

Al mismo tiempo, un museo de arte de 2.500 metros cuadrados que se construirá en Whistler se transformará en el hogar permanente de la extraordinaria colección artística privada de Michael Audain y su esposa, Yoshiko Karasawa. La colección incluye cientos de obras de artistas de renombre internacional, como Emily Carr, Jeff Wall, Brian Jungen y Andy Warhol.

La Plaza Olímpica de Whistler y su nueva infraestructura, que ha incrementado su atractivo. Imagen: Canal de Resort Municipality de Whistler. Fuente: Flickr.
La Plaza Olímpica de Whistler y su nueva infraestructura, que ha incrementado su atractivo. Imagen: Canal de Resort Municipality de Whistler. Fuente: Flickr.
Identidad, cultura y turismo

El futuro museo de arte será el epicentro de un verdadero multiespacio cultural, que incluirá además una gran plaza pública (Millennium Place), teatro abierto y galería de arte, que se complementarán con el centro cultural Squamish Lil'wat Cultural Centre. Este plan cultural ha sido impulsado por la alcalde Nancy Wilhelm-Morden, que además incluyó este proyecto en su plataforma electoral.

Los funcionarios locales creen que el nuevo museo de arte y el polo cultural generado a su alrededor no solamente colocarán a Whistler en el mapa artístico y cultural mundial, sino que incrementarán directamente el número de visitantes, atrayendo a nuevos turistas. Además, potenciarán la relación con los visitantes habituales, que tendrán una nueva excusa para volver a Whistler y para quedarse más tiempo en la localidad, generando más ingresos económicos en la zona.

Pero fuera de Canadá también se concretan distintos esfuerzos en torno al turismo cultural. En Bali, Indonesia, un artículo del medio thejakartapost.com indica que existe preocupación en la sociedad local en torno al escaso aprovechamiento de la rica herencia cultural de la isla en términos turísticos, que hasta el momento solamente parece decidida a explotar sus playas y bienes naturales.

Para el catedrático Adrian Vickers, profesor de la University of Sydney y autor del libro “Bali: a paradise created”, las experiencias culturales continúan dejándose en un segundo plano frente a los tratamientos de belleza, al rafting, al buceo o a los paseos en bote, provocando que Bali sea percibido genéricamente como un resort tropical, que podría estar localizado en cualquier otro sitio cercano al Ecuador. Su identidad podría reafirmarse si se tuvieran más en cuenta las edificaciones, los ritos y el arte que hacen a la esencia cultural de la región.

Pablo Javier Piacente
Pablo Javier Paciente, periodista de Tendencias21 y redactor freelance para diversos medios. Saber más del autor

Lunes, 22 de Octubre 2012
Artículo leído 2828 veces

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >




Forma parte de nuestra comunidad y contribuye al desarrollo e independencia de los contenidos de Tendencias21. Opta a becas.