Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Envían un mensaje de texto usando vodka

Científicos demuestran que la comunicación molecular a través de alcohol evaporado funciona


Un equipo de científicos del Reino Unido y de Canadá ha creado un sistema para codificar cualquier texto genérico en moléculas de alcohol evaporadas, es decir, para enviar mensajes a través de vaporosas nubes de alcohol (en concreto, usaron el vodka). Los investigadores aseguran que el sistema podría servir para establecer comunicaciones en entornos dispares, como el interior del cuerpo o los túneles submarinos. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


Imagen: Luk Cox. Fuente: PhotoXpress.
Imagen: Luk Cox. Fuente: PhotoXpress.
Un equipo de científicos de la Universidad de Warwick (Reino Unido) y de la York University de Canadá ha creado un sistema para codificar cualquier texto genérico en moléculas de alcohol evaporadas, es decir, para enviar mensajes a través de vaporosas nubes de alcohol.

"Imagina poder enviar un mensaje usando perfume… Es algo que parece propio de una novela de suspense, pero en realidad es una manera increíblemente sencilla de comunicarse", afirma uno de los autores del trabajo, el investigador Weisi Guo, en un comunicado de la Universidad de Warwick.

Más allá de las novelescas posibilidades de este sistema molecular de comunicaciones, que funciona como la comunicación animal a través de feromonas, los investigadores creen que su dispositivo podría usarse para la transmisión de mensajes y datos en entornos a los que no llegan las ondas electromagnéticas, como el interior de estructuras subterráneas o submarinas.

“Por ejemplo, la reciente obstrucción masiva del sistema de alcantarillado de Londres podría haber sido detectada antes sin implicar a trabajadores, simplemente enviando robots equipados con este sistema de comunicación molecular ", explica por su parte otro de los responsables del invento, el profesor Andrew Eckford, de la Escuela de Ingeniería Lassonde‎ de la York University.

Cómo se hizo

En la primera demostración realizada con este sistema, se usó el vapor del vodka para “lanzar” una parte del himno nacional de Canadá por un espacio abierto de cuatro metros. Al otro lado, este himno fue decodificado por un receptor.

Todo ello implicó un hardware que cuesta unos 75 euros y que consiste en lo siguiente. Por un lado, está el transmisor del sistema, que se controla a través de una plataforma de hardware libre -Arduino Uno- diseñada para facilitar el uso de la electrónica en proyectos multidisciplinares.

Lo que hace esta plataforma es convertir cualquier mensaje de texto en una secuencia binaria, de ceros y unos. Posteriormente, para transformar ese código binario en señales químicas, se usó una espray electrónico –DuroBlast- que puede dispersar una gran variedad de productos químicos líquidos.

Luego está el receptor, que también está controlado por un microcontrolador de código abierto Arduino Uno y además cuenta con tres sensores de alcohol que detectan esta sustancia, gracias a una capa de metal-óxido-semiconductor. Cada uno de estos sensores tiene una sensibilidad, una potencia y diagramas de circuitos operacionales diferentes.

Las señales químicas –que se correspondían con la secuencia binaria del mensaje- se transmitieron usando el alcohol presente en el vodka, y se enviaron a través del laboratorio, con la ayuda de un ventilador de mesa. A continuación, fueron demoduladas por un receptor que mide la tasa de cambio en la concentración de las moléculas de alcohol para atribuir un valor del código binario a dichos cambios. Los científicos constataron que enviando un bit cada cinco segundos, la transmisión resultaba muy fiable, siempre que se hiciera a distancias de entre uno y cuatro metros.

Potenciales aplicaciones

En un artículo publicado en la revista PLOS ONE, los investigadores afirman que su sistema viene a llenar un vacío importante en la literatura sobre comunicación molecular, al proporcionar una plataforma de bajo coste para probar modelos teóricos.

Pero, además, según Weisi Guo este método de comunicación molecular “podría usarse para la comunicación a escala nanométrica, por ejemplo, en medicina, disciplina cuyos avances más recientes señalan que sería posible integrar sensores en los órganos del cuerpo o crear robots en miniatura para que lleven a cabo una tarea específica, como dirigir fármacos contra células cancerosas”.

Referencia bibliográfica:

Nariman Farsad, Weisi Guo, Andrew W. Eckford. Tabletop Molecular Communication: Text Messages through Chemical Signals. PLOS ONE (2013). DOI: 10.1371/journal.pone.0082935.

Viernes, 20 de Diciembre 2013
Artículo leído 3801 veces




Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >