Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Es un momento trascendental para la física, afirman científicos españoles

El hallazgo del bosón de Higgs hace por fin consistente el Modelo estándar que explica el universo


España es uno de los principales contribuyentes al CERN, tanto en presupuesto como en talento investigador. Sobre el reciente y sonado hallazgo del bosón de Higgs, los expertos españoles opinan que nos encontramos en un momento trascendental para la física, ya que este bosón era el único ingrediente aún no verificado del llamado Modelo estándar de la física de partículas. Este Modelo permite conocer, comprender y anticipar el funcionamiento y el comportamiento del Universo.





Desintegración del Higss. Fuente: CMS (CERN).
Desintegración del Higss. Fuente: CMS (CERN).
España es uno de los principales contribuyentes al CERN, tanto en presupuesto (el 8,11% de las aportaciones en 2012) como en talento investigador.

Además de haber diseñado y construido varios subdetectores, los grupos españoles participan de forma destacada en la operación y mantenimiento del LHC, así como en la recogida y análisis de las colisiones producidas por los experimentos, incluidas las que pueden conducir a la confirmación definitiva del bosón de Higgs.

De hecho, dos investigadoras españolas, Martine Bosman y Teresa Rodrigo, presiden, respectivamente, los consejos de colaboración de los experimentos ATLAS y CMS que han hecho posible el hallazgo de la nueva partícula.

Los grupos españoles en ATLAS han estudiado diferentes estados finales resultado de la desintegración de la partícula de Higgs en dos fotones, dos leptones taus, dos quarks bottom, y dos bosones Z o W.

En el caso de CMS, destaca la participación en el análisis del canal de desintegración del higgs en bosones WW, así como en canales asociados a la desintegración en bosones ZZ.

Los físicos españoles, tanto los que han desempeñado un papel relevante en estos dos experimentos como todos los demás, también están emocionados por el descubrimiento y ansiosos por seguir adelante.

Alberto Casas, del IFT UAM/CSIC. Fuente: SINC.
Alberto Casas, del IFT UAM/CSIC. Fuente: SINC.
“Se cierra un capítulo de la historia de la física fundamental”

Según Alberto Casas, director del Instituto de Física Teórica UAM/CSIC, "el descubrimiento anunciado en el CERN es trascendental para la física de partículas y para la ciencia en general, ya que todo está hecho de partículas.

El bosón de Higgs era la última pieza importante por descubrir del llamado Modelo Estándar, es decir, la teoría que tenemos para describir el comportamiento de las partículas. Esta teoría funciona a las mil maravillas, excepto por el hecho de que no se había encontrado el bosón de Higgs.

Pero esta pieza que faltaba es esencial para que todo encaje, para que la estructura del Modelo Estándar sea consistente. Más concretamente, el descubrimiento del bosón de Higgs nos reafirma en el mecanismo teórico por el que creemos que las partículas adquieren masa; una cuestión absolutamente fundamental.

Por otro lado, estrictamente, lo que se acaba de descubrir es una partícula con una masa –unas 134 veces la de un protón–, en el rango esperado para el bosón de Higgs. Además la partícula presenta otras propiedades, como el spin y la forma en la que se desintegra, en acuerdo con lo predicho teóricamente para un bosón de Higgs. Pero este aspecto no está aún completamente confirmado, y para estar seguros de ello habrá que esperar aún algún tiempo, del orden de tres o cuatro años.

Sin embargo, sea el bosón de Higgs predicho por el Modelo Estándar o un bosón con propiedades algo diferentes –lo cual supondría un reto excitante–, el hallazgo seguirá siendo trascendental para la física de partículas. Podemos decir que hoy se cierra un capítulo de la historia de la física fundamental y se abre uno nuevo".

Teresa Rodrigo, del IFCA (CSIC-UC). Fuente: SINC.
Teresa Rodrigo, del IFCA (CSIC-UC). Fuente: SINC.
"De momento no hay nada que nos permita dudar de que es el bosón de Higgs"

Teresa Rodrigo, investigadora del Instituto de Física de Cantabria (IFCA, CSIC-UC), afirma que “sin duda es un momento único para la física. Yo creo que en todos nosotros quedaba siempre un atisbo de duda de que el higgs existiera.

Todos los datos apuntaban a ello, pero esta nueva 'especie' de partícula es verdaderamente singular. Esperemos que este descubrimiento no sea mas que el comienzo de un fructífero programa en el LHC.

También creo que es muy importante destacar el triunfo que supone la colaboración internacional en este proyecto. Se trata de un ejemplo de buen hacer, eficacia y optimización de recursos.

El próximo paso, como en todo gran descubrimiento, es estudiar detenidamente y con suficiente estadística las características y propiedades de este bosón.

Por el momento creemos no hay nada que nos permita dudar de que es el tan esperado bosón de Higgs del Modelo Estándar de física de partículas, pero hay que estudiar bien sus propiedades y confirmar su naturaleza. Este trabajo ya ha comenzado”.

Marcos Cerrada. CIEMAT/CPAN. Fuente: SINC.
Marcos Cerrada. CIEMAT/CPAN. Fuente: SINC.
“Hemos encontrado el Higgs o algo muy parecido”

Según Marcos Cerrada, investigador del CIEMAT y co-coordinador del Centro Nacional de Física de Partículas, Astropartículas y Nuclear (CPAN), "cuando en 1964 se propuso el mecanismo de Higgs, se planteó un problema que ahora, tras este largo recorrido, está a punto de resolverse. El bosón de Higgs era el único ingrediente que todavía no había podido ser verificado experimentalmente en el modelo estándar –el marco teórico que tenemos en física de partículas–. Uno de los objetivos del LHC era precisamente resolver si el bosón de Higgs existía o no.

El comunicado oficial del CERN ha sido bastante cuidadoso en no decir que hemos descubierto el bosón de Higgs, pero lo que está diciendo es que la evidencia de los dos experimentos ATLAS y CMS realmente es suficiente para anunciar que se ha descubierto una nueva partícula. La única duda que queda por resolver es si es el bosón de Higgs o algo un poco más exótico; lo que en inglés denominan como higgs-like: no es el higgs, pero es algo que se le parece mucho.

Se abre así una nueva etapa. El futuro de los experimentos de altas energías en el LHC será estudiar esta nueva partícula, ver sus propiedades, determinar si es el bosón de Higgs del modelo estándar o algo más complicado. Lo que ya parece claramente descartado es que realmente no haya nada, que era uno de los temores que muchos científicos tenían hace un año. Podemos decir que hemos encontrado realmente algo que es el higgs o muy parecido".

Carmen García. IFIC (CSIC-UV). Fuente: SINC.
Carmen García. IFIC (CSIC-UV). Fuente: SINC.
“No es ni mucho menos el final de la historia”

Carmen García, investigadora del Instituto de Física Corpuscular (IFIC, CSIC-UV) afirma que “estamos viviendo un momento histórico, fruto del esfuerzo de una amplia comunidad de científicos que durante más de 20 años han aunado sus esfuerzos en un proyecto común. Los resultados que acabamos de presentar son espectaculares, prácticamente una semana después de tomar los últimos datos hemos sido capaces de anunciar esta descubrimiento. Esto ha sido posible gracias al buen funcionamiento del acelerador, de los detectores y de todo el sistema de computación.

La observación de esta nueva partícula no es ni mucho menos el final de la historia. Su descubrimiento es solo el primer paso para un amplio programa de estudios. Tenemos que entender cuáles son sus propiedades para ver si es el bosón de Higgs predicho en el Modelo Estándar o es otro tipo de bosón exótico.

No debemos olvidar que el LHC no solo se dedica a la búsqueda del bosón de Higgs para entender por qué las partículas elementales tienen masa. Hay una gran cantidad de preguntas para las que aún no tenemos respuesta, como por qué vivimos en un universo fundamentalmente de materia, qué materia compone el universo, etc. Estos son algunos otros temas del programa de LHC”.

Antonio Pich. CPAN. Fuente: SINC.
Antonio Pich. CPAN. Fuente: SINC.
“Si no fuera el higgs sería incluso más interesante”

Antonio Pich, coordinador del Centro Nacional de Física de Partículas, Astropartículas y Nuclear (CPAN), señala por su parte que “tenemos algo llamado Modelo Estándar que prácticamente explica todo lo que sucede a nivel microscópico, es decir, cómo está compuesto el mundo, qué fuerzas mueven las cosas. Es un modelo que tenemos desde hace muchos años, esta testado y funciona maravillosamente bien, pero tenía un fallo de salida y es que el modelo nos decía que todos los objetos del universo carecían de masa. Y si no tenemos masas, el átomo no puede existir, nosotros no podemos existir.

Hace casi 30 años los físicos tuvieron una serie de ideas para ver cómo, sin romper el modelo y manteniendo todas sus virtudes, se podía dotar de masa a los objetos del universo. Hacía falta introducir un nuevo campo diferente, que es el campo de Higgs. Y desde entonces lo hemos estado buscando, pero no se dejaba cazar.

El LHC se construyó con el objetivo prioritario de cazar ese objeto. Al principio no podíamos saber si iba a existir o no. En mi carrera científica, y tengo bastantes años, lo que hemos visto ahora es el avance científico más importante que he presenciado en física fundamental. Es algo nuevo que nos va a abrir muchas puertas.

El LHC no se ha acabado aquí, lo mejor empieza ahora. Ahora es cuando realmente vamos a aprender cosas y espero que muchas. El objeto descubierto tiene todas las características del bosón de Higgs. Si lo es, será uno de los logros mayores de la física. Si no lo es, sería incluso más interesante, porque sería una partícula tipo Higgs que soluciona el problema que hace falta –la generación de masa– pero al mismo
tiempo que nos cerraría un puzle, nos abriría otro. Al LHC le quedan años apasionantes”.

Mario Martínez. IFAE. Fuente: SINC.
Mario Martínez. IFAE. Fuente: SINC.
“Lo primero será hacerle a la nueva partícula su carnet de identidad”

Según Mario Martínez, investigador del Instituto de Física de Altas Energías de Barcelona (IFAE), “este es el descubrimiento científico más importante, junto con la expansión del universo, que se ha hecho en el siglo XXI. Para los físicos de partículas es algo que esperábamos desde hace 50 años y que abre unas posibilidades enormes a la hora de abordar temas que tenemos sobre la mesa como la materia oscura, la asimetría materia-antimateria o la posible existencia de supersimetría.

La supersimetría predice la existencia de partículas higgs-like, no solo una, sino una familia, y el hecho de haber descubierto una abre todo este campo. Se presentan años muy interesantes. Lo más prioritario es establecer qué tipo de partícula es, hacerle una radiografía. Hay que entender cómo interacciona con otras partículas, estudiar con más precisión su masa, sus números cuánticos… Es decir, hacerle su carnet de identidad.

La prioridad número dos, para experimentos como ATLAS y CMS en la frontera de la energía, es establecer la existencia de supersimetría, de un candidato para la materia oscura –también relacionado con supersimetría-, y establecer nuevas dimensiones espaciales.

¿Cómo interacciona la materia oscura con la ordinaria? Las teorías más populares establecen que el higgs podría ser esa partícula implicada en la interacción entre ambas materias, pero de momento son especulaciones”.

Javier Fernández. Universidad de Oviedo. Fuente: SINC.
Javier Fernández. Universidad de Oviedo. Fuente: SINC.
“Puede ser el higgs o una nueva física”

Por último, Javier Fernández, investigador de la Universidad de Oviedo (Gr. de Física Experimental de Altas Energías), señala que “el hallazgo supone la existencia de una nueva partícula con masa en torno a 125GeV que, en principio, es compatible y presenta propiedades idénticas a las esperadas por un bosón de Higgs de dicha masa, todo con una confianza de más del 99,9999%.

¿Pero es esto el bosón de Higgs? Todo apunta a que lo sea, pues se comporta como esperamos que lo haga de acuerdo a la teoría y dentro de las incertidumbres experimentales que tenemos. Sin embargo, la cautela nos obliga a decir que aun tenemos que verificar si realmente es cierto o es algo con las mismas propiedades pero no el higgs exactamente, si no una ‘nueva física’.

Es decir, tenemos que cambiar de la etapa de descubrimiento en la que estábamos hasta ahora, a la de caracterización y entendimiento de esta nueva partícula. De momento, yo creo que esta es la visión más prudente y generalizada, al menos dentro de la colaboración CMS en la que estamos involucrados. Los pasos siguientes serán la confirmación y caracterización de ese estado y, en particular, medir con precisión su masa y sus fracciones de desintegración así como otras propiedades como el espín, con la toma de datos que se reanudó el pasado lunes y que continuará hasta final de año”.


Viernes, 6 de Julio 2012
SINC/T21
Artículo leído 9892 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Mariano el 02/10/2012 13:15
Para los científicos citados en el artículo: Alberto Casas, Teresa Rodrigo, Marcos Cerrada, Carmen García, Antonio Pich, Mario Martínez y Javier Fernández , y los comentaristas interesados en el conocimiento de la ciencia honesta.
El problema de la masa de los cuerpos está sin resolver desde hace 300 años, cuando Newton predijo su existencia. Además, las tres leyes del movimiento de Newton se limitan a describir los procesos tal y como se perciben, pero no explican las causas que los originan.
En la primera ley, Newton no explicó la causa por la cual, en ausencia de fuerzas exteriores, los cuerpos se desplazan con velocidad uniforme. La energía cinética constante es la causa del movimiento uniforme, pues los cuerpos en reposo no tienen energía cinética.
Richard P. Feynman reconoció que; «debido a que las propiedades específicas independientes que tiene la fuerza no fueron descritas por Newton o por persona alguna, la segunda ley de Newton es una ley incompleta".
Según la tercera ley de Newton, cuando se ejerce una fuerza sobre un cuerpo, se cambia su estado de movimiento, y presenta una fuerza de oposición o reacción, que la física clásica atribuye a una misteriosa propiedad de los cuerpos que denomina inercia cuya causa es invisible. Sin embargo, Newton no explicó la causa de la aparición espontánea y misteriosa de las fuerzas de reacción opuestas, producidas cuando un cuerpo ejerce una fuerza sobre otro cuerpo. Esta fuerza de reacción se manifiesta de varias formas. Por ejemplo, cuando un cuerpo móvil choca contra otro en reposo, absolutamente rígido, Newton estableció que la fuerza de reacción era ejercida por el propio cuerpo en reposo. Se puede aceptar que el cuerpo móvil que choca tiene energía cinética que ejerce una fuerza sobre el cuerpo que está en reposo, pero la fuerza de reacción opuesta no puede ser ejercida por el propio cuerpo rígido en reposo, ya que los cuerpos rígidos son inertes e incapaces de ejercer fuerzas opuestas por si mismos, pues los cuerpos rígidos no tienen la virtud de extraer de su interior una fuerza que se opone a la acción exterior, pues cuando se ejerce una fuerza se aporta energía, pero el cuerpo rígido en reposo no puede aportar energía.
Sin embargo, no existen cuerpos absolutamente rígidos, pues todos los cuerpos son elásticos o deformables en mayor o menor grado. La deformación de un cuerpo elástico o deformable, en reposo o en movimiento, tiene que ser producida por dos fuerzas exteriores opuestas, ejercidas a los lados del cuerpo.
Existen procesos con los cuerpos deformables o elásticos en los que se aprecia claramente que la fuerza de oposición no es ejercida por el propio cuerpo elástico, sino que es ejercida desde el exterior, sobre el cuerpo elástico, por un agente invisible.
Se sabe que el rostro de los astronautas, acelerados por el cohete espacial en el despegue, se desplaza hacia atrás por efecto de la fuerza exterior de un agente invisible sobre el rostro del astronauta, que se opone a la fuerza que ejerce el cohete sobre el astronauta.
El cuerpo de un viajero se comprime contra el respaldo del asiento de un automóvil que está acelerando, por efecto de dos fuerzas opuestas: la fuerza del motor y la fuerza de dicho agente de oposición invisible.
Un cuerpo elástico se alarga al hacerlo girar (el giro implica cambio de dirección de la velocidad o aceleración centrípeta) debido al efecto de dos fuerzas iguales y opuestas: la fuerza centrípeta y a la fuerza de oposición invisible. Esta fuerza invisible se denomina fuerza centrífuga que algunos autores consideran, erróneamente, una fuerza ficticia. Una fuerza como la centrífuga, que contribuye a la deformación del cuerpo elástico, no puede ser ficticia.
En el choque de un cuerpo móvil contra otro cuerpo, elástico o deformable, en reposo, el cuerpo en reposo se deforma, pero el agente que ejerce la fuerza exterior opuesta es invisible.
Sabemos que al comprimir o alargar un cuerpo elástico mediante dos fuerzas externas iguales y opuestas, el cuerpo se deforma, y las moléculas internas ejercen, en los dos sentidos, fuerzas elásticas que se oponen a las dos fuerzas externas opuestas. Sin embargo, al ejercer una única fuerza externa, el cuerpo elástico se acelera y se deforma, de tal modo que una de las dos fuerzas elásticas se opone a la fuerza externa, pero la otra fuerza elástica tiene que oponerse a una fuerza exterior, que es invisible y opuesta a la fuerza exterior; es decir, en el espacio exterior, en el lado opuesto del cuerpo en donde se aplica la fuerza externa, tiene que existir un agente invisivble que ejerza una fuerza de oposición o de reacción, pero, entonces las partículas se aceleran a pesar de estar sometidas a dos fuerzas iguales y opuestas, contradicción que las leyes de Newton no resuelven, por lo cual, esas leyes no solo son meramente empíricas sino también incompletas.
Dado que la energía es la causa de la fuerza, el agente invisible exterior tiene que ser energía, es decir, el espacio exterior no está vacío sino lleno de energía invisible o energía oscura, que se comprime al iniciar el desplazamiento ejerciendo una fuerza de oposición, la cual, según la “Teoría Cuántica de la Energía Oscura” es la masa de las partículas. Cuando la energía del espacio comprimida alcanza una densidad lineal igual y opuesta a la fuerza externa, que coincide con la fuerza de oposición o de reacción, la partícula se detiene, pero la energía contigua está sin comprimir, por lo que se repite el desplazamiento discreto en la energía del espacio, propagándose una onda que denomino “onda de desplazamiento”. Por consiguiente, la partícula, a pesar de estar sometida a dos fuerzas iguales y opuestas, realiza desplazamientos discretos y se acelera. Esta es la base de la "Teoría Cuántica del Movimiento" que explica la aparente contradicción en la que las partículas se aceleran a pesar de estar sometidas a dos fuerzas iguales y opuestas,
Este proceso tiene un cierto parecido con el bosón de Higgs, tal y como explica Alberto Casas, científico español, investigador del CSIC, que ha trabajado en el CERN (Centro Europeo de Física de Partículas de Ginebra), en el programa “La noche en 24 horas”, del canal de televisión“24H” del 30/03/2010 cuya transcripción es la siguiente:

Pregunta del periodista Vicente Vallés: ¿En qué consiste la partícula de Higgs?

Respuesta de Alberto Casas: “La partícula de Higgs es realmente la última pieza que queda por descubrir del modelo standard, pero es una partícula muy importante, pues dentro del modelo estándar hay una teoría para explicar cómo las particulas adquieren masa. Si esa teoría es correcta, debería existir esta partícula, el bosón de Higgs. ¿Qué es el bosón de Higgs?. La manera en que las partículas adquieren masa dentro del modelo standard, es más o menos la siguiente. Existe una conjetura de que existe un campo que lo llena todo absolutamente, incluso el vacío, como si fuera un líquido viscoso que lo llenara todo, de tal manera que las partículas al desplazarse en el vacío, realmente friccionan con ese líquido que sería el campo de Higgs, y esa fricción dificulta su movimiento y hace el efecto como si fuera una masa. Así es como entendemos como las partículas adquieren masa. Ahora nos podemos imaginar que en esa especie de líquido generamos ondas. Hacemos una perturbación y se generan ondas. Esas ondas serian precisamente el bosón de Higgs. Una de los objetivos esenciales del LHC es, con estas energías tan grandes, agitar el vacío de alguna manera, como sacarlo de su sitio, por decirlo así, producir esas ondas y observar el bosón de Higgs, Así que de alguna manera si se encuentra no es una partícula más, es una partícula que filosoficamente tiene implicaciones.”

Sin embargo, la teoría del bosón de Higgs no explica la contradicción del hecho de que las partículas se aceleran a pesar de estar sometidas a dos fuerzas iguales y opuestas.

Saludos cordiales,

2.Publicado por joaquin ponce martinez el 25/12/2012 23:57
Creo, que como vengo diciendo; La Materia, es un "Accidente" de la energía, y aquella, abs;orbe a ésta, al igual que si se le aplica una fuerza, un movimiento; y/o energía externa, la materia, tiende a producir energía, que en algunos casos como el fuego y la madera, tiende a consumirse, sin embargo; en el caso que nos ocupa, sucede lo contrario; la Energía, produce masa, ¿Porque? simplemente para mantener cierto equilibrio. ese equilibrio, es el liquido que todo lo envuelve, y ahi se produce éste intercambio. Como es imposible; que las leyes, tengan una casualidad, si no que creo, que son causales, lo unico que se me ocurre, como razón, de este baile universal, Es precisamente, la consciencia, nuestra propia consciencia, para entender el secreto de las edades, por eso tenemos delante, el Muro de Planct, les deseo lo mejor en sus investigaciones, y les seguire, de cerca, estamos cerca, de descubrirlo, les animo, a seguir, hasta que descubran, que ese liquido, que equilibra fuerzas universales, es el Amor, con mayúsculas, mucha suerte y adelante.

3.Publicado por Mariano el 29/12/2012 21:38
Para joaquin ponce martinez - 2 –
Usted dice: “que ese liquido, que equilibra fuerzas universales, es el Amor, con mayúsculas”
Respuesta: Parece ser que usted opina que:
1º- la Luna está enamorada de la Tierra y por eso está continuamente rondando y orbitando a su airededor.
2º - la Tierra está enamorada del Sol y por eso está continuamente rondando y orbitando a su airededor.
3º - los electrones están enamorados del núcleo del átomo por lo que giran alocadamente a su alrededor
4º - los protones están enamorados entre si (algo homosexuales) pero con un amor inconstante, pues a veces se rechazan y a veces se atraen.
Usted dice que “es imposible; que las leyes, tengan una casualidad, si no que creo, que son causales”
Respuesta: Las leyes macrofísicas, basadas en los fenómenos aparentes, no son causales, pues son debidas a los procesos microfísicos.
Al intentar detectar el mundo microfísico, nos parece que los fenómenos que observamos son partículas interactuando sin exactitud en sus movimientos, azarozos, laberínticos y caóticos. El propio investigador deforma el fenómeno al intentar percibirlo. Por eso, dado que el ovservador no puede observar los fenómenos bajo el punto de vista microfísico, está obligado a utilizar predicciones estadísticas.
Louis de Broglie, en un prologo a un libro de David Bohm escribió lo siguiente: “Tratar de impedir todo intento de ir más allá del punto de vista actual sobre la física cuántica, podría ser muy peligroso para el progreso de la ciencia y además sería contrario a las lecciones que podemos aprender de la historia de la ciencia. El estado actual de nuestro conocimiento es siempre provisional y deben existir, más allá de lo que actualmente se conoce, inmensas regiones nuevas por descubrir. Detrás del universo de nuestra percepción se puede encontrar un mundo oculto microfísico gobernado por la causalidad, pero que todavía no ha sido descubierto”
Eso es lo que yo he intentado con la Teoría Cuántica de la Energía Oscura y creo haberlo conseguido
Los fenómenos que observamos pertenecen al mundo macrofísico donde todo es aparente. Tales como las magnitudes velocidad, aceleración, fuerza, momentum e impulso. Por ejemplo, el movimiento parece continuo, cuando en realidad es discreto a nivel microfísico. Esto se entiende mejor comparándolo con los fotogramas de una película. Foto a foto se aprecia que el movimiento es a saltos, pero al proyectar la película, el movimiento parece continuo.
Los científicos no utilizan el amor como fuente de la energía que mueve los cuerpos del universo

4.Publicado por joaquin ponce martinez el 30/12/2012 19:29
En primer lugar, Sr. Mariano, yo no soy nadie, no poseo ningún título, y quiero darle las gracias por haberse molestado, en leer mi comentario, dicho, esto, creo que equivoca mi comentario, con sus cuatro puntos, sobre lo que supuestamente opino. Sigo manteniendo mi postura de que las leyes son causales, pues usted mismo se contesta con su respuesta "las leyes macrofísicas; son debidas a los procesos microfísicos". Más adelante Louis Broglie según usted defiende mi teoría de la causalidad. Me alegra saber, que usted, ha conseguido o lo crea, "La teoría cuántica y la energía oscura", que nuestra percepción no consigaencontrar un mundo oculto gobernado por la causalidad. Sin embargo estoy con usted, en que los fenómenos observados macroscópicos, todo es aparente, aún diría más, son una ilusión, de nuestros pobres, sentidos, que no ven más allá, al igual que las magnitudes que manejamos para medir. Y por último, estoy de acuerdo, en que el amor, no se utiliza en ciencia, pero sí le diré que existen bastantes científicos, que creen en el Amor Universal, escondido, en los entresijos de partículas y subpartículas, su energía creadora, y destructora, y una estrecha relación de estas con nuestra propia consciencia, no olvide que nuestro cuerpo, pertenece a ese rango microfísico, que consiguen colaborando entre ellas la maravilla de un Ser vivo, y además consciente, No se si ingenuamente, he podido explicarme algo mejor, acerca del poder del Amor. un abrazo amigo, espero no haberle ofendido en algo. gracias de nuevo.

5.Publicado por Mariano el 02/01/2013 13:47
Para joaquin ponce martinez – 4 –
El problema de la causalidad en la ciencia física es que se han definido muchas leyes, cada una corresponde a un proceso diferente que se repite cuantas veces se investiga y se mide; por eso, se definen como leyes, a las que no se les atribuye la propiedad de ser la causa de otros fenómenos derivados, sino el mero hecho de un mismo resultado obtenido mediante un proceso repetitivo. Por eso, las leyes conocidas no son causales; pues no son la causa de otros fenómenos.
En muchos casos, si el investigador no logra explicar los efectos que observa, inventa o crea gratuitamente, sin fundamento alguno, propiedades específicas y prodigiosas para ciertas partículas y para el espacio en donde se denominan campo. Por lo tanto, estas propiedades no son leyes, pero el investigador dice que son las causas de los procesos de interacción. Este truco es muy empleado en física, en la gravitación, la electrostática, el elctromagnetismo, las fuerzas entre partículas en el interior del átomo, etc.
La mayoría de las leyes se representan por fórmulas y hay una fórmula para cada ley. Pero no se conocen las causas o procesos microfísicos que generan los resultados obtenidos.
Existen leyes mecánicas deducidas en el laboratorio, y leyes deducidas debidas a los procesos de interacción entre las partículas.
Entre la leyes mecánicas tomemos como ejemplo las tres leyes del movimiento de Newton, las cuales se limitan a describir los procesos tal y como se perciben, pero no explican las causas que los originan. Por ejemplo, Newton no explicó la causa por la cual, en ausencia de fuerzas exteriores, los cuerpos se desplazan con velocidad uniforme. Se limitó a constatar el heho pero sin dar explicaciones
El premio Nobel Richard Feynman reconoció que; «debido a que las propiedades específicas independientes que tiene la fuerza no fueron descritas por Newton o por persona alguna, la segunda ley de Newton es una ley incompleta». Newton creó el concepto de fuerza, no por ella misma, sino por los efectos que produce, tales como la aceleración y la deformación de los cuerpos.
Muchas veces en lugar de leyes se establecen definiciones. Por ejemplo, la energía está sin definir, pues se dice que la energía es la capacidad de realizar trabajo, pero la definición de trabajo de una sola fuerza es el incremento de energía cinética, así que la energía debería ser la capacidad de generar energía, lo cual no es correcto porque entra lo definido en la definición.
Otras veces se utilizan magnitudes que ni siquiera se definen. Por ejemplo, los investigadores utilizan las magnitudes básicas: energía, fuerza, masa, carga eléctrica, campo magnético, etc., cuya definición desconocen. Algunos autores niegan la posibilidad de su definición, pues suponen que toda definición de una magnitud básica tiene que depender de la definición de otra también básica, por lo cual, siempre habrá una magnitud básica indefinible, para lo cual utilizan el absurdo argumento de Perogrullo: "Las magnitudes básicas no pueden ser definidas, ya que son indefinibles".
En la “Teoría Cuántica de la Energía Oscura” deduzco que, una vez que defino las propiedades específicas independientes de la energía, sin necesidad de utilizar otra magnitud básica en la definición, las magnitudes restantes son secundarias y dependientes de la energía.
En la tercera ley de Newton, cuando un cuerpo ejerce una fuerza sobre otro cuerpo en reposo, Newton no explicó la causa de la aparición espontánea de la fuerza opuesta de reacción, pues estableció que la fuerza de reacción era ejercida por el propio cuerpo en reposo y la atribuyó a una propiedad misteriosa inherente a los cuerpos que denominó inercia, cuya medida cuantitativa era la “masa”, de forma que la causa de la fuerza de oposición era invisible. La fuerza de reacción se manifiesta, cuando un cuerpo móvil toca a otro en reposo, absolutamente rígido. Se puede aceptar que el cuerpo móvil que choca tiene energía cinética que ejerce una fuerza sobre el cuerpo en reposo, repeliéndole. Sin embargo, la fuerza de reacción opuesta no puede ser ejercida por el propio cuerpo rígido en reposo, ya que los cuerpos rígidos son inertes e incapaces de ejercer por si mismos fuerzas opuestas. Los cuerpos rígidos no tienen la facultad de ejercer una fuerza externa que se oponga a la acción exterior, pues cuando se ejerce una fuerza se aporta energía, pero el cuerpo rígido en reposo no puede aportar energía.
En realidad, no existen cuerpos absolutamente rígidos, pues todos los cuerpos son elásticos o deformables en mayor o menor grado. La deformación de un cuerpo elástico o deformable, en reposo o en movimiento, tiene que ser producida por dos fuerzas exteriores opuestas, ejercidas a los lados del cuerpo. Existen procesos con cuerpos deformables, o elásticos, en los que se aprecia claramente que la fuerza de oposición no es ejercida por el propio cuerpo, sino que es ejercida desde el exterior sobre el propio cuerpo, por un agente invisible. Por ejemplo, se sabe que el rostro de los astronautas, acelerados por el cohete espacial en el despegue, se desplaza hacia atrás por efecto de la fuerza exterior de un agente invisible sobre el rostro del astronauta que se opone a la fuerza que ejerce el cohete sobre el astronauta. El cuerpo de un viajero se comprime contra el respaldo del asiento de un automóvil, que está acelerando, por efecto de dos fuerzas opuestas: la fuerza del motor y la fuerza de dicho agente de oposición invisible. Un cuerpo elástico se alarga al hacerlo girar (el giro implica cambio de dirección de la velocidad o aceleración centrípeta) debido al efecto de dos fuerzas iguales y opuestas: la fuerza centrípeta y a la fuerza de oposición invisible. Esta fuerza invisible se denomina fuerza centrífuga que algunos autores alegan, erróneamente, que es una fuerza ficticia. Una fuerza como la centrífuga, que contribuye a la deformación del cuerpo elástico, no puede ser ficticia.
En el choque de un cuerpo móvil contra otro cuerpo elástico en reposo, el cuerpo en reposo se deforma, pero el agente que ejerce la fuerza exterior opuesta es invisible. Sabemos que al comprimir o alargar un cuerpo elástico mediante dos fuerzas externas iguales y opuestas, el cuerpo se deforma, y las moléculas internas ejercen, en los dos sentidos, fuerzas elásticas que se oponen a las dos fuerzas externas opuestas. Al ejercer una única fuerza externa, el cuerpo elástico se acelera y se deforma, de tal modo que una de las dos fuerzas elásticas se opone a la fuerza externa, pero la otra fuerza elástica se opone a una fuerza exterior, que es invisible y opuesta a la fuerza exterior; es decir, en el espacio exterior, en el lado opuesto del cuerpo en donde se aplica la fuerza externa, tiene que existir un agente invisible que ejerza una fuerza de oposición o de reacción, pero entonces, las partículas se aceleran a pesar de estar sometidas a dos fuerzas iguales y opuestas, contradicción que las leyes de Newton no resuelven, por lo cual, esas leyes no solo son meramente empíricas sino también incompletas.
Para tratar de solucionar el problema de la masa, Peter Higgs en 1964 atribuyó la masa al efecto de un agente exterior, llamado campo de Higgs. En la teoría del Modelo Estándar de la Física de Partículas (ME), existe una conjetura de que existe un campo que lo llena todo absolutamente, incluso el vacío, es decir, permea el vacío como si fuera un líquido viscoso, de tal manera que las partículas, al acelerarse y desplazarse en ese “vacío”, friccionarían con ese líquido que sería el campo de Higgs, y esa fricción dificultaría su movimiento y haría el efecto como si fuera una masa. Las partículas aceleradas producirán una perturbación en ese campo, y se generarán ondas que serían precisamente el bosón de Higgs. Sin embargo, el campo de Higgs no resuelve la contradicción del hecho de que las partículas se aceleran a pesar de estar sometidas a dos fuerzas iguales y opuestas, que son la fuerza que genera la perturbación y la fuerza igual y opuesta de la masa, que deberá ser llamada fuerza opuesta del campo de Higgs. Sin embargo, el mismo Higgs, en su conferencia el 6/Nov/2012 en el museo Cosmocaixa de Barcelona, puntualizó que “algunas metáforas que simbolizan el campo de Higgs como un fluido, por el que a una partícula le cuesta pasar, no son correctas porque implican una pérdida de energía”.
Para resolver cada nuevo problema, los autores utilizan un campo diferente, en el que el espacio está “vacío” a pesar de que está “lleno”. Se produce el absurdo de que en el espacio “vacío” hay tantos campos diferentes como problemas hay que resolver. Esta es la forma en la que trabaja la Teoría del Modelo Estándar de la Fisica de Partículas. El ME también recurre a prodigiosos campos en el espacio vacío (Dirac, Yukawa, Yang - Mills) para justificar las fuerzas de atracción en las interacciones nucleares, tales como las fuerzas fuertes que mantienen a los protones en el núcleo. El ME alega que entre las múltiples y diferentes partículas, generadas en las colisiones en el LHC, algunas de ellas, por ejemplo, los quarks o trozos que resultan de la colisión entre protones y que supuestamente interaccionan para formar protones, tienen las características apropiadas y predichas para producir dicha interacción. Pero eso no es razón suficiente, pues las partículas, obtenidas en las colisiones, tienen una vida muy corta (entre 10‾¹º y 10‾²º segundos), y se desintegrarían. Esto obligaría a emitir continuamente nuevos quarks, que es una facultad imposible, pues no explica la fuente de energía necesaria. Por consiguiente, los trozos o las partículas inestables obtenidas en las colisiones probablemente no sirvan para nada. Todos esos procesos parecen inventados a propósito, virtuales, imaginarios y abstractos, sin bases científicas razonables. En opinión del Prof. de Física, Kevin McFarland, Universidad de Rochester (New Measurement Undermines Physicists' Theories for Nature's Hidden 'Particle-Force' Collaboration - February 2005): "Los modelos que descansan sobre una partícula enlace entre otras dos se vuelven menos plausibles. Estas teorías son realmente un último esfuerzo por hacer trabajar el fundamentalmente erróneo Modelo Estándar de la Física. Si estas teorías son continuamente desmentidas, vamos a tener que ir a un modelo totalmente nuevo de funcionamiento del universo".
Cada vez que surge un fenómeno inexplicable, los autores se basan en él para enunciar un nuevo postulado, que, claro es, resulta incomprensible, pero tiene la ventaja de que una vez admitido, permite explicar los hechos conocidos.
Es necesaria una nueva teoría microfísica que explique los procesos macrofísicos, las pruebas experimentales y los problemas actuales conocidos, y así lograr un progreso sincero de la ciencia y la tecnología. Ante tanta incertidumbre, ha llegado la hora de tomar decisiones drásticas, tal y como propone Lee Smolin en su libro “The Trouble with Physics” en el que insiste en “la necesidad de enfrentarse a las ideas básicas con un nuevo punto de vista que aclare los conceptos más profundos”.
En mi teoría establezco una sola ley o definición. Se trata de la definición de la energía: “La energía (oscura) es la única sustancia material, básica del universo” que ocupa todo espacio, lugar o partícula por lo que en todo lugar existe densidad de energía que es la causa de toda acción o proceso físico. De esta forma el espacio está lleno de energía por lo que constituye un campo de energía, único campo del espacio, mediante el cual se resuelven todos los procesos de interacción entre partículas.
Espero que haya quedado claro la no causalidad de la leyes conocidas.
Os desea a todos un feliz año 2013

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >