Tendencias 21
25 Aniversario




España se sitúa entre los países europeos más avanzados en espacio

La industria espacial española progresa mientras se estanca la europea


Merced al apoyo de una adecuada política pública, España ha conseguido situarse entre los países europeos más avanzados en materia espacial: participa en las principales misiones europeas como el satélite meteorológico MetOp, el de observación de la Tierra GOCE, el de exploración Venus Express o el proyecto GAIA, que realizará en 3D el mapa más preciso de nuestra Galaxia, analizando más de mil millones de estrellas. La industrias europea española progresa al mismo tiempo que se estanca la europea. Por Rubén Lafuente.



METOP
METOP
La industria espacial española ha mantenido un ritmo de crecimiento continuado en los últimos cinco años frente a la europea que, según datos de Eurospace, ha sufrido una significativa reducción en sus niveles de facturación y de empleo en ese mismo periodo.

Según los últimos datos de la Asociación Española de Empresas del Sector Espacial (ProEspacio), publicados en su Memoria correspondiente al último ejercicio, el volumen de ventas totales del sector espacial español ascendió en 2005 a 369 millones de euros, lo que supone un aumento del 16% en los últimos cinco años ya que el volumen de ventas en 2000 fue de 316 millones de euros.

Por el contrario, según los datos publicados por la asociación Eurospace, la industria europea ha sufrido una significativa reducción de su volumen de ventas en ese mismo periodo, ya que su facturación en 2005 ascendió a 4.417 millones de euros, un 20% menor que en el año 2000 en el que la facturación fue de 5.561 millones de euros.

También en el volumen de empleo del sector espacial español se ha producido un significativo crecimiento en los últimos cinco años ya que, según los datos de ProEspacio, en 2005 las empresas dedicadas a espacio empleaban a 2.350 trabajadores de alta cualificación (más del 85% graduados universitarios), lo que supone un incremento del 26% con respecto al año 2000 en el que el número de empleados ascendía a 1.856.

En Europa, sin embargo y según los últimos datos de Eurospace, el empleo se ha reducido de manera notable en ese mismo periodo, ya que en 2005 la industria espacial europea empleaba a 27.884 personas, lo que supone una reducción del 16% con respecto al número de empleados en 2000 que ascendía a 33.207.

En cuanto a la productividad, medida en términos de facturación por empleado, la industria española mejoró este índice en 2005 casi un 10% con respecto al año anterior, con un valor de 163.400 euros por empleado lo que supone más de un 4% más que la cifra media por empleado de la industria europea que fue de 157.100 euros.

El sector espacial español contribuye en un 0,04% al PIB y tiene una tasa de inversión en I+D+i del 12% sobre ventas, muy por encima de la media nacional. Se trata de un sector netamente exportador ya que el 67,3% de sus ventas las realiza al exterior, con un 51,2% a la Unión Europea y un 16,1% a otros países incluido Estados Unidos.

Además es un sector de alta tecnología que se transfiere sistemáticamente a otros sectores productivos, con un coeficiente de retorno de la inversión pública superior al 2,5.

El sector espacial español en 2005 estaba formado, según los datos de ProEspacio, por un total de 16 empresas, lo que supone algo más del 10% del total de la industria europea que en 2005, según Eurospace, estaba compuesta por 151 empresas. En cuanto a su distribución por Comunidades Autónomas, el 62% se encuentran ubicadas en Madrid, el 19% en Cataluña, y el 19% restante se distribuye a partes iguales entre Andalucía, Canarias y País Vasco.

Fuerte apuesta pública

El reciente crecimiento del sector espacial español y las positivas perspectivas de desarrollo para los próximos años, según ProEspacio, se deben a la fuerte apuesta pública por el desarrollo de este sector considerado estratégico para mantener la independencia de terceros países en áreas tan sensibles como la preservación del medio ambiente, la seguridad, el transporte o las comunicaciones.

A partir de 2004 se ha incrementado la contribución de España al presupuesto de la Agencia Espacial Europea (ESA) a un ritmo anual medio superior al 12% con el objetivo de superar cuanto antes el 7% de financiación a los Programas ESA, que es el peso relativo del PIB español en el conjunto de países miembros de la Agencia.

Además, España se ha involucrado en proyectos opcionales de la ESA dirigidos a la observación de la Tierra, la exploración espacial y las telecomunicaciones, lo que afectará de forma muy positiva al desarrollo del sector espacial español.

Asimismo, la coordinación de la iniciativa privada y la labor de la Administración se ha puesto de manifiesto en la elaboración del Plan Nacional de Espacio I+D+I, al que en 2006 se destinará un presupuesto superior a los 200 millones de € que irá aumentando de forma progresiva hasta 2010.

A este Plan se suma el anuncio del Ministerio de Industria de implantar un sistema propio de satélites de observación de la Tierra, que posteriormente se integrará en el proyecto europeo de monitorización global del medio ambiente y la seguridad (GMES). La puesta en marcha de este sistema colocará a España en la “órbita” de los países más desarrollados de Europa en el sector espacial.

Por otra parte, a nivel europeo el sector espacial ha alcanzado un marco más estable tras la firma del contrato para el desarrollo de la fase de validación en órbita del sistema Galileo, y la definición de objetivos y presupuestos aprobada por los Ministros europeos.

España, en las principales misiones espaciales europeas


GAIA:

El objetivo de la misión “Cornerstone” de la ESA llamada GAIA es trazar de forma precisa un mapa tridimensional de nuestra Galaxia, analizando mas de mil millones de estrellas. Fundamentalmente aportará más conocimiento sobre el origen e historia de nuestra Galaxia y sobre las teorías de formación y evolución de las estrellas.

Objetivos:
- Catalogar 1.000 millones de estrellas (1% del total).
- Posición y velocidad radial (dinámica estereoscópica).
- Fotometría multicolor de cada estrella (edad, composición, temperatura y gravedad).
- Sistemas planetarios extra-solares.
- Movimientos de Galaxias y Quasars: Confirmar Teoría de la Relatividad.

Para ello GAIA embarcará tres telescopios: dos llamados Astro que incluyen tres espejos (el mayor de 1,4 metros) para localizar las estrellas y analizar su espectro, y un tercero llamado Spectro para detectar el movimiento de los cuerpos celestes. Cada uno de ellos focalizará la radiación óptica de la escena sobre un detector CCD encargado de transformar esa radiación óptica en pequeñas señales eléctricas.


GOCE:

La medida del campo gravitatorio de la Tierra, y el estudio de la circulación de los océanos son las tareas principales que realizará el satélite GOCE (Gravity field and Steady State Ocean Circulation Earth Explorer). También aportará datos valiosos para un mejor conocimiento del interior de la Tierra, de sus fenómenos físicos y dinámicos (como volcanes y terremotos), de los cambios que suceden a nivel del mar, y de la dinámica de los hielos.

Objetivos Científicos:
- Circulación de los Océanos, que tiene una gran importancia en los intercambios de energía en la Tierra y en los cambios de nivel del mar a causa de los deshielos.
- Mejorar el conocimiento de la Física y Dinámica del interior de la Tierra: dinámica de la Litosfera, proceso de levantamiento (abducción) y hundimiento de las Placas, composición del Manto, etc…
- Tener un sistema de referencia de altura más preciso (Geoide: superficie de referencia) para estudios topográficos a nivel Global.
- Medir el espesor de hielo en los Casquetes Polares.


MetOp-A

MetOp-A, el primero de los satélites del programa Operacional Meteorológico, proporcionará información sobre variables meteorológicas como la temperatura, la humedad, la velocidad del viento en la superficie oceánica y la dirección y concentración del ozono y otros gases con una precisión y resolución sin precedentes. Estas nuevas prestaciones supondrán un gran avance en la predicción del tiempo y la monitorización del clima. Además, MetOp facilitará imágenes de la superficie de la tierra y los océanos, además de proporcionar ayuda a barcos y aviones en situaciones de peligro.

MetOp contará con 12 instrumentos situados en órbita baja, a 837 Km. Los principales instrumentos de MetOp son:

- ASCAT (Advanced Scatterometer) es un instrumento de medida de la velocidad y dirección del viento sobre el mar, mediante un radar que detecta variaciones en los ecos de los pulsos debidos al estado del mar.

- IASI (Infrared Atmospheric Sounding Interferometer) es un interferómetro para la medida de la radiación infrarroja emitida por la superficie de la Tierra, lo que permitirá obtener una medida de los perfiles de temperatura y humedad de la atmósfera con gran resolución vertical y facilitará la detección de contaminantes en la atmósfera.

- GOME (Global Ozone Monitoring Experiment) medirá concentraciones de Ozono y otros gases contaminantes suspendidos en la atmósfera. Se compone de un espectrómetro para la captura de la luz visible y UV reflejada por la Tierra y la atmósfera que descompone según los espectros de absorción del Ozono, dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre.

- GRAS (Global Navigation Reciver for Atmospheric Sounding), medirá la temperatura y humedad de la atmósfera mediante "Radio Ocultación" (refracción de la señal de GPS cuando se oculta por la Tierra). La medida de la refracción depende de la densidad del aire, por tanto de la temperatura y la humedad.

- MHS (Microwave Humidity Sounder) es un radiómetro de microondas con cinco bandas. Gracias a que la humedad atenúa las microondas, con 5 canales se puede diferenciar la altura de la medida lo que permite medir el grado de humedad de la atmósfera a diferentes alturas.

- SEM: Espectrómetro de partículas para medir la intensidad en los Cinturones de Radiación y poder predecir efectos de los fenómenos solares que afectan a las comunicaciones, a los grandes tendidos eléctricos y que dañan a los satélites.

- A-DCS, sistema de recogida de datos para estudiar y proteger el medio ambiente de la Tierra.

- SARR: Sistema de búsqueda y salvamento. El sistema recibe señales de emergencia de barcos y aviones y las retransmite a usuarios locales.

El lanzamiento de MepOp-A está previsto para el 17 de julio de 2006, desde el cosmódromo de Bainkonur, en un lanzador Soyuz. En total se lanzarán tres satélites MetOp, cada cinco años, para garantizar la información meteorológica de alta calidad hasta, al menos, el año 2020.


Mars Express

Mars Express es la primera misión íntegramente Europea a otro planeta, Marte. La sonda cuenta con siete instrumentos con los que se capturarán imágenes de alta resolución de la superficie, se producirá un mapa de la composición mineral de la superficie y un mapa de la composición de la atmósfera. Además determinará el efecto de la atmósfera sobre la superficie del planeta y su interacción con el viento solar.

Objetivos, según los acuerdos del International Mars Exploration Working Group:

- Búsqueda de agua y posibilidades de vida en Marte.
- Cartografía global de la composición mineralógica.
- Circulación y composición atmosféricas a escala global.
- Sondeo de la estructura del subsuelo hasta llegar al permafrost, a varios kilómetros de profundidad.
- Estudio de la interacción de la atmósfera con la superficie y con el medio interplanetario.


Venus Express

Debido al parecido de Venus con la Tierra, el estudio de Venus aportará nuevas respuestas a fenómenos de la Tierra. El principal objetivo es la caracterización de la atmósfera de Venus, usando los sensores más avanzados para responder a las preguntas sobre el efecto invernadero. También será el primer orbitador de Venus en realizar observaciones ópticas de la superficie a través de "ventanas" descubiertas en el espectro infrarrojo.


ATV

El vehículo de transporte automático ATV para la Estación Espacial Internacional (ISS) es una nave de suministros que será puesto en órbita por el Ariane 5. ATV llevará nueve toneladas de carga, incluyendo provisiones, cargas útiles científicas y combustible. Una vez acoplada, la nave puede utilizar su motor para elevar a la estación en su órbita, contrarrestando así el débil arrastre de la gravedad terrestre. ATV estará operativo a partir de 2007.


Martes, 11 de Julio 2006
Artículo leído 17193 veces