Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




Espiar para Israel o morir en Gaza




“Si quieres vivir y recibir tratamiento médico, tienes mi número. Puedes llamarme y hacer lo que te pido. Entonces recibirás ayuda médica y podrás sobrevivir”. La propuesta era de un oficial de inteligencia israelí a un paciente gazatí que quería reclutarlo como espía a cambio de atención. Pero Fadi al Qutshan, de 28 años, nunca […]

El artículo Espiar para Israel o morir en Gaza fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

El padre y la madre de Fadi al Qutshan muestran su fotografía en su casa de Gaza. Crédito: Khaled Alashqar/IPS

El padre y la madre de Fadi al Qutshan muestran su fotografía en su casa de Gaza. Crédito: Khaled Alashqar/IPS

Por Khaled Alashqar
Mar 28 2014 (IPS)

“Si quieres vivir y recibir tratamiento médico, tienes mi número. Puedes llamarme y hacer lo que te pido. Entonces recibirás ayuda médica y podrás sobrevivir”. La propuesta era de un oficial de inteligencia israelí a un paciente gazatí que quería reclutarlo como espía a cambio de atención.

Pero Fadi al Qutshan, de 28 años, nunca se convirtió en agente para Israel. Y tampoco sobrevivió mucho.

Qutshan sufría de una rara enfermedad que le obstruía las arterias. Sin ayuda posible en Gaza, se le aconsejó que procurara tratamiento en un hospital de Cisjordania. Pero para trasladarse hasta allí debió solicitar autorización a Israel, la fuerza ocupante, y fue rechazado en varias ocasiones.

Finalmente se le permitió el traslado gracias a la intervención del Centro Palestino para los Derechos Humanos en Gaza.

Pero al llegar al hospital cisjordano de Qutshan se le dijo que necesitaría tratamiento en el hospital israelí de Tel Hashomer. Logró conseguir pasaje y admisión en ese centro de salud, y se sometió a una exitosa operación.

Entonces, los médicos le dijeron que debía volver regularmente para completar el tratamiento, pero las autoridades de Israel le exigieron algo a cambio.

“Su teléfono sonó cuando estaba sentado a mi lado, y sus expresiones comenzaron a cambiar. Abruptamente cortó la conversación y apagó su teléfono”, rememoró para IPS su madre, Zeina al Qutshan.

“Luego me dijo que la llamada era de un oficial de los servicios de inteligencia israelíes que le ofreció un permiso para volver al hospital a cambio de que trabajara para Israel como espía en Gaza”, añadió.

Zeina contó que su hijo se negó a colaborar. Poco después, murió.

Viajar a hospitales israelíes se ha vuelto una trampa para muchos pacientes palestinos, que son extorsionados de la misma forma, dijo el abogado Ahlam Al-Aqra, del Centro Palestino para los Derechos Humanos en Gaza.

“Muchos de los que necesitan atravesar los puestos de control son o arrestados o presionados para que trabajen como espías. Esto va en contra de los derechos humanos básicos, y debe acabar”, afirmó.

La organización documentó varios casos de arrestos y extorsiones a pacientes gazatíes que necesitan cruzar el puesto de Erez (entre Gaza e Israel), así como de acosos a sus familias o acompañantes.

La cantidad de pacientes gazatíes detenidos y llevados a cárceles israelíes se incrementó, según el Ministerio de Prisioneros de la Autoridad Nacional Palestina.

El número total de prisioneros y detenidos políticos palestinos en Israel llega a 4.800, y al menos una cuarta parte de ellos necesitan atención médica.

Eslam Abdo, portavoz del Ministerio, dio más detalles: “En total, 170 prisioneros necesitan cirugía, 23 tienen cáncer y 45 sufren de alguna discapacidad y necesitan ayuda para trasladarse. Dieciocho cumplen condena en una clínica penitenciaria de (la central ciudad cisjordana de) Ramalá debido a su crítica situación de salud”.

Más de 1,5 millones de personas viven en la franja de Gaza, de 360 kilómetros cuadrados. Como consecuencia del bloqueo impuesto por Israel, el territorio sufre una aguda escasez de suministros, equipos y personal de salud.

Los pocos sanatorios gazatíes no pueden atender todas las necesidades médicas, y constantemente derivan casos a Cisjordania e Israel dependiendo de los permisos que concedan las Fuerzas Armadas del Estado judío, que controlan el puesto de Erez.

El sistema de salud en Cisjordania se encuentra en mejor situación, pero solo los hospitales israelíes están plenamente equipados.

El ejército de Israel detuvo a Mahmould Shamlakh cuando se dirigía a un hospital de ese país. “Después de obtener todos los permisos requeridos, acompañé a mi esposa para que recibiera tratamiento en Cisjordania”, contó a IPS.

“Enviaron de regreso a mi esposa a Gaza y me tuvieron detenido por nueve meses en cárceles israelíes bajo duras condiciones y sin ningún motivo”, agregó.

La organización Physicians for Human Rights-Israel (PHR Israel) condenó estas políticas del Estado judío contra los pacientes palestinos.

Los activistas ya habían “exhortado en el pasado a las autoridades de seguridad israelíes a que dejaran de manipular las necesidades humanitarias más básicas de los pacientes de Gaza como medio para coaccionarlos a ellos y a sus familias”, informó el grupo a IPS en una declaración.

“Esta práctica de arrestar a pacientes o a personas que los acompañan después de otorgarles permisos y darles pase libre a través de Erez constituye un trato cruel e inhumano, y PHR Israel la condena y objeta con vehemencia”, añadió.

En los últimos tres años, se derivaron 13.000 casos para tratamiento urgente en hospitales israelíes o cisjordanos, según el Ministerio de Salud palestino.

El bloqueo de Gaza, sumado al cierre del puesto de Rafah, fronterizo con Egipto, hace prever que el número crecerá en los próximos meses.

El artículo Espiar para Israel o morir en Gaza fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.



Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/03/espiar-para-isr...


Viernes, 28 de Marzo 2014
Khaled Alashqar
Artículo leído 760 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.