Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Habrá mil millones de refugiados climáticos en 2050

Según Christian Aid, la crisis de las migraciones todavía no ha comenzado


La verdadera crisis de las migraciones todavía no ha comenzado, advierte un informe de Christian Aid, según el cual en 2050 serán mil millones las personas desplazadas de sus regiones como consecuencia del cambio climático. Serán muchos más de los que desplazó la segunda guerra mundial, pero nadie está reaccionando adecuadamente frente a esta amenaza, que reclama un nuevo estatuto de refugiado y medidas preventivas que brillan por su ausencia. La subida de los océanos, la desertización y las subsiguientes catástrofes naturales, amenazan con cambiar el actual mapa demográfico y los gobiernos deberían prepararse para ello, según Christian Aid. Por Eduardo Martínez.




Refugiados sudaneses. Lutheran World Federation.
Refugiados sudaneses. Lutheran World Federation.
El calentamiento del planeta creará al menos mil millones de refugiados en todo el mundo en el año 2050, según un informe elaborado por Christian Aid, del que ha publicado un comunicado.

Christian Aid es una ONG creada en 1945 para atender a los refugiados de la segunda guerra mundial. Según el informe citado, los desplazados por el cambio climático superarán con creces a los movimientos migratorios ocurridos como consecuencia de la gran conflagración de 1939-1945.

El informe precisa que estos refugiados serán la consecuencia de las penurias de agua y alimentos, que asolarán a amplias regiones del globo, desencadenando probablemente guerras por el control de los recursos.

El informe señala que los países desarrollados, principales responsables de la contaminación planetaria, deben asumir sus responsabilidades con estos refugiados, ya que las migraciones forzosas constituyen la amenaza más grave que pesa hoy para las poblaciones sin recursos de los países en desarrollo.

El impacto del cambio climático sobre los procesos migratorios es la variable desconocida de esta gran ecuación, señala el informe, ya que debido a la envergadura de este cambio se originarán catástrofes de amplitudes muy diferentes.

Elevación de temperaturas

La comunidad científica ha calculado que el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero provocará una elevación de las temperaturas a lo largo de este siglo de entre 1,8ºC a 3,0ºC. Esta significativa evolución de la temperatura media del planeta provocará inevitables inundaciones y hambrunas catastróficas que afectarán a millones de personas.

Tal como recuerda The Guardian, el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático o IPCC estima que en 2080 una tercera parte de la población del planeta, alrededor de 2.300 millones de personas, no tendrá agua suficiente para cubrir sus necesidades y que 600 millones de personas no tendrán alimento que llevarse a la boca.

El informe de AID asegura categórico que si no se adopta ninguna medida correctora en nuestros días, el cambio climático elevará a mil millones el número de refugiados en los próximos 45 años.

El informe toma como referencia Darfour, un conflicto del oeste de Sudán, que ha provocado 200.000 muertos y dos millones de desplazados. Según el informe, en las próximas décadas habrá muchos conflictos como el de Darfour repartidos por amplias regiones del globo.

Tensiones internacionales y nacionales

El informe advierte que millones de refugiados climáticos pasarán sus fronteras y crearán nuevas tensiones internacionales. Otros muchos se desplazarán en el interior de sus propios Estados, lo que les privará del reconocimiento del estatuto de refugiado y que puedan ser contabilizados como tales, a pesar de lo cual serán la manifestación de estos procesos migratorios nuevos y originarán tensiones en el seno de sus respectivas comunidades nacionales. Colombia, Malí y Birmania serán los países más afectados por estos desplazamientos internos, según el informe.

El informe destaca que el número de personas que han abandonado sus hogares a causa de conflictos, catástrofes naturales y grandes proyectos de desarrollo, como la construcción de minas o presas, es ya de 163 millones de personas, una tendencia que aumentará a medida que las temperaturas conviertan en inhabitables muchos espacios donde hoy numerosas comunidades humanas desarrollan su vida.

En el futuro, dice el informe, los cambios climáticos van a acelerar estos movimientos migratorios, y por ello solicita a los gobiernos una “acción urgente” que les permitan adoptar severas medidas de prevención.

Christian Aid detalla cómo será el proceso: 645 millones de desplazados debido a grandes proyectos (en la actualidad esta actividad genera 15 millones de desplazados cada año), 250 millones vinculados directamente a cambios climáticos y sus secuelas, (como las inundaciones, sequías, hambrunas) y 50 millones más debido a conflictos armados y atentados contra los derechos humanos.

El informe señala que en la actualidad preocupa mucho el fenómeno de la inmigración clandestina, que castiga especialmente a Europa y Estados Unidos, y advierte que la crisis real de la inmigración todavía no ha comenzado, sino que se está gestando en la actualidad al tiempo que es ignorada por los organismos internacionales.

Antecedentes

No es la primera vez que un grupo de expertos llama la atención sobre el impacto del cambio climático sobre los movimientos migratorios. Un estudio elaborado por Naciones Unidas y publicado en octubre de 2005 prevé que 50 millones de personas podrían convertirse en refugiados climáticos en 2010.

El estudio fue realizado por el Instituto para la Seguridad Ambiental y Humana o ISEH, perteneciente a la Universidad de Naciones Unidas, y calcula que la degradación ambiental y los cambios climáticos aumentarán los flujos migratorios. Por ello solicita un reconocimiento expreso del estatuto de estas personas por parte de la comunidad internacional.

Según la ONU, 100 millones de personas están amenazadas en todo el mundo por la subida de los océanos. El archipiélago de Tuvalu, formado por 9 islas de 26 kilómetros cuadrados, es el más amenazado por este proceso y sus 11.660 habitantes ya buscan otro espacio para vivir, según el informe de Naciones Unidas.

Sobre las zonas de alto riesgo, Naciones Unidas destaca el avance de 10.000 kilómetros cuadrados cada año del desierto de Gobi en China, amenazando a numerosas ciudades, la erosión galopante de las tierras de cultivo en Turquía, la salinización de la mitad de las tierras agrícolas irrigadas de Egipto, y la elevación del nivel del mar en el Pacífico. Según sus estimaciones, 20 millones de personas ya han debido emigrar a otras regiones debido a la erosión de tierras agrícolas, contaminación de las capas freáticas y otros procesos.

El IPCC también ha señalado al respecto que en 2050 América Latina habrá perdido la mitad de las tierras agricolas, lo que será a su vez origen de desplazamientos humanos.

Viernes, 1 de Junio 2007
Eduardo Martínez
Artículo leído 17116 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Jimenez el 02/06/2007 18:16
Siempre ha habido cambio climático!


Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte