Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




Hay que redistribuir para achicar la desigualdad, dice el FMI




El Fondo Monetario Internacional (FMI) incursiona de lleno en el debate mundial sobre la creciente desigualdad de ingresos, ofreciendo una serie de polémicas conclusiones que contradicen la ortodoxia económica que ha enarbolado durante décadas. El FMI, la principal institución financiera multilateral, sostiene que la desigualdad de ingresos “tiende a reducir el ritmo y la perdurabilidad” […]

El artículo Hay que redistribuir para achicar la desigualdad, dice el FMI fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

La población pobre del sureño estado mexicano de Chiapas usa la biomasa como principal fuente de combustible. Crédito: Mauricio Ramos/IPS.

La población pobre del sureño estado mexicano de Chiapas usa la biomasa como principal fuente de combustible. Crédito: Mauricio Ramos/IPS.

Por Carey L. Biron
WASHINGTON, Mar 14 2014 (IPS)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) incursiona de lleno en el debate mundial sobre la creciente desigualdad de ingresos, ofreciendo una serie de polémicas conclusiones que contradicen la ortodoxia económica que ha enarbolado durante décadas.

El FMI, la principal institución financiera multilateral, sostiene que la desigualdad de ingresos “tiende a reducir el ritmo y la perdurabilidad” del crecimiento económico.

En una investigación divulgada el jueves 13, el Fondo también sugiere que una gama de políticas de redistribución “progresista” –tributarias y de gastos nacionales que se inclinen a favor de los pobres– reducirían la desigualdad y serían por tanto “favorables al crecimiento”.

“Este es un fallo definitivo de que la desigualdad es mala para el crecimiento”, dijo Nicolas Mombrial, portavoz de Oxfam, en una declaración formulada a IPS.

“La evidencia del FMI es clara: las soluciones para combatir la desigualdad son invertir en salud y educación y adoptar impuestos progresistas. Las políticas de austeridad hacen lo opuesto, empeoran la desigualdad”, indicó.

“Esperamos que esto señale un cambio de largo aliento en las recomendaciones políticas que el FMI hace a los países”, añadió.

En el último medio siglo, el FMI, con sede en Washington, operó como el “prestamista de último recurso” para las economías en crisis. A cambio de préstamos rápidos, la entidad multilateral suele imponer una serie de estrictas medidas de austeridad, que apuntan a sanear las finanzas del país en cuestión.

Luego de muchos años de protestas por estas condiciones, el FMI se abocó a una exhaustiva evaluación de sus enfoques.

En noviembre, propuso una puesta  a punto de los criterios que emplea para la reestructuración de deudas, si bien ahora la presentación formal de esta propuesta se postergó para junio.

“Aunque los principales puntos no son nuevos, el informe del FMI es significativo, porque sus consejos políticos siempre estuvieron en el extremo más conservador, desde restringir medidas que aliviarían los peores impactos de las crisis en los más pobres hasta promover cambios retrógrados en los sistemas tributarios”, dijo a IPS el investigador Alex Cobham, de la oficina londinense del Centro para el Desarrollo Mundial, un grupo de expertos con sede en Washington.

“No obstante, no deberíamos esperar cambios enormes o inmediatos en las políticas del FMI. La situación en materia tributaria demuestra muy bien que el Fondo puede seguir promoviendo en los países principios que han sido desacreditados por sus propias investigaciones”, agregó.

Un asunto caliente

La nueva recomendación sobre desigualdad de ingresos probablemente reciba escepticismo en muchos lugares, aunque el FMI da su pleno apoyo a las conclusiones.

Si bien el jueves 13 se divulgó solo un documento de trabajo, tuvo un gran despliegue en Washington, donde lo presentó el segundo funcionario más importante del Fondo, David Lipton.

“Algunos pueden sorprenderse de que el Fondo esté participando en este debate sobre políticas redistributivas… (pero) un motivo para que lo discutamos hoy es que se está convirtiendo en un asunto caliente”, dijo Lipton al dar a conocer el reporte.

“El interés en la redistribución, tal como se refleja en encuestas públicas y en las discusiones con nuestros (países) miembros, es mayor que en el pasado. Nuestros miembros quieren explorar con nosotros la adopción eficiente de políticas distributivas”, añadió.

El FMI se apresuró a señalar que el documento de trabajo, que se basa en una nota de investigación divulgada en febrero, no es una serie de recomendaciones sin más bien un consejo a sus 188 Estados miembros, puesto que es fundamental que todo mecanismo redistributivo tenga un diseño específico para cada país.

No obstante, las opciones “eficientes” que el documento pone a consideración de países en desarrollo e industrializados son sorprendentes.

Estas incluyen imponer tributos más altos a los ricos que a otros segmentos de la sociedad, así como fortalecer los gravámenes a la propiedad, cuyo potencial es particularmente significativo en los países en desarrollo, según el FMI. También se sugiere elevar la edad mínima para jubilarse y para acceder a otros mecanismos de ayuda para adultos mayores en los países de economías avanzadas.

“Nos complace que el FMI finalmente se ponga al día con lo que el movimiento sindical mundial viene diciendo desde hace años: que la desigualdad es el amenaza número uno de la recuperación económica”, señaló en un comunicado Philip Jennings, secretario general del Sindicato Global UNI.

“La única manera de salir de esta crisis es un crecimiento económico inclusivo y sostenible, con un salario digno para todos”, agregó.

Cobham cree que este documento del FM puede servir de apoyo a los gobernantes que quieran enfrentar la desigualdad y ser base de un acuerdo mundial más amplio sobre el asunto.

“De hecho, marcará un momento importante para ampliar el consenso en que reducir la desigualdad de ingresos debe ser uno de los objetivos de la agenda post-2015 que sucederá a los Objetivos de Desarrollo de las Naciones Unidas para el Milenio”, dijo.

El mayor riesgo

Media década después del inicio de la crisis económica mundial, la desigualdad se sitúa en la cima de las agendas mundiales.

En enero, el Foro Económico Mundial advirtió que la creciente brecha entre ricos y pobres, creada por la globalización, constituye “el riesgo con más probabilidades de causar un impacto a escala mundial en la próxima década”. Del mismo modo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró que la desigualdad de ingresos es “el desafío que define nuestro tiempo”.

En buena medida, este interés obedece a que la concentración mundial de la riqueza que se registraba en las pasadas tres décadas empeoró en los últimos años, y actualmente llega a grados sin precedentes.

Según un análisis de Credit Suisse, apenas uno por ciento de la población mundial es dueña de casi la mitad de la riqueza del mundo.

Según el documento del FMI, esta tendencia es particularmente pronunciada en Occidente, en especial en Estados Unidos. En los países en desarrollo, la desigualdad de ingresos viene creciendo en Medio Oriente y el Norte de África, aunque en los últimos tiempos empezó a reducirse en África subsahariana y, en particular, en América Latina.

Pese a este logro reciente, América Latina sigue ostentando la mayor desigualdad entre todas las regiones.

Mientras el FMI señala una variedad de gastos sociales para achicar estas brechas, Lipton advierte que es necesario mejorar el diseño de esos gastos, porque se corre el riesgo de aumentar la desigualdad.

“La política fiscal desempeñó un rol importante en la reducción de la desigualdad en el pasado, y es la herramienta esencial para que los gobiernos (modifiquen) la distribución de ingresos”, dijo Lipton. “Que estas políticas ayuden o perjudiquen el crecimiento, es cuestión de diseño”, agregó.

El artículo Hay que redistribuir para achicar la desigualdad, dice el FMI fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.



Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/03/hay-que-redistr...


Viernes, 14 de Marzo 2014
Carey L. Biron
Artículo leído 3223 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Beatriz Basenji el 15/03/2014 20:53
Aunque tarde, es apreciable que el FMI haya cambiado sus líneas de pensamiento y acción sobre los países. Nos hemos cansado de decir lo que ahora sostiene el FMI. Mientras tanto ¿cuántos millones de personas han perdido sus empleos? ¿Cuántos han perdido sus hogares, sus familias? ¿Cuántos se han suicidado ? Finalmente han comprendido que con la AUSTERIDAD no vamos a ninguna parte. Solo achicamos gravemente las economías. Desgastamos las posibilidades de crecimiento de las familias, pueblos, ciudades, países. Tenemos como saldo al menos TRES generaciones que padecerán las consecuencias de lo que el FMI ha obligado a los paises. Se ha fomentado una capitalismo cruel, inhumano, carente de toda ética que ha destruído mucho mas que las Economías.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.