Tendencias 21
Universidad Comillas




Hay que tender puentes entre Ciencia, Filosofía y Religión

La Revista Iglesia Viva entrevista al paleontólogo Leandro Sequeiros


Con el título Un paleontólogo apasionado por tender puentes entre las fronteras de la ciencia, la filosofía y la teología, el profesor Carlos Beorlegui, de la Universidad de Deusto, ha entrevistado para la revista Iglesia Viva (número 248 [2012], páginas 59 a 78) a Leandro Sequeiros San Román. Se trata de un jesuita que desde muy joven ha pretendido unir su compromiso con la ciencia, la espiritualidad con la construcción de un mundo más justo. Las imágenes “tender puentes” y “vivir en la frontera” expresan bien esta tendencia de muchos creyentes. De esta extensa entrevista entresacamos algunas de las respuestas más significativas. Por María Dolores Prieto Santana.



Leandro Sequeiros
Leandro Sequeiros
Desde muy joven, el Dr. Leandro Sequeiros San Román sintió una profunda atracción por la Geología, ciencia sobre la que ha investigado e impartido docencia universitaria en Granada, Zaragoza, Sevilla (centros de Huelva) y Córdoba.

A partir de 1997 la vida lo reorientó hacia la filosofía y la teología, dedicándose a impartir materias como Filosofía de la Naturaleza y de la Ciencia, Teoría del Conocimiento y Antropología filosófica en la Facultad de Teología de Granada.

Entre sus muchas publicaciones, además de las dedicadas a temas más académicos de sus especialidades, se encuentran libros y artículos dedicados al diálogo entre la ciencia y la teología, como ¿Puede un cristiano ser evolucionista? (PPC, 2009) y El diseño chapucero. Darwin, la biología y Dios (Ediciones KHAF, 2010).


¿Has ocultado tu verdadera identidad?

Respuesta: Personalmente, nunca he ocultado lo que soy y creo que he sido respetado por ello. Y no acepto bromitas malintencionadas. Reclamo la carta de ciudadanía en una sociedad laica. Las creencias no hay que ocultarlas como si fueran una lacra (sobre todo si son razonables y no dogmáticas). Siempre he reclamado que mis creencias son razonables (no se oponen a la razón) pero no son racionales (no surgen de la especulación mental). La fe es una decisión libre, gratuita y maduradora. Pero eso es un punto de vista razonable.

Reconozco que algunos colegas se sienten perseguidos por su fe. Pero tendrían que pararse a pensar sobre las razones de sus creencias y el modo de exponerla a los demás. En estos años aparece una cierta agresividad apologética en algunos creyentes que puede llevar al fundamentalismo que cierra las posibilidades de diálogo con lo que no creen o creen de otra manera. Siempre he defendido y defenderé que hay que “tender puentes”, establecer plataformas de diálogo abierto y constructivo. Es necesario escuchar con paciencia e intentar entender las razones.

Es verdad que hay también, por la otra parte, posturas intransigentes y dogmáticas. Pero perder los papeles y “entrar al trapo” solo conduce a la tensión y al distanciamiento. Reconozco que es difícil convivir en una sociedad culturalmente diversa. Estamos los seres humanos (o tal vez los latinos) demasiado proclives al “todo o nada”, al “blanco o negro”. Cuando la realidad tiene siempre límites borrosos.


Se tiene con frecuencia la idea de que en el ámbito de los científicos no hay mucho aprecio por la fe y las opciones religiosas. ¿Cómo ha sido tu experiencia personal en este punto: se da un conflicto entre la fe y la ciencia? ¿Has sentido rechazo o respeto entre tus colegas científicos en el ejercicio de tu profesión?

Tu apreciación tiene mucho de verdadera. En los ámbitos científicos (tanto de las llamadas ciencias de la naturaleza como de las ciencias humanas y sociales y las técnicas e ingenierías) no gozan de buena prensa las religiones. Los estudios que se han hecho en muchos países muestran que la comunidad de hombre y mujeres dedicados a la producción de conocimiento, las posturas agnósticas y ateas son más abundantes que en el resto de la población. ¿Es que la vida llamemos “intelectual” está reñida con las experiencias religiosas? ¿Es que es incompatible ser persona religiosa o espiritual y ser una persona que usa su racionalidad para explicar el mundo?


¿Crees que las palabras fe, religión y espiritualidad son sinónimas?

Aquí sería necesario hacer unas precisiones importantes. Usamos indistintamente las palabras fe, religión y espiritualidad. Y son ámbitos diferentes. Sin entrar en debates, en las opiniones que aquí expreso me estoy refiriendo sobre todo a las relaciones entre la visión del mundo del conocimiento científico, de la sociedad del conocimiento, de la llamada “era de la ciencia”, y la visión del mundo de las religiones, tanto de las religiones cristianas como de otras religiones. En este sentido, me siento como moviéndome en el mar profundo de las instituciones interreligiosas. A ellas me refiero.

En estos últimos años, la ofensiva más fuerte contra las religiones institucionalizadas provienen de los que han sido llamados “los cuatro jinetes del ateísmo” (Richard Dawkins, Daniel Dennett, Sam Harris y Christopher Hitchens. Su ofensiva, un tanto beligerante y poco dialogante, se dirigen indiscriminadamente contra algunas prácticas externas de algunas religiones. Pero sus libros y documentales en youtube tienen mucho poder mediático.

Vamos a ver algunos ejemplos: dentro del mundo de las redes sociales hay numerosos blogs y espacios en Facebook dedicados a mostrar la incompatibilidad entre el pensamiento religioso y las ciencias. Sin embargo, también se pueden encontrar espacios como Sacred River, por ejemplo, en el que personas que se declaran ateas defienden la legitimidad de la espiritualidad. En estos ámbitos, el filósofo francés que se proclama ateo, André Comte-Sponville, ha escrito algunos libros exitosos sobre espiritualidad… A algunos puede sorprender.

Pero en estos casos no se puede meter todo en el mismo saco. Es necesario que cada grupo exprese qué es lo que entiende por religión, por religión institucionalizada, por naturalismo y por espiritualidad. Sobre todo, el tema de la espiritualidad es en estos momentos –pese a lo que algunos crean – un tema que es objeto de muchos debates.


¿Son los científicos reacios al diálogo con las religiones?

Ciñéndome a tu pregunta: ¿existe hoy en el mundo académico conflicto entre fe y ciencia ¿He sentido rechazo o respeto? Yo traduzco la pregunta como ¿has sentido antagonismo entre la visión del mundo de la sociedad del conocimiento y la visión del mundo de las experiencias religiosas?

No es fácil contestar brevemente a estas preguntas. Parece que me pides mi experiencia personal. Simplificando mucho la respuesta, te diré que los que se definen como cristianos que están en el mundo intelectual, académico o científico, con sus matices, viven como un conflicto la relación entre mantener unas creencias y la tarea científica. En los ambientes universitarios, los creyentes sienten, con frecuencia, un cierto complejo de perseguidos. Profesores, científicos y alumnos parecen vivir bajo el síndrome de la clandestinidad. Creyentes de fin de semana fuera de su ámbito y lejos de sus colegas.

No quiero emitir juicios simples y apresurados, pero me da la impresión de que dentro de ellos mismos viven una cierta esquizofrenia. Una cosa es lo que hacen cada día y otra lo que practican en fin de semana en su parroquia o en su grupo. Tal vez haya un exceso de inseguridad existencial que depende de una escasa formación. Caricaturescamente, suelo decir que desde el punto de vista científico hay personas muy respetadas, pero en sus creencias van vestidos de primera comunión. No han tenido ocasión de madurar la expresión pública de su fe al mismo ritmo que la expresión académica.


Siguiendo con el mismo tema, y ahondando un poco más: ¿existe una buena relación entre los científicos creyentes y los científicos no creyentes? ¿Cuáles son las dificultades más relevantes entre ellos, si las hay?

En estos últimos años, los jesuitas repetimos una frase que Benedicto XVI dijo a los padres Congregados en Roma en enero de 2008: “quiero que estéis en las fronteras”. Tal vez la dificultad para el encuentro entre lo que llamas los científicos creyentes y los no creyentes está en que, a veces, unos y otros han puesto fronteras entre sus posturas y no se permiten mutuamente traspasarlas. Hay una cierta frontera de silencio, de verdades a medias, de incomprensión y de resentimientos.

La frontera es siempre lugar de paso entre culturas, entre países, entre sistemas de creencias. Estar en la frontera es aguzar la sensibilidad intelectual y emocional de modo que por ambas partes emerja la capacidad de ponerse en el lugar del otro, conocer sus razones y saber entender desde qué lugar epistemológico habla el interlocutor.

En estos momentos, según mi experiencia, parece que algunos de los científicos no creyentes están en una mejor disposición que hace años. Las corrientes actuales en las ciencias son más abiertas y más flexibles que hace años. En esa época dominaba más las corrientes del positivismo y del inductivismo ingenuo. Las nuevas tendencias en filosofía de las ciencias (el racionalismo crítico, sobre todo, después de Karl Popper y Thomas Kuhn permiten más espacios de diálogo. La metafísica (aunque aún hay fuerte oposición por parte de algunos) parece que se puede entender de modo más flexible y entre algunos científicos cabe la pregunta sobre lo que hay detrás de la corteza dura de la realidad natural y social. Esta no es, por supuesto, la pregunta religiosa. Pero sí cabe una pregunta que va más allá de lo puramente empírico y fenoménico. Parece que la pregunta sobre el sentido va siendo posible en el diálogo con algunos científicos no creyentes.


Y dentro de ti mismo, en relación a tus dos vocaciones, la científica y la religiosa, ¿las has sentido y vivido como enfrentadas, o más bien como complementarias y ocasión de enriquecimiento mutuo? El avance y profundización en las investigaciones científicas, ¿ha supuesto en algún momento poner en duda tu fe, o ha sido más bien ocasión de afianzarla?

¡Vaya! Esto es ya una pregunta muy personal. Tal vez yo sea un poco ingenuo. Pero por el momento no recuerdo ningún momento en el que me haya encontrado en una bifurcación de caminos en la que me viese obligado a elegir uno de ellos. Siento dentro de mí desde pequeño una convocatoria interior (eso es la vocación) hacia el mundo de las ciencias de la naturaleza. Y por otra parte, por tradición familiar y de formación en la Compañía mi experiencia interior, ya desde lo primeros años, fue madurando de forma armónica con las concepciones racionales del mundo que iba encontrando.

Teilhard de Chardin
Teilhard de Chardin
Teilhard de Chardin
Teilhard de Chardin
Has escrito en otro lugar que Teilhard de Chardin ha sido importante en tu vida...

Teilhard de Chardin, que para mí desde los años sesenta fue un referente (según escribe en El Corazón de la Materia, sentía el tirón de la Materia y la llamada del Espíritu. Hasta que logró la armonía entre ambas: la Materia lleva a Dios.

Tal vez ese paso logré superarlo con la lectura de Teilhard sin darme cuenta. Desde siempre he encontrado que ciencia y religión, fe y razón, materia y espíritu, son aspectos de una misma Realidad (con mayúscula, como gustaba a Teilhard).

Personalmente, me encuentro aquí con la reflexión sobre la experiencia interior, la espiritualidad. Y en concreto, la formulación de la experiencia espiritual cristiana que hace referencia a un Tú (con letras mayúsculas) diferente a los panteísmos difusos de muchos científicos que se dicen religiosos como Einstein.

Te contaré como anécdota que en muchas ocasiones he meditado el texto de Ezequiel (37, 1-14) sobre los huesos secos. Para mi tiene muchos ecos paleontológicos.




Y me ha ayudado a hacer vivos aquellos versos de Thomas Eliott:

“No cesaremos de buscar.
Y al final de nuestro camino
llegaremos al lugar del que partimos.
Y descubriremos aquel lugar
por primera vez”.


Evidentemente, ha habido momentos en los que alguna declaración del magisterio de la Iglesia no encajaba con la perspectiva filosófica que para mí era evidente (en mi libro “El Diseño chapucero. Darwin, la biología y Dios”[Khaf, 2010] hay algunos ejemplos). Pero todo es cuestión de entender el lugar epistemológico desde el que se expresan algunas declaraciones, muy respetables, por cierto.


¿Cuáles son las fronteras entre las experiencias racionales y las religiosas?

Como ha puesto de relieve el físico Ian Barbour, las diversas ciencias plantean interrogantes a las experiencias racionales y a las religiosas. Muchos hombres y mujeres situados en las fronteras de las ciencias desean que las personas e instituciones religiosas les puedan dar alguna respuesta. Son estos científicos conscientes de que todo saber humano tiene sus límites. Que toda ciencia tiene bordes más allá de los cuales no hay respuestas científicas. Y hay personas de estas comunidades que desean respuestas sobre el sentido de la vida, qué somos los seres humanos, el sentido del mal, el amor y la muerte. Son preguntas últimas para las que las ciencias no tienen respuestas. Y aquí puede haber un encuentro de tradiciones y visiones del mundo.

Pienso que no nos encontramos ante debates intelectuales en los que haya que aportar razones convincentes. Sino que nos encontramos ante una situación en la que se comparten experiencias íntimas, sensibilidades, capacidades que unos tienen y otros no para percibir dimensiones de la realidad que escapan de la experiencia empírica. En el fondo, es un problema de espiritualidad. Y esta hipótesis está muy presente en el movimiento en el que me encuadro: el del Instituto para el encuentro entre ciencia y religión, Metanexus. Muchas de sus actividades fomentan una invitación a la espiritualidad en un sentido amplio: la atención a las dimensiones emocionales, estéticas y afectivas del ser humano.


Desde estas diferentes posturas, ¿qué dificultades o problemas más importantes plantea la ciencia a una visión creyente de la realidad?

Esta pregunta no tiene una respuesta fácil. Como siempre, hay que hacer precisiones sobre los términos. En diferentes épocas de la historia humana, los filósofos y los científicos han pedido respuestas a las religiones sobre los problemas radicales del ser humano. Pero también han puesto dificultades y planteado problemas, unas veces para encontrar respuestas a cuestiones que exceden a sus métodos y otras veces, como una interpelación crítica ante el hecho religioso.

La pregunta, tal como está formulada, exige demasiadas matizaciones como para que pueda responderse a la ligera. Porque, ¿qué se entiende por “la ciencia”? Y ¿a qué visión creyente de la realidad nos referimos?


Vamos a ver lo que entiendes como “ciencia”

En primer lugar, “la ciencia” parece referirse a la institución, la comunidad de hombres y mujeres de todas las culturas que dedican su vida a la producción de nuevos conocimientos sobre la realidad natural y social mediante el uso de lo que se llama el método científico. Que dicho sea de paso, no es único, sino muchos métodos: hipotético deductivo, fenomenológico, histórico… Y debo resaltar que hemos de quitarnos de la cabeza la vieja idea de que la única ciencia es la ciencia de la naturaleza. Superados los viejos prejuicios cientificistas, reconocemos que las ciencias sociales y humanas son también ciencias.

En mis tiempos de profesor de la Universidad, recuerdo que, en una Junta de Facultad de Ciencias, alguien dijo: “nosotros los de Ciencias, investigamos; los de Letras, leen...” (sic). Y creo recordar que esta frase se aceptó por todos. Un ejemplo de la visión miope de algunos científicos, afortunadamente hoy superada.

¿Todos los científicos estarían de acuerdo con esto?

Cuando aquí se pregunta sobre la postura de “la ciencia” se supone que hay una postura común asumida por todos aquellos que se dedican a la producción de conocimiento socialmente organizado con el uso de un método asumido por la comunidad científica. Posiblemente, cuando se habla de “la ciencia” se hace una cierta caricatura. Creo que “la ciencia” como tal no existe. Existen comunidades científicas muy diversificadas. E incluso dentro de cada comunidad científica hay quienes trabajan dentro del paradigma de la ciencia normal y quienes innovan e intentan construir paradigmas alternativos. Pero esto llevaría demasiado lejos.

Lo que sí se puede afirmar es que dentro de las comunidades científicas hay personas y grupos que se plantean problemas y preguntas más allá de los límites del saber científico. Ya hemos citado más arriba la postura, a veces provocadora, pero siempre sanadora, de los que se han llamado “los cuatro jinetes del ateísmo”. Desde su lugar epistemológico (las ciencias de la naturaleza), son demoledores contra todo tipo de experiencia y formulación religiosa.


Con frecuencia se piensa que los obstáculos para una complementariedad y un diálogo fructíferos entre la ciencia y la religión provienen del campo de las ciencias, pero ¿no ocurre que las religiones también han sido, y siguen siendo, un obstáculo para este entendimiento? ¿Qué obstáculos ofrece la religión para este diálogo y entendimiento? ¿Y qué debiera hacer la religión para avanzar en la solución de estos conflictos?

En esta pregunta hay varias preguntas incluidas que necesitan un tratamiento más extenso. De alguna manera, estas preguntas desarrollan las últimas frases de la respuesta anterior.


¿Crees que la palabra “complementariedad” no es apropiada?

Soy reticente a hablar de “complementariedad”. Este concepto parece que alude a la vieja postura taoísta del Yin y el Yang. Dos mitades separadas que se unen armónicamente. Y nada más lejano de la realidad. La ciencia y la religión han tenido, tienen y tendrán puntos comunes, pero también muchos puntos conflictivos. Lo cual no quiere decir que sean incompatibles, sino que el diálogo y el encuentro es siempre difícil. Ya se ha aludido a que la tarea de frontera, de tender puentes, es compleja. Exige paciencia y un talante que no todo el mundo posee.

Me preguntas: ¿no ocurre que las religiones también han sido, y siguen siendo, un obstáculo para este entendimiento? No debería ser así, pero de hecho hay instituciones religiosas cristianas y no cristianas (podríamos decir que todas, en mayor o menor grado) que se sienten amenazadas por los avances científicos. De alguna manera, toda institución religiosa percibe que ya no es el único ni el principal referente de sentido. Suelen percibir que la ciencia, la autonomía de la razón, el dominio del ser humano sobre la naturaleza merma parcelas de poder a las religiones. En este sentido, cuando determinadas instancias religiosas (de todo tipo) interfieren en el desarrollo del conocimiento racional están haciendo un flaco favor a la humanización y a la justicia.

Es más: la imagen sancionadora o fundamentalista que casi todos los sistemas organizados de creencias se suele presentar ante la sociedad civil, dificulta cuando no obstaculiza e impide el entendimiento entre la Ciencia y la Religión. Y al decir entendimiento, me refiero al diálogo y al encuentro.


¿Qué obstáculos muestra la religión para este diálogo y entendimiento?

Más bien yo formularía así la pregunta: ¿Qué resistencias muestran las religiones para que sea posible este diálogo y encuentro?

Tal vez la resistencia que percibo en mi tarea como científico y cristiano es que las instancias religiosas suelen mantener la pretensión de ser las depositarias de las verdades eternas. Cuando en la cultura científica el concepto de “verdad” y de “eternidad” no coincide con los planteamientos aristotélico-tomistas.. Por eso, en muchas religiones se pone siempre en guardia contra lo que llaman el “relativismo”, que no es otra cosa que el temor a perder el monopolio del control ideológico de sus seguidores. Y esto, en todas las religiones.


¿Y qué debiera hacer la religión para avanzar en la solución de estos conflictos?

Desde mi punto de vista, las religiones institucionalizadas deberían hacer el esfuerzo de cambiar el “chip” mental. Cambiar su paradigma de explicación de mundo. Situarse en otro lugar epistemológico. Hoy, las religiones institucionalizas gozan de poca credibilidad social. Aumentan las sectas y las pseudo-religiones, como la New Age.

El profesor Javier Monserrat (Hacia el Nuevo Concilio. El paradigma de la modernidad en la Era de la Ciencia, 2010) ha propuesto lúcidamente una ambiciosa propuesta de cambio de paradigma en el modo de relacionarse las religiones con la nueva cultura en la Era de la Ciencia. Los viejos esquemas ya no parecen dar respuesta y sentido. Es necesario provocar un giro epistemológico, situarse en otro lugar social. Y desde ahí, escuchar los signos de los tiempos y dar respuestas a los nuevos interrogantes. En otro lugar, he escrito que es necesaria una “teología de la ciencia”. Y estas propuestas me recuerdan a lo que el padre Pedro Arrupe dijo hace ya muchos años: “temo dar respuestas de ayer a los problemas de mañana”. Las religiones no pueden ir “al rebufo” (usando este símil de los motoristas) de las circunstancias. Deberían ser más intrépidas, más valientes defensoras de los derechos de los más vulnerables, ser portadoras de esperanza. Como decimos en términos cristianos: “si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán?”.


En definitiva, ¿cómo deberían interactuar, en general, las ciencias y las religiones para llegar a dialogar y a entenderse de un modo positivo y fructífero para ambas?

No me siento capacitado para dar soluciones. Nadie tiene el monopolio de la solución. Puedo ofrecer pistas que nacen de muchos años de reflexión. Vuelvo a las posturas que ya se han citado más arriba: el diálogo y el encuentro. Diálogo supone que mi postura no es la única posible y que no estoy en posesión de la verdad. Y además, que no me sitúo en posición de privilegio o preferencia. Tender puentes puede ser una metáfora adecuada. Un puente une orillas. Y el puente se apoya por igual en las dos orillas. Y el tránsito se hace por igual en las dos direcciones. Si no existe permeabilidad, transparencia y escucha mutua, es imposible.

Hay un magnífico documento del citado padre Pedro Arrupe de 1978 que no ha perdido vigencia y que es un programa de acción interreligioso de gran calado: el documento sobre inculturación. Si los sistemas religiosos institucionalizados siguen manteniéndose al margen de los cambios sociales y culturales, su credibilidad y eficacia irán mermando sin remedio. Por eso, algunos han pronosticado el fin de las religiones, aunque no de la espiritualidad…

La inculturación supone (¡ya lo dijo el Concilio Vaticano II!) oído atento, sensibilidad cultural, inmersión en la vida, en la sociedad. Y desde ahí, reelaborar las expresiones de fe religiosa. Y para ello, vuelvo a reiterarlo, es necesario poner en movimiento los resortes más profundos del ser humano: la sensibilidad estética, la solidaridad, el amor, la compasión, la responsabilidad, la alteridad. Sin ellas, veo muy difícil la posibilidad de establecer puentes entre la visión del mundo de la sociedad del conocimiento y la visión del mundo de las religiones.

Recreación artística del planeta extrasolar OGLE.G. Bacon (STCcI). 2005-BLG-390Lb
Recreación artística del planeta extrasolar OGLE.G. Bacon (STCcI). 2005-BLG-390Lb
Pasando a otros temas: ¿qué opinas sobre el auge del creacionismo y de la teoría del Diseño Inteligente?

Esta pregunta está muy relacionada con algunos de mis libros. Te respondo muy brevemente, aunque el problema es complejo. En primer lugar, hay que matizar la expresión “auge del creacionismo”. Es verdad que en los EEUU, según las encuestas, un porcentaje muy alto de la población se manifiesta “creacionista”. Pero ¿qué es lo que quieren decir? La cultura cristiana fundamentalista impregna fuertemente al americano medio. Y para una gran mayoría, la Biblia hay que leerla al pie de la letra y, por tanto, los textos del Génesis deben ser entendidos a la letra. Hace pocos días han pasado en televisión, con ocasión de la visita del Papa, la película “El Arca de Noé”, en la que se hace un relato literalista e histórico de la Biblia. Esto es muy americano, pero me parece que no ha inundado tanto la cultura europea. En mis libros muestro cómo la penetración “creacionista” en Europa es escasa.

Por otra parte, hay que diferenciar diversos tipos de creacionismo. Hay un creacionismo superficial, seguido por personas de buena voluntad pero escasa formación bíblica. “Creen” en el relato bíblico, pero no se plantean otras cosas. Esta postura tuvo mucho auge en los Estados Unidos en la primera mitad del siglo XX. Sus partidarios llegaron incluso a que se aprobaran leyes en las que se prohibía enseñar la evolución biológica en las escuelas porque –decían- atentaba contra la libertad religiosa. Para ellos, el evolucionismo era un tema referente a la religión.

Más tarde, hacia mitad del siglo XX, aparece el llamado “creacionismo científico”. Sus promotores intentan mostrar que lo que dice la Biblia es científicamente probado y que las teorías científicas de los evolucionistas son falsas. Para estos, el creacionismo y el evolucionismo son posturas científicas. En la escuela deben enseñarse ambas al mismo nivel científico (piénsese que en EEUU está prohibida la enseñanza de la religión en las escuelas públicas). Y han luchado para que se aprueben leyes estatales para conseguir este objetivo. Los Adventistas, sobre todo, dedicaron mucho dinero a esta causa. Crearon fundaciones, editaron libros, revistas y millones de folletos para demostrar que “la Biblia tenía razón”, y que por tanto, los partidarios de las ideas evolucionistas (tanto darwinistas como no darwinistas) son contrarias a la religión y, por ello, sus seguidores deben considerarse fuera de la ortodoxia, y acusados de ateos.

Pero en los años ochenta aparece otra postura más sutil: la del Diseño Inteligente. Sus partidarios (como Michael Behe no niegan de entrada el hecho evolutivo; piensan que la realidad natural es de tal complejidad que exige por sí misma la existencia de una mente inteligente, un “diseñador” de todo lo que existe. No aluden directamente a Dios. Ese diseñador puede ser una mente difusa en el universo, o un ordenador extraterrestre tipo Matrix. Las pruebas que aportan parecen a todas luces insuficientes y han sido contestadas por los científicos. Básicamente se apoyan en tres pruebas: el flagelo complejo de algunos protozoos, el ojo de los vertebrados y el sistema inmunitario. Para ellos, estos tres mecanismos son de tal complejidad que no pueden ser explicados acudiendo a procesos naturales, y menos aún a la selección natural darwiniana. Es necesaria una “mente organizadora”.

La pretensión de introducir libros de texto en las escuelas públicas en algunos Estados americanos que contenían ideas del Diseño Inteligente dio lugar a que grupos de profesores y padres del distrito de Dayton llevasen el asunto en 2005 a los tribunales. El juicio fue largo, y al final el Juez Jones III sentenció a favor de los litigantes prohibiendo estos libros en las escuelas. En la sentencia dice claramente que la teoría del Diseño Inteligente no es científica sino religiosa. Y por ello no puede enseñarse en las escuelas públicas. Pero los partidarios del Diseño Inteligente siguen muy vivos y activos.

Algunos discursos de Benedicto XVI han parecido cercanos al Diseño Inteligente. Incluso un grupo de científicos se dirigió a él demandando respuesta a si seguía siendo vigente la afirmación de Juan Pablo II de que “la evolución ha dejado de ser una mera hipótesis”. Ha habido una respuesta indirecta a través de un documentado artículo publicado en l´Osservatore Romano (16-17 de enero de 2006 de la edición española) firmado por un prestigioso monseñor que es biólogo: Fiorenzo Facchini. Con el título “Evolución y Creación” se declara abiertamente partidario de una visión evolucionista del mundo, diferencia entre el nivel religioso y el nivel científico, y critica la teoría del Diseño Inteligente.


¿Cómo hay que entender la Biblia en la actualidad: hay que seguir entendiéndola como un conjunto de textos científicos e históricos, o de otra manera?

De todo lo dicho hasta ahora se concluye claramente que para los biblistas actuales, la Biblia no es un conjunto de libros científicos, sino de naturaleza religiosa. Y los autores bíblicos se expresan con el lenguaje de su cultura. La cultura del Oriente próximo de hace más de dos mil años.. El estudio de los géneros literarios de la Biblia ha llevado hoy a una purificación del sentido de muchos de los textos. Y este proceso no solo lo hacen los católicos y protestantes, sino también los judíos. Leer la Biblia no es tan simple como muchos creen. Los fundamentalismos, aunque siguen vivos, no gozan de buena salud entre los estudiosos científicos de los textos religiosos.


Los conflictos más fuertes entre la ciencia y la fe se sitúan en esos ámbitos creyentes fundamentalistas. Pero, sin llegar a esos conflictos tan burdos, ¿no se da también un talante poco positivo dentro de la jerarquía católica, tanto vaticana como española, de cara a un diálogo entre ciencia y fe, sobre todo en algunos temas éticos referidos, por ejemplo, a la legitimidad o no de determinadas investigaciones científicas?

Pues qué te voy a decir sobre este asunto. Efectivamente, todavía hoy las jerarquías religiosas tienen más preocupación por la ortodoxia que por la ortopraxis. Preocupa más la pureza de las doctrinas que el compromiso con la vida y con la justicia. Al menos es lo que se percibe en España. Tal vez por eso, los teólogos y los que se dedican a la investigación en ciencias religiosas son mirados con sospecha por determinados guardianes de la ortodoxia. En el fondo –es mi opinión – hay entre muchos ambientes religiosos, mucho miedo a la ciencia y los cambios culturales. El inmovilismo es una enfermedad de difícil curación. Y en el fondo, revela falta de fe y revela miedo a perder poder y relevancia social.


Hay cuestiones básicas en las que la gente, y también muchos científicos reduccionistas, no saben conjugar adecuadamente la faceta científica y la teológica. ¿Cómo conjugar los datos de la ciencia sobre la evolución de la especie humana y las afirmaciones de la teología sobre su creación por Dios?

Más arriba he tratado de esta cuestión en un sentido general. Pienso que hay que intentar vencer al miedo. Tener la mente más abierta, tanto por parte de una parte de los científicos e intelectuales como por parte de lo que puede llamarse el grupo de los teólogos. Percibo en muchos científicos una cierta cerrazón (como el mismo Darwin reconocía en sí mismo) hacia otras fronteras del saber y de la sensibilidad; y por parte del mundo de los teólogos una escasa formación en el campo amplio de las ciencias (tanto de las sociales y humanas como de las de la naturaleza). Y no se trata de “saber” teorías científicas (a menudo oscurecidas por el aparato matemático) sino de cultivar un modo racional y experimental hipotético deductivo de acercarse a la interpretación de la realidad natural y social libres de prejuicios.

No se trata tanto de “conjugar”, sino de dialogar y encontrarse. Vuelvo a la metáfora de “tender puentes” entre dos orillas, entre dos fronteras tradicionalmente lejanas. Como el puente que en Ayamonte une en unos minutos España y Portugal, antes separados por el río Guadiana. Unir dos culturas. Entrar en contacto. Vivir lo interdisciplinar y el mestizaje. Buscar lenguajes comunes.

En el caso de la evolución de la especie humana, son muchos los foros (y ahora el del Museo de la Evolución Humana de Burgos en los que hombres y mujeres procedentes de tradiciones culturales, científicas y religiosas diversas, buscan contactos, lenguajes y puentes. Pero todavía falta mucho camino por recorrer juntos en libertad. En este sentido, la Teología de la Creación –siguiendo lo pasos de Teilhard de Chardin – es un campo muy fecundo hoy.


Desde hace un tiempo están teniendo una gran expectación, tanto dentro del ámbito científico como de la opinión pública en general, los planteamientos de la Astrobiología, la ciencia que investiga la posible existencia de vida, e incluso de vida inteligente, fuera de nuestro planeta, en otros planetas de otros sistemas solares similares al nuestro. Dejando de lado las afirmaciones más exageradas de la ciencia ficción, ¿qué repercusiones tendría respecto a la ciencia actual, así como respecto a nuestra fe cristiana, el descubrimiento de vida extraterrestre, tanto en el caso de vida elemental como en el de vida inteligente?

No me considero competente para esbozar las repercusiones sobre la fe cristiana del descubrimiento de vida extraterrestre. Y sobre todo, si se trata de vida inteligente, que es la que puede crear algún problema teológico. Personalmente, creo que no estamos solos en el Universo. Hay otras posibilidades de realidades vivas. Otra cosa es que sean inteligentes. De todas formas, las modernas teorías de los universos paralelos abren otras muchas posibilidades en un universo del que apenas conocemos nada. En el último número de Investigación y Ciencia (septiembre de 2011) se plantea con seriedad desde el punto de vista filosófico si la mente humana tiene capacidad para que pueda conocer alguna vez la estructura del universo. Como siempre, estamos perplejos ante la dificultad para poder afirmar con rotundidad algo sobre el mundo que nos rodea. Todo son- como postulaba Karl Popper- “conjeturas y refutaciones”. Por eso, muchos hombres y mujeres creyentes procedentes del mundo de las ciencias, sienten cierta tristeza y perplejidad cuando oyen afirmaciones tan rotundas en boca de quienes debían ser más prudentes debido a su cargo.


Estos conflictos entre las ciencias y la religión, ¿son sólo problemas académicos entre intelectuales de ambos bandos, o tiene una relevancia directa para la vida de todos, tanto creyentes como no creyentes? ¿Consideras que los medios de comunicación tratan de modo adecuado estas noticias y conflictos, o de un modo demasiado tendencioso y muy poco pedagógico?

Mucha gente no suele percibir que estos diálogos no son simples ejercicios de agudeza intelectual de los académicos. Tal vez el problema de nuestros días es la falta de una adecuada “alfabetización científica” que lleve a los no especialistas las consecuencias para la vida cotidiana de los intentos de integración entre las ciencias y las religiones. Vuelvo a repetir que la palabra adecuada no es conflicto, sino proceso de diálogo y encuentro. Faltan canales que lleven a la opinión pública esta cultura del diálogo, de la apertura mental, de la responsabilidad y la autonomía personal. Ya lo dijo el teólogo Ratzinger en su primera época: “el criterio supremo del actuar es la conciencia”.


En definitiva, ¿ves el presente y el futuro, en relación al diálogo integrador entre ciencia y fe, con optimismo, o consideras que habrá más dificultades que facilidades, por parte de los dos bandos en conflicto, para avanzar de forma pacífica y constructiva?

Ya dije al comienzo que tal vez sea un ingenuo. No solo en el modo de afrontar mis creencias dentro de una cultura científica. También puedo ser ingenuo sobre las expectativas de futuro. Creo fuertemente en las posibilidades reales del diálogo y el encuentro entre ciencia y fe. No veo tan claro que pueda ser “integrador”. No es fácil articular lenguajes y formulaciones que puedan ser aceptados por todos. Yo hablo de diálogo abierto, constructivo. Constructor de puentes entre orillas. Lo cual no quiere decir que desaparezcan los ríos, los barrancos y las fronteras. Un puente es lugar de paso, de encuentro, de mestizaje, de escucha, y también de contrabando y enfrentamiento. Pero cada vez hay que borrar de nuestro imaginario las palabras “bandos” y “conflictos”. Todos estamos en el mismo barco. Y todos tenemos un mismo horizonte: no solo sobrevivir como planeta, sino construir entre todos, a múltiples bandas, una sociedad más humana en la que todos podamos ver respetada nuestra dignidad.



Jueves, 26 de Enero 2012
María Dolores Prieto Santana
Visitas de este artículo: 17552



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Joaqu;in González Álvarez el 26/01/2012 15:52
Gran parte de los cient;ificos no adoptan una postura calificable de atea, pero si no-teísta, creen en un ente espiritual de naturaleza no definida garante de la armonía universal, del cumplimiento constante de las leyes de la naturaleza, consistiendo la conducta debida para seguir las enseñanzas de un Cristo Humano, el adecuar su conducta a las leyes de la naturaleza.

2.Publicado por rubeneikers el 26/01/2012 22:17
Me sobra la teologia o que es lo mismo la religión , creo que eso no pinta nada, es un error de programación de la bios de los humanos...

3.Publicado por Beatriz BASENJI el 27/01/2012 00:01
Reconforta leer al Dr.Leandro Sequeiros.Creo que para todos los seres existe o nó un instante en que nuestra mente humana llega a captar en un fracción mínima de tiempo una REALIDAD que nos rodea de forma y modo permanente. Es "ese instante" el que nos ilumina ya para siempre.

4.Publicado por Joaqu;in González Álvarez el 27/01/2012 13:51
Quizás resulte vacío de contenido cuando expreso en mi comentario anterior "adecuar su(la) conducta a las leyes de la naturaleza". Sin embargo es necesario destacar la importancia que le doy a esas palabras. En mi artículo en la2revelacion.com cuya lectura sugiero, muestro como violentar las leyes de la naturaleza es no haber escuchado el mensaje Humano de Amor de Cristo.

5.Publicado por Joaqu;in González Álvarez el 27/01/2012 13:59
A mi artículo cuya lectura sugiero tambien puede accederse poniendo en la barra de Google ¿QOÉ SE ENTIENDE POR ECOLOGÍA?.

6.Publicado por Beatriz BASENJI el 27/01/2012 23:54
Para quienes el Universo = Dios, cada una de las manifestaciones de la Naturaleza reviste un carácter profundamente sagrado.Ciertamente no podríamos siquiera respirar sin la acción permanente del reino vegetal que purifica aquello que respiramos.Nunca agradeceremos lo suficiente la oportunidad que se nos ha dado a toda la Humanidad de habitar en un Planeta donde cada criatura goza de la máxima de las perfecciones. Por lo tanto nos resulta incomprensible que haya seres cuyo afán de lucro los lance a talar la Selva del Amazonas - por poner un caso - y que las autoridades responsables de esa región PERMITAN TALES ABUSOS sin poner una solución a la gravedad del problema. Estan siendo eliminadas especies potencialmente señaladas para la curación de diversas enfermedades. Es decir, estamos eliminando la posibilidad de curación a millones de seres en el presente y en el futuro. A eso debemos añadir el daño que desde los centros de manipulación vegetal se ha hecho y se continúa haciendo, desvirtuando la reproducción natural de las especies y transformándolas en hibridos. Ya no volveremos a ver como muchos de nosotros, a nuestros mayores reservar semillas de los vegetales consumidos para el próximo ciclo. Y aunque esto que señalamos no parezca tener relación con los intereses espirituales de los seres, SI LO TIENE, porque en la Perenne Voluntad de la INTELIGENCIA UNIVERSAL existió la previsión de que NADA FALTASE A ESTAS CRIATURAS que estamos encarnando sobre la faz de la Tierra.

7.Publicado por Alberto el 28/01/2012 02:54
Es una entrevista muy larga, en la que aparecen los argumentos clásicos donde se asientan las diferencias de las diversas posturas. En primer lugar, diría que la fe NO es un concepto religioso. Igual que otros conceptos que nacen de las distintas sensacones que experimentamos y que están en las fronteras de la consciencia, las emociones, los sentimiento...(lo que ustedes quizás llaman metafísica o espiritual) pero que tiene una base neurológica al 100%. Las religiones se han "apropiado", mediáticamente, de estas sensaciones (fe, amor, razón como bienes, y otros lujuria, envidia, etc como males) Algunas fomentan activamente con la práctica de rituales, lo cual, desde la antiguedad se intentado crear un estilo de vida, una cultura, donde el eje era esto; las creencias religiosas. No obstante, y a pesar del inconmesurable esfuerdo realizado durante 2000 años, hoy en día, y en la antiguedad, esta evolución natural en la compresión incosciente de la naturaleza de las cosas, no ha dejado a la religión penetrar en los procesos estereotipados de la mente humana. Todo lo contrario, el razonamiento científico, que es innato, se cuestionado siempre este modo de comportamiento y lo ha ido modificando hasta nuestros dias, en los que nos encontramos momentos similares al de Galileo donde, en cierto modo, si no es por el dogma y la obligación, se tambalea este, en muchos casos, inapropiada forma de pensar.

"Los cuatro jinetes del ateísmo". Con esta frase y quienes atienden, se denota la evidencia de la manipulación, en el terreno de ambos campos del dominio del que habla. Por un lado, el también clási victimismo y por otro, crear elementos que lo justifiquen.

Decir que dios no existe, para mí, como persona, no tiene sentido. Es una idea como lo es una ecuación, que ha quienes la practica le influye como le puede ayudar al que aplica la ecuación en su trabajo. La ciencia es importante, más que la religión, porque define claramente aquello tradicionalmente había hecho coto las religiones, pero que ahora la ciencia explica del modo humano, que es la única y más importante condición que conocemos hasta este momento.

No estoy de acuerdo que la religión intente camuflar teorías dogmaticas y basadas en la expeculación y apopiarse de los caracteres y peculiaridades humanas como si hubisen nacido de la religión, porque es al contrario; el ser humano a creado la religión (simil de pseudociencia antigua), y ahora está colocando las cosas en su sitio; a dios en una idea y al humano sus caracteres heredados principalmente de la evolución natural, social y del desarrollo del cerebro.



8.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 28/01/2012 02:56
Un verdadero lujo de entrevistado, el jesuita Leandro Sequeiros. Qué claridad de ideas y comprensión conceptual, en medio de un preciso manejo de contextos y situaciones... Qué diferencia tan abismal si lo comparamos con habituales charlatanes defensores del teísmo y religiones como William Craig... Sin duda un verdadero referente para los que son creyentes...

Rescato muchas cosas de esa completa entrevista, comenzando por su extraordinaria habilidad para eludir respuestas comprometedoras en el ámbito de innegable faceta de científico; pasando a reformular sobre la marcha el verdadero concepto y alcance de las preguntas que se le hace, como llamando al orden y orientando sutilmente a su en extremo entusiasta entrevistador... De sus mesuradas y concienzudas respuestas, lo que al final se desprende leyendo entre líneas, es más un severo llamado de atención hacia los creyentes como él, como cuando expresa: " ...tendrían que ponerse a pensar sobre las razones de sus creencias..." o como cuando dice: muchos destacados científicos creyentes, reconocidos en el ámbito de su profesión, sin embargo " van vestidos de primera comunión" en cuanto a la expresión pública de su fé se trata.... y a propósito sin pudor opina acerca de la literalidad de las sagradas escrituras, el contexto socio cultural en el que fueron escritas, por hombres con la formación y conocimientos de hace 2,000 años...

Reconoce sin rubor a su vez, que la tendencia de la comunidad científica y la intelectualidad en general, hacia el ateísmo y el agnosticismo ( de hecho sólo 40% de la comunidad científica en general y sólo el 15% de lo más representativo como la Academia profesan alguna religión, aunque esos porcentajes aún sorprendan más bien por lo elevados a científicos como De gresse.

Cuando llegan al punto de las fronteras entre experiencias racionales y religiosas, coloca con humildad a la religión en el contexto que le corresponde, que no es otro que el socio cultural, antropológico, cuando plantea cual debe ser la principal ocupación de la religión, como ayudar en la respuesta de inquietudes como el sentido del mal, qué somos, amor y muerte... ( y no como autoridad dirimente en el establecimiento de paradigmas o referentes en el campo del conocimiento de la naturaleza...).

Denuncia valientemente el enorme daño y flaco favor para la humanización y la justicia, que se produce cuando determinadas instancias religiosas interfieren en el desarrollo del conocimiento racional.... Cuando temerosas de perder su cuota de poder, hasta se entrometen en discusiones acerca de la idoneidad o pertinencia de determinado tipo de investigaciones, porque las consideran como contrarias a sus dogmas de fé.... Necesidad imperiosa de ALFABETIZACIÓN CIENTÍFICA, reseña en otra parte, perfectamente en concordancia con lo expresado en los párrafos anteriores.

Su voluntad y creencia de buena fé en el diálogo, está muy lejos del sentido que pretendía darle a ese fructífiero diálogo su entrevistador.... El expresa su creencia personal en propiciar el diálogo, aunque sin esperanzas de éxito. Sin duda los que propician nuevos concilios, apuntan a diferencia de él, a objetivos más temerariamente audaces, como pretender que la ciencia tendría que sentarse en una mesa, a negociar acerca de sus descubrimientos, para emitir conjuntamente pronunciamientos acerca de nuevos referentes y paradigmas en el campo del conocimiento de la naturaleza, pero ello por desgracia para ellos, ya no es una posibilidad...

No es necesario o imperativo establecer un diálogo... de hecho las religiones y la teología pertenecen a la ciencia, como una rama relacionada con las ciencias sociales, con el estudio de lo socio-cultural, psicológico, antropólogico.... Pero la especie humana sólo es una especie más dentro del inmenso campo de estudio del universo y la naturaleza, donde religión, dogmas y dioses, devienen en hipótesis innecesarias y absolutamente intrascendentes.

Saludos.

9.Publicado por Alejandro Álvarez Silva el 28/01/2012 11:58
Recomiendo al respecto el epígrafe del Blog Simbiotica: "Ciencia, Filosofía, Religión. Una visión armónica". Saludos:
Alejandro Álvarez

10.Publicado por Joaqu;in González Álvarez el 30/01/2012 17:03
Algo mas sobre diálogo ciencia-religión.
Los eminentes científicos y teólogos Martin Rees y joh Barrow en un artículo proponen una tesis en forma de ficción que mueve a la meditación, Dicen que si dsde una lejana galaxia con un desarrollo algo superior al nuestro una mentalidad avanzada creara con una computadora unn universo o varios paralelos. con desarrollo como el nuestro, con las mismas propiedades, con sus cient;ificos y teólogos con los mismos conocimientos e inteligencia de los nuesros, llegarían a tesis sobre origen del universo, Dios, etc., iguales a las que se manejan en el actual diálogo ciencia-religión, y no nos daríamos cuenta que eramos hechura de una mente cósmica como en el filme Matrix. Para abundar sobre ;esto sugiero la lectura de mi artículo en Google: MARTIN REES JOHN BARROW Y LA MEGACOMPUTADORA CÓSMICA.

11.Publicado por Mariano el 30/01/2012 19:53
Los científicos ateos quieren convencer a los creyentes y a ellos mismos de que Dios no existe, escribiendo teorías especulativas sin fundamento físico para intentar explicar los dos grandes misterios que la física no puede resolver, que son: el origen del universo y las propiedades espirituales en el hombre.
En lugar de resignarse y aceptar su ignorancia, esgrimen argumentos tales como la evolución total, de forma que el universo o universos existen desde siempre, es decir, que tienen una antigüedad infinita, y que los elementos químicos, simples y compuestos, por efecto del azar, se combinaron para formar un caldo genético de células, que evolucionaron hasta llegar a los seres vivos y al hombre y su prodigioso cerebro.
Como bien dice el artículo, hay que preguntar, a los científicos no-teistas, ¿quién se encarga de mantener las leyes, tan rigurosamente, de la física y de la biología?.
¿Cual es la ley biológica-vital que determina que al combinar ciertas sustancias químicas en ciertas proporciones (desconocidas), se genera una célula viva?.
Esta ley existía antes de que se formara la vida y no ha sido derogada.
¿Por qué no se siguen ahora produciendo células como las primigenias, ni aun copiando las condiciones físicas primitivas?
¿Por qué no han evolucionado los cerebros de otros animales, ni siquiera incipientemente, para alcanzar el estado del cerebro humano?
¿Fueron todos ellos hechos irrepetibles y únicos producidos únicamente por el azar?
Son tantas las ignorancias de la ciencia, y tantas las teorías de física que son derogadas (incluida la relatividad), que los intentos de explicar esos misterior de la naturaleza son meras historias especulativas sin fundamento y van fracasando uno tras otro.
Este tipo de científico no-teista se extralimita en sus funciones, pues la ciencia honesta se tiene que basar en las pruebas experimentales, y someterse a ellas, por lo que cuando trata de explicar los fenómenos, que no puede comprobar experimentalmente, mediante teorías inventadas, en realidad no está haciendo ciencia física, sino ciencia ficción.
Las religiones siempre han tratado de responsabilizar a un Dios de todo lo que no puede explicar la ciencia.
Quizá. los jerarcas de las religiones vieron, de esa forma, un medio de adquirir poder.
A medida que la ciencia fue explicando los misterios, se fue reduciendo la responsabilidad directa de Dios en esos fenómenos. Ahora, la ciencia no-teista extrapola indebidamente y sin fundamento para concluir que ha desaparecido la responsabilidad de Dios.
La única forma de tender puentes entre ciencia, filosofía y religión es juntar a científicos ateos, filósofos, religiosos y teólogos, absolutamente honestos, humildes y capaces de reconocer sus ignorancias y llegar a un consenso en el que deberá constar lo que se deja para la fe y lo que se deja para la ciencia, sin que ninguna de las dos pretenda más de lo que le corresponde.
Saludos
.

12.Publicado por Beatriz BASENJI el 31/01/2012 02:29
Me ha encantado la exposición de Mariano! Sucede que la mayoría de los seres viven ajenos a su realidad espiritual.Pero sí padecen en su propio ser los altibajos de esa pretendida ignorancia.Otros en cambio han dedicado tiempo y esfuerzo a indagar en si mismos y en LOS OTROS sobre ese misterioso ente que gobierna nuestras vidas. Así nos enteramos que somos una ENERGIA idéntica a la del Universo, por lo tanto estamos recibiendo mediante nuestra actividad cerebral multitud de ondas y a la vez las emitimos continauamente.Si somos seres que vibramos en Amor,en Humildad, en esa energía potenciada que llamamos FE, nos vamos a conectar con esa misma calidad de ondas. Y si nuestra tónica es la desconfianza, el recelo, el rechazo hacia los seres que se aproximan a nosotros, vamos a integrarnos a un flujo negativo .Depende de nuestra VOLUNTAD. El estar conscientizados acerca de esta repercusión universal que genera cada uno de nosotros, nos va permitiendo evolucionar e ir viviendo diferentes etapas. Estas etapas nos conducen directamente al Conocimiento Espiritual, el cual es a medida que se avanza una RESPONSABILIDAD permanente. Nuestros sentidos no solo se refinan, sino que vamos descubriendo lo que nuestra propia torpeza espiritual nos negaba. Es a partir de ese momento que ya no nos caben dudas y nuestros latidos humanos se armonizan con los mismos latidos del Universo.

13.Publicado por syd el 31/01/2012 04:06
Mariano; la fe nuble la razón. La fe es aceptar sin cuestionamientos y sin argumentos ciertas "verdades". Creo humildemente que es exactamente al contrario de como planteaste el problema: los " creyentes" quieren y necesitan que dios exista. Lo necesitan creer por muchas razones (fe(?), convicción, porque de chiquitos creyeron en lo que sus padres y sociedad les transmitieron) una de las razones mas deshonestas a mi entender es que muchas personas consagradas a algún tipo de dogma no sabría que hacer (laboral y socialmente) si se permiten siquiera cuestionarse la existencia de dios (leiste a Meslier?). Me imagino cuantos saserdotes dicen una cosa y hacen otra (pero de algo hay que vivir...). Creo que la función de la ciencia es encontrar respuestas que sean reproducibles, medibles, constatables. Es una manera lenta de avanzar pero segura. Y por último, si dios existe y es todo poderoso es lo mas cercano a un delincuente perverso, por que niños con hambre, por que tanto sufrimiento SIN SENTIDO de personas inocentes? las respuestas religiosas no las entiendo, son rebuscadas y tan perversas como su fe y su creación: Un dios a la imagen y semejanza de los hombres.

14.Publicado por Mariano el 31/01/2012 10:41
Para syd - 13 -
Se que tienes el derecho de ocultar tu nombre, pero para mi es un indicativo de la falta de seguridad que tienes de tus argumentos.
El hombre primitivo se encontró con muchos problemas para los cuales no tenía explicación.
Al estudiar las religiones primitivas encontramos que: el Sol era un dios, la Luna una diosa, los planetas que se movían en el cielo eran dioses (las figuras de Nazca fueron hechas para llamar su atención), el cóndor era un dios, la montaña era otro dios (Apu), el fuego era otro dios, etc. Todo aquello que superaba su entendimiento se convirtió en dios, Podemos entender que crearon dioses materiales
Los griegos y los romanos también nombraron dioses: para el amor (Venus, Eros, cùpido)), el viento (Eolo), la guerra, la música, la danza, el vino (Baco), etc. Crearon dioses a imagen y semejanza del hombre
Los hebreos nombraron a un único dios: yahvé. Dios ceró hombres a imagen y semejanza de Dios.
Jesucristo lo confirmó dejando instrucciones para el comportamiento, un testamento para después de la muerte y mandó fundar una iglesia
Algunos jerarcas de las iglesias, aprovecharon el poder temporal para enriquecerse y aumentar su poder terrenal, cometiendo atropellos, robos, asesinatos, etc. (La Inquisición)
Como oposición a esa postura, el comunismo negó la existencia de cualquier dios, alegando que "dios es el opio del pueblo", que lo adormece y le ciega para que no vea los destrozos ocasionados por las iglesias.
Pero resulta que el comunismo ha desembocado en dictaduras que han perseguido a los religiosos (La URSS, La República Comunista de España, Cuba, China, Corea del Norte, etc)
Por consiguente, unos necesitan que Dios exista porque se explican todos los problemas y quieren seguir existiendo después de la muerte, tal y como prometió Jesucristo, y otros no quieren que Dios exista porque quieren explicar todos los problemas mediante la ciencia y no aceptan seguir las instrucciones para el comportamiento dadas por Jesucristo. y a eso lo llaman libertad y progreso.
Utilizas el clásico argumento de que Dios es lo mas cercano a un delincuente perverso porque permite el mal y el sufrimiento en el mundo, no solo del hombre, sino también de los animales. Existen argumentos en contra. Por ejemplo, que desconoces el plan de Dios para el universo y para los hombres deducido de Jesucristo, en el cual, Dios da al hombre el "libre albedrío" independiente de la voluntad del mismo Dios, para poder judjarle posteriormente. Le hace responsable de sus actos.
¿Que sentido tendría que el hombre actuara siempre con una inteligencia suprema y obligado a realizar todos sus actos con perfección absoluta, sin padecer mal alguno?. Para evitar todos los males, incluso no podría morir. No podría haber enfermedades, ni gravedad (para evitar que no se caiga). Ese mundo sería ridículo.
Otra cosa es que no te guste sufrir. A nadie le gusta el sufrimiento.
¿Qué justificación encuentran los ateos para el sufrimiento? Posiblemente dirán que la Naturaleza es lo mas cercano a un delincuente perverso.
Por consiguiente, es necesario "tender puentes entre Ciencia, Filosofía y Religión"
Saludos

15.Publicado por Alberto el 31/01/2012 12:56
Por cierto, dios, ya no es discursión. A cualquier cientifico ni le preocupa.

16.Publicado por Mariano el 31/01/2012 17:03
Para Alberto - 15 -
Yo no se si eres cintífico profesional que hablas por ti mismo o simplemente amigo de la ciencia que te has dejado llevar por los abundantes escritores científicos ateos..
Yo prefiero usar mi propio criterio
Yo tengo años de estudio y motivos suficientes para considerarme un científico, y a pesar de ello me preocupan otros temas como pueden ser la vida despues de la muerte, el objetivo para la humanidad, etc
La ciencia trata de saber cómo ha llegado el hombre a su estado actual . El como. Lo tiene muy difícil.
Yo trato de comprender la razón por la que ha surgido el homo sapiens en la Tierra y con qué objetivo
El por qué y el para qué
Para encontrar las respuestas no me dejo arrastrar ni engañar por las corrientes de tendencias extremas polarizadas en un solo sentido.
Prefiero buscar pruebas físicas, que ni la física ni la química pueden darme, y, créeme, las hay, Solo hay que buscarlas con interés, sin complejos y sin criterios preconcebidos.
Un científico que no se preocupa de su propio destinp, no es más que un cerebro calculador.materialista.
Saludos

17.Publicado por Alberto el 31/01/2012 17:05
Puentes entre la ciencia y la religión es que ustedes pagen religiosamete sus matrículas, estudien como enanos y aprueben. Después, formen sus juicios, y si son acordes con la realidad, sean aceptados por el resto de la comunidad, publicados en publicaciones especializados y que corroboren las aportaciones. Esos son los únicos puentes que puede haber. Esfuerzo, esfuerzo y esfuerzo como hace cualquier investigador...

18.Publicado por Joaqu;in González Álvarez el 31/01/2012 17:19
Sobre La Armonía Universl.
El célebre físico, matemático y filósofo Henri Poincaré escribió: "Los hombres piden a sus dioses que prueben su existencia con milagros, mas la eterna maravilla es que no haya incesantemente milagros. Por eso el mjundo es DIVINO, puesto que por eso es ARMONIOSO". (Las mayúsculas son mias).

19.Publicado por rubeneikers el 31/01/2012 18:10
Alberto , ya hemos estudiado y seguimos algumos estudiando ,...creo que uno ya a esta altura de que hacer desaparecer la religion..
chao

20.Publicado por rubeneikers el 31/01/2012 18:13
bonitas palabras pero.............si estubieran ahora en nuestra epoca y supieran todo lo que sabemos ahora , creo que cambiaria muchas cosas ,,,,,como eisntein en c=mc2 ,,

21.Publicado por Beatriz BASENJI el 31/01/2012 22:09
syd #13:Tu no tienes idea de aquello que sea la FE. No solo no es algo que nubla la razón - como tu supones - sino que es una fuerza capaz de lograr imposibles.El que tu no hayas experimentado en la naturaleza de la FE ,no significa que otros seres no lo hagan. La PALABRA, es un DON que nos ha sido dado a los seres humanos. Conozco personas que estaban en trance de morir, desahuciados,pero por ese Don de la FE no solo salieron del trance, se curaron y hoy dan testimonio de ello. Hay que vivirlo. Está en nuestra Naturaleza y es parte de esa INTELIGENCIA UNIVERSAL de la que TODOS formamos parte. Tu mismo, que te niegas a la FE concurres a estos foros porque SABES que por aquí desfilamos seres con muy distintos puntos de vista, pero que tenemos algo en común: LA FE. ¿Por qué te acercas? Porque tu mismo sientes la necesidad de que alguien te muestre un Camino que desearías conocer y que está ahí mismo, justo en el fondo de tus ojos cuando te dispones a dormir.

22.Publicado por Joaqu;in González Álvarez el 01/02/2012 16:59
Por no-teísmo entiendo la no creencia en un dios personal antropomórfico, pero si creencia en una causa o aerante de la Armonía Universal, del maravilloso cumplimiento de las leyes de la naturaleza, causa o garante a lo que muchos llamamos Dios.

23.Publicado por Mariano el 01/02/2012 19:05
Para Joaqu;in González Álvarez - 22 .
Para los ateos, no-teista es un apócope de las personas no creyentes en ningún Dios, sin excepciones.
El Dios en que tu crees, causa y garante de la Armonía Universal y del maravilloso cumplimiento de las leyes de la naturaleza, es el Dios exclusivamente creador del mundo material, que para los teistas es solo una parte del Dios verdadero. La otra parte es todo lo referente al espíritu y a las enseñanzas de Jesucristo.
En mi criterio, el único testimonio en que nos podemos basar y que está a nuestra disposición, son los textos de los libros del Nuevo Testamento. Es la única fuente revelada, que, en mi opinión, no se deben interpretar, porque toda interpretación se hace en provecho del que lo interpreta.
A veces, una interpretación conlleva cambios en el texto. A veces los cambios llevan a establecer nuevas normas no contempladas en el texto original
Saludos

24.Publicado por Joaqu;in González Álvarez el 02/02/2012 16:04
Atinado su aporte Mariano, gracias.
Saludos.

25.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 03/02/2012 06:05
Joaquín Gonzales A. # 22. Tu inquietud es válida por lo siguiente: Curiosamente existen " religiones" como el budismo, que a pesar de pertenecer a la edad infantil y primordial del pensamiento humano, como todas las religiones, a las que les espera el verdadero salto cualitativo a la adultez intelectual, basada en el pensamiento pro-científico, lógico y racional, sin embargo están varios pasos por delante de las anacrónicas y pueriles religiones de origen judaíco, como el judaísmo, cristianismo e islamismo, mal nacidas hijas de la misma mala madre.... el budismo ha conseguido dar un salto cualitativo nada desdeñable e insoslayable, al desprenderse de la infantil IDEA , de un dios " antropomórfico" como tu bien mencionas crador de todo lo existente.


Sus principios son básicos y sencillos a diferencia de las religiones teístas contaminadas de un erróneo concepto antropocentrista y antropomorfistas de la realidad.... Ellos no se guían por mamotretos infames, escritos por hombres ignorantes, con menos formación cultural y academica que la de un niño de 10 años de nuestros tiempos, plagados de alegorías, incoherencias y contradicciones, que para colmo han sobrevivido a depuraciones arbitrarias, como la del concilio de Nicea, donde un emperador romano de acuerdo a sus intereses políticos, depuró que iba y que no de esas " sagradas escrituras", que para mayor descrédito han sobrevivido a miles de exégesis y traducciones que sólo han conseguido riduculizarlas aún más, de lo que en esencia representan, que no es más que pensamiento mágico, oscuro e irracional....

No se necesita de causas últimas ni avales Joaquín..... el debate eterno de por qué no hay algo en vez de nada, en el que se basan las religiones, no es más que un error semático.... No tiene que haber causas últimas... ellas sólo corresponden al ámbito de lo fenoménico, lo experimental, formas primordiales como nos ha sido dado conocer el mundo..... pero los humanos, a difencia de las creencias ridículas fomentadas por la religiones, sólo somos una especie más, que bien podría extinguirse y dar mañana paso a otra , acaso intelectualmente superior, y convertirnos en un mero dato histórico y estadístico, para colmo en el contexto de un planeta y sistema intrascencentes en medio de lo inconmensurable del universo.... Las religiones nos han convertido en unos redomados idiotas, maravillados de si mismos, ignorantes de su insignificancia espacio temporal en la más elemental historia del universo...

Saludos.

26.Publicado por Mariano el 03/02/2012 12:38
Para Gustavo Rozas Valz - 25 -
En su comentario se limita a afirmar sin aportar prueba alguna que el budismo es la religión perfecta.
De sus palabras deduzco que no ha penetrado en el budismo con espíritu crítico, pues el budismo es un sueño que nunca se hace realidad. Es una fantasía psicológica no realista en la que utiliza y define al hombre distinto a como es en realidad.
En ese aspecto es parecido al comunismo, que es una utopía que solo puede funcionar si el hombre fuera de distinta forma a como realmente es.
La verdadera religión o ideología deberá tener en cuenta al hombre tal y como es, imperfecto, bueno y malo a la vez, y tendrá que adaptar su ideología al hombre real. Eso es lo que hizo Jesucristo
Saludos

27.Publicado por Joaqu;in González Álvarez el 03/02/2012 15:16
Gustavo Rosaz V.#25.
Me complace grandemente su comentario al mio. Coincido con usted prácticamente en todo lo que tan excelentemente expone.
Saludos.

28.Publicado por Joaqu;in González Álvarez el 04/02/2012 02:37
Para Mariano #26.
Me temo que Mariano no entendió la excelente exposición de Gustavo Rozas #25. Le sugiero que la lea de nuevo, vale la gestión.

29.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 04/02/2012 15:31
Mariano: Le concedo la razón cuando supone que no he " profundizado" mucho en el budismo, como si lo he hecho en las religiones de origen judaíco, ya que he sido formado como cristiano-católico escolar y familiarmente... Donde va equivocado es en suponer que yo considero al " budismo" la religión perfecta.

No podría ser así desde el momento que no soy creyente ( o ateo cuando se trata de tomar posición política respecto a las religiones). Lo único que quise reseñar, es que con el conocimiento que tengo del budismo, que es básico y más que suficiente, me queda meridianamente claro, que como " religión" está varios pasos por delante de las religiones de origen judaíco. ¿ Por qué?. Por mencionar algunos detalles: es universalista, no es teísta y por lo mismo antropomorfista y antropocentrista... no considera arbitrariamente al hombre como la máxima creación de algún supuesto Dios o divinidad. No parte del supuesto petulante, de que más de la mitad de la población mundial vive en el error y la herejía, tal es el caso del judaísmo, el islamismo y el cristianismo, que acaso alcanza el paroxismo de lo patético en el caso del judaísmo, que parte de la pueril creencia de que serían " el pueblo elegido de Dios" ( y al resto que lo parta un rayo ). No ha pretendido imponerse como ideologia en el mundo, pactando con el poder terrenal, político y militar como lo han hecho, lo hacen y sin duda lo harán las demás religiones... No han propiciado " evangelizaciones" forzadas por el resto del mundo para " llevar la palabra de Dios" imponiendo sus absurdas creencias y rituales, en poblaciones que tenían las propias y no menos válidas o inválidas en todo caso desde el punto de vista lógico y racional... y menos han tratado de llevar guerras santas en contra de los infieles, que no profesan su misma religión.

Finalmente con sus inevitables matices alegóricos y fantasiosos como todas las religiones que tienen su origen en un período arcaíco, preludio y proceso necesario para la formación del pensamiento racional, es el budismo la religión que menos distante se encuentra al ser contrastada con los referentes y paradigmas del conocimiento actual.

Saludos.

30.Publicado por Mariano el 11/02/2012 14:47
Para Gustavo Rozas Valz - 29 -
Por su comentario donde se declara ateo, deduzco que usted mete en el mismo saco a todas las religiones y
confunde judaismo y cristianismo, cuando en realidad lo único que tienen en común es la nacionalidad de sus fundadores.
Hablando de universalidad, el catolicismo significa eso mismo.
El budismo no es universalista como usted parece creer. Buda no era universalista pues se circunscribía a él mismo y a su propio entorno.
Usted dice: "el budismo es la religión que menos distante se encuentra al ser contrastada con los referentes y paradigmas del conocimiento actual"
Nada más incierto. El budismo no se ha adaptado a los avances, ni al progreso, ni al conocimiento, ni al pensamiento actuales. No ha cambiado desde hace siglos. Si la humanidad hubiera seguido las normas del budismo, estaríamos todavía poco menos que en la edad de piedra.
Con sus ritos y letanías rutinarias, a veces entran en trance y se creen en un estado de elevación espiritual falso. Ese estado a veces desemboca en fenómenos paranormales, que les induce a afirmarse en sus creencias de que su espíritu puede dominar y domeñar la materia de forma voluntaria.
El budismo está rodeado de esoterismos.
Usted no cree en dios alguno por los errores cometidos por los jerarcas de las religiones. Eso sería lo mismo que los alemanes renegaran de Alemania por los errores de Hitler.
Yo pienso que cada hombre tiene que tener su propia e independiente comunicación interna con Dios.
Saludos

31.Publicado por Mariano el 13/02/2012 18:58
Para Gustavo Rozas Valz y Joaquin González Álvarez
Respecto a lo dicho en mi comentario 26, respecto al budismo "es un sueño que nunca se hace realidad, pues es una fantasía psicológica no realista en la que utiliza y define al hombre distinto a como es en realidad" , he de añadir que eso se deduce de la creencia del budismo en la capacidad que tiene el hombre para reprimirse.
Para el budismo, hay que evitar el sufrimiento en todos sus aspectos, pues el sufrimiento es el origen de todos los males. El budismo afirma que la causa del sufrimiento son todos los deseos: el ansia, la sed, el hambre, el deseo de una mujer, el deseo de conocimiento científico, la ambiión, etc., por eso, la auto-represión es la forma perfecta para evitar el sufrimiento. Pero se olvidan, o no saben, que los psicólogos y psiquiatras han declarado que la auto-represión a todos los deseos no es la forma de evitar el sufrimiento, en parte, porque el hecho de reprimirse a todos los deseos de necesidades es uno de los mayores sufrimientos psicológicos que puede padecer el hombre, y genera deseos todavía más profundos y peligrosos. Es de tal forma negativo para el hombre, que, como ya dije en otro comentario, si la humanidad hubiera seguido las normas del budismo, estaríamos todavía poco menos que en la edad de piedra.
El sometimiento de los deseos durante largo tiempo, conduce al hecho natural de pérdida de los mismos y despersonaliza al hombre. Por eso, el budismo trata de negar su propia naturaleza al propio hombre.
Como en todo, la moderación en los deseos no produce sufrimiento. Los únicos deseoa que deben reprimirse son aquellos muy antiguos: de odiar, de matar, de violar, de desear la mujer del prójimo, de robar, de arruinar al prójimo, etc
Dices que " No tiene que haber causas últimas". Esa es la postura de un ignorante que rechaza todo lo que no puede comprender. Es la antítesis del científico.
Saludos

32.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 14/02/2012 00:16
Estimado Mariano: No he tratado de hacer un análisis de cada uno de los dogmas que caracterizan a las religiones judeo-cristianas. Sólo he dicho que tienen un mismo origen y punto de partida ( lo que resulta innegable), y aunque el término " ponerlas en el mismo saco" como que no se acomoda en el contexto de lo comentado, pués tienen algo en común y es el punto de la discusión: " todas ellas " excepto el budismo, son religiones teístas. Ahora, parece que no he sido lo suficientemente claro respecto al budismo; yo no soy un defensor, ni practico el budismo, desde el momento que bajo mi línea de pensamiento, las religiones, sus dogmas, creencias y Dioses, devienen en hipótesis innecesarias...

Sólo resalté el budismo como religión no teísta y por lo mismo más universalista, integracionista y menos alejada de los referentes del conocimiento actual.... sin que ello no implique que igualmente esté alejada, como toda religión.

No entiendo como podría ser universalista el cristianismo católico... Para comenzar presenta diferencias irreconciliables con otras sectas cristianas ( por no mecionar al judaísmo y al Islamismo, sus primas hermanas ). Si los católicos están en lo correcto. Si Jesucristo, cuya calidad de hijo de Dios se legitimó en un concilio ( varios siglos después) entonces más de la mitad de la población mundial ha vivido, vive y vivirá en el error, el pecado, la herejía y sin duda enfrenta una segura condenación ( como podría explicarse eso..? ) Entonces alguién tiene que estar espantosamente equivocado... si no son los judíos que aún esperan a su mesías, entonces son los musulmanes y su glorioso profeta mahoma, con sus paraísos de miles de vírgenes, o en su defecto los católicos por haber endiosado a un hombre común y corriente....

No sé cómo se podría hablar de esoterismos únicamente para calificar al budismo. ¿ Qué se puede pensar, por favor de " santísimas trinidades" santos milagreros, papas infalibles, locos que rezan en todo el mundo en dirección a la meca, paraísos de miles de vírgenes y de unos tontos que se creen el pueblo elegido de Dios, y que rezan agitando frenéticamente la cabeza frente a un muro, con unos rulos y sombreritos ridículos...no hay mucho más esoterismo contenido en todo ello...?

En fin. Definitivamente resulta imposible que nos pongamos de acuerdo. Pero en todo caso en lo que sí estoy de acuerdo con Ud, es en el derecho inalienable que cada hombre tiene de mantener las creencias personales que mejor le acomoden.... y si de véras cree que habla con un Dios, pués tanto mejor para él.

Saludos.

33.Publicado por Mariano el 15/02/2012 20:26
Para Gustavo Rozas Valz - 32 -

El budismo no es absolutamente una religión no teísta, pues su objetivo es alcanzar un cierto paraiso o nirvana que no saben explicar: es oculto..
El esoterismo es una práctica de experiencias cuyo significado es oculto, reservado e inaccesible al vulgo.
El budismo hace prácticas ocultas al resto de los que no lo practican, pretendiendo que esas prácticas le llevarán al nirvana.
Esoterismo puro
En el comentario 31 he presentado los coceptos fundamentales del budismo, que no son solo los esoterismos, sino una filosofñia para reprimidos y retrógrados sin progreso , pues está alejado de los referentes del conocimiento actual.
El cristianismo no es solo para los elegidos sino también para el vulgo. La Santísima Trinidad se estableció como deducción de las palabras de Jesucristo, pues nombró a Dios, al Espíritu Santo, y al Hilo único de Dios. Los santos "milagreros" se basan en hechos sucedidos que están por encima de la ciencia, es decir sobrenaturales. La infalibilidad de los papas se refiere en asuntos espirituales indemostrables que no corresponden a su poder temporal. ¿Donde están las prácticas de ocultamiento, reserva e inaccesibilidad para el vulgo en el cristianismo

Jesucristo, no se legitimó en un concilio, sino que se ratificó como hijo de Dios en un dogma de fe, algo que ya se sabía por la tradición oral y por los Evangelios
Dices: “más de la mitad de la población mundial ha vivido, vive y vivirá en el error, el pecado, la herejía y sin duda enfrenta una segura condenación”
Eso es una afirmación gratuita, pues la mitad de la población mundial vive en su propias creencias (para ellos no son herejías). Mientras vivan con arreglo a sus creencias religiosas y arrepintiendose de sus pecados no se enfrentarán a una condenación. Lo mismo sucede con los ateos que no ofenden ni a Dios ni a sus semejantes, porque es un Dios de todos.
El hecho de no creer en Dios ni en Jesucristo y predicar públicamente que todo lo que dicen los Evangelios es falso, conlleva un riesgo muy peligroso, pues si sucede que existe otra vida después de la muerte y tal y como predijo Jesucristo, habrá`premio o castigo, se ha escogido el peor futuro posible.
A Jesucristo no se le ha endiosado, pues se le llama Hijo de Dios porque lo dicen los Evangelios, en los que no aparece como un hombre común y corriente..
Dices: “los dogmas, creencias y Dioses, devienen en hipótesis innecesarias”
En ese caso, los ateos tienen un problema que consiste en no saber cuales son la hipótesis necesarias
Esas palabras son propias de un ateo extremista, cuyo objetivo no es precisamente tender puentes entre la ciencia, la filosofía y la religión, sino todo lo contrario.
Dices: “Definitivamente resulta imposible que nos pongamos de acuerdo”
Es imposible desde el momento que los ateos niegan todo lo referente a Dios
Lo que yo creo es que es imposible tender puentes entre los que creen en Dios y los ateos extremistas.
Es posicle que sea la ciencia dicho pueste.
Por otro lado, ¿Qué ventajas tiene ser ateo?
Saludos

34.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 20/02/2012 20:22
Mariano. #33.El budismo es una religión " no teísta", no cree en dioses creadores del universo. Ese paraíso que tú mencionas " El nirvana" no es tal. Es la aspiración hacia un estado ideal de compenetración con el todo... con el universo. Paso importante, ya que a diferencia de las religiones teístas, no asume arbitrariamente y sin el menor fundamento, al hombre como el " summun" y " leit movtiv" de una supuesta creación... pequeña gran diferencia en le contexto del conocimiento actual, que se ha encargado de ponernos en nuestro verdadero lugar, como una especie animal más, convidados de piedra con no más de 100,000 años de existencia, en un insignificante e irrelevante planeta y sistema de no más de 4,500 millones de años, en el contexto general de un universo de cerca de 14,000 millones de años.

En ese mismo orden de ideas, Mariano, Ud califica sin más de retrógrado al budismo ( como si de por si no lo fueran ya todas las religiones sin excepción ) y alejado de los referentes del conocimiento actual. Empero y una vez más volviendo a su aspecto principal; al no ser teísta a diferencia de las religiones judeo-cristianas, ha dado un salto cualitativo trascendental, superando esa etapa primordial en la evolución del pensamiento humano, contaminado por el error de la " agenticidad" ( presuponer voluntades y propósitos en fenómenos naturales, como si de identidades biológicas se tratase ).

Ahora, para el establecimiento arbitrario de la divinidad de cristo, del espíritu santo y partida de nacimiento para esa absurda e inextricablemente esotérica entelequia de la " santísima trinidad" ( concilios de Nicea 325, Constantinopla 325 dc, y Efesos 431 que de paso decretó a la virgen maría como madre de dios ) para nada se tendió puentes ni propició consensos, simplemente se impuso como dogma de fé; pués muchas otras sectas cristianas, con sobrados argumentos cuestionaron ese dogma y de seguro que a muchos les costó la cabeza....

Concluye Ud, este punto, luego de eludir convenientemente otra arbitraridad como la " infalibilidad de los papas", soslayando que la propuso un engendro como Pío Nono... un infeliz de triste recordación, que se opuso a la formación de una sociedad protectora de animales en Roma, porque según su retorcido punto de vista de ignorante prepotente: " Los animales no poseían un valor intrínseco per se... y lo que los humanos hicieramos con ellos, estaba más allá de cualquier consideración moral... El antropocentrismo delirante del judeocristianismo en su máxima y grotesca expresión de flagrante error conceptual; con la siguiente interrogación ¿ donde están las prácticas de ocultamiento para el vulgo, por parte del cristianismo? y la respuesta se cae de madura: En el ocultamiento deliberado de hechos insoslayables que cuestionan sus fundamentos más elementales, como el hecho de que los nuevos evangelios, se escribieron más de sesenta años después de la muerte del profeta jesucristo, cuando con toda seguridad ya no vivía ningún testigo presencial de su vida y obra... para colmo escritas en griego,( no en hebreo ) y que han tenido que sufrir la depuración arbitraria de los obispos lacayos de Constantino... que a su vez y para colmo han sobrevivido a innumerables exégesis y traducciones. Entonces, ante la enumeración sólo de algunos hechos incontrovertibles me pregunto: ¿ Es consciente el vulgo que profesa el cristianimo, de esa información primordial que socavaría el fundamento mismo de sus creencias..?.

Después, se contradice Ud, pués cuando objeta mi legítima suposición acerca del error y la herejía en el que habrían vivido, viven y vivirán los que profesan otras religiones, manifiesta que mientras vivan con arreglo a sus " creencias" ( y por fin hablamos con propiedad de las religiones, como simples creencias) no arriesgan la condenación, aunque no entiendo cómo podría ser eso, ya que no recogen el supuesto mensaje verdadero de Dios, de su hijo jesucristo y de sus legítimos representantes en la tierra... pero concluye luego Ud, con una aterradora admonición y ahí reside la inmediata y flagrante contradicción: " El hecho de no creer en Dios, ni jesucristo y afirmar que lo dicen los evangelios es falso, lleva consigo un grave riesgo; y es que si como predijo jesucristo, existe otra vida, entonces habrá premio o castigo y en ese caso se habrá tomado la peor decisión posible..." Terrible sentencia Mariano.. hasta se me ha puesto la piel de gallina.. Pero entonces, ¿ en qué quedamos? En el universo que contiene a los que no creen en la santísima trinidad ( muchos de ellos verdaderos amantes del profeta jesucrist ) padre, hijo y espíritu santo, así como en las " sagradas escrituras", están los ateos y los practicantes de otras religiones, incluído el judaísmo y el islamismo... Entonces razón tenía yo de preocuparme por el destino de esos millones de herejes que escogieron el mal camino, entre los que me encuentro yo, como ateo irredimible.

Para concluír Mariano, realmente no existe la " necesidad" de tender puentes entre ciencia y religión... es más, no depende de la buena o mala disposición negar un lazo que las une. Y es que de hecho la ciencia tiene como uno de sus tantos objetos de estudio a la religión, a través de las ciencias sociales; más exactamente la antropología que engloba a todas las manifestaciones socio-culturales... y para despedirme, tentaré una respuesta plausible para su inquietud final: ¿qué ventajas tiene ser ateo? y sólo le puedo responder, que simplemente se trata de dos posturas diferentes a la hora de buscar una explicación para las innumerables inquietudes que nos abruman; o apostamos por la verdad, aunque no sea de nuestro agrado....o apostamos por las mentiras que nos satisfagan y reconforten... ya lo dijo el genial Nietszche: " Todo aquel que de la vida espere, felicidad y tranquilidad, necesariamente tendrá que alejarse del camino que conduce a una cultura superior..."

Saludos cordiales.

35.Publicado por Mariano el 21/02/2012 14:07
El evangelio más tardío fue el de San Juan, publicado, sacado a la luz, cuando tenía 80 años
Yo he publicado mi libro después de 29 años
La tardanza en publicar no implica que el texto sea falso, ni que haya sido escrito el texto completo en el último año. Lo lógico es que se hubiera estado escribiendo a lo largo del tiempo, y cuando cada uno de los 4 evangelistas consideró oportuno, lo dió a conocer.
Una prueba de la veracidad de los evangelios es que fueron escritos por tres discípulos de Jesucristo que vivieron con él. Cuando escribieron los textos se encontraban muy lejos unos de otros. No se copiaron unos a otros. El cuarto evangelista, San Lucas. ni siquiera era discípulo de Jesucristo. Inmediatamente después de la muerte y resurección de Jesucristo, fue a los lugares donde Jesucristo predicó, realizó hechos sobrenaturales, murió y resucitó, obteniendo la información de los testigos presenciales. Vamos que hizo la labor de periodista. No conoció a los demás evangelistas, y, a pesar de todo, coincide con lo descrito por los otros tres.
Por eso, digo que aquellos que habiendo conocido todo esto, se niegan a creer en Jesucristo corren un grave riesgo. El historiador Josefo confirmó estas manifestaciones. La Sábana Santa es una prueba de la existencia de Jesucristo, de su martirio y de los textos de los Evangelios. Los científicos ya han reconocido que las pruebas del trozo de tela no son válidas porque procedían de un remiento hecho por las monjas después del incendio.
Los ateos sois muy propensos a argumentar que todos los obispos, cardenales y papas modificaron a su conveniencia los evangelios en los concilios. Eso es lo mismo que suponer que todos sin excepción eran corruptos, lo cual es una calumnia que no se sostiene. Además, había muchísimas copias en los particulares que no se destruyeron.
El budismo lo tiene mucho más crudo. La primera recopilación fue de todas las ideas transmitidas oralmente (no por escrito). Fue hecha 600 años después de Buda. Imagínese la chapuza que salió.
Dices que el budismo no cree en dioses creadores del universo, y que el nirvana es la aspiración hacia un estado ideal de compenetración con el todo... con el universo. Basta con interpretar que el todo y el universo es Dios, para que el budismo sea teista. El hecho de que no lo llamen dios, no implica que no lo sea, pues hay varias religiones panteistas (Einstein, entre otros) que dicen lo mismo que los budistas, que dios es el universo y la energía.
El mensaje verdadero de jesucristo no es lo que tu disces, no son los dogmas de la Iglesia católica, sino la única ley que estableció Jesucristo, amar a Dios y al prójimo como a uno mismo
Los que profesan otras religiones y cumplen con sus leyes, fundamentalmente amar a su dios y al prójimo como a si mismos y se arrepienten sinceramente de sus faltas, no arriesgan la salvación
Los ateos que conocen el tetimonio de Jesucristo y a pesar de todo reniegan de Él, arriesgan su salvación, pues no aman a Dios.
Dices que "hay dos posturas diferentes a la hora de buscar una explicación para las innumerables inquietudes que nos abruman; o apostamos por la verdad, aunque no sea de nuestro agrado....o apostamos por las mentiras que nos satisfagan y reconforten"
Para unos, la verdad está en Jesucristo, y la mentira, que satisface y reconforta, es el ateismo, pues se libera de las obligaciones para con sus semejantes, lo cual le permite matar, robar, violar y si se dan mal las cosas, suicidarse. ¿Para qué mal vivir, si no hay otra vida después de la muerte, si no habrá premio ni castigo?
Eso es lo que hacen los animales. Si tienen hambre se comen unos a otros. Los leones se comen las crias que no son sus hijos.
Repito: ¿El ateismo sirve para algo bueno?
Nietszche ni fue genial ni dijo la verdad honesta.
Saludos cordiales

36.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 22/02/2012 22:12
Mariano: Hablas de retrasos en publicaciones, como si de textos modernos, mecanografíados, impresos o archivados en dispositivos electrónicos se tratase... Existe información confiable, de que esos textos se comenzaron a escribir sesenta o setenta años después de la muerte del profeta, pero para no entramparnos y sólo para eso, asumamos que tiene ud la razón en ese punto. Ahora, lo alegóricos, confusos y sobre todo contradictorios, no se lo quita nadie y para muestra un botón en un aspecto fundamental y pilar sobre el que descansa la supuesta divinidad del profeta: La resurrección. En ese punto gravitante, hay tres versiones diferentes sobre los sucesos posteriores a tan " magnífico" y trascendental evento... Que no hayan conseguido ponerse de acuerdo, siquiera para presentar una versión común sobre algo tan importante, nos habla de una tradición oral deformada por la imaginación de diversos relatores y de un lapso de tiempo grande que por lo menos deja un resabio de duda, sobre todo lo escrito al respecto. Eso sin mencionar que obvia ud comentar, acerca de situaciones incontrovertibles como las depuraciones del concilio de Nicea, por parte de de los lacayos de Constantino, sin dejar mencionar las innumerables exégesis y traducciones, que necesariamente deslegitiman cualquier mensaje para la posteridad.

Luego pasa a mencionar Ud la " chapuza" que representa el budismo ( como si las religiones judeocristianas no lo fueran en mayor grado aún ) y en el extremo de la arbitrariedad, pasa a mencionar que el estado del Nirvana, en cuanto a una aspiración de integración con el " todo" con el " universo" estaría en concordancia con las demás religiones teístas, porque según Ud, Dios es el todo y el universo... y yo me tengo que preguntar ¿ Con qué argumentos se atreve ud a plantear semejante afirmación?. Falta la prueba contundente para ello... En todo caso no es más que una simple declaración de parte y opinión sin duda compartida por todos los " creyentes", pero no se olvide ud, que el cargo de la prueba corre por su cuenta... y no me venga a querer sorprender con la vieja añagaza de pedir, que sea yo el que le demuestre la no existencia de un supuesto Dios, porque la existencia es de carácter positivo y el cargo de la prueba corre por cuenta de quién afirma.... Afirmaciones extraordinarias, en relación directamente proporcional, necesitan de pruebas extraordinarias e inapelables también.... Porque sino, bajo esa linea de pensamiento, yo podría solicitarle a ud, que me demuestre la no existencia de cuanta fantasiosa identidad se me cruce por la mente...

Luego menciona Ud el supuesto panteísmo de Einstein. Y aquí cabe una aclaración. Ya en 1,954 el genial científico se pronunció fastidiado acerca de sus supuestas convicciones religiosas y no dejó nada para la imaginación. Afirmó sin dudas al respecto, que se había distorsionado y especulado mucho acerca de sus creencias religiosas... que él, cuando se refería en lenguaje coloquial a dios, lo hacía refiriéndose a las leyes sobre las que se fundamenta el universo, en ningún modo como identidades creadoras y mucho menos creía aún, en un alma y una supuesta vida después de la muerte, con sus premios y castigos.

Pero la cereza sobre el pastel resulta el corolario de su más reciente comentario, cuando por fin cede ud a mi sutil e intencionada presión, para poner en evidencia su línea de pensamiento dogmática, prejuiciosa, intolerante y radical: En primer término, aflora el prejuicio contra quienes no se someten a una moral heterónoma con un evidente sesgo utilitario y mercachiflero de premio y castigo, sino que en todo caso se rigen por una moral autónoma, que no necesita de dioses vigilantes ni amenazas tan terribles como inverosímiles castigos para mantener una línea de comportamiento de respeto por la vida e integridad de nuestros semejantes, entre los que se encuentran el resto de los animales, porque en todo caso, el hombre también lo es, Segundo, arbitrariamente y sin pudor, arroga para los creyentes la representatividad de cualquier parámetro moral, como si fueran los ateos la viva imágen de la corrupción y la maldad y ahí le tengo que refrescar un poco la memoria: ¿ sabía ud Mariano, que el 95% de los criminales más despiadados, entre los que se encuentran los asesinos seriales, son creyentes? ¿ Que me dice Ud de las cruzadas y ridiculas guerras santas, que ahogaron en sangre el oriente medio, sin contar el vergonzoso saqueo y pillaje de cristianos en contra de otros cristianos en Constantinopla? ¿ y el pacto infame de la iglesia que aún subsiste de la misma con el poder terrenal? Los obispos feudales y sus exacciones y toda suerte de abusos sobre sus abrumados siervos... la santa inquisición y sus refinados métodos de tortura y extrema crueldad... la imposición de sus dogmas absurdos por la fuerza en el nuevo mundo.... el robo sistemático del clero a través de los concordatos y el aprovechamiento de viudas enfermas y solteronas para despojar de sus bienes inmobiliarios a sus legítimos herederos con el cuento de la salvación, obtenido con la donación de bienes terrenales... la venta infame de indulgencias, la celebración de jubileos, los innumerables casos de pederastía y seducción de cónyugues y madres de los ignorantes feligreses que confían en la santidad del hábito y la sotana.... las estafas comprobadas que ejercen en sus tratos comerciales, aprovechando del exceso de confianza, por parte de gente ingenua hacia los representantes de la iglesia... la rapacidad que se les conoce como despiadados arrendadores en contra de sus desprevenidos arrendatarios....¿ Es todo ello obra de ateos? Me saldrá ahora ud con los abusos y vejámenes cometidos en los paises comunistas, como si fuera debido al ateísmo en lugar de a toda una ideología retorcida nacida del resentimiento por un régimen opresivo de administración de recursos escasos... y hablando de ideologías, en tercer lugar, aflora también en ud, ese flagrante error conceptual nacido del más recalcitrante antropocentrismo cuando nombra a los animales, como los más dignos representantes de un comportamiento despiadado ( igualándolos de paso con los no creyentes y ateos ) y entonces le tengo preguntar Mariano: ¿ De véras cree ud que los animales representan la forma más salvaje de comportamiento? ¿ Ha ud por casualidad creado alguna vez un vínculo cercano con un animal..? se sorprendería Ud. Yo tengo un pequeño perro al criamos como un mienbro más de la familia y le aseguro que es más inteligente que muchas personas que me ha tocado conocer... y su hijita, la viva imágen de lo que verdaderamente representa el afecto sincero y máxima expresión de ternura... No Mariano, los animales no ejercen venganzas; no matan por placer, no torturan, no asesinan ni se inmolan por ideologías, creencias y dogmas tan radicales como estúpidos.... ese es patrimonio exclusivo de nosotros los humanos... acaso la bestia más salvaje y depredadora que ha puesto en la tierra, el proceso de evolución y selección natural...

Finalmente, termina ud denostando de Nietszche, y negando su real valía y genialidad, que lo ponen a la altura de grandes pensadores y filosófos como Shopenhauer, Hume, Kant... pero lo comprendo... su demolición de la religión y desmitificación de Dios, fué tan inapelable como brutal. Como olvidar esa frase que hoy más que nunca parece cobrar plena vigencia, más aún que cuando fué proferida: " Cuando escucho los domingos redoblar las campanas llamando a misa, me pregunto: ¿ Todo esto es por un judío martirizado en una cruz? ¿ Es concebible todo esto?. La cruz como símbolo, en un tiempo que ya no conoce del significado ni la infamia de la cruz...".

Saludos.

37.Publicado por Mariano el 23/02/2012 16:56
Para Gustavo Rozas Valz - 36
Sus argumentos son contradictorios, no son sinceros ni lógicos. Por ejemplo, usted afirma sin fundamento (no hay tal información confiable) que los Evangelios fueron escritos a los sesenta o setenta años d.d.C. Una vez establecido lo anterior, usted dice que la resurección de Jesucristo se sabe por tradición oral deformada por la imaginación de diversos relatores. Por sus comentarios deduzco que no está suficientemente documentado. Parece desconocer los textos de los 4 Evangelios, de los historiadores de la época y de las pruebas físicas. Usted hará como todos los ateos: negarlo todo y atribuirlo a chismes y cuentos. La resurección de Jesucristo está descrita en los Evangelios, que es una tradicción escrita (no oral, como usted dice), que no está influida por la imaginación de los relatores. ¿Se da usted cuenta de sus errores?. Usted se saca de la manga datos que no están demostrados solo porque le interesan para reafirmar sus argumentos.
Tiene usted la mente cerrada a todo lo espiritual. El hombre, además de propiedades animales, tiene propiedades espirituales: amor, perdón, imaginación, creatividad artística, científica y tecnológica, inteligencia, y precognición inconsciente, etc., que no tienen los animales.
Usted niega a Dios por el mal comportamiento de una serie de: papas, obispos y sacerdotes. ¿Por qué no habla del comportamiento de los santos, sean sacerdotes o seglares, y del resto de personas inocentes?
Usted no admite que haya habido personas con buena intención y buena voluntad entre los creyentes.
.No le pido que demuestre nada de lo que afirma, porque los ateos no pueden demostrar nada para justificar su creencia (si, es una creencia en la no existencia de Dios). El ateismo es una no-religión; se limita a negar. Asi no corre riesgos.
Usted califica a los ateos "los que se rigen por una moral autónoma, que mantiene una línea de comportamiento de respeto por la vida e integridad de nuestros semejantes, entre los que se encuentran el resto de los animales, porque en todo caso, el hombre también lo es"
Nada más falso. Usted defiende a los animales como si fueran iguales al hombre. ¿Usted come carne, o es vegetariano?. Creyentes y ateos comen carne de animales, que hay que matar. ¿Ha estado alguna vez en un matadero?. Vaya y verá si los animales son iguales a los hombres.
En algunos paises asiáticos se comen a los perros.
Usted dice que los ateos tienen respeto por la vida e integridad de nuestros semejantes. No niego que quizá haya algún ateo despistado que piense así. Pero, que yo sepa, los ateos políticos no han respetado ni la vida ni la integridad de sus semejantes. Recuerde los asesinatos y matanzas de la República Española que ocasionaron un levantamiento de una gran parte de los españoles, y que provocó una guerra civil. Y para qué mencionar los sesenta millones masacrados por Stalin, etc,
Por otra parte, respetar la vida e integridad de nuestros semejantes fue una ley dada por Jesucristo. Ahora va a resultar que hay algunos ateos que son cristianos.
Pero pregunto, ¿Por qué un ateo tiene que respetar a sus semejantes?. ¿Para qué?. ¿Qué le obliga a un ateo a respetar a sus semejantes?, A parte de la ley penal, ¿Porqué un ateo tiene miedo a la muerte, por qué no puede matar, robar, violar o suicidarse?
Yo no encuentro sentido al ateismo
¿Usted cree que merece la pena que sigamos con esta discusión?.
Ni usted me va a convencer a mi, ni creo que yo vaya a convencerle a usted.
El objeto de este foro es intentar tender un puente entre ciencia, filosofía y religión.
Dado que en la ciencia existen las dos vertientes ateismo y religión, hay cuatro posibilidades: el puente entre ciencia de vertiente religiosa (creacionismo), filosofía y religión, ya existe; el puente entre ciencia atea, filosofía y ateismo, ya existe. Por consiguiente, los puestes que faltan son: entre ciencia de vertiente religiosa (creacionismo), filosofía y ateismo, y el puente entre ciencia atea, filosofía y religión. Por consiguiente, el puente que hay que establecer es entre religión y ateismo.
Yo creo que eso sería posible con sinceridad, sin falsedades, sin demagogias, sin exageraciones y sin trucos.
Saludos

38.Publicado por Miguel el 24/02/2012 20:02
Mariano, ya lo ves!
Los ateos se las dan de expertos de religión, se jactan de que la conocen muy bien, y lo único que hacen es desinformar, mentir, tergiversarlo todo; o peor, lo entienden todo al revés.
Que vas a esperar, Mariano, si creen que, p. ej., libros al estilo de Código da Vinci son fiables.
Que vas a esperar, Mariano, si los ateos se aconsejan mutuamente usar trucos y artimañas al estilo de Schopenhauer con su dialéctica erística o el arte de tener razón sin tenerla; la cuestión es tener la última palabra y tenerselo creído.
Creen que refugiandose en el materialismo científico pueden esconderse de Dios.
Como buenos manipuladores, son hábiles alterando sinuosamente definiciones, locuciones y términos en un clima de confusión y superficialidad; y como buenos manipuladores no juegan limpio, hacen trampa.
El manipulador empobrece al hombre; eso hace el ateo al tener un concepto pobre y reduccionista del hombre ("el hombre es un animal más").
La primera ley del demagogo manipulador es no matizar los conceptos. Su gran arma es la superficialidad; el terreno propio del demagogo, el elemento en el que se mueve como pez en el agua y tiene todas las posibilidades a su favor es la ambigüedad, la confusión, la tosquedad y superficialidad.

Todo esto se hace evidente cuando un ateo trata de desacreditar o ridiculizar el cristianismo, y encima se engañan a sí mismos creyendo que desacreditando y ridiculizando automáticamente se refuta algo. ¿Entenderán cabálmente cuando ha sido algo refutado minuciosamente y a fondo, o adolecen de ignoratio elenchi?
Un ateo se niega a explicar a fondo su cosmovisión o lo hace siempre de forma turbia, ambigua, difusa para presentar un blanco lo más reducido posible, moviendo siempre los postes; ahora, eso si, tienen una obsesión constante por negar a Dios.

Al final, la argumentación atea es palabrería superficial y sofística.




39.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 25/02/2012 17:04
A ver Mariano: Mis argumentos no sólo son demoledoramente lógicos, racionales y además en extremo sinceros... No sé si podría opinar lo mismo de los suyos, ya que veo que fiel a un libreto aprendido, elude ud sistemáticamente responder sobre algunos puntos controvertidos, sea porque no los comprende o simplemente no los lee y sólo selecciona lo que le interesa, sacando de contexto contenidos de las respuestas integrales que yo si hago a sus planteamientos...

Dice Ud, que los evangelios fueron escritos apenas murió jesucristo o acaso se comenzaron antes, para el caso es lo mismo, y yo le repliqué que no es así; que los evangelio se escribieron sesenta años después de su muerte, por lo mismo hasta ese momento necesariamente se basan en una tradición oral, que para colmo fueron escritos en griego, que fueron depurados, interpretados etc etc. No obstante y ahí me sorprende que vuelva sobre lo mismo, para efectos prácticos y no porque sea ajuste a lo verdadero, consentí en darle la razón en ese punto, y partir del supuesto que si hayan sido escritos apenas murió Jesus, y sólo lo hice para llegar al fondo del asunto... que no es otro que el establecer que ese detalle no afecta a los vicios insubsanables que contaminan esas escrituras, como lo confuso, contradictorio y alegórico... hasta le mencioné las tres versiones diferentes sobre un suceso tan gravitante como la resurreción, pero en fin....

De igual modo le reproché el error flagrante de arrogar para los creyentes el paradigma de referentes morales y hasta me adelante al ejemplo cantado que iba a citar sobre el comunismo y su materialismo dialéctico.. pero una vez más, malinterpretó ud, mi alegato al respecto, ya que con los ejemplos inapelables que le detallé, sólo quería llegar al punto de hacerle notar, que tan morales o inmorales pueden ser creyentes como ateos... y que la moralidad no es para nada patrimonio de los primeros.

Sin embargo fiel a sus prejuicios recurrentes, Ud sin el menor atisbo de duda, declara que sólo un ateo despistado, podría ajustarse a los referentes morales relativos al amor y respeto por el prójimo...Yo no le puedo responder una arbitraria barbaridad como esa, respecto a los creyentes, porque los he conocido de todos los perfiles morales... desde los más integros hasta los más perversos... Sus prejuicios acerca del comunismo, seguro lo llevan a pensar, que lo más monstruoso de esa ideología es el ateísmo, cuando quizá sea el único acierto de una ideología que trató de modificar un estatus de privilegios ominosos que aún subsiste, pero que sin embargo resultó más cara que la enfermedad en los países donde se aplicó, con su saldo espantoso de persecuciones, ejecuciones y toda suerte de abusos y exacciones.

Habla Ud luego de Espiritualidad para desmarcar a los humanos de los animales... y yo le pediría ( inutilmente claro ) que me diga ud, que entiende por espiritualidad y por materialismo.... porque me parece que ahí reside un error conceptual insubsanable ( como casi todos sus preconceptos ). Si por espiritualidad se refiere ud a la superioridad intelectual del ser humano y su única capacidad de abstracción, sin negar que todo ello reside en el cerebro, entonces vamos que está ud en lo correcto.. los animales no han alcanzado ese nivel de complejidad, aunque su mundo anímico sea en muchos casos muy parecido al nuestro. No existe un espíritu desde el punto de vista erróneo de lo metafísico... lo metafísico no existe. Sólo existe lo físico, y en el, la materia es una forma de la energía y la ciencia ya está próxima ( averigue ud acerca de los últimos resultados del acelerador de Hadrones ) a confirmar la existencia del bossom de Higgs, o partícula que le da masa a la materia.... Lo que ud entiende como espiritual, emana de los elaborados procesos de sinapsis neuronal de nuestro órgano principal, es decir el cerebro...

Finalmente vuelve Ud al punto inaudito de replantear ¿ para qué le sirve a un ateo respetar a sus semejantes? y le recuerdo que fué justo respecto a esa inconcebible interrogante, que me animé a mencionarle lo de moral autónoma y heterónoma..... Mariano, no todos los hombres necesitamos que se nos condicione con el adiestramiento castigo-recompensa, que curiosamente se usa en el adiestramiento de animalitos que ud tanto desprecia... Un hombre de pensamiento moderno, pro-científico, racional, liberal, que sabe exactamente el lugar que le corresponde en la naturaleza y el universo, no necesita creer en premio y castigos de dioses imaginarios, para hacer el bien, para respetar la vida, a nuestros semejantes y a nuestro entorno natural... esa es la moral autónoma, de profunda convicción... y no una moral mercachiflera e interesada de premios y castigos para desincentivar el mal proceder.

Termina ud preguntando si como carne o no, y se me viene a la mente que es la frase que siempre mencionan los salvajes que promueven las corridas de toros, para justficar la brutalidad y tortura de animales indefensos...menciona ud que en el asia comen hasta perros... y es cierto, así como dejan botados en la calle los cadáveres de las recién nacidas ahogadas por nacer en el seno de familias campesinas, donde se necesita mano de obra fuerte y las hijas no son bienvenidas... ( y dígame ud si el hombre no es el animal más brutal y depredador en la tierra, sin importar sus ideas o creencias ), Así como en el algún punto menciona ud el supuesto origen de la guerra civil en su país... y entonces de pronto imagino que Ud es un admirador del engendro de Francisco Franco, que gusta de las corridas de toros, y entonces tiene Ud toda la razón Mariano cuando plantea : ¿ Ud cre que merece la pena que continuemos con esta discusión? Definitivamente no Mariano, en lo personal doy por terminada la discusión.... definitivamente tenemos visiones del mundo y del hombre irreconciliablemente antagónicas, no obstante, rescato su buena disposición y altura en los modales, por lo que el debate no ha sido tiempo perdido y me permito manifestar finalmente, que al menos por mi parte ha sido un gusto intercambiar opiniones con Ud.

Saludos cordiales y buena suerte.

40.Publicado por Mariano el 25/02/2012 21:23
Para Gustavo Rozas Valz - 39 -
Solo unas palabras para dar por terminado este diálogo
Yo creo en Dios por la revelación de Jesucristo, el cual presentó como prueba de sus palabras los milagros que hizo y su resurección.
Los 4 Evangelios, los hechos de los apóstoles, las cartas de los apóstoles y sus torturas y muertes, son la prueba escrita y estoy absolutamente convencido de su veracidad
La Sábana Santa es la prueba física existente de la existencia, muerte y resurección de Jesucristo ,coincidente 100 % con los textos de los Evangelios.
Es en lo único en que yo creo. Si eliminara todo eso, yo sería ateo como usted.
No es una cuestión de fe sin comprobación. sino años de estudio y esa es mi conclusión.
Esa es mi forma de ser.
He dedicado todo el tiempo necesario, desde los 18 años, al estudio crítico y riguroso de los temas que le expongo, pues a mi tampoco me convencían los argumentos que se exponían al respecto.´
Dediqué 5 años al estudios de los OVNIS, 15 años al estudio y experimentación de los fenómenos paranormales, y 29 años al desarrollo de una nueva teoría de física, la TEORIA CUANTICA DE LA ENERGIA OSCURA. Publiqué el libro "La materia, energía oscura"
Y estoy muy contento con mis ideas.
Saludos

41.Publicado por Can Antúnez el 03/01/2013 11:34
"Hay que tender puentes entre Ciencia, Filosofía y Religión".

Les comparto un trabajo titulado Analogías y coincidencias que versa sobre una interpretacion del pecado original como la caída en un primer sufrimiento o problema biológico:

http://analogiasycoincidencias.blogspot.mx/

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >








Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo



NUEVO LIBRO DE JAVIER MONSERRAT
El gran enigma
Ver artículo sobre el libro en Tendencias21 de las Religiones




PVP: 18 euros
Disponible en cualquier librería, Amazon y La Casa del Libro (Madrid)
También en la Editorial San Pablo
Puede solicitar su ejemplar a este correo electrónico


Artículos más destacados en TR