Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Impulso al uso de los biocarburantes en la aviación

Iberia, Airbus, SENASA y el Gobierno Español han firmado un acuerdo para su desarrollo


Gobierno y empresas del sector de la aviación (Iberia, Airbus y SENASA) se han puesto manos a la obra para potenciar los biocarburantes en el transporte aéreo. De hecho, se acaba de firmar una declaración conjunta cuyo objetivo es estudiar y evaluar la viabilidad de estos nuevos combustibles. Concretamente se busca reducir las emisiones de CO2 fomentando la cadena de valor asociada a la producción y consumo de este tipo de carburantes. Los promotores del proyecto esperan que en el 2014 ya puedan emplearse en la navegación aérea comercial. Por Juan R. Coca



De izq. a dcha.: Dña. Eugenia Llorens D. Tom Enders, D. Isaías Táboas y D. Antonio Vázquez.. Fuente: SENASA
De izq. a dcha.: Dña. Eugenia Llorens D. Tom Enders, D. Isaías Táboas y D. Antonio Vázquez.. Fuente: SENASA
El Ministerio de Fomento y las empresas Servicios y Estudios para la Navegación Aérea y la Seguridad Aeronáutica, Iberia y Airbus acaban de firmar una declaración de apoyo para poner en marcha un proyecto integral de valorización de los biocarburantes para su uso en la aviación comercial. Con este proyecto se busca reducir las emisiones de CO2 a través del fomento de la cadena de valor asociada a la producción y al uso sostenible y renovable de combustibles alternativos en el transporte aéreo.

El acuerdo, tal y como se afirma en la web de SENASA, promueve y apoya aquellas iniciativas que permitan desarrollar y/o implementar una cadena completa de producción y uso de biocombustibles para la aviación española. En este sentido, los responsables del acuerdo buscar conseguir el uso sostenible de las materias primas desde la producción hasta el consumo en la aviación comercial. Para lograr el objetivo final fundamentarán todo el desarrollo de la idea en el análisis económico y técnico del proceso.

Valorización de los biocarburantes

La cadena de valor, como es bien sabido, es un proceso de desarrollo empresarial que, en este caso concreto, reúne a los agricultores, las refinerías de petróleo y las compañías aéreas para dirigir la comercialización de la producción sostenible de biocombustibles. En este sentido, la sostenibilidad es uno de los grandes retos ya que estos desarrollos tecnológicos pueden generar graves problemas ambientales. De hecho, en una editorial del Washington Post se muestra que el desarrollo de las materias primas agronómicas para la obtención de biocarburantes (como el etanol) “puede ser aún más peligrosa para el medio ambiente que los combustibles fósiles”.

Para evitar estos problemas de sostenibilidad y evaluar su idoneidad económica, la primera fase del proyecto será el estudio de viabilidad de estos carburantes. Posteriormente, en una segunda fase, se estudiarán y desarrollarán aquellas soluciones que sean más prometedoras. Por último, y ya entrados en el año 2014, se va a investigar su aplicación en el sector aeronáutico y la ampliación del proceso de producción de aquella solución tecnológica más adecuada.

D. Isaías Táboas. Fuente: Fomento
D. Isaías Táboas. Fuente: Fomento
El marco internacional

El proyecto español no es una iniciativa exclusiva ya que en otros lugares del globo se están haciendo desarrollos semejantes. De hecho, como informa Europa Press, Airbus e Interjet han lanzado, recientemente, la cadena de valor de los biocombustibles en México. Por otro lado, en Rumanía Airbus, nuevamente, y TAROM están desarrollando la cadena de valor de los biocombustibles a partir de Camelia para su uso en la aviación. Por otro lado, la revista digital Biofuels Digest informa que el 85% de los ejecutivos encuestados (el 82% de los mismos lo eran de corporaciones estadounidenses) de empresas bioenergéticas son mucho más optimistas que hace tiempo por el desarrollo positivo que está teniendo este sector empresarial.

La iniciativa española está enmarcada dentro de las transformaciones de ahorro energético que la Unión Europea quiere materializar en todo el territorio comunitario. Pues bien, dicho proyecto está siendo liderado por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), SENASA y su Observatorio de la Sostenibilidad en Aviación (OBSA). El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, el Ministerio de Industria a través del IDAE y las empresas privadas del sector energético, aeronáutica, logística y agrícolas están cooperando con el Ministerio de Fomento en el desarrollo de esta idea.

Para desarrollar las tareas de coordinación y de comunicaciones de los desarrollos, y resultados obtenidos sobre la sostenibilidad de los combustibles generados en el marco de la iniciativa, Airbus y SENASA suscriben también, en el marco de la conferencia Aerodays 2011, un convenio de colaboración específico por medio del cual Airbus aportará una suma de cuatrocientos mil euros y soporte técnico especializado.

Firma del proyecto

La firma del acuerdo, realizada por Isaías Táboas, Secretario de Estado de Transportes del Ministerio de Fomento, Eugenia Lloréns, Presidenta y CEO de SENASA, Antonio Vázquez, Presidente de Iberia, y Tom Enders, Presidente y CEO de Airbus, se celebró en el marco de las jornadas Aerodays 2011 organizadas por el CDTI y por la Comisión Europea en Madrid, durante los días 30 de marzo al 1 de abril.

Tras la firma, D. Isaías Táboas, Secretario de Estado de Tranportes del Ministerio de Fomento afirmó: “La puesta en marcha del uso de biocombustibles de aviación en España, como proyecto integral de cadena de valor, es un objetivo que permitirá reducir nuestra dependencia energética del petróleo, dar mayor competitividad a nuestras compañías por su reducción de costes asociados al CO2 y crear valor y riqueza en otros sectores de la economía nacional”.

Simultáneamente, y en el mismo evento, Dña. Eugenia Llorens, Presidenta y CEO de SENASA anunció la firma de un acuerdo de colaboración con el constructor aéreo Airbus, por el que (como dijimos antes) ambas instituciones se comprometen a aportar los medios técnicos necesarios para desarrollar las tareas de coordinación y de comunicaciones de los desarrollos, y resultados obtenidos sobre la sostenibilidad de los combustibles generados en el marco de la iniciativa.

"Los biocombustibles son una necesidad en la aviación para lograr que nuestra industria alcance objetivos ambiciosos de reducción de CO2. De hecho, creemos que los biocombustibles deben ser reservados principalmente para la aviación dado que nuestra industria no tiene otra fuente viable de energía alternativa ", dijo D. Tom Enders. "Todos los actores de la industria incluyendo los gobiernos tienen un papel en ayudar a reducir los niveles globales de emisiones de CO2. El enfoque específico de Airbus es ayudar a desarrollar cadenas de valor de biocombustibles que den pasos adelante y nos ayuden a hacer realidad estos objetivos” .



Martes, 5 de Abril 2011
Juan R. Coca
Artículo leído 3817 veces





Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >