Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Ingenieros checos inventan una bicicleta voladora

“Flying Byke”, un dispositivo que se mantiene en el aire durante cinco minutos


La semana pasada, tres empresas checas (Duratec, Technodat y Evektor) presentaron en Praga una bicicleta voladora, desarrollada con financiación de la compañía francesa Dassault System. El prototipo, que puede trasportar hasta 170 kilos, consiguió mantenerse en el aire durante cinco minutos, pero se espera que este tiempo aumente a medida que se incremente la capacidad de las baterías que lo propulsan. Por Marta Lorenzo.




La semana pasada, tres empresas checas (Duratec, Technodat y Evektor) presentaron en Praga la primera bicicleta voladora, desarrollada con financiación de la compañía francesa Dassault System.

El prototipo, que portaba a un maniquí y fue dirigido por control remoto desde el suelo, trasladó al muñeco sin problemas alrededor de la sala de exposiciones en que se presentó.

La bicicleta volverá a ser expuesta, el próximo mes de septiembre, en la International Engineering Fair (MSV), la principal feria industrial de Centro Europa.

Características del prototipo

Según publica Duratec, esta “máquina” cuenta con cuatro motores giratorios y un propulsor con un diámetro de 1.300 milímetros. Su peso total es de 95 kilos y puede elevar un máximo de 170 kilogramos. Asimismo, alcanza un tiempo de vuelo de entre tres y cinco minutos.

En la revista checa de tecnología Technet se explica que la “Flying Bike” (bici voladora) ha tenido que superar importantes desafíos tecnológicos, como el de la resistencia del aire o el peligro de los vientos cruzados.

La energía que precisa el aparato es proporcionada por dos baterías eléctricas (que alimentan a los motores giratorios) situadas en su parte frontal, dos en su parte trasera y una situada en el medio.

Sus desarrolladores esperan que, dado que la capacidad de las baterías en general se dobla cada década, en el futuro, la Flying Bike alcance una capacidad suficiente como para ser utilizada en el ámbito deportivo o en desplazamientos corrientes.

Sin embargo, de momento, aún no está preparada para salir a carretera (o para volar sobre ésta), dado el corto tiempo de vuelo que las baterías aguantan antes de tener que recargarlas, informa la BBC.

Algunos antecedentes

Éste no es el primer intento de fabricar una bicicleta que vuele como un pájaro. En 2009, un profesor de Tecnología Informática del condado de Oxfordshire (Inglaterra) llamado John Carver fabricó “Flyke”, un triciclo volador.

Según publicó entonces The Telegraph al respecto, este dispositivo llegó a alcanzar una altura de 2.000 metros y voló a una velocidad constante de 40 kilómetros por hora a lo largo de más de 1.200 kilómetros, a través de Gran Bretaña.

Con un motor menos potente que el de una cortadora de césped, el viaje de Flyke duró 11 días, en los que hubo que parar regularmente –cada dos horas- para el repostaje de gasolina. Este triciclo, que puede trasportar hasta 25,4 kilos de equipaje y cuenta con un paracaídas por si acaso, está actualmente a la venta en la página web de Carver.

Por otra parte, la empresa Para-Cycle vende también un aparato similar, que aparece descrito en la web de la compañía como “paracaídas con potencia y bicicleta reclinada, convertido en aeronave ultraligera”.

Como reclamo comercial, Para-Cycle señala que la conducción de esta bici no requiere ni licencia de piloto ni carnet de conducir. Sin embargo, es cierto que su enorme paracaídas puede resultar engorroso para desplazamientos en ciudad.

En el siglo XX, además, se presentaron varias “aviettes” o máquinas voladoras –bicicletas con alas adosadas a su estructura- que en realidad no volaban sino que se elevaban del suelo brevemente gracias a un fuerte pedaleo inicial.


Lunes, 17 de Junio 2013
Marta Lorenzo
Artículo leído 6820 veces



Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel