Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Internet por satélite y la banda ancha sin cables retroceden en Europa

Las telecomunicaciones europeas se beneficiaron en 2006 del buen momento económico


A pesar de que el mercado de las telecomunicaciones en Europa mantiene su dinamismo gracias al buen momento económico, Internet por satélite y la banda ancha sin cables experimentaron un retroceso en 2006, destaca el informe sectorial de BuddeComm relativo al año pasado. Tres factores determinaron el desarrollo del sector durante 2006: la competitividad, las emergentes tecnologías de telecomunicaciones, de las que Europa es pionera, y las nuevas ofertas de las operadoras. Las rigurosas políticas de regulación también han favorecido su desarrollo. Otros avances clave de 2006 han sido los progresos hacia la Next Generation Networks y la creciente implantación de la banda ancha. Por Olga Castro-Perea.




Internet por satélite y la banda ancha sin cables retroceden en Europa
El buen momento económico contribuyó el año pasado al dinamismo del sector de las telecomunicaciones en Europa, si bien otros factores ayudaron a su desarrollo, especialmente la adopción de tecnologías emergentes, las nuevas ofertas para los consumidores por parte de las operadoras (triple y quad play) y las rigurosas políticas de regulación, informa la consultora australiana BuddeComm, en un comunicado.

Gran parte de las compañías y agentes principales del sector han consolidado sus negocios fortaleciendo sus posiciones ante el creciente aumento de la competencia, mientras que la Unión Europea ha dejado atrás la estructura reguladora establecida en 2003 (The European Union’s New Regulatory Framework o NRF, para sustituirla por la iniciativa i2010, que cuenta con enmiendas que irán implantándose a lo largo de 2007.

Testigo de primera línea

El avance en la instalación y desarrollo de las redes de telecomunicación y el aumento de la densidad de población han permitido que Europa sea un testigo de primera línea del siempre cambiante mercado de las tecnologías emergentes, señala el informe.

El hecho de que la voz fija y los ingresos decayeran años atrás, hizo que el negocio del sector se enfocase paulatinamente hacia otras ofertas tecnológicas, como la TV móvil o la tecnología HSDPA (High Speed Downlink Packet Access), consistente en un nuevo canal compartido que mejora la capacidad máxima de transferencia de información hasta alcanzar tasas de 14 Mbps. Esta evolución ha ejercido una presión competitiva sobre el modelo de negocio para el desarrollo de redes Wimax a lo largo de la UE.

Las redes de cobre siguen aumentando a su vez debido a la expansión del cable y la fibra en 2006. En consecuencia, se esperan mayores inversiones hasta el final de esta década debido a la previsible consolidación de las operadoras de cable en mercados clave, como el británico, el alemán o el holandés, para competir con la dominante DSL.

El informe destaca asimismo que siguen desarrollándose otras tecnologías de telecomunicación, como las redes sin cable, las redes para telefonía móvil de tercera generación y la banda ancha vía satélite.

La próxima generación

Otro avance clave de 2006 han sido los progresos hacia la Next Generation Networks (NGN, redes de la próxima generación). En este sector el principal innovador es actualmente British Telecom, que abrió la primera fase de su red 21CN all-IP en noviembre del año pasado.

Por otro lado, en Europa sigue aumentando la implantación de la banda ancha, gracias a la intensificación de la competitividad y también gracias a medidas reguladoras que pretenden mejorar los accesos de los competidores a circuitos locales.

Además, el cable y las plataformas DSL han suministrado rápidas velocidades de circulación de datos a los consumidores, lo que les ha permitido sacar partido a otros servicios de banda ancha, como la televisión a la carta (VoD o sistema de televisión que permite al usuario el acceso a contenidos multimedia de forma personalizada) o IPTV (distribución de señales de TV por banda ancha).

Internet por satélite y la banda ancha sin cables experimentaron sin embargo un retroceso en el mercado, a pesar de que la Comisión Europea ha facilitado el uso de las redes de áreas locales sin cables (WLAN) para acceso a servicios públicos y los sistemas WiFi y WiMAX están muy desplegados en Europa.

En general, la penetración de la banda ancha varió mucho entre unos y otros Estados de Europa a lo largo de 2006, en función de las infraestructuras necesarias con las que cuenta cada país. La tasa de crecimiento fue del 9% por trimestre el año pasado, en comparación con el 15% por trimestre de 2005.

La triple oferta

Y en 2006 se extendió el modelo de la triple oferta o triple play (voz, banda ancha y televisión) por toda Europa, y aparecieron las primeras ofertas de quad play (como las de triple play pero con la añadidura de la integración de la movilidad al paquete de servicio), sobre todo en el Reino Unido.

El mercado de los servicios digitales para hogar (TV, banda ancha y telefonía) resulta prometedor para 2007 y para los próximos años. En 2010, la televisión digital será accesible para el 60% de las familias europeas y podría reemplazar a la banda ancha para Internet en el primer puesto de conductor del crecimiento de la economía digital en Europa.

Pero parece que en realidad el principal impulsor de todo este mercado será la competencia, que requerirá fuertes inversiones para el desarrollo y la expansión de las redes y la creación de nuevos contenidos digitales.

Comunicación móvil

Por último, el mercado de los móviles continuó creciendo en 2006 a pesar de la saturación del mercado. Dato significativo: 14 de los 29 mercados europeos superaron el año pasado el 100% de penetración de esta tecnología.

Cierto es que los controles de regulación y la competitividad entre los proveedores de redes redujeron los ingresos por usuario y los precios de voz, al igual que las promociones de SMS, pero esta caída en las ganancias están intentando superarla las operadoras captando usuarios hacia los servicios de tercera generación, que a mediados de 2006 eran ya unos 35 millones de personas.

En la comunicación móvil, la plataforma dominante sigue siendo el GSM (Global System for Mobile Communications), que cuenta con el 97% de los usuarios, y los mensajes de móviles o SMS se mantienen como servicio principal de intercambio de datos, que suponen entre el 15 y el 20% de los beneficios totales obtenidos por las operadoras.


Jueves, 8 de Marzo 2007
Olga Castro-Perea
Artículo leído 9947 veces


Nota


Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos