Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Internet revoluciona la interacción entre el Estado, la empresa y la sociedad civil

Malasia ha creado una Universidad Multimedia para precipitar la implantación de las TIC y Canadá ha puesto en la red un banco de empleo que visitan 7 millones de ciudadanos


Un estudio realizado por la UNESCO sobre la implantación de Internet en la Administración Pública de 15 países de diferentes continentes, culturas y niveles de desarrollo, ha confirmado la potencia de esta herramienta para acercar el Estado al ciudadano y para que la sociedad civil pueda influir en la toma de decisiones de los máximos dirigentes políticos y empresariales. El estudio ha comprobado que las TIC modifican y condicionan realmente las interacciones entre el Estado, el sector privado y la sociedad civil. Por Vanessa Marsh.




Internet revoluciona la interacción entre el Estado, la empresa y la sociedad civil
La introducción de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) en los procesos políticos el Estado al ciudadano y obligando a las instancias oficiales a una mayor transparencia y apertura, al mismo tiempo que estas tecnologías están planteando también un reto a la estructura tradicional de toma de decisiones por el poder que atribuye a las ONGs y otras estructuras de la sociedad civil.

Tal como informa la UNESCO, estas son las principales conclusiones del estudio Country profiles of e-Governance realizado por la UNESCO y The Commonwealth Network of Information Technology for Development Foundation COMNET-IT. Concierne a los siguientes países: Botswana, Mauricio, Sudáfrica, Tanzania, Marruecos, India, Malasia, Nueva Zelanda, República de Corea, Canadá, Estonia, Hungría, Malta, Jamaica y México.

El estudio ha podido determinar, por ejemplo, que en la República de Corea unos 270.000 soldados cada año presentan antes de finalizar el servicio militar un examen de búsqueda en Internet organizado por el ministerio de Defensa. Algunos de ellos podrán contar luego con un certificado que valida sus habilidades en esa área.

Los habitantes de Seúl, a su vez, pueden seguir por Internet el recorrido de su trámite administrativo: en qué momento llegó la solicitud, el tiempo que estuvo en una dependencia o por qué fue rechazada. El Servicio abierto por el gobierno es tan transparente que los ciudadanos pueden seguir paso a paso el trabajo cotidiano de los funcionarios.

Éxito canadiense

En Estonia, donde el 90% de los funcionarios dispone de un ordenador, el gobierno ha lanzado un sistema para realizar sesiones de trabajo vía Internet y la documentación en papel ha sido reemplazada por documentos digitales. Desde hace ocho años, ese país viene asignando un 1% de su presupuesto al desarrollo de las TIC en el sector público y a finales de 2002 se ha previsto que el conjunto de los municipios estén conectados a Internet.

El gobierno de Tanzania lanzó un sistema de pago informatizado que cubre a unos 280.000 funcionarios y que ha servido para descubrir a numerosos empleados fantasmas.

Uno de los sitios Internet más visitados en Canadá -con cerca de 7 millones de visitas mensuales- es la página oficial del Gobierno. En esta página figura una completa base de datos con ofertas de empleo a lo largo y ancho del país: el National Job Bank.

Adicionalmente, los recursos de unas 460 organizaciones canadienses del sector de la salud han sido agrupadas en una red denominada Canadian Health Network. La población puede tener así acceso vía Internet a una fuente unificada y válida de información sobre temas de salud.

e-gobierno y e-gobernabilidad

El estudio subraya la diferencia entre el "e-gobierno" y la "e-gobernabilidad". El e-gobierno concierne el uso de las TIC en la difusión de los servicios del Estado, como por ejemplo el pago de los impuestos. En el estudio se cita por ejemplo el caso del gobierno del estado de Nuevo León, en México, que ofrece a los contribuyentes la posibilidad del pago electrónico del impuesto de circulación.

La noción de "e-gobernabilidad" es, en cambio, más general, ya que abarca el papel cada vez más preponderante que desempeñan las TIC en el modo en que una sociedad organiza su desarrollo. A través de su creciente influencia, las TIC están modificando y condicionando las interacciones entre el Estado, el sector privado y la sociedad civil.

Un caso que ilustra esa dinámica es la manera en que se están sirviendo de Internet la sociedad civil, las ONG's y las asociaciones profesionales para movilizar a la opinión pública e influenciar así el proceso de toma de decisiones que los afecta directamente.

Internet ciudadano

En la República de Corea, los ciudadanos pueden expresar sus críticas tanto a las políticas del gobierno como a los propios políticos en el Open Plaza Service. Ese servicio es accesible en línea al resto de los ciudadanos, en particular al presidente, los gobernadores y los superintendentes. Algunos miembros de la Asamblea Nacional experimentaron en carne propia las repercusiones de este nuevo servicio, pues algunos de ellos perdieron su afiliación a la Asamblea tras las elecciones de abril de 2.000.

En México, a finales de ese mismo año, el recién elegido gobierno del presidente Vicente Fox lanzó una iniciativa a través de Internet para fomentar la participación de los ciudadanos en el diseño del Plan Nacional de Desarrollo (PND) para el período 2001-2006. Se recogieron opiniones, propuestas y expectativas sobre un centenar de temas a todos los niveles, desde el federal hasta el familiar.

Con base en 117.040 cuestionarios enviados por correo electrónico, se estableció una lista de 196.854 propuestas. Los mexicanos residentes en el exterior mandaron 43.000 propuestas. Después de haber sido recopiladas y analizadas, algunas de ellas fueron incluidas en los objetivos y las estrategias del PND.

Universidad multimedia

Amplias capas de la población pueden quedarse no obstante al margen de estos nuevos procesos de participación democrática debido a la pobreza y a la falta de instrucción. De ahí que algunos gobiernos hayan lanzado programas masivos de formación.

Malasia ha decidido crear una [Universidad Multimedia]url: http://www.mmu.edu.my/~cyberlaw/ donde van a ser incorporados dentro del currículum cursos de gestión en información y conocimiento, así como aplicaciones de programación. En ese país existe una creciente demanda de trabajadores y profesionales altamente cualificados, en especial en el sector de las TIC y en las industrias manufactureras.

En la República de Corea, el gobierno ha declarado obligatoria la instrucción informática en las escuelas primarias. El servicio de Internet de alta velocidad fue ampliado a 200 localidades en un año y se está estudiando la posibilidad de lanzar un programa que suministre gratuitamente a 50.000 niños de los sectores más pobres de la población ordenadores y acceso a Internet durante 5 años.

En India, la barrera lingüística constituye un desafío al desarrollo de los servicios electrónicos del gobierno. Con cerca de mil millones de habitantes, India cuenta con dos idiomas oficiales, 18 lenguas importantes y 418 lenguas oficiales enumeradas. De ahí el interés que representa la tecnología de reconocimiento óptico de caracteres "OCR" (Optical Character Recognition), que debe ser desarrollada y perfeccionada ya que numerosas bases de datos locales están escritas en idiomas regionales.

Fractura digital

Las ventajas que ofrece el e-gobierno son en general muy llamativas para los medios económicos, pero pueden ser mucho menos prioritarias para amplios sectores de la población. Incluso si la infraestructura existe, en algunos países una gran parte de la población no puede aprovechar esas facilidades porque es analfabeta, tiene dificultades de acceso, no puede costearse una conexión a la Red o se enfrenta a una insalvable barrera lingüística.

En Tanzania, por ejemplo, hay 2 ordenadores personales por cada 1.000 personas y 5 líneas de teléfono por cada 1.000 habitantes. En 1999, el número de servidores de Internet por habitante era nulo.

Esta situación plantea serios interrogantes a algunos gobiernos. La opinión general de las autoridades de Botswana es que, si bien el país tiene una infraestructura de telecomunicaciones envidiable, tanto en términos de cobertura como de diversidad de productos, el acceso de los ciudadanos a las TIC, en particular a Internet, sigue siendo insuficiente. Por eso no se justifica invertir en el desarrollo de páginas web como una estrategia para ofrecerle servicios a los ciudadanos.

En otros países, Internet se está propagando lentamente, pero a un ritmo sostenido. En Marruecos existen actualmente unos 1.800 proveedores de acceso Internet y cafés Internet con cerca de 200.000 suscriptores a la Red, y un crecimiento estable del mercado de los cafés Internet.

Se ha registrado además un crecimiento acelerado de los ordenadores desde 1991 como resultado de un descenso de los precios y de los impuestos de importación, los cuales pasaron de 42,5% a 17,5% en enero de 1996. Los marroquíes poseen un promedio de 200.000 ordenadores personales con una tasa de penetración de 0,7%.


Domingo, 6 de Octubre 2002
Vanessa Marsh
Artículo leído 6023 veces



Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte