Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




Investigación de madera ilegal en EEUU con posible impacto mundial




Organizaciones ecologistas aumentan la presión para que las autoridades de Estados Unidos concluyan la investigación de una empresa acusada de importar madera talada de forma ilegal y determinen las responsabilidades en el caso, lo cual podría repercutir en el comercio maderero mundial.   En septiembre de 2013, las autoridades allanaron dos de las oficinas de Lumber […]

Incautación de madera talada de forma ilegal en la localidad de Ayun, en el distrito pakistaní de Chitral. Crédito: Imran Schah/IPS

Incautación de madera talada de forma ilegal en la localidad de Ayun, en el distrito pakistaní de Chitral. Crédito: Imran Schah/IPS

Por Carey L. Biron
WASHINGTON, Oct 8 2014 (IPS)

Organizaciones ecologistas aumentan la presión para que las autoridades de Estados Unidos concluyan la investigación de una empresa acusada de importar madera talada de forma ilegal y determinen las responsabilidades en el caso, lo cual podría repercutir en el comercio maderero mundial.  

En septiembre de 2013, las autoridades allanaron dos de las oficinas de Lumber Liquidators, la mayor empresa de pisos de madera en este país, sospechosa de violar la ley al importar madera talada ilegalmente de Rusia."La madera ilegal no se puede ocultar y estos productos no se pueden blanquear con la misma facilidad que se hacía en el pasado”: Alexander von Bismarck.

En aquel momento, la organización independienteAgencia de Investigación Ambiental (EIA, en inglés) publicó un minucioso informe sobre las acusaciones que incluyó numerosas evidencias que sugieren que Lumber Liquidators realizó la ilícita operación comercial a través de un proveedor chino.

En mayo, Greenpeace volvió a cuestionar los negocios de la empresa con proveedores presuntamente vinculados a la tala ilegal en el Amazonas.

Actualmente, Lumber Liquidators es investigada por tres organismos de Estados Unidos. Una investigación internacional tan compleja exigiría un plazo de un año al menos, según los observadores, pero en los últimos días los grupos ambientalistas aumentaron la presión para que Washington determine las responsabilidades en el caso.

“Hay motivos reales para creer que Lumber Liquidators violó la ley, y estamos particularmente interesados ​​en que este caso se investigue”, señaló Jesse Prentice-Dunn, de Sierra Club, uno de los mayores grupos ecologistas de este país.

“Estuvimos educando a nuestros miembros acerca de la ley estadounidense sobre esta cuestión”, señaló Prentice-Dunn. “Y ahora una gran cantidad de ellos le piden al presidente” de Estados Unidos, Barack “Obama, que haga cumplir cabalmente las leyes”, añadió.

El 3 de este mes, Sierra Club anunció que más de 100.000 de sus socios presentaron peticiones en las que advierten que “muchas empresas no tomarán medidas para que sus cadenas de suministro sean sostenibles hasta que vean una rigurosa aplicación de la ley”.

Una inquietud similar expresaba una carta enviada a fines de septiembre por organizaciones ambientalistas y laborales a los tres jerarcas del gobierno estadounidense encargados de la investigación de Lumber Liquidators.

Mientras tanto, la empresa en cuestión anunció una nueva política de sostenibilidad a principios de este mes, que incluye pruebas de ADN de la madera talada, auditorías internas y externas, así como la intención de adquirir materiales en América del Norte y no en “regiones consideradas con una menor supervisión”.

Pero el anuncio de Lumber Liquidators, que defiende su inocencia, indignó a los grupos activistas al sugerir que sus errores pasados ​​tuvieron que ver más con la comunicación que con problemas sistémicos.

“Es cierto que nos concentramos más en nuestros esfuerzos de sostenibilidad que en comunicarlos de manera amplia”, declaró Ray Cotton, vicepresidente de Lumber Liquidators, en un comunicado que presentó a la nueva página web de la firma.

Cuando la prensa canadiense le preguntó si había vendido alguna vez madera “adquirida de forma ilegal en el extremo oriental de Rusia”, la empresa respondió que no en un comunicado oficial proporcionado por EIA.

También sostuvo que el informe de EIA “contenía inexactitudes fundamentales y afirmaciones sin fundamento”, y que esta nunca alegó que Lumber Liquidators hubiera violado la ley estadounidense.

La “declaración de Lumber Liquidators es sumamente preocupante”, respondió Alexander von Bismarck, el director de la oficina estadounidense de EIA.

“Eso no le brinda a la gente confianza en el plan de sostenibilidad de la empresa, si el enfoque general se limita simplemente a la mejora de las comunicaciones. Más bien, el primer paso a hacia una acción sustancial tendría que ser el asumir una postura sobria sobre lo que realmente sucedió”, manifestó.

Pendiente de un hilo

La norma en el centro de las investigaciones es la llamada ley Lacey, aprobada en 2008 y considerada una pieza pionera en la materia, a tal punto que algunas fuentes sostienen que ya tuvo repercusiones mundiales, en particular en China.

El país más poblado del planeta se convirtió en los últimos años en uno de los principales intermediarios de la industria mundial de la madera, tanto lícita como ilícita. En la última década, las exportaciones chinas de productos madereros crecieron a un ritmo de 30 por ciento al año.

En la actualidad China es el mayor exportador de productos de madera, con más de 12 por ciento del mercado mundial, valorado en casi 12.000 millones de dólares en 2012. También se dice que el sector es uno de los menos transparentes con los que Estados Unidos comercia.

Sin embargo, Von Bismarck dice que los cambios comenzaron a producirse ahora que las autoridades chinas decidieron lidiar con el problema del blanqueo de la madera ilegal. También señala que esto es lo que hace que el caso de Lumber Liquidators, y la posible reacción de las autoridades estadounidenses, sea tan importante.

Si bien Beijing, por primera vez, comenzó a discutir la tala ilegal en los foros internacionales, su respuesta ha sido incompleta, según Von Bismarck. Esto se debe en gran parte al grado en que las empresas siguen siendo capaces de ignorar el régimen jurídico, como la ley Lacey, agregó.

“Eso le permite a la industria china considerar que no necesita cambiar sus prácticas porque la madera sigue entrando”, dijo.

“Así que toda la situación pende de un hilo, y el caso Lumber Liquidators es una señal fundamental para las asociaciones industriales chinas que están por decidir qué camino van a seguir. Eso decidirá si, en unos pocos años, tendremos una nueva ley para el comercio maderero”, explicó.

Algunos ambientalistas critican a la ley Lacey, pero Von Bismarck dice que la investigación actual es la prueba de que la norma funciona.

“El hecho de que el gobierno estadounidense esté investigando un caso que implica la tala ilegal en un país y la fabricación en otro antes de que llegue a Estados Unidos es una señal muy positiva para la eficacia general de la ley”, sostuvo.

“La madera ilegal no se puede ocultar y estos productos no se pueden blanquear con la misma facilidad que se hacía en el pasado, y eso podría provocar un cambio radical en la industria. Es probable que aún no lo hayan asimilado todos los rincones de la industria maderera mundial, pero ya lo harán”, vaticinó.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga



Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/10/investigacion-d...


Miércoles, 8 de Octubre 2014
Carey L. Biron
Artículo leído 488 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.