Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La NASA convoca un concurso de tejidos vivos para llevar al espacio

El objetivo final es estudiar el efecto de una exposición prolongada a la radiación espacial sobre el organismo


La humanidad sigue pensando en hacer viajes de larga duración al espacio, pero aún no sabemos el efecto que la radiación espacial puede tener sobre nuestro cuerpo. Para conocerlo, la NASA quiere investigar con tejidos vivos de laboratorio puestos en el espacio. Por eso ha convocado un concurso, que premiará al que mejor desarrolle dichos tejidos. Los avances podrían ayudar a crear órganos de sustitución. Por Javier Molina.


Javier Molina
Doctor en Informática y Telecomunicaciones y aún así apasionado de las ciencias clásicas Saber más del autor



Fuente: Pixabay.
Fuente: Pixabay.
En general, las investigaciones desarrolladas por la industria aereoespacial a lo largo del tiempo no solo han supuesto mejoras para la aviación o la tecnología espacial, sino que también han permitido descubrimientos e invenciones útiles para la vida en la Tierra. Microchips, lentes más resistentes, detectores de humo, filtros de agua... son algunos ejemplos. Ahora, la Agencia Espacial estadounidense, la NASA, quiere dar un empujón a la creación en laboratorio de tejidos humanos, incialmente para mandar estos tejidos al espacio y así estudiar su reacción.

Competición

Para ello, la NASA ha convocado un concurso para la creación de tejido humano vivo. El objetivo es estudiar, en estos tejidos, los efectos de la permanencia prolongada en el espacio sobre estos tejidos.

De esta manera, podría averiguarse a qué atenernos cuando los seres humanos emprendan largos viajes espaciales, porque todavía queda mucho por conocer sobre los efectos de la exposición a radiación espacial durante largos periodos (se sabe, por ejemplo, que la radiación que recibiría nuestro cuerpo en un viaje a Marte excedería en seis veces la cantidad recomendada).

La creación de tejido vivo en laboratorio entraña grandes dificultades, una de ellas la necesidad de vasos sanguíneos que permitan al tejido respirar y así mantenerse vivo.

En el concurso se piden muestras de tejido vivo de un un centímetro de grosor, y en las que más del 85% de las células aguanten vivas más de 30 días. Los equipos participantes habrán de cumplir estos requisitos para más del 75% de todas las muestras que presenten. El premio, de 500.000 dólares (más de 450 mil euros), se dividirá entre los tres mejores equipos.

Aplicaciones del tejido humano de laboratorio

Más allá de las conclusiones que puedan extraerse del efecto de la radiación sobre tejido vivo, el desarrollo de esta tecnología puede suponer tremendos avances en otros campos de la ciencia, y generar una pronta mejora en la calidad de vida del ser humano.

Sin ir más lejos, el concurso de la NASA está también promovido por la Casa Blanca, porque el Gobierno estadounidense considera que el desarrollo de estas tecnologías pueden resultar útiles para el transplante de órganos.  En la acutalidad, varios equipos de investigación trabajan ya en la creación de órganos en probeta:

Por ejemplo, el Departamento de Medicina Regenativa de Japón propone la creación de tejido mediante una técnica llamada Condensación Supervisada de Células.

El Instituto de Medicina Regenerativa de  Wake Forest, en Carolina del Norte, Estados Unidos propone por su parte la impresión 3D de tejido humano vivo. Bastante espectacular es este trabajo en el que los científicos de dicho Instituto describieron como "imprimieron" una oreja con células vivas.

Tal vez en un futuro cercano podamos asistir a la creación de órganos a medida, sin rechazo del receptor, ya que las células podrían tener su propio ADN. O quizá algún día se pueda mejorar la calidad de vida de las personas mayores mediante la sustitución o reparación de tejidos dañados o enfermos.

Referencias bibliográficas:

Takebe, Takanori et al. Vascularized and Complex Organ Buds from Diverse Tissues via Mesenchymal Cell-Driven CondensationCell. Stem Cell  (2015).

Sean V. Murphy,  Anthony Atala. 3D bioprinting of tissues and organs. Nature Biotechnology  (2014).


Jueves, 7 de Julio 2016
Artículo leído 2906 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >