Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La Nebulosa Esquimal muestra su cálida cara gaseosa

El observatorio espacial XMM-Newton ha permitido mirar en el interior de la capucha peluda de esta nebulosa, situada a 4.000 años luz de la Tierra


El observatorio espacial XMM-Newton ha permitido mirar en el interior de la capucha peluda de la Nebulosa Esquimal ( nebulosa planetaria de la constelación de Géminis), desvelando una cálida cara de gas que está a una temperatura de dos millones de grados centígrados. La imagen pone de manifiesto la compleja naturaleza de las nebulosas planetarias.





El observatorio espacial XMM-Newton ha permitido mirar en el interior de la capucha peluda de la Nebulosa Esquimal (nebulosa planetaria de la constelación de Géminis), desvelando una cálida cara de gas a dos millones de grados centígrados.

Esta imagen es una composición de los datos recogidos por XMM-Newton (azul) y por el Telescopio Espacial Hubble (rojo y verde), y pone de manifiesto la compleja naturaleza de las nebulosas planetarias – el canto del cisne de las estrellas como nuestro Sol.

Cuando estas estrellas maduran, comienzan a desprenderse de sus capas exteriores hasta dejar al descubierto su núcleo, a gran temperatura. Los complejos patrones que se pueden apreciar en la imagen se generan cuando la radiación ultravioleta emitida por la estrella ioniza el material expulsado con anterioridad, haciéndolo visible.

La Nebulosa Esquimal se encuentra a unos 4.000 años luz de la Tierra y fue descubierta por William Herschel en 1787. Esta nebulosa comenzó a formarse hace unos 10.000 años, cuando su estrella central empezó a emitir vientos de gran intensidad.

Visibilidad gracias al viento

El anillo fragmentado que la rodea está compuesto por múltiples objetos con forma de cometa, cuyas colas parten en dirección opuesta a la estrella y se extienden un año luz en el espacio. Estas formaciones componen la ‘capucha peluda’ del Esquimal, enmarcando una pequeña cara con forma de corazón.

Hace miles de años esta estrella moribunda exhaló sus capas exteriores, formando la compleja serie de cáscaras que la rodean, iluminadas en color amarillo en esta imagen.

La cara del Esquimal emite rayos X como resultado de la interacción entre los fuertes vientos de la estrella con las capas de material eyectado que la rodean. En esta región se alcanzan temperaturas de unos dos millones de grados Celsius, considerablemente superiores a la temperatura de su entorno, a unos 14.000 °C.

Esta es una imagen de archivo que fue publicada por primera vez en la galería de imágenes de XMM-Newton en el año 2004.


Martes, 12 de Febrero 2013
ESA/T21
Artículo leído 1389 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >