Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La Tierra habría basculado sobre su eje hace 800 millones de años

Científicos norteamericanos obtienen la primera evidencia de la teoría denominada “True polar wander”


Hace unos 800 millones de años, nuestro planeta tal vez hiciera algo que aún no ha podido ser demostrado: girar sobre uno de sus lados para equilibrar su propia masa. Este hecho, sobre el que los científicos han teorizado desde mediados del siglo XIX sin que hubiera habido hasta la fecha pruebas físicas que lo demostraran, podría evidenciarse ahora gracias a unos sedimentos de esa época hallados en un archipiélago noruego. El magnetismo de las rocas de entonces describe el magnetismo que tenía la Tierra hace 800 millones de años, lo que quiere decir que es un reflejo fiel de lo que acontecía en esa época en nuestro planeta. Los científicos que han hecho este descubrimiento buscan ahora nuevas pruebas en otros lugares que corroboren la posibilidad de que la Tierra se inclinara para equilibrarse. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Gráfico del posible cambio terrestre. Maloof Laboratory.
Gráfico del posible cambio terrestre. Maloof Laboratory.
Gráfico del posible cambio terrestre. Maloof Laboratory.
Gráfico del posible cambio terrestre. Maloof Laboratory.
En un pasado lejano, la Tierra basculó sobre uno de sus lados con el fin de mantener su equilibrio, y quizá pueda ocurrir de nuevo en un futuro remoto, señala un equipo internacional de científicos encabezado por el geólogo Adam Maloof de la universidad norteamericana de Princeton.

Para comprender el fenómeno, debemos imaginarnos que la Tierra sufriera una transformación tan profunda como para forzar que el planeta entero girase sobre uno de sus lados hasta inclinarse de tal forma que Alaska se situara en el ecuador.

Los científicos de Princeton han acumulado el primer corpus de evidencias de que este tipo de “gran transformación” realmente sucedió en algún momento del lejano pasado terrestre.

Teoría revisada

Analizando la composición magnética de antiguos sedimentos encontrados en el archipiélago noruego de Svalbard, situado en el océano Glaciar Ártico, Maloof ha dado credibilidad a una teoría de 140 años relativa a la forma en que la Tierra pudiera restablecer su propio equilibrio en caso de que se diera una distribución desigual de su peso por alguna situación superficial o externa, como el surgimiento de un volcán gigantesco.

Esta teoría, denominada “True polar wander” o TPW (deriva verdadera de los polos) señala que una parte del planeta sólida aunque elástica puede moverse rápidamente con respecto a su propio eje de giro. Ese movimiento lo provocaría un objeto de suficiente peso –como el volcán mencionado- y situado en el eje del planeta. La rotación de la Tierra tiraría gradualmente de dicho objeto hasta apartarlo del eje terrestre. Si los volcanes, tierras u otras masas existentes en la Tierra giratoria llegaran a ser suficientemente desequilibrados, el planeta podría inclinarse y rotar hasta que ese peso extra fuera resituado en un punto del ecuador.

Los sedimentos recogidos del archipiélago noruego ofrecen la primera evidencia válida de que este fenómeno de la teoría TPW realmente sucedió hace unos 800 millones de años. Según declaró Maloof en un comunicado de la universidad de Princeton, si pudieran recabarse más cantidad de evidencias de otros lugares del planeta, los científicos podrían formarse una idea de la capacidad del planeta para realizar este tipo de dramáticos cambios.

El equipo de investigadores de Maloof incluye a científicos de la Universidad de Harvard, del California Institute of Technology y del Massachusetts Institute of Technology (MIT). Los resultados de sus investigaciones han sido publicados por el Geological Society of America Bulletin.

Giro de varios metros anuales

La hipótesis TPW difiere de la idea de la deriva continental o movimiento de los continentes. La deriva polar verdadera puede hacer girar al planeta entero sobre un lado varios metros cada año, manteniendo los polos en la misa dirección con respecto al sistema solar. Aún así, el proceso podría desplazar los continentes enteros desde los trópicos al Ártico o viceversa, en un tiempo relativamente corto desde el punto de vista geológico.

El concepto del desplazamiento magnético de los polos es más conocido, a pesar de que la TPW se planteó por vez primera a mediados del siglo XIX. Cuando, en los años 60 del siglo XX, se demostró que los continentes se movían como consecuencia de la tectónica de placas, los procesos dinámicos de la superficie terrestre fueron explicados, mientras que la teoría de la deriva polar verdadera siguió siendo indemostrable.

Según Maloof, los científicos hablan de la TPW en el caso de otros planetas, como Marte, pero los cambios constantes de contientes y placas oceánicas dificulta el hallazgo de evidencias del giro que el planeta pudo dar hace cientos de millones de años.

Pruebas magnéticas

Sin embargo, los sedimentos encontrados en Svalbard y analizados entre 1999 y 2005 por estos investigadores pueden servir como pruebas de la veracidad de dicha teoría. Se sabe que cuando las partículas pedregosas se hunden en el fondo oceánico forman capas de nuevos sedimentos. Pequeños gránulos magnéticos presentes en estas partículas se alinean con los campos magnéticos terrestres, por lo que se puede conocer la condición de éstos en cualquier época determinada con el estudio magnético de los sedimentos.

Según Maloof, en los sedimentos de Savalbard se encontraron ciertas anomalías que podían ser explicadas por varias razones, como una rápida rotación de las placas de la corteza terrestre sobre las que están las islas, pero ninguna de estas alternativas tenía tanto sentido como el de una posible TPW teniendo en cuenta el contexto geoquímico y los datos sobre el nivel del mar que aportaban las mismas rocas.

Este descubrimiento, podría explicar los extraños cambios químicos del océano ocurridos hace 800 millones de años, achacados por los científicos hasta la fecha a una posible edad de hielo. Sin embargo, no se han hallado nunca evidencias científicas de una edad de hielo acaecida hace 800 millones de años, asegura Maloof. Pero si todos los continentes, de repente, hubiesen girado y sus ríos hubiesen llevado el agua y sus nutrientes a los trópicos en lugar de al Ártico, por ejemplo, esto sí podría explicar los misteriosos cambios geoquímicos de la época que la ciencia ha intentado explicar.

Nuevas evidencias

Dado que todos estos datos se obtuvieron de las islas de Svalbard, Maloof señala que la siguiente prioridad es recopilar nuevas evidencias en sedimentos de la misma época pero de otros lugares del planeta. Pero esto resulta muy difícil por el hecho de que las rocas de ese tiempo han desaparecido como consecuencia de la superposición de las placas de la corteza terrestre, que se van acumulando unas sobre otras. Al parecer, el próximo objetivo es un lugar de Australia, en el que todavía podrían encontrarse piedras tan antiguas.

Según Maloof, no se podrá tener una certeza definitiva acerca de este tema hasta que no se hallen patrones similares en la química y el magnetismo de otros continentes. Las rocas de igual edad que aún se conservan en el interior de Australia podrían reservar en los próximos dos años, en los que los científicos se encargarán de estudiarlas, nuevas sorpresas que puedan validar la teoría.

La deriva polar ocurrió seguramente cuando la tierra firme de nuestro planeta se fundió para formar un solo supercontinente. Por eso, los científicos señalan que no parece que vaya a darse de nuevo, al menos no en un futuro próximo, en términos geológicos. Maloof señala que, hoy por hoy, la superficie de la Tierra disfruta de un equilibrio casi perfecto.

También en 1997

De todas formas, no es la primera vez que se plantea a nivel científico esta hipótesis. En 1997, un equipo del Caltehc publicó en la revista Science que la TPW podía haber provocado un cambio de 90º C en la dirección del eje de rotación terrestre, según un comunicado divulgado entonces por la citada universidad.

Aquel cambio ocasionó un acontecimiento único en la historia de nuestro planeta: una sorprendente diversificación registrada en los fósiles de prácticamente todos los antecesores de los animales que existen hoy. La tasa de evolución durante esa época llegó a ser 20 veces mayor de lo normal, aseguró el científico artífice de este descubrimiento, Joseph Kirschivink.

Joseph Krischvink, geólogo del Caltech (Calitornia Institute of Technology), especuló ese año que la gran reorganización de las placas tectónicas de la última parte del periodo precámbrico terrestre cambió el equilibrio de la masa planetaria, provocando una reorientación. Así, las regiones que previamente habían estado en los polos note o sur se situaron en el ecuador, y los puntos cercanos a éste, en los nuevos polos.

Entonces, la diversidad biológica se volvió "loca" hace unos 530 millones de años, sin que los científicos supieran por qué. De hecho, éste es uno de los grandes misterios de la biosfera. Según Kirschvink, las pruebas geofísicas recopiladas de las rocas depositadas antes, durante y después de la TPW demuestran que los continentes experimentaron un profundo movimiento durante ese mismo periodo temporal, y que la vida en la Tierra cambió con ellos.



Jueves, 7 de Septiembre 2006
Artículo leído 39367 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Miguel Steinberg - Diseñador web el 07/02/2009 14:53

2.Publicado por scarlet el 01/05/2009 20:09
me parece q el cambio climatico que està ocurriendo en esta epoca. se debe mas a este fenomeno (tpw) que por el problema del smog, sin embargo no dejo de reconocer que debemos cuidar nuestro planeta, pero tambien creo que este cambio climatico a servido para que muchos paises o instituciones se dediquen a simplemete explotar economicamente al smog como causante de todo este cambio climatico, es realmennte absurdo pensar que esa serìa la causa. entonces como explicarian que en el mes de marzo del 2009 nevo en la republica del ecuador, o la nevada que cayo en arabia, el pasado año. y sin embargo ellos continuan engañando al planeta, diciendo cuentos de la capa de ozono, el fenomeno del niño, el tratado de kioto y que no dejan de ser verdades, pero que son manipuladas por la inconciencia y codicia del ser humano.
Me gustaria que estos articulos realizados por verdaderos cientificos ,tuvieran mayor publicidad, sea con conferencias, articulos, programs de tv. Existen muchas personas comunes que estamos interesados en la verdad. Bueno gracias por tu servicio, continùa asì.
.

3.Publicado por an el 17/06/2009 20:29
cada 6 mil años la tierra gira su eje pero no a 270° por eso paso el catacliamo que sumergio a la atlantida en el mar!


Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria