Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La actividad solar no tiene precedentes en más de mil años

Continuará en el futuro sin que podamos prever su frecuencia ni intensidad


Los datos de telescopio acumulados desde el siglo XVII, así como la historia de la Tierra escrita en los hielos de Groenlandia y la Antártida, han permitido establecer que las tormentas solares que estamos conociendo en las últimas semanas son las más intensas de los tiempos modernos: se han multiplicado desde 1940 y no tienen precedentes en los últimos 1.150 años. Esta agitación solar, que perturba las telecomunicaciones y el suministro eléctrico, al mismo tiempo que provoca auroras boreales, continuará en el futuro sin que podamos prever su frecuencia ni intensidad. Por Eduardo Martínez.





Soho. NASA
Soho. NASA
Soho. NASA
Soho. NASA
El Sol atraviesa un período de actividad que no tiene precedentes en los últimos 1.150 años y que se ha ido intensificado desde 1940, por lo que las perturbaciones que esta actividad ocasionan en la Tierra seguramente van a continuar produciéndose en el futuro, según el geofísico Ilya Usoskin, que ha reconstruido la historia de las tormentas solares de los últimos mil años.

La actividad solar de los últimos días ha sido considerada por el doctor Brekke, del observatorio SOHO, como la más intensa de los tiempos modernos. Ha originado sensibles perturbaciones en los sistemas de telecomunicaciones y de navegación, así como ha provocado auroras boreales debido a la agitación en la ionosfera de los protones procedentes del Sol.

La historia de las tormentas solares ha podido reconstruirse calculando el número de manchas presentes en la superficie del Sol. El equipo de Ilya Usoskin, de la Universidad finlandesa de Oulu, y sus colegas del Instituto Max Plank de Alemania, se apoyaron en los datos recaudados por los astrónomos desde principios del Siglo XVII, cuando se inventó el telescopio, para confeccionar esta historia.

Asimismo, analizaron hielo de Groenlandia y de la Antártida para descubrir la concentración de berilio-10 en la atmósfera a lo largo del tiempo, ya que cuanto más activo está el Sol, más disminuyen las concentraciones de berilio-10, un isótopo que se puede encontrar en nuestro planeta cuando los rayos cósmicos de alta energía impactan la atmósfera terrestre.

Con los datos de ambas fuentes en la mano, descubrieron que el número de manchas solares visibles desde 1940 es mucho más intenso que el que existió en los mil años anteriores, y así lo explican en un artículo publicado en la Physical Review Letters.

Corazón de hierro

Las manchas solares, apreciables en la superficie del astro, son buenos indicadores de la actividad que se desarrolla en el interior del Sol, donde existe un intenso campo magnético originado por la rotación sobre sí misma de la enorme masa de gas que integra su estructura.

Este campo magnético interno participa en la formación de las erupciones solares que envían a la Tierra masas de rayos y partículas cargadas eléctricamente, que son las que perturban los sistemas eléctricos y la actividad de los satélites. Otra teoría sitúa el origen de estas tormentas en el “corazón de hierro” del Sol.

Dado que estas erupciones solares duran generalmente muchos días, y que el Sol tiene una rotación de 28 días terrestres, diversos planetas quedan expuestos a las perturbaciones que estas erupciones propagan por el Universo.

Según los datos recogidos por el satélite SOHO, que orbita al astro rey, en el momento de la erupción el Sol brilla 100 veces más en rayos X, en relación con la media habitual, en el espectro electromagnético. El satélite ha llegado a filmar la poderosa ola de protones que acompaña a una tempestad magnética.

Estos episodios de la vida del Sol ocurren esporádicamente y son difíciles de prever en frecuencia y actividad, ha advertido la ESA, por lo que representan un problema para nuestras tecnologías a pesar de los 150 millones de kilómetros que separan a la Tierra del astro.


Domingo, 9 de Noviembre 2003
Eduardo Martínez
Artículo leído 19254 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Santiago Bakach el 29/01/2009 18:55
¿Por qué se da importancia a un artículo de noviembre del 2003 en enero del 2009? En especial cuando este artículo se refiere a la máxima de activiadad solar (realidad para el 2000 al 2003) mientras en este periodo vivimos una mínima actividad.
Y por otra parte, encuentro que se dedican a difundir temas "científicos". Sería muy interesante saber que es el Espíritu para la ciencia. Ojalá alguien me pueda dar una respuesta convincente y bien argumentada.


2.Publicado por Gustavo Rodriguez el 09/04/2009 21:11
Estimado Santiago, concuerdo plenamente contigo en el letargo de esta informacion, que durante ya casi dos meses vivimos una minima actividad solar, con cero manchas solares. Con respecto al espiritu para ciencia te puedo contar que la preocupacion es creciente desde ya hace una decada, estando vetado el tema por casi 3 siglos. (Dado que estos son temas religiosos y no cientificos). Te puedo recomendar la pagina
www.rafapal.com
Por tu pregunta me imagino ya la has visitado.

Suerte en tu busqueda

un abrazo desde Chile.

Gustavo
Biologo

3.Publicado por jesus el 03/09/2010 04:55
tengo unas preguntas sobre esto del sol cuando podria causar una explocion solar y por k espero k me contesten grasias por su tiempo

4.Publicado por Nibya leiby el 10/01/2011 03:08
señores, no hay nada peor que ser arrogantes, la humildad frente a la vastedad del universo, es aprendizaje. El universo tiene sus propias reglas, y ciclos, y si alguien busca su espiritu, estoy segura que lo va a encontrar. Es solo desearlo, y este deseo parte de una busqueda interior. Recuerden siempre, que el hombre es un microcosmos, y esta unido a todo lo que existe. Con esto, ya alcanza para encontrarse y comenzar a caminar. Suerte!.... y recuerden siempre, que el camino no es facil, pero con la fuerza del corazon, se camina, y se llega. Muchas gracias, nibya.-

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >