Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura





La ciencia ficción tiene su origen en la Antigüedad

El primer viaje a la Luna fue imaginado por Luciano de Samósata en en siglo II, y no por Julio Verne en el XIX


La ciencia ficción, género desarrollado principalmente en el siglo XX, tiene un origen remoto. En realidad, es una rama de la llamada literatura fantástica que ya se escribía en la Antigüedad. Un estudio reciente realizado por una profesora de la Universidad de Liverpool pone de relieve este vínculo entre el escritor moderno y el antiguo, y analiza los recursos literarios vigentes en ambos tiempos. Desde siempre, la literatura de ficción nos ha valido para imaginar y encontrar respuestas a nuestras inquietudes, respuestas que aunque no sean del todo ciertas, parecen tranquilizar nuestra conciencia. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


Crowolf
Crowolf
La ciencia ficción es un género que todo el mundo conoce, incluso aquéllos que jamás han leído un libro de estas características. El término fue acuñado en 1929 por Hugo Gernsback, editor de una de las primeras revistas del género y que definió la ciencia ficción como “narraciones fantásticas entremezcladas con hechos científicos y visiones proféticas”. Todo un placer para aquellos que aman la literatura y que disfrutan además con la posibilidad de excitar su imaginación.

Literatura futurista, novela científica o ciencia ficción, el caso es que son numerosos los escritores que a lo largo de la historia se han dedicado a ella, para el bien y disfrute de la humanidad, con un beneficio para los lectores que ya nadie pone en duda: ¿quién puede negar que hemos disfrutado y aprendido de escritores como Jorge Luis Borges, Arthur C. Clarke, Julio Verne o Tolkien?

El escritor de ficción, César Mallorquí definió la ciencia ficción como un subgénero de la literatura fantástica que se aleja de lo sobrenatural y se rige por principios racionales o pseudorracionales. Ahora, un estudio reciente realizado por la universidad de Liverpool pone los orígenes de dicha literatura fantástica, de la que se produjo a partir del siglo XIX la “ciencia ficción”, en la mismísima Antigüedad.

Viajes fantásticos que parecen reales

Desde sus inicios, en la historia de la literatura hay obras en las que se relatan viajes fantásticos. La investigadora Karen Ni-Mheallaigh, de la Escuela de Arqueología, Egiptología y Antigüedad de la Universidad de Liverpool se ha centrado en ellos, estudiando los componentes fantásticos de la literatura clásica y examinado las teorías de la moderna ciencia ficción literaria y cómo estas teorías pueden aplicarse al mundo antiguo.

Sus estudios abarcan desde la Antigüedad hasta el segundo siglo después de Cristo. Parten de la constatación de que en la literatura griega existió una larga tradición fantástica, como se puede ver en la Odisea de Homero, en la que se narran los viajes de Odiseo o Ulises, con elementos fantásticos continuos.

Pero hay más: Karen Ní Mheallaigh explica que el escritor sirio Luciano de Samósata (125-192) fue uno de los grandes escritores satíricos de la Antigüedad, invirtiendo los patrones clásicos de las artes, de la filosofía y de la literatura que venían de la tradición sofística.

Luciano hizo de la parodia, la fabulación fantástica y la sátira social, ingredientes esenciales de su obra y escribió los llamados “Relatos verídicos”, en los que se parodian los relatos de viajes. Entre ellos está uno que narra un viaje a la luna –el primero, por tanto, no fue el de Julio Verne, “De la Tierra a la Luna”- y una batalla interlestelar.

También destaca Antífanes de Atenas, uno de los principales autores de la comedia media griega (336-250 a.C.), que escribió acerca de sus viajes al norte de Europa diciendo que hacía tanto frío que se congelaban las conversaciones en el aire. Asimismo, el historiador Herodoto, considerado como “el padre de la historia”, escribió acerca de serpientes volantes y hormigas gigantes buscadoras de oro de la India.

Fantastik DK
Fantastik DK
Recursos literarios modernos

Según Ni-Mheallaigh, la fantasía del mundo antiguo aún no ha sido lo suficientemente investigada desde la perspectiva literaria. Lo más interesante de estos viajes fantásticos es que muchos de ellos fueron escritos como si hubiesen sido viajes reales anotados en diarios o como textos históricos. Los griegos sentían una fascinación enorme hacia lo exótico y hacia otros mundos y algunos de ellos viajaron al norte y al este del mundo para satisfacer su curiosidad.

Las culturas que conocieron en sus viajes eran tan diferentes a las suyas que les inspiraron a fantasear y especular sobre los mundos remotos. Según Ni-Mheallaig, parece que los griegos tenían un anhelo especial por escribir ficción pura, incluso aquellos escritores que en otras ramas de su trabajo se dedicaban a otros géneros literarios. Para sus obras fantásticas buscaron incluso evidencias documentales inventadas, tales como textos “redescubiertos” o inscripciones inventadas.

El primer escritor que reconoció que nada de lo que había escrito era cierto fue el argelino Lucio Apuleyo, autor de El asno de oro y viajero empedernido. Sin embargo, su estilo, como el de los demás escritores de literatura fantástica de la época analizada, estaba calculado para convencer a sus lectores de que todas las aventuras descritas eran verdaderas. Sus libros jugaban con la mente de los lectores, tal y como lo hacen hoy los escritores de ciencia ficción, cuyas obras siempre nos llevan a preguntarnos: ¿y si fuera cierto?

La ciencia ficción hoy día

Este recurso literario que consigue que los lectores se introduzcan en las obras y que crean en ellas ciegamente –incluso a sabiendas de que lo que se está contando es pura imaginación- se ha mantenido a lo largo de la historia.

La primera obra del género de ciencia ficción, tal y como lo conocemos hoy, aparece como consecuencia de la Revolución Industrial, y tiene como base la aparición de la tecnología. Se trata de la obra Frankenstein, de Mary Shelley, publicada en 1818. También en el siglo XIX llegan las obras de Julio Verne (1828-1905). Verne encarna el prototipo de autor de ciencia ficción actual, que utiliza los últimos descubrimientos científicos para desarrollar un mundo imaginario.

La sorpresa en lo que se refiere a Verne radica en su capacidad, no ya de inventar, sino de anticipar: Julio Verne se adelantó a su tiempo situando la lanzadera de su viaje a la luna en Florida, Cabo Cañaveral, desde donde hoy (realmente) la NASA lanza sus cohetes. Además, en su obra La Isla con Hélice, Verne habla de un cableado de información global y telefoto, que transmite imagen y sonido.

Pero la historia de la ciencia ficción se desarrolla especialmente en el siglo XX. Autores como Stenvenson (El extraño caso del Dr. Jeckyl y Mr. Hyde), Wells (La máquina del tiempo), London o Conan Doyle, Clarke o Sturgeon, entre muchos otros, la colocaron en lo más alto de la historia de la literatura.

Desde siempre, la literatura de ficción nos ha valido para imaginar y encontrar respuestas a nuestras inquietudes, respuestas que aunque no sean del todo ciertas, parecen tranquilizar y excitar nuestra conciencia. Hoy sabemos que este camino artístico aparentemente ilimitado fue iniciado en la Antigüedad. La obra de Karen Ní Mheallaigh que lo demuestra se publicará en 2006. La Universidad de Liverpool ha abierto un sitio de Internet sobre ciencia ficción para escolares, que constituye todo un anticipo de los próximos descubrimientos sobre esta rama de la literatura universal.


Domingo, 12 de Junio 2005
Artículo leído 111910 veces



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Potts el 17/09/2005 05:41
El artículo es interesante, pero cita continuamente a la investigadora Karen Ni-Mheallaigh, de la Universidad de Liverpool, al parecer atribuyéndole el "descubrimiento" de que la CF tiene sus orígenes en la antiguedad. Esto no es nada nuevo, había sido planteado por primera vez por el ensayista inglés Kingsley Amis en "El Universo de la Ciencia Ficción", desde 1970 (fecha de la primera edición en español por Editorial Ciencia Nueva, Madrid) La edición original en inglés ("A survey of Science Fiction") es inclusive anterior. Las investigaciones de Amis sobre la CF para este ensayo fueron extensas, ya que estudió al menos veinte colecciones de revistas de su época, decenas de antologías y obras de más de 300 autores, de Paul Anderson a John Wyndham

Por eso me parece que con todo respeto al trabajo de la Sra. Ni-Mheallaigh, citarla como si fuera la descubridora del concepto, es algo exagerado o por lo menos inexacto, y más si no se hace en el artículo ninguna referencia al ensayo de Kingsley Amis. No se afirma categóricamente que ella sea la "descubridora", pero hay párrafos como:
"Pero hay más: Karen Ní Mheallaigh explica que el escritor sirio Luciano de Samósata (125-192) fue uno de los grandes escritores satíricos de la Antigüedad, invirtiendo los patrones clásicos de las artes, de la filosofía y de la literatura que venían de la tradición sofística."
Que parecen dar a entender que sólo ella ha aplicado este concepto, o al menos que fue la primera en hacerlo.
La frase: "Un estudio reciente realizado por una profesora de la Universidad de Liverpool pone de relieve este vínculo este el escritor moderno y el antiguo"
Es aún más precisa.
No he leído el libro original que se reseña en el artículo y desde luego ignoro si la Sra. Ni-Mheallaigh cita a K.Amis en alguna parte, pero lo cierto es que su nombre está totalmente ausente de la reseña.

2.Publicado por jimmy taison el 08/11/2008 01:55

bueno esta algo interesante este comentario --- te felicito quien quera q sea el q lo escribio


3.Publicado por antonella el 26/06/2009 15:40
pero la ciencia ficcion surge a partir de problematicas sociales y economicas:revolucion industrial

4.Publicado por coyicabuto el 05/09/2009 19:56
Quisiera aportar algo. Antes de Julio Verne hubo otro escritor que escribió un libro que también trataba de la luna y era de ficción (no fantasía): se llamaba Cyrano de Berguerac. El libro se llama "Viaje a la Luna" o "Los Estados de la Luna". Cyrano de Berguerac nació en el siglo XVII (no recuerdo ahora la fecha, pero se puede consultar por internet).
Saludos.

5.Publicado por luciana el 02/05/2010 01:34
la ciencia ficcion esta buenisima podes conocer un monton de cosas te amo cincia ficcion

6.Publicado por AURA NUÑEZ el 06/11/2010 01:22
bueno yo piemso que es muyyyy interesamte y muy educativooo es el mejor que e visto em mi vida felicito al que lo escribio tambiem es semasiado bonito

7.Publicado por Allan el 18/12/2010 18:34
El reportaje contiene un grave error: solo puede existir cienci ficción a partir del a aplicación de la ciencia en la vida cotidiana, no antes.
Esas obras, como "La historia verídica" de Luciano no es ciencia ficción. Él nunca presento argumentos científicos para justificar su viaje a la Luna. Simplemente se dedico a armar una gran mentira.
La ciencia ficción nace con Julio Verne y la revolución industrial.

8.Publicado por roochiitA el 09/07/2011 01:25
wenisimo amigoo mui bueno peero no resp a mi pregunta we

9.Publicado por coyicabuto el 09/07/2011 14:20
Por casualidad (por hacerme el original): ¿no habéis pensado en probar a escribir correctamente? Es decir, sin faltas de ortografía. Creo que en una revista que es de ciencia lo mínimo sería (digo yo) escribir correctamente: ¿no?

10.Publicado por marilin mullo el 07/09/2011 03:41
me parecio muy interesante esto muy bien

11.Publicado por Allyah el 21/07/2013 20:31
Al igual que el autor del primer comentario, también noto algunas "ausencias" en este artículo, por no decirles desinformaciones. La tesis central de la investigación citada, si bien comprendo que ahonda en recursos literarios y narrativos, es algo que ya afirma y desarrolla brevemente Jorge Luis Borges, en el "Prólogo" a Crónicas marcianas, de Ray Bradbury. No son más de dos páginas, por si alguien quiere leerlo (http://aportes.educ.ar/literatura/cronicas.pdf); menciona no solamente a Luciano de Samósata sino también a Ludovico Ariosto.


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >