Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La ciencia por lo general es egoista

Un estudio analiza la discriminación de las citas que emplea la comunidad científica


La ciencia no tiene por qué ser altruista. Es más, la mayoría de las veces suele ser egoísta, según se demuestra en un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) que analiza la discriminación que existe en las citas de los artículos científicos que publican los investigadores para dar a conocer sus resultados. SINC.





Por qué algunos científicos eligen unas determinadas citas y no otras, para incluir como referencias en sus escritos científicos es una cuestión que todavía no está completamente resuelta, según se puede constatar en el trabajo realizado por María del Mar Camacho Miñano y Manuel Núñez Níckel, de la Universidad Complutense de Madrid y la UC3M, respectivamente, publicado en el Journal of the American Society for Informacion Science and Technology.

Las citas en la ciencia son importantes como mecanismo para seguir la evolución de la ciencia y porque son empleadas como indicador de la relevancia de los científicos e instituciones: cuanto mayor es el número de citas a un artículo, mayor es el reconocimiento. Esta medida de éxito implica mayores fuentes de financiación, reconocimiento, salarios, etc. Según Camacho Miñano y Núñez Nickel, el problema surge cuando los autores, en lugar de elegir sus citas altruistamente ateniéndose a las fuentes originarias que les facilitaron las ideas sobre las que construyeron su razonamiento, citan en función de intereses espurios tratando de aumentar la probabilidad de publicar con éxito en las revistas.

“De esta manera, surgen los prejuicios y lo que es peor las discriminaciones de los científicos a los que no se cita”, explica el catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la UC3M, Manuel Núñez Nickel. Estas discriminaciones se pueden resumir en tres aspectos fundamentales: características personales del autor (por ejemplo, género, raza, procedencia del doctorado, afiliación actual, o previas, si forma parte del equipo de redacción de alguna revista, etc.) características del artículo (metodología empleada, número de hojas, si es una recopilación bibliográfica, etc.) y, por último, tipo o características de la revista (se tiende a citar artículos publicados en las revistas con mayor índice de impacto).

Con los sistemas de control que existen en la actualidad (revisión ciega por pares) es difícil controlar este tipo de comportamientos, según los autores del estudio. Es más, los revisores y editores podrían estar acentuando el comportamiento que critica, al aconsejar que se citen revistas de cierto índice de impacto o determinados autores. Un ejemplo: en cierta revista, se aconseja que se cite la propia revista donde va a ser publicada. La explicación del editor es: ¿Si no es interesante nuestra revista para citarla por qué quiere publicar en ella? Si este editor no quisiera perturbar la esencia de la cita, su razonamiento debería haber sido: Si usted nos presenta una investigación de calidad, nos interesa haga lo que haga; y si consideramos que no es de calidad, se la rechazamos.

Una posible solución

No obstante, los investigadores apuntan una solución parcial al problema: que el editor de las revistas de unas pautas de comportamiento claras a los revisores, para que en el momento que sean conscientes de que existe cualquier tipo de discriminación, lo erradiquen de raíz. “A nivel particular, esto es sumamente difícil, puesto que un editor suele estar especializado solamente en una de las corrientes de su rama científica, no en todas. Pero hoy día, con el nivel de conocimiento del que se dispone, si los editores facilitasen las señales correctas, penalizando a revisores que ‘aconsejan’ ciertas citas, o auto imponiéndose cierta disciplina de revista, se avanzaría bastante en el camino correcto”.

La principal contribución de este estudio, que ordena las ideas dispersas que existían en una literatura tan amplia, es poner en su sitio las distintas fases en la selección de citas. En este sentido, “un autor no se puede permitir no conocer las fuentes más relevantes si pretende tener cierta fiabilidad dentro de su corriente”, explica Nuñez Nickel. Sin embargo, a la hora de decidir entre los autores a citar, si varios artículos cubren las mismas necesidades, el autor puede decantarse por sus afines, revisores de ciertas revistas, catedráticos de instituciones que le interesan, etc. “Esta puede ser una de las motivaciones por las que aparecen escuelas de ‘calidad’ frente a las que aportaron las ideas originarias”, comenta.

Los investigadores han podido comprobar, según los resultados obtenidos, que siempre hay un comportamiento “amoral” que no se puede controlar a la hora de citar a los autores. “La ciencia no es altruista, sino en la mayoría de los casos egoísta”, afirma el profesor Núñez Níckel. “De ser ciertas estas hipótesis, la Ciencia podría estar degenerando o simplemente quedándose estancada sin un avance real en ciertas ramas”, añade. La idea de realizar esta investigación surgió precisamente de la dificultad que encontraban en su rama de conocimiento para valorar el esfuerzo real y los resultados que obtienen los científicos, de cara a remunerarles, promocionarles, obtener financiación, etc. “Desarrollamos esta investigación – indica - por propio egoísmo para tratar de marcar pautas en relación a la valoración dentro del área de Contabilidad del Departamento de Economía de la Empresa de la Universidad Carlos III de Madrid”.


Lunes, 14 de Diciembre 2009
SINC
Artículo leído 5470 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Gorki el 14/12/2009 16:53
No soy científico pero si soy blogger y cito mucho,naturalmente pretendo que mis citas tiene la máxima categoría y me pasa que muchas veces a través de una vía accede o a un documento original. Prefiero colocar en link directamente al documento original, obviando el sitio que realmente con su trabajo, me puso en la pista del documento original, Lo que me mueve a hacerlo, es más la pereza de otro link a un sitio, que una vez alcanzada la fuente, no tiene mucho más que aportar.

Tanbién es justo reconcerlo evito linkar a fuentes que políticamenente no son de mi cuerda, quizá sea injusto pero creo que hay en elo una cierta coherencia con tu forma de pensar, otra cosa es que sean de otra clase social, no creo que eso me desvíe en mi intención de linkar o no..

Por útimo he de añadir que conscientemente no rechazo linkar a alguien por le sexo, la raza o religión , pero si hago examen, veo que linko muy mayoritariamente a hombres españoles, (en principio, blancos), sin embrgo no tengo conciencia de hacer en este campo discriminación, es que lo que leo y me interesa, esta mayoritariamente escrito por varones españoles y mis links reflejan esa realidad estadísica. que probablemente se retroalimente.

2.Publicado por Antonio el 15/12/2009 08:57
¿"linkar": yo linko, tu linkas, él linka...? Jo tío, qué forma de dar patadas al diccionario, con lo fácil que es decir "enlazar" la manía que tiene la gente de inventarse palabras partiendo de términos en inglés....

3.Publicado por Gorki el 15/12/2009 14:24
Quiza la palabra adecuada seria ligarq ue es lo que usan los americanos, pero a mi no me suena bien. Enlazar claramente no me gusta , suena a boda cursi, o a poner lacitos. Deffinitivamente me gusta mas linkar por ser más precisa y concreta para definir la accion que se quiere describir.

4.Publicado por Oscar el 15/12/2009 21:04
Suele creerse que por ser cientifico/a una persona tiene una mejor condición etica y moral. Pero los cientificos son personas con virtudes y defectos como todos. Supongo que si tuvieramos una estadistica de "buena gente" de la poblacion mundial, ese porcentaje se reflejaría en la comunidad cientifica así como el porcentaje del 30% de mujeres en politica o en puestos importantes en grands emoresas. Todos somos humanos.

5.Publicado por Angélica Enríquez O. el 21/12/2009 01:43
"La verdad de dónde venga" sostenía Rubén Sanabria s.j. que me impartió clases en la universidad. El pensamiento científico se genera a partir de un complejo teórico metodológico que lo sustenta y debe de citarse adecuadamente para que la propuesta sea lo más confiable y sería posible. Convengo en la importancia de que estas fuentes sean serias y sobre todo congruentes con el pensamiento del que cita, pero en lo que no estoy de acuerdo es en que para citar uno tenga que tomar en cuenta sexo, raza, religión. Considero que si se antepone esto lo que se proponga no tiene un sustento digno de llamarse científico ya que no considera la verdad como valor imperante.

6.Publicado por camilo fuentes el 06/01/2010 01:18
Me parece algo lógico viniendo de los seres humanos, ya que somos egoístas.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >