Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La conciencia de la muerte potencia aspectos positivos de la psicología humana

La revisión de docenas de estudios revela que la mortalidad no solo tiene un lado oscuro


Reflexionar sobre la muerte no tiene porqué provocar solo miedo, agresividad, desaliento y otras sensaciones negativas, como cabría esperar. De hecho, tiene también un efecto positivo en la psicología humana. Esto es lo que ha revelado la revisión de docenas de estudios al respecto, realizada por científicos de la Universidad de Missouri, en Estados Unidos. Los datos arrojados han constatado que, en las situaciones en que se incrementa la conciencia de la muerte, como tras un atentado terrorista o una catástrofe natural, la gente reafirma los aspectos positivos del mundo, y se puede volver más pacífica, cooperativa y cuidadosa. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


Fuente: PhotoXpress.
Fuente: PhotoXpress.
Reflexionar sobre la muerte no tiene porqué provocar sólo miedo, agresividad, desaliento y otras sensaciones negativas, como cabría esperar. De hecho, podría tener también un efecto positivo en la psicología humana.

Esto es lo que sugieren los resultados de la revisión de docenas de estudios al respecto, realizada por investigadores de la Universidad de Missouri, en Estados Unidos.

Según los autores del estudio, esta revisión ha demostrado que tener presente la muerte en nuestras vidas puede propiciar la reducción de actitudes belicistas, que tomemos mejores decisiones relacionadas con la salud; puede incrementar el altruismo y la tendencia a ayudar a otros e, incluso, puede reducir la tasa de divorcios.

Uno de los autores de la investigación, el profesor de ciencias de la psicología, Jamie Arndt, explica en un comunicado de dicha Universidad que “según la Teoría de la gestión del terror (TMT), las personas se enfrentan a la conciencia de su mortalidad sosteniendo creencias culturales y buscando formar parte de algo mayor y más perdurable que ellas mismas, como los países o las religiones”.

La TMT señala, más concretamente, que la conciencia de mortalidad hace que individuos y grupos sociales sientan la necesidad de reforzarse, a menudo llevando a cabo acciones punitivas y violentas e incluso provocando guerras.

Además, el miedo a la aniquilación absoluta provoca una ansiedad tan profunda y un sentimiento tan hondo de ausencia de sentido, que hace que las sociedades construyan y refuercen sus símbolos en forma leyes, sistemas religiosos de sentido, culturas y sistemas de creencias.

Sin embargo, afirma Arndt, la idea de la muerte también puede tener un efecto positivo.

Cuestión de identificación

Por ejemplo, en un estudio realizado con individuos estadounidenses, se les pidió a los participantes que imaginaran bien una catástrofe local bien una amenaza global relacionada con el cambio climático.

Los científicos evaluaron a continuación las actitudes belicistas de los participantes, concretamente con respecto a lo que ellos creían que era una potencial amenaza para su propio país: Irán.

Tras haber recordado la muerte, los participantes que habían pensado en el peligro del cambio climático expresaron niveles más bajos de belicismo que aquellas personas que habían pensado en un desastre local.

Según Kren Vail, director del estudio, estas diferencias en las actitudes tendrían su origen en el grado de identificación de los voluntarios con los afectados por ambos tipos de catástrofes.

“En los dos casos, (los participantes) respondieron a su conciencia de mortalidad tratando de proteger a grupos relevantes (para ellos). Cuando la amenaza estuvo localizada, los sujetos tendieron a defender a su grupo social más cercano; pero cuando la amenaza planteada resultó ser global, los participantes se identificaron a sí mismos con la humanidad entera, y se sintieron más pacíficos y cooperativos”.

Qué sucede en las catástrofes reales

En el caso de catástrofes reales, como el ataque terrorista ocurrido el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, el hecho de afrontar el miedo y la conciencia de la muerte puede tener tanto efectos positivos como negativos.

En aquella situación, “los medios de comunicación y los especialistas tendieron a centrarse en las reacciones negativas que este acto terrorista provocó, como la violencia y la discriminación que emergieron entonces contra los musulmanes”, afirma Vial.

Sin embargo, “algunos estudios revelaron que, tras el 11S, la gente también comenzó a expresar niveles más altos de gratitud, esperanza y bondad”.

Otro ejemplo: Tras el atentado sufrido por la ciudad estadounidense de Oklahoma en 1995, y que costó la vida a 168 personas, se constató un descenso en la tasa de divorcios en los condados circundantes.

Los científicos concluyen, a partir de todos los datos revisados que “tras un aumento de los estímulos que nos hacen conscientes de la muerte, la reacción positiva es intentar reafirmar que el mundo también tiene algunos aspectos positivos”.

Kenneth Vail, director de la investigación. Fuente: Universidad de Missouri.
Kenneth Vail, director de la investigación. Fuente: Universidad de Missouri.
Efectos en la vida personal

En su vida personal, los individuos también son capaces de sacarle partido a la conciencia incrementada de la muerte. En este sentido, algunos de los estudios revisados revelaron que los pensamientos sobre la mortalidad pueden despertar el deseo de hacer más ejercicio.

Otras investigaciones han constatado, por otra parte, que mantenerse conscientes de la realidad de la muerte puede reducir hábitos nocivos, como el tabaquismo, así como aumentar el cuidado personal.

“Una vez que empezamos a desarrollar el presente estudio, nos sorprendimos de la cantidad de investigaciones que demuestran los efectos positivos de la conciencia de mortalidad”, afirma Arndt, que añade que “la gente es muy capaz de extraer un lado luminoso de la muerte”.

Los resultados de la presente investigación han aparecido publicados en la revista Personality and Social Psychology Review, de la Society for Personality and Social Psychology (SPSP).

Miércoles, 9 de Mayo 2012
Artículo leído 11895 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Emanuela CASTILLO DIAZ el 09/05/2012 13:30
Tenemos que tener presente algo muy básico, donde hay vida, inevitablemente hay también muerte. Lo que tenemos que hacer es educar también a nuestros hijos con esa idea, sin asustarles si nada por el estilo, pero si hacer que se conciencien de que la vida es ahora, y no mañana, ni pasado y que hay que sacarle partido justo en este momento: el presente es la única dimensión real donde podemos actuar. SI todo el mundo empezara a pensar de esa forma, quizás muchas cosas mejorarían!
Un saludo y gracias por compartir el articulo,
Emanuela

2.Publicado por CachiBrasil el 14/05/2012 08:08
Este estudio no es sobre la conciencia de la muerte y ese título le queda muy grande...
Se refiere exclusivamente al miedo a morir de manera violenta o a considerarla como próxima e inevitable, sintomatizando un estado paranoide basado en la manipulación mediática y gubernamental de la imagen del terrorismo como enemigo del bien y de la vida.
La muerte es lo único sobre lo cual el ser humano tiene absoluta certeza y conciencia y que no asocia solamente al dolor, sino a la desaparición como ser consciente; al cierre del futuro.
La carencia existencial provocada por la creencia o convicción de la muerte como fin de todo está en la base de todas las religiones desde el inicio de ellas. El absurdo de la muerte como fin de todo es lo que generó la búsqueda de la trascendencia a través de lo espiritual y lo religioso.
Todo esto puede ser sintetizado en una frase: No hay sentido en la vida si todo termina con la muerte.

3.Publicado por Horst Bussenius C. el 14/05/2012 15:07
Es siempre la toma de consciencia sobre algo lo que puede provocar cambios en la gente. Sin consciencia, es decir sin un "darse cuenta", todo sigue igual. Por eso es importante tratar de expandir nuestra consciencia en todo sentido, Por lo demás la consciencia es precisamente la capacidad más importante del ser humano, y la característica distintiva que lo hacen único.

4.Publicado por CachiBrasil el 15/05/2012 07:35
Sin duda que la conciencia de la muerte potencia aspectos positivos del psiquismo humano...
Pero el título "conciencia de la muerte" le queda muy grande a esta nota o estudio. No se habla aquí de conciencia de la muerte en sentido estricto y profundo, sino sólo referida a un tipo de muerte muy particular, caracterizada por la violencia armada de cualquier signo, más conocida por la TV que por vivencias particulares o de personas que conocemos.
Para el ser humano, la muerte es una certeza y una incógnita desde que comienza a desarrollar su psiquismo en los primeros años de vida. La tendencia es apartar la idea de la muerte y no pensar ni preguntarse por ella, pero la muerte de otras personas lleva al ser humano a acordarse de su propia futura y segura muerte.
El tema daría para mucho más, pero este no es el espacio más adecuado para esto.
Apenas una afirmación que puede motivar a la reflexión: No hay sentido en la vida si todo termina con la muerte.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte