Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La convergencia evolutiva predice vida similar a la terrestre en otros planetas

Los mecanismos que rigen la evolución en la Tierra llevarían a este escenario en planetas similares al nuestro


Una nueva obra del biólogo de la evolución Simon Conway Morris afirma que la convergencia evolutiva daría lugar a formas de vida similares a aquellas que existen en la Tierra en los planetas análogos a este. La teoría complica todavía más la famosa Paradoja de Fermi, referida a la inconsistencia entre las posibilidades de que exista vida extraterrestre y la falta de evidencias de esta. Por Jorge Lázaro.


Jorge Lázaro
Periodista científico en Tendencias 21. Escritor, poeta, crítico y activista. Graduado en Historia... Saber más del autor



Si uno escucha el nombre (o ve una fotografía) de un petirrojo, una mosca, y un murciélago, rápidamente se dará cuenta de una característica que comparten en común, más allá del hecho de que los tres son animales: todos ellos pueden volar.

La característica del vuelo en estas tres especies ha evolucionado hacia formas similares en el organismo para dar respuesta a un mismo problema, pero a partir de una procedencia radicalmente diferente y muy separada en el árbol de la vida: es el fenómeno conocido como “convergencia evolutiva”, y que plantea que la evolución no es un proceso tan azaroso como cabría imaginar.

Con esa teoría como base, el paleobiólogo Simon Conway Morris, profesor en el departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Cambridge, defiende en su nuevo libro The Runes of Evolution que la convergencia evolutiva llevaría a la existencia no ya de vida en aquellos exoplanetas similares al nuestro, sino de una vida que tuviera formas similares a la que conocemos, informa dicha Universidad en un comunicado.

Rasgos de vida terrestre en otros planetas

No es la primera vez que Conway Morris plantea estas teorías. En una publicación de 2003, Life’s Solution: Inevitable Humans in a Lonely Universe, el autor ya estudiaba los mecanismos evolutivos de la vida en la Tierra, y qué importancia tenían estos en el conjunto del universo; años más tarde, en 2010, dio una conferencia en la Real Sociedad de Londres donde afirmó que, de existir vida extraterrestre, tendría la misma estructura corporal, compartiendo con especies como nosotros extremidades, cuerpo, cabeza…

En The Runes of Evolution el autor va un paso más allá. No solo compartirían formas estructurales, sino que especies enteras, incluyendo setas, plantas carnívoras, o depredadores como los tiburones, estarían presentes de manera muy similar en planetas semejantes a la Tierra.

Y, por supuesto, otra característica común sería la inteligencia, que estaría, en palabras de Conway Morris, “casi garantizada”, al ser un rasgo más o menos presente en diversas especies animales. Por eso afirma que resulta cada vez más sorprendente la falta de hallazgos que indiquen que hay vida “ahí fuera”.

Una esperanza controvertida

El hecho es que el paleobiólogo parte de la hipótesis de que existe vida en otros planetas para proponer las formas que esta mostraría. Sin embargo, cómo el mismo afirma, “que haya muchos planetas similares a la Tierra no significa necesariamente que tengan vida, porque no entendemos como esta se origina”.

A pesar de todo, Conway Morris destaca que la vida “va a evolucionar allí donde pueda”, y ve en el aumento del número de exotierras un indicador que favorece las posibilidades de vida extraterrestre en los parámetros que propone. La idea se basa en la hipótesis de la abiogénesis que propone que la vida se originó en la Tierra a partir de compuestos orgánicos inertes –y que por tanto indica que podría suceder lo mismo en planetas con condiciones similares al nuestro–.

Son muchos los investigadores que afirman que, de hecho, los indicios propuestos por la abiogénesis y los datos de las investigaciones exoplanetarias no respaldan la esperanza de encontrar vida más allá de la Tierra, que sería más un deseo sentimental que una predicción racional.

El complejo mapa de la vida

De ser este el caso, estaríamos ante la conocida como Hipótesis de la Tierra Especial, que desbarataría las teorías de Conway Morris al proponer que no basta con un planeta de dimensiones terrestres ubicado en la zona de habitabilidad para que surja la vida: también entrarían en juego las influencias gravitatorias de otros cuerpos de ese mismo sistema estelar, la ubicación en la galaxia, o la edad del planeta. Puestos en común todos esos aspectos, la Tierra no es ya un cuerpo “mediocre”, sino único, y los candidatos a albergar vida similar a la nuestra se reducen de manera drástica.

Esta hipótesis es una de las posibles soluciones a esa Paradoja de Fermi que plantea la contradicción entre las altas probabilidades (siempre según una parte de la comunidad científica) de que exista vida fuera de la Tierra, y la falta de hallazgos sobre esta.

Aunque la abiogénesis (frente a la panspermia) en exotierras supone en parte una solución a la Paradoja de Fermi, al ser mucho menor el número de lugares donde podría originarse la vida, Conway Morris no lo ve así, y cree que convierte a la paradoja en algo “más chocante aún si cabe”.

“La casi certeza de que ET está ahí fuera [pero no hemos contactado con él] significa que algo falla”, afirma el autor, que concluye de manera contundente: “no deberíamos estar solos, pero lo estamos”.


Martes, 7 de Julio 2015
Artículo leído 4412 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Nostram el 07/07/2015 21:14
Siempre que se habla de vida inteligente extraterrestre, veo el mismo proceder.
Debe existir porque aquí existe.
Y veo el mismo antropocentrismo.
La vida como tal, que se inicia desde una química inorgánica, no parece ser demasiado complicada, sobre todo la unicelular, después crear organismos, al menos en la Tierra ha sido un paso muy tardío, ocurrido hace un 25% del tiempo que la vida lleva por aquí.
En cuanto a la inteligencia, es totalmente excepcional, ya que no es un requisito necesario para sobrevivir las especies, como bien han demostrado durante millones y millones de años los dinosaurios e incluso los mamíferos, hasta hace sólo un poco, en ese instante y debido a circunstancias muy excepcionales apareció un tipo de vida, con capacidad de manipular el entorno y así desarrollar una inteligencia tecnológica, no olvidemos que en la Tierra hay más seres inteligentes (los delfines, que incluso tienen nombres propios y lenguaje), no obstante no tienen forma alguna de crear tecnología o modificar su entorno.
Por tanto la inteligencia "tecnológica" es una excepción no una necesidad, de ahí que no podamos apreciar signos de civilizaciones, sencillamente porque no las hay, signos de vida seguro que detectaremos pronto, pero ET no nos va a llamar.

2.Publicado por JUAN ISMAEL SANCHEZ el 16/11/2015 19:10
Gente de misterios del cosmos, les escribo para comentarles de un caso que se dio en el verano del año 2012, en una localidad del sur de la Provincia de Bs.As. llamada El Perdido que está entre Tres Arroyos (70 km) y Bahía Blanca (100km), más precisamente en la semana que fue desde el día 12 al 19 de febrero. En esa semana de febrero de 2012 hubo un avistamiento de 6 luces (que varían su color entre el amarillo, verde, azul, naranja y rojo) y que comenzaban a eso de las 22.00 hs extendiéndose hasta las 2.30 /3.00 hs de la madrugada, por momentos estas luces tenian un comportamiento independiente unas de otras, llegandose a ver como algunas de esas luces se dividieron en 2 (una mas grande y otra más pequeña) comenzando la luz más pequeña a orbitar la luz más grande y en otros momento se movían como si fuesen 2 triángulos, este avistamiento fue un avistamiento masivo ya que todo el pueblo lo pudo ver, debido a que se produjo durante toda una semana y durante varias horas por noche. Espero que si algún día investigadores como Luis Burgos u otros de la Pcia. de Bs As. pasan por esa localidad puedan investigar ese caso que me parece muy interesante. Yo en ese momento me encontraba en Coronel Dorrego, visitando a mi novia y me entere por conocidos que vivían en el pueblo y tuvieron esa experiencia. Por lo que me pude enterar después, se dijo que hasta habían aterrizajes de ovnis en los campos que rodeaban el pueblo, en los medios locales fue muy comentado este caso, pero lamentablemente no trascendió a otros lugares.
Espero que les sirva esta informacion, que me parece es uno de los avistamientos masivos más interesantes de los últimos años y no tuvo mucha repercusión; saludos a todos.

3.Publicado por Ana el 30/05/2016 17:38
Cabe otra posibilidad: que estén ahí, pero que no quieran saber nada de nosotros :-) A mí ésta me parece la más plausible. Yo también pasaría de una "civilización" como la nuestra :-) Saludos.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >