Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La creación científica también es un derecho humano

Debe estar libre de influencias represivas, ya sean latentes o abiertas


La investigación científica debe estar libre de influencias represivas latentes o abiertas de dirigentes burocráticos, políticos, religiosos o monetarios, ya que la creación científica es un derecho humano no inferior a otros derechos. Así se expresa la Declaración de Libertad Académica, que recoge lo que deben ser los Derechos Científicos del Ser Humano, porque a lo largo de la historia e incluso en muchos casos actualmente, la Ciencia y la Tecnología han sido siervos de la opresión. Por Dmitri Rabounski.



La creación científica también es un derecho humano
La creación científica también es un derecho humano
El comienzo del siglo XXI refleja, más que en cualquier otra época de la historia de la Humanidad, el profundo significado del papel de la Ciencia y la Tecnología en los asuntos humanos.

La naturaleza poderosamente influyente de la Ciencia y Tecnlogía modernas ha conducido a la percepción general de que los descubrimientos más importantes pueden realizarse principalmente o solamente mediante grandes grupos de investigación gubernamentales o corporativos con acceso a un instrumental enormemente caro y una gran cantidad de personal de apoyo.

La impresión general es, sin embargo, mítica, y oculta la naturaleza real de cómo se realizan los descubrimientos científicos. Los caros y enormes proyectos tecnológicos,
independientemente de su complejidad, no son sino el resultado de la aplicación de profundas ideas científicas de pequeños grupos de investigadores incansables o científicos solitarios, quienes con frecuencia trabajan aislados.

Un científico que trabaja solo es ahora y en el futuro, y como sucedió en el pasado, capaz de hacer un descubrimiento que pueda influir sustancialmente en el destino de la Humanidad y cambiar la faz del planeta entero. en el cual somos unos habitantes insignificantes.

Subordinación académica

Los descubrimientos revolucionarios son realizados generalmente por individuos que trabajan en posiciones subordinadas en agencias gubernamentales, instituciones de enseñanza e investigación, o en empresas comerciales.

Por lo tanto, el investigador está también con frecuencia ligado o limitado por los directores de instituciones y corporaciones, quienes trabajando en una dirección diferente, buscan controlar y aplicar el descubrimiento y la investigación científica para beneficio personal o de una organización, o incluso para su gloria personal.

La memoria histórica de los descubrimientos científicos está repleta de ejemplos de supresión y ridiculización por los poderes establecidos, que aún así se revelaron y reivindicaron en años posteriores por la marcha inexorable de la necesidad práctica y la ilustración intelectual.

Asimismo, el registro histórico es modificado y mancillado por el plagio y la deliberada mala interpetación, perpetrados por gente sin escrúpulos, motivados por la envidia y avaricia. Y así es también hoy día.

Investigación libre

El objetivo de esta Declaración es mantener y fomentar la doctrina fundamental acerca de que la investigación científica debe estar libre de influencias represivas latentes o abiertas de dirigentes burocráticos, políticos, religiosos o monetarios, y que la creación científica es un derecho humano no inferior a otros derechos, y manifestar por último fervientes esperanzas de que logren expresarse en los tratados internacionales
y en la ley internacional.

Todos los científicos que la apoyen, deberán ser fieles a los principios de esta Declaración, como signo de solidaridad con la comunidad científica internacional en cuestión, y para conceder el Derecho de los ciudadanos del mundo a la creación científica de acuerdo a sus aptitudes individuales y disposición, para el avance de la ciencia y, con su extrema capacidad como ciudadanos decentes en un mundo indecente, para el beneficio de la Humanidad. La Ciencia y la Tecnología han sido demasiado tiempo siervos de la opresión.


Dmitri Rabounski es el Editor Jefe de la revista Progress in Physics. Este texto es la introducción de la Declaración de Libertad Académica redactada por Rabounski. La Declaración íntegra se acompaña como documento adjunto. La traducción española es de Juan Francisco González Hernández. Sobre la represión que padecen algunos científicos para la publicación de sus trabajos puede consultarse Repression of Physicists in the 21st Century.

Declaracion_de_Libertad_Academica.pdf Declaracion de Libertad Academica.pdf  (46.4 Kb)




Viernes, 17 de Marzo 2006
Dmitri Rabounski
Artículo leído 27145 veces



Nota

Otros artículos de esta misma sección
< >