Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La crisis es una oportunidad para que los directivos aprendan

Su gestión debe incluir el conocimiento de uno mismo, según el presidente del Centro para el Liderazgo Creativo


Todavía hay expertos que ven la botella medio llena. El presidente del Centro para el Liderazgo Creativo acaba de publicar un artículo en el que considera que el mal momento económico que estamos viviendo es una buena oportunidad para encontrar buenos directivos o bien para que éstos aprendan nuevas habilidades. Según John R. Ryan, conocerse a uno mismo, no perder de vista nuestros valores, estar preparados para el caos, aprender a delegar y enseñar a los empleados a gestionar sus emociones son algunos pasos que un directivo puede dar hoy en día para hacer frente a la crisis desde esa perspectiva más positiva. Por Raúl Morales



La crisis es una oportunidad para que los directivos aprendan
Según John R. Ryan, presidente del Centro para el Liderazgo Creativo, la crisis pone a prueba a todos directivos de una manera severa. Tal como explica en un artículo publicado en Business Week, el directivo debe estar siempre preparado para lo peor porque, si no estamos preparados mental y físicamente, nuestro rendimiento sufrirá en cuanto las cosas vengan mal dadas. Esto ocurre en todos los sectores y a todos los niveles de una empresa.

El primer paso de esta “preparación”, dice Ryan, es conocerse a uno mismo. Esto parece obvio, pero muchos líderes empresariales no conocen ni sus debilidades ni sus fortalezas. En un momento de crisis, los puntos fuertes nos sostienen y las debilidades causan estragos en la empresa. Una buena idea para conocernos mejor es preguntar a gente de confianza dentro de la organización cómo nos ven. De esta manera, obtenemos un perfil completo, con las cosas en las que somos fuertes y con las que es necesario mejorar.

El artículo pone el ejemplo de Ann Mulcahy, que salvó a la empresa Xerox de la bancarrota. Así, sostiene su autor que si esta empresaria no se hubiera conocido bien a sí misma no hubiera podido hacer la serie de movimientos (rápidos e inteligentes) que tan buen resultado le dieron. En este caso, sacó el máximo provecho a su habilidad para formar buenos equipos de trabajo y depositar en ellos la confianza suficiente para hacer su trabajo. Pero también reconoció sus debilidades: su falta de conocimiento en finanzas o en investigación y desarrollo. Para compensarlo, se rodeó de directivos que complementaron esas carencias.

De alguna manera, “conocerse a uno mismo” esta relacionado con “sé tu mismo”, que es el segundo consejo que se da en este artículo. En un momento de crisis, las presiones para ceder en nuestros valores o puntos de vista son enormes. Con los empleados, los proveedores o los accionistas (entre otros muchos problemas) demandando repuestas rápidas, existe la tentación de coger atajos y olvidarse de los principios con los que se ha gestionado la empresa en los buenos momentos. En este sentido, es necesario hacer una reflexión sobre los valores que más nos importan y cómo hemos trabajado para ponerlos en práctica en nuestra vida. Cuánto mejor los conozcamos, más los usaremos en los malos momentos, tengamos las presiones que tengamos.

El ejemplo de Lincoln

Ryan pone el ejemplo de Abraham Lincoln, el primer presidente de los Estados Unidos, Toda su presidencia la vivió en crisis, con un país tratando de superar una Guerra Civil. Pero si liderazgo fue un éxito. Lideró dando ejemplo y siendo consecuente con lo que pensaba. Y las presiones fueron muchas. Incluso tuvo la valentía de colocar en su Gabinete a algunos rivales que habían hecho contra él una campaña feroz, sin embargo necesitaba su experiencia y conocimientos para completar los suyos propios.

Ryan considera que hay que estar siempre esperando el caos. Las crisis tienen su propio calendario y los sistemas que los directivos preparan para afrontarlas son frecuentemente insuficientes. Estar preparado es, por supuesto, esencial para afrontar efectivamente una crisis. Sin embargo, el directivo tiene que tener un punto de flexibilidad para no hacer forzosamente las cosas como se han hecho en otras ocasiones o para saber rectificar los planes de actuación que estaban estipulados.

En 2005, cuando el huracán Katrina golpeó el estado norteamericano de Lousina, Raymond Jetson trabajaba para el departamento de salud del estado. Evidentemente, tienen planes para abordar esta contingencia, sin embargo pronto se dieron cuenta que sus planes no servían de mucho. En este caso, hubo gente que entendió rápidamente lo que estaba ocurriendo y actuó en consecuencia. Por ello, en momentos de crisis es tan importante tener un plan como desarrollar un liderazgo enfocado en resolver problemas de manera creativa.

Aprender a delegar

Cuando un directivo se siente sobrepasado por la crisis, trata de hacer todos sus cometidos sin ayuda. Evidentemente, un liderazgo fuerte es crucial en estos momentos. Pero no es suficiente. Una respuesta colectiva, de todo el mundo que esté en la empresa, es esencial. Los directivos que quieran hacer frente a una crisis con un posicionamiento de arriba-abajo se darán cuenta posiblemente de que no sabrán a ciencia cierta lo que está ocurriendo en todos los ámbitos de la organización. Pero, incluso si lo saben, si tienen ese nivel de conocimiento, serán incapaces de absorber toda la información que les rodea y que les llega.

El artículo también tiene en cuenta le factor emocional. Así, sostiene que durante las crisis, los directivos se centran en las operaciones y olvidan las necesidades emocionales de la gente a la que están liderando, lo que repercute en los resultados.

Para ejemplificar este consejo, Ryan habla del ejército. Los buenos oficiales enseñan a sus tropas a enfrentarse a muchos tipos de emociones, antes, durante y después de la batalla. Si un soldado puede controlar estas emociones, no será capaz de funcionar en una situación real. De igual modo, en la empresa, los directivos tienen que aprender a manejar no sólo sus propias emociones, sino la de los trabajadores a los que dirige. En este sentido, el artículo recomienda prestar atención y apoyar a los demás, lo que generará, a su vez, un ambiente de mayor colaboración.



Jueves, 6 de Noviembre 2008
Raúl Morales
Artículo leído 8782 veces





Nota


Comente este artículo

1.Publicado por ELENA el 27/01/2009 20:49
Excelente artículo de Raúl Morales. Totalmente de acuerdo en lo importantísimo que es para un directivo saber gestionar las emociones. Nos preparan en la universidad y en las escuelas de negocios a competir, a ser los mejores, pero nadie nos enseña a afrontar ni el fracaso ni a saber gestionar las relaciones humanas, las expectativas de nuestros colaboradores. Hace más de un año me enfrenté a una fuerte restructuración en mi empresa. Hice cursos de coach empresarial y asistí a ponencias sobre psicología. Después de mucho buscar por fin encontré algo que me ayudó. Por si le sirve a algún colega en "apuros" recomiendo una escuela privada y muy exclusiva donde me han ayudado. Se llama El Escudero Fiel Asesores. Son profesionales y altos cargos de empresas internacionales que ayudan y aconsejan a otros directivos. Muy, muy discretos. Suerte!!

2.Publicado por S.José el 05/07/2011 13:48
Me ha gustado el ariculo. Me quedo con la frase:"En los momentos de crisis...es necesario hacer una reflexión sobre los valores que más nos importan y cómo hemos trabajado para ponerlos en práctica en nuestra vida."

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 29 de Julio 2013 - 09:45 Cómo sobrellevar un trabajo tóxico






Noticias de España y Chile