Tendencias 21
Universidad Comillas




La crisis financiera aumentará la religiosidad

Un estudio analiza la relación entre los problemas económicos, la salud mental y la implicación religiosa


La crisis financiera global podría potenciar un aumento de la religiosidad porque ésta alivia el estrés que provoca la pobreza. Sociólogos estadounidenses analizaron la relación entre la pobreza, el bienestar mental y la religión a partir de los datos de una encuesta nacional, constatando que actividades como la asistencia a los centros de culto, la meditación o la fe en la vida después de la muerte tienen un efecto mitigador en el estrés derivado de los problemas financieros. El presente estudio constató, asimismo, que la oración no ayuda a sobrellevar las dificultades económicas. Por Yaiza Martínez.



Fuente: Epiphenom
Fuente: Epiphenom
La crisis financiera global podría potenciar un aumento de la religiosidad, publica la revista Epiphenom, a raíz de los resultados de un estudio reciente realizado en Estados Unidos.

Dos sociólogos llamados Matt Bradshaw, de la Universidad de Carolina del Norte, y Chris Ellison de la Universidad de Texas en Austin, analizaron datos de adultos de edades comprendidas entre los 18 y los 59 años, recogidos en la US General Social Survey (encuesta social general de Norteamérica), con el fin de averiguar si la tensión psicosocial podía relacionarse con la pobreza, y si ésta, a su vez, podía asociarse a diversos aspectos de la religión.

Según explican los investigadores en un artículo aparecido en Social Science & Medicine, hasta ahora, a pesar de que existe una amplia gama de análisis sociales y teológicos, pocos estudios han examinado de manera sistemática el papel de la religión como mitigador de los efectos de los problemas socioeconómicos en la salud mental.

En un intento de superar esta carencia, Bradshaw y Ellison trataron de delimitar las relaciones objetivas entre la crisis financiera, diversos aspectos de la vida religiosa y el estrés psicológico.

Así, en primer lugar, constataron que sólo un 10% de la variación en los niveles de estrés de la sociedad podía achacarse a la pobreza.

Por otro lado, el estudio también reveló que diversos aspectos de la vida religiosa podían ayudar a reducir los efectos nocivos del estrés que provocan las dificultades económicas.

En concreto, señalan los investigadores, la asistencia a los centros de culto y la fe en la vida después de la muerte moderan el daño mental que producen las dificultades financieras tanto generales como subjetivas.

La meditación alivia la tensión general

La práctica de la meditación, por su parte, permite reducir los efectos nocivos sobre la salud mental de la crisis económica global, aunque no de los problemas financieros personales.

Asimismo, los científicos no constataron una relación interactiva entre la frecuencia de la práctica de la oración y las complicaciones económicas, es decir, que la oración no ayuda a los más necesitados a aceptar su estado.

De hecho, en el estudio se demostró que los individuos que rezan más están más estresados. Presumiblemente, ésta sería la razón por la que rezan más a menudo.

Los resultados acerca de la oración obtenidos por Bradshaw y Ellison resultan especialmente interesantes porque contrastan con los resultados de un estudio anterior, realizado por el propio Ellison y por Terence Hill, de la Universidad de Miami, en el que se reveló que la oración podía tener diferentes efectos.

Según dicho estudio, realizado en 2009, a las personas que tenían problemas de salud o que acababan de sufrir un revés económico, rezar les servía para reducir significativamente la ansiedad.

La vida después de la muerte resulta clave

En general, y según la presente investigación, podría afirmarse que la religiosidad resulta efectiva para la reducción del estrés de las personas con problemas económicos.

El factor más determinante en este sentido, para la gente pobre, resultó ser la creencia en la vida después de la muerte. Pareciera como si la esperanza de una vida mejor tras la muerte ayudara a soportar las dificultades de esta vida, publica Epiphenomen.

Por otra parte, como hemos dicho, el estudio demostró que la asistencia a la iglesia ayuda a reducir el estrés. Esto fue válido tanto para ricos como para pobres, pero en este último caso el efecto constatado fue mayor que en el primero.

Chris Ellison es director del Center for the Scientific Study of Religion (CSSR) de la Universidad de Texas, dedicado al estudio de la relación entre la implicación religiosa y ciertas características del individuo, como la salud, el bienestar, el riesgo de mortalidad, la calidad de las relaciones matrimoniales, la educación de los hijos, los comportamientos de riesgo en adolescentes y las relaciones entre padres e hijos en diversas etapas.

Algunos de los hallazgos de este centro han sido, por ejemplo, que la asistencia regular a la iglesia está relacionada con un aumento de la esperanza de vida en Estados Unidos: las personas que acuden a los servicios religiosos más de una vez a la semana tienen como media siete años más de esperanza de vida que los que nunca van, aseguran los investigadores en un artículo publicado por la Universidad de Texas.

Efecto general positivo

Por otro lado, estudios realizados por el CSSR sobre la influencia de la religión en los adolescentes norteamericanos han revelado que si los padres son más religiosos que los hijos a estas edades, la religión condiciona negativamente las relaciones familiares porque la diferencia de mentalidades entre padres e hijos suele ser fuente de tensión en el hogar.

Según los investigadores, la religión puede tener un efecto negativo en la salud mental también de la siguiente forma: cuando un individuo tiene fe pero las cosas no le salen bien, esto puede producirle sentimientos de abandono por parte de Dios, ira hacia Dios e, incluso, crisis de fe.

Los científicos señalan que, en general, puede afirmarse que la religiosidad tiene un efecto positivo en la salud mental en un 80% de los casos, y que en un 10% de las situaciones puede provocar efectos negativos.



Jueves, 20 de Mayo 2010
Visitas de este artículo: 6029



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Beatriz Basenji el 24/05/2010 00:43
No sé si la crisis financiera aumenta la religiosidad. Lo que sí tiene de positivo es que las personas por el imperio de las circunstancias analizan a conciencia su propia situación a nivel familiar, laboral, social, etc. etc. y atemperan sus propias ambiciones. Acaso, algunos llegan a vislumbrar que existen límites no previstos. Acontecimientos que son provocados desde unos centros del Poder para los cuales cada uno de nosotros, es, en el mejor de los casos , un número entre seis mil millones.
Es posible que desde ese punto de inflexión, las personas se reencuentren a si mismas, se beneficien de caminar descubriendo los avances de la Naturaleza en la época primaveral, el despliegue magnífico de colores y aromas , que al final del verano, se resolverán en hojas muertas y silencios profundos. Cuando nuestra Alma pueda vibrar con la levedad de los pétalos , más que con los guarismos del Mercado de Valores .

2.Publicado por Benito el 02/06/2010 00:02
Si no conseguimos que nuestra alma pueda vibrar con la levedad de los pétalos, más que con los guarismos del mercado de valores, como dice Beatriz, seremos arrastrados por ese poder en la sombra hacia una religiosidad absurda, (no espiritualidad que es muy distinto), y la herramienta fácil como ha sido siempre es el miedo, miedo a no tener un plato que poner en la mesa.
Han empezado con la historia del terrorismo, siguen con la crisis y por si hace falta tienen preparado el proyecto HARP y BLUEBEAM.

3.Publicado por lucy padilla el 05/06/2010 16:45
Ambos comentarios me parecen excelentes. Cada uno tiene lo suyo. Un punto a mirar es buscar el significado de la palabra "crisis". Este es una palabra que alude a mutación importante que se produce en una enfermedad para mejoría o empeoramiento. Tambien es mutación para el desarrollo de cualquier proceso físico o histórico o momento delicado y conflictivo en un asunto importante. O sea que una crisis no solo tiene un alcance material, puramente del tipo económico. No creo que sea verdad que esto aumente la religiosidad. El sentido de religiosidad pero de tipo filosofico y práctico, mas que de apego a creencias, cultos o dogmas puede producirse en un ser humano cuando, con nuevos datos, información veráz, no suposiciones y conjeturas, logra elevar sus niveles de conciencia y responsabilidad. Entonces se hace mejor persona y es mas considerado y respeta a los demás con quienes interactúa en la vida. Adopta un cierto tipo de vida que le permite vivir en paz con todos. Esto es llevar una vida ética. Etica es razón, es cordura. Este cambio puede ocurrir en cualquier momento de la vida de un ser humano, no solo en presencia de "crisis de mercados". El punto es que estos entran en crisis precisamente porque sus metodos y manejos son totalmente carentes de ética. Lo malo es quienes somos o que hemos hecho u omitido hacer para hacer que estas crisis las soporten quienes las han producido y nó los inocentes., como siempre ocurre. Esas crisis son provocadas y a quienes conviene es a los que las provocan, ya que estos nunca pierden. Las crisis benefician solo a los mercados. Y reitero, no creo que las crisis financiera aumente la religiosidad, puesto que la religiosidad es un estado, un modo de vida que puede ocurrir en cualquier otra circunstancia. Lo importante es que cuando ese cambio ocurre, mejora la conducta del individuo, se vuelve mas sabio y ético y en consecuencia, se elevan las condiciones de su supervivencia y puede ser más feliz y estable.- Esto los demás, aunque no se practique ningún culto, puede ser visto como un estado de religiosidad.-

4.Publicado por israel el 08/06/2010 18:51
Me parece que la religiosidad por desicion propira se sustenta en el hecho de que el ser humano se siente vulnerable ante las adversidades, estando en un terreno fertil para la semilla plantada desde miles de años y que sigue consolidandose en base a la experiencias de fracaso y vulnerabilidad. Se me biene a la mente la frase que dice "cuantos ateos hay en un avion a pique?", los recursos mas factibles son aquellos a los que nos hemos expuesto por tantos años, de tal forma que el no tomarlos seria de locos, se estaria dispuesto a entrar a algo completamente desconocido sin ningun tipo de armamento? claro la religiosidad resulta positiva, pero nace de la falta de voluntad, de poder, de cualquir tipo de debilidad y claro todo mundo pasamos por esas etapas. Incluso como lo menciona el escrito, los jovenes son menos religiosos que los adultos, porque los adultos han perdido ese impetu, esa energia que caracteriza a la juventud y se escudan en el terreno seguro.

A modo de resumen puedo decir que la religiosidad es activada por la crisis, crisis en general. Seria genial leer un articulo ampliado sobre los factores que incrementan la religiosidad, por ejemplo, estatus economico, auto estima, temperamento, clima, no se tantas otras cosas.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >








Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo



NUEVO LIBRO DE JAVIER MONSERRAT
El gran enigma
Ver artículo sobre el libro en Tendencias21 de las Religiones




PVP: 18 euros
Disponible en cualquier librería, Amazon y La Casa del Libro (Madrid)
También en la Editorial San Pablo
Puede solicitar su ejemplar a este correo electrónico


Artículos más destacados en TR