Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



La educación debe facilitar el desarrollo de la conciencia

Junto a la comprensión y el compromiso, son las dimensiones estratégicas del aprendizaje


Estamos ante una crisis que es al mismo tiempo externa e interna. Externa en cuanto afecta a las condiciones materiales de nuestra existencia y de la vida en el planeta, e interna porque se relaciona estrechamente con nuestra naturaleza humana y nuestra forma de construir conocimiento y sentido. Y es en este punto, donde aparece de nuevo el indispensable papel que debe jugar la educación como facilitadora y promotora del desarrollo de la conciencia, la voluntad, la comprensión y el compromiso, como dimensiones estratégicas del aprendizaje y la enseñanza de condición humana. Por Juan Miguel Batalloso Navas





La construcción depende de nuestra conciencia, de nuestra voluntad y de nuestra convicción. Foto: Orangeacid. Flickr.
La construcción depende de nuestra conciencia, de nuestra voluntad y de nuestra convicción. Foto: Orangeacid. Flickr.
"El verdadero nombre de una educación transformadora es que sea humanizante. Será entonces liberadora en la medida que desencadene, acompañe y desafíe siempre al aprendizaje de la condición humana (…) La condición humana refiere insalvablemente al amor, que es por él y en él que nos constituimos en humanos". Alejandro Cussianovich (2007)



Dice Alain Touraine, uno de los más brillantes y comprometidos sociólogos de nuestra época recientemente galardonado, junto a Zygmunt Bauman, con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2010, que en el momento actual estamos atravesando por tres crisis: la económica-financiera, la ecológica-planetaria y la política. Ésta última, se expresa cada vez con más insistencia, como incapacidad de los gobiernos nacionales y de las instituciones internacionales para hacer frente a los graves problemas de la humanidad, creyendo ingenuamente que una vez restaurados los beneficios de los bancos, todo se va a resolver. En este sentido señala algo que nos parece de extraordinaria importancia para la educación y así nos dice: «…la construcción de un nuevo tipo de sociedad, de actores y Gobiernos, depende antes que nada de nuestra conciencia (1) y de nuestra voluntad, o, más sencillamente aún, de nuestra convicción de que el riesgo de que se produzca una catástrofe es real, cercano a nosotros y de que, por tanto, tenemos que actuar necesariamente…» (TOURAINE, A.; 2010).

En la misma línea, el insigne y reconocido Zygmunt Bauman nos recuerda uno de los mensajes que más insistentemente se han ofrecido en la pasada Conferencia Internacional celebrada en Fortaleza (2) y así nos dice que vivimos en un mundo, «…donde la única certeza es la certeza de la incertidumbre, en el que estamos destinados a intentar, una y otra vez y siempre de forma inconclusa, comprendernos a nosotros mismos y comprender a los demás, destinados a comunicar y de ese modo, a vivir el uno con y para el otro…» (BAUMAN, Z.; 2010).

Estamos pues ante una crisis que es al mismo tiempo externa e interna. Externa en cuanto afecta a las condiciones materiales de nuestra existencia y de la vida en el planeta, e interna porque se relaciona estrechamente con nuestra naturaleza humana y nuestra forma de construir conocimiento y sentido. Y es en este punto, donde aparece de nuevo el indispensable papel que debe jugar la educación como facilitadora y promotora del desarrollo de la conciencia, la voluntad, la comprensión y el compromiso, como dimensiones estratégicas del aprendizaje y la enseñanza de condición humana.

Sin embargo la educación también continúa en crisis, una crisis de la que ya nos alertó Iván Illich hace más de cuarenta años, cuando nos mostraba la extraordinaria y alienante confusión entre "escolarización" y "educación" (ILLICH, I.; 1974). Y es que los sistemas educativos de nuestro tiempo han alcanzado tal grado de burocratización y tecnologización al ritmo de la expansión de los mercados, que difícilmente podemos encontrar ya en ellos algo diferente a saberes puramente utilitarios y/o adaptativos. Pero además, porque dichos sistemas supuestamente educativos, están más preocupados y ocupados en vender acreditaciones y proporcionar competencias y habilidades profesionales, que en crear las condiciones y mediaciones necesarias para que cada ser humano conquiste de forma original y autónoma su propia humanidad.

¿Qué queda dentro de nuestro ser, cuando después de haber pasado toda una vida entera en las aulas, nos damos cuenta de que toda la información y el supuesto conocimiento recibido y legitimado socialmente, únicamente tiene un valor de cambio perecedero y caduco? ¿Qué recordamos de nuestra experiencia escolar y académica como más valioso para nuestras vidas? ¿O es que nuestro paso por las escuelas y universidades no es más que una liturgia y un obligado requisito para sobrevivir en una sociedad de mercado en las que ganancia, apropiación, desigualdad y consumo ilimitado, siguen siendo de una y mil formas su fin y su medio? ¿Qué nos han aportado nuestros estudios y certificaciones al conocimiento de nosotros mismos y nuestras vinculaciones y conexiones con la sociedad y la naturaleza? ¿No será que el conocimiento adquirido y construido se ha quedado hipertrofiado y nada nuevo somos capaces ya de generar, como no sea en términos de mayor burocratización y mercantilización? ¿Es que acaso nuestras instituciones académicas y escuelas consiguen los resultados esperados que declaran en sus siempre paradisiacas visiones, misiones y valores? ¿No será que nuestra simplificadora y disciplinaria mente escolarizada es incapaz de concebir nuevas formas de pensar, sentir y hacer educación? ¿O no será que la educación amplia y formalmente entendida es un fenómeno que sucede fuera de las aulas y en los márgenes de éstas? ¿O es que lo que entendemos por educación no es más que una sofisticada y costosa superestructura institucional que legitima, garantiza y reproduce un modo de producción inhumano e insostenible?


La fragmentación de los problemas impide su diagnóstico y solución

A estas alturas del siglo XXI es hora ya de hacer frente a tanto discurso de reforma e innovación educativas, que bajo su apariencia de neutralidad y realismo económico estimulador de productividad y competitividad, o bajo un supuesto fondo ético de una mal llamada e incoherente "educación en valores" (3), nos va enajenando de nuestro natural e interminable proceso de hominización-humanización (4) . Y son precisamente estos discursos que naturalizan y legitiman separaciones y dualidades (teoría-práctica, medios-fines, enseñanza-aprendizaje, profesor-alumno, razón-emoción, pensante-ejecutante, dirigentes-dirigidos, crecimiento-desarrollo…) los que al compartimentar y fragmentar los saberes legitimando las disyunciones, simplificaciones y exclusiones, no sólo promueven errores, ilusiones y cegueras del conocimiento (MORIN, E.; 1999), sino que obstaculizan e impiden tanto el diagnóstico de los problemas, como su solución.

Si los problemas más importantes de la vida, de la humanidad, del planeta y de las personas como sujetos individuales y colectivos, son siempre globales, contextuales y relacionales, necesariamente tendremos que buscar y encontrar estrategias, procedimientos, métodos y acciones que nos permitan contextualizar, relacionar, vincular, conectar y religar saberes, conocimientos y disciplinas. Y es a la educación y especialmente a todas sus instituciones formales e informales, privadas o públicas, presenciales o virtuales, a las que corresponde asumir la responsabilidad de construir una «ecología de los saberes» (5) tomando como fin y como medio el aprendizaje y la enseñanza de la condición humana, ya que de lo contrario, difícilmente podremos poner de manifiesto en lo cotidiano y en lo concreto que otro mundo es realmente necesario y posible.

Enseñar la condición humana requiere autoaprendizaje, compromiso y experiencias vitales

No se trata pues, de volver por las viejas sendas del pensamiento disciplinar, curricular y organizativo que alimenta nuestra mentalidad escolar, como tampoco de creer que hemos de inventar un nuevo precepto enseñando a los demás a vivir como si los profesionales especializados en educación o los funcionarios docentes fuesen realmente sabios en esta materia. De lo que se trata más bien, es de saber combinar complejamente las necesidades y problemas materiales de existencia de nuestros contextos locales y globales, junto a la imprescindible e indelegable tarea de aprender a vivir de forma autónoma sin necesidad de que nadie nos lo prescriba en forma de recetas académicas o de inculcación ideológica.

¿Realmente es posible enseñar la condición humana a partir de una mente escolarizada y curricularizada que únicamente ve disciplinas, exámenes y acreditaciones en todos los lugares? ¿Cómo habilitar contenidos, espacios, tiempos, recursos y condiciones para una enseñanza tan básica y fundamental para nuestra vida? ¿Podremos enseñarla en el marco de la relación profesor-alumno o habrá que comprender y asumir radicalmente aquel siempre nuevo principio que Paulo Freire nos legó de que nadie realmente educa a nadie y que todos nos educamos en comunión? (6) ¿Y qué significa esto en términos concretos? ¿Habrá que romper los estrechos, formales y reglamentados límites de las escuelas para que sea la sociedad entera la que asuma la responsabilidad de educar?

Tal vez nuestros discursos y declaraciones nos hacen tan prepotentes, que a menudo olvidamos que en lo más sencillo, en lo más humilde e insignificante puede siempre brillar la luz del más valioso y fructífero de los aprendizajes. Y no se trata aquí de simplificar o de reducir a recetas didácticas o a medidas curriculares todo lo que pensamos como deseable, sino más bien de comprender que el campo de los aprendizajes auténticamente transcendentes para la vida y para el desarrollo pleno de nuestra humanidad está todavía sin explorar lo suficiente. Es necesario pues incorporar como educadoras y educadores, no sólo a cualquier persona que nos muestra con su conducta el sentido de su vida, sino también a la Naturaleza entera de la que formamos parte.

Visto así, queda claro al menos, que es imposible enseñar la condición humana en el sentido escolarizado y burocrático al que estamos acostumbrados y queda claro también la absoluta imposibilidad de enseñar nada de nuestra condición si no estamos profundamente implicados en su aprendizaje. Enseñar la condición humana es por tanto, no un proceso de transmisión, ni de ejercicio de conductas testimoniales siquiera, sino más bien un proceso de autoaprendizaje, de compromiso y de experiencias vitales con todo aquello que forma parte de nuestra compleja y contradictoria naturaleza. De aquí por ejemplo, que no podamos entender dicha enseñanza-aprendizaje sin el reconocimiento del otro como legítimo otro, sin la aparición y el desarrollo de procesos afectivos y amorosos que son al mismo tiempo dialógicos, interactivos y auto-eco-organizadores.


Extracto del artículo "Educación y condición humana" de Juan Miguel Batalloso Navas, los interesados en la lectura completa pueden bajarse el PDF al pié del artículo.


Notas

(1) Los subrayados son nuestros.

( 2) "Los siete saberes de la educación para el presente". Conferencia internacional. Fortaleza (Ceará-Brasil) 21-24 de septiembre de 2010.

(3) Mal llamada porque cualquier hecho o fenómeno educativo se funda, se realiza y se desarrolla siempre en función de valores, ya sean estos económicos, sociales, políticos, éticos, estéticos, noéticos o de cualquier otra índole. E incoherente porque la “educación en valores” como finalidad y/o contenido explícito y/o declarado de la educación o bien es contradictoria con las prácticas organizativas, curriculares y docentes más generalizadas, o sencillamente la importancia y el lugar real que ocupa en la vida cotidiana de la mayoría de las aulas, es puramente testimonial.

(4) «..La importancia de la hominización es capital para la educación de la condición humana porque ella nos muestra como animalidad y humanidad constituyen juntas nuestra humana condición (…) La hominización desemboca en un nuevo comienzo. El homínido se humaniza. Desde allí, el concepto de hombre tiene un doble principio: un principio biofísico y uno psicosociocultural, ambos principios se remiten el uno al otro (…) Los individuos permanecen integrados en el desarrollo mutuo de los términos de la triada individuo  sociedad  especie. No tenemos las llaves que abran las puertas de un futuro mejor. No conocemos un camino trazado. “El camino se hace al andar” (Antonio Machado). Pero podemos emprender nuestras finalidades : la continuación de la hominización en humanización, vía ascenso a la ciudadanía terrestre…» (MORIN, E.; 1999).

(5)«…La ecología de los saberes se refiere a la existencia de conocimientos plurales, a la importancia del diálogo entre saber científico y humanístico, entre el saber académico y el saber popular proveniente de otras culturas y a la necesidad de confrontar el conocimiento científico con otros tipos de conocimientos de la humanidad. Mas, para ello, necesitamos de un pensamiento complejo ecologizante capaz de religar estos saberes diferentes tanto como las diferentes dimensiones de la vida...» (MORAES, Maria C.; 2008: 22).

(6) «…El educador ya no es sólo el que educa sino aquel, que en tanto educa, es educado a través del diálogo con el educando, quien, al ser educado, también educa. Ahora ya nadie educa a nadie, así como tampoco nadie se educa a sí mismo, los hombres se educan en comunión, mediatizados por el mundo…» (FREIRE, P.; 1975: 90).



Descárgate el artículo completo

educacion_y_condicion_humana.pdf Educación y condición humana.pdf  (760.98 Kb)




Miércoles, 2 de Febrero 2011
Juan Miguel Batalloso Navas
Artículo leído 26218 veces





Nota

Comente este artículo

1.Publicado por MARIA DOLORES FORTES ALVES el 04/02/2011 01:18
Parabéns Dr. Juan. Um belíssimo artigo para que reflitamos sobre nossos nortes para a Educação do presente e do futuro. Poucas ou nenhuma certeza nos resta. Mas temos como guias alguns princípios e valores. Salve, valve a amorosidade pelo planeta e humanidade...

2.Publicado por Alejandro Sánchez el 04/02/2011 20:02
Ya alguien hace 2.000 años enseñó los principios éticos universales para la vivencia plena del amor. No se trata de religión, sino de una visión ética universalista, trascendente y finalmente espiritual, es decir, humanizante, ya que lo espiritual es parte de la naturaleza humana, más allá de religiones y culturas específicas.

3.Publicado por c esar crespo el 07/02/2011 21:11
Creo que pensar que el conocimiento está sujeto al entendimiento del ser humano es un error, una visión mecánica de lo que realemente es saber, claramente la educación actual no satisface las nuevas necesidades de las personas, y esto es porque se cree que por estudiar una determinada cosa, ya se tendrá lo que se necesita para vivir, incluso se cree que es lo principal, así si se estudia es para ganar dinero o tener mayor beneficios económicos, por lo tanto se estudian más o se premian más los esfuerzos que a la larga produzcan riqueza, dejando a un lado todo lo demás, en la actual visión mundial, se nota que ya no hay manera de progresar más en el conocimiento, que todo se estancó, pero hay que tener cuidado con esto, ya que hay mucho más que el conocimiento mecánico y funcionalista de hoy, cosas que no necesariamente dan dinero o riqueza al final, o que simplemente no hacen más rico al que lo sabe, pero todo esto ya no es importante para el mundo, ¿o sí?, quien define que es lo importante, quien nos dice que saber y no saber, quien marca las pautas educaionales, que estamos educando, personas o futuros trabajadores que buscan con sus 'conocimientos' ser mejores, hay muchos conceptos sin definición hoy, como el 'conocimiento', 'ser mejores', 'Felicidad' y 'progreso', palabras que hoy tienen a muchos luchando por tenerlas en sus vidas, y al decir verdad, todo esto se define actualmente como tener más que otro. se me entristese el corazón al pensar que mi inteligencia o la del resto sólo sirve para estudiar y saber cosas que generen riqueza, es como domar la mente humana y ponerla al servicio de mesquinos intereses, ya que todos sabemos a quién hacemos ricos con lo que sabemos o hacemos, y no sabemos a quién hacemos más pobres o miserables.

4.Publicado por Beatriz Basenji el 10/02/2011 14:47
"La condicion humana refiere insalvablemente al amor, que es por él y en él que nos constituimos en humanos". En esta frase de Cussianovich está contenida toda la substancia no solo de la Educación, sino de todo el comportamiento humano.
Si analizamos la actual crisis, que arranca del 2008, se pone en evidencia que quienes la generaron obraron con avaricia, codicia y lujuria para alcanzar sus metas. Cierto que los gobiernos no fueron ajenos a ello, puesto que permitieron desregulaciones a través de las cuales facilitaron maniobras como las de Madoff y Golden Sachs, que ayudó a Grecia a diseñar cifras falsas acerca de su economía. Hablamos de una quiebra de valores éticos y morales. Esa es la verdadera crisis y la tenemos instalada hasta en instituciones milenarias.
Solamente la educación a través del amor y la solidaridad nos llevará a ese florecimiento espiritual que seguimos aguardando.

5.Publicado por :) el 14/02/2011 15:07
Sobre la evolución de la consciencia. www.angelicamontalvo.com

6.Publicado por Ana el 23/02/2011 17:45
Creo que es importante que se hable de la educación, aunque tengamos pareceres diferentes. Sin embargo se mezclan muchos conceptos: cultura, universidad, profesiones, riquezas, y todo ésto se suele asociar con educación. Para mí la educación está por encima de los otros conceptos y desgraciadamente la hemos olvidado. La educación es adquirir una escala de valores mínimamente humana y si la acercamos al amor, infinitamente mejor. Se puede tener cultura, carreras universitarias, magníficas profesiones, mucho dinero, buena posición social, y no tener educación, y en este caso nos está faltando lo más importante.

La juventud de hoy, desgraciadamente, tiene lo que le hemos dado o lo que le estamos dando. Hay una lucha tremenda por ser los primeros a costa de lo que sea, no importa qué pisemos ni a quién pisemos. Eso es lo que se respira desde la mayoría de los ángulos y eso es lo que se ve y se aprende. Despotricamos de la juventud pero ¿en qué estampa edificante se pueden fijar?

La ambición por el poder desmedido y egoista, el afán de poseer más y más; considerar que el que no llega a la cima no es nada y sí un fracasado......, NO ES UNA BUENA ENSEÑANZA.

7.Publicado por sipiri el 24/02/2011 20:27
no me digas !

8.Publicado por Nancy Rojas el 02/03/2011 19:41
Pienso que es tiempo de discutir que perfil debe tener aquella persona que se dedique a la educación ya que sera quien influirá directamente sobre todo aquel estudiante, antes que comenzar a crear los programas de estudio. Es importante diseñar educadores que sean capaces de impartir clases que generen en los alumnos un sentido de curiosidad y critica hacia todo aquello que se les enseña, que tomen acciones directas y bien fundamentadas para la sociedad.

9.Publicado por Beatriz Basenji el 09/04/2011 20:46
Muy interesante el enfoque de Nancy Rojas (8) . Recuerdo unos apuntes de un excelente Profesor universitario,quien había observado que alumnos que ingresaban en Filosofía y Letras , que tenían una marcada tendencia a la creatividad, luego de un par de años en la carrera eran incapaces de crear algo. Estaban inhibidos ,frustrados, etc. etc. Entonces le dijimos que los métodos empleados en la enseñanza eran muy malos, puesto que una Universidad debiera llevar a sus alumnos al florecimiento , a la expansión de sus capacidades. Nunca al aniquilamiento.

10.Publicado por Eduardo Coli el 22/04/2011 00:15
La situación es difícil y compleja, ya que somos productos de una civilización, una historia, Una cultura vencedora (sobre la vida) (fundada en el saqueo y la depreciación) en el dominio y la explotación, en el deprecio y la ignorancia, en el atropello y la violación de lo viviente. Esta realidad, este logro productivo asido posible por el lenguaje.
De aquí que para nosotros y nuestra tierra derrotada y saboteada (como seres vivientes) empobrecida y contamina, el exhorto a asumir la educación planeada y propuesta, como condición para ser aceptados y reconocidos ( por el bien) por parte de la intención hegemónica de la cultura domínate, sea un acto más de humillante postergación, ante su poder-saber.
Le cuesta al pobre tener que aceptar, asumir, he incorporar, las supuestas y altruistas enseñanzas, razones y fundamentos de los vencedores, que imponen y defienden su visión, su bienestar, como la limpieza y tranquilidad de sus conciencia.
Yo mismo por hacer uso del lenguaje y aludir y hacer mención de la presunta necesidad de reflexión y creación, genero todo tipo de rechazó y sospechas entre mis pares.
Es que se sabe, que la reflexión, el ingenio, el pensamiento, la palabra, fueron y son instrumentos de la dominación y el saqueo.
Esta balbuceo reflexivo, es muy afín con el sentido de que un verdadero conocimiento jamás pueden hacer hincapié, como organizarse, en el fin y la persecución del dominio y la explotación. De aquí que el verdadero conocimiento, el que se manifiesta por nuestras manos y bocas, el inherente a la productividad de nuestros cuerpos, como de la restante organización y manifestación viviente, se encuentre relegado como saber, ante tanto saber y progreso embanderado por la civilización.
La gente coqueta, bien comida, muy bien hablada, bastante acomodada, GENTE del saber civilizante y académico, posicionada en sus trabajos, cargos de maestros, profesores, doctores, etc., auto vanagloriada en la dignidad de sus altos cargos y reconocimientos, por ser servidores y profesionalmente leales, en sus funciones publicas y privadas. Como agentes de la vanguardia, de esta civilización, o el bien de esta civilización. Bien fundado en la educación y el desarrollo del conocimiento.
Que viven y duermen drogada y alucinada por los efectos del bienestar, obtenido por el desangre, la destrucción, prostitución de lo viviente.
Esta gente, aparentemente hoy, esta alarmada, está preocupada, porque el objeto de su buena ventura, de su razón de ser, no da pie con bola, pese a los denodados esfuerzos de buena voluntad, planteados y prestados, en procura de una educación para todo el mundo.
Es que los instrumentos y las formas sociales de producir servidumbre, nobles y ilustrados como buenos samaritanos, como excelsos esclavos de primera, de traje y corbata.
No esta produciendo lo que de tales formas sociales culturales, educacionales se esperaba.
¿Será un vaticinio de su inutilidad, y de que las mismas van camino a la extinción?
¿Será que ya no le sirven a la compleja maquinaria de la economía mundial?
¿Que pasa? ¿Ay conmoción he incertidumbre en los grandes templos, campus, del conocimiento?
No les cierran los números y las cuentas a los grandes doctores y pontífices de la sapiencia iluminada, encargados de la salvación y la administración de las almas mal iluminadas, de rescatar de las sombras y los desperdicios a los tantos y tantos millones de descarriados.
Cuando de un extremo insospechado del globo, se puede determinar culturalmente, científicamente, técnicamente, lo que va a querer, lo que y con lo que va a soñar, que va a comer, vestir, que va a bailar, que va a hablar, un individuo, un pobre y asilado individuo, situado al otro extremo del globo, educado por la maquinaria de las sumisión perfecta.
Evidentemente son señales de que estamos en una situación muy compleja, cagados en cuanto a todo aquello de la soberanía, la independencia de acción y elección. Absolutamente en manos, como a merced de las posibilidades técnicas, productivas de la acción de una maquinaria económica constantemente actualizada por los diarios avances del conocimiento y la técnica, que tiene varios miles de años de perfeccionamiento en esto de la explotación, el desangrado de las victimas, atreves de una muerte indolora, plagada por los efectos alucinantes que nos genera. Y que no desde ahora, si no que desde siempre, se cago en la vida, en lo viviente.
Y me pregunto por los recursos individuales, de esta criatura latiente, de ofrecer alguna calce, forma, de resistencia, a tal situación de domino, poder, y explotación, donde quedan…
Señores este mundo, esta civilización, de la que todos somos parte, no es modelo, ni ejemplo para nadie, es imposible enamorarse de este mundo, de esta realidad, para soñar con ser parte de ella.
Vuestro esfuerzo por incorporar voluntarios y funcionarios fieles y leales, amen de nobles y orgullosos para ser parte de este mundo, de esté tan afanado progreso, no puede tener éxito.
Esta civilización y este mundo que protagonizamos, realmente no tiene futuro, cada día mas y mas gente huye, rehúye, escapa, o intenta escapar de él, tirase de el, no quiere nada con SABER Y PODER, ser parte, he instrumento de él.
Vuestro convencimiento, y el convencimiento de que esto es un fracaso de la educación, es un chasco.
Hace tiempo que este mundo ha dejado de ser algo posible para el encuentro y la comunicación, para la vida y el amor.
Hace tiempo que este mundo, solo es posible para los egoístas, los autistas, que viven alienados en su confort, aluciados por la técnica, ignorando el costo en vidas que tiene la ignorancia de la depredación ciega, que implica la paradigmática de nuestra maquinaria económica, RPODUCTIVA, de esta realidad, este mundo, esta civilización.
Permítanme prenderles la luz por unos instantes, enseguida se las apago, para que siguán durmiendo y soñados en sus monólogos discursivos, con un mundo mejor, a partir de las comodidades y el confort que el consumo nos permite.




11.Publicado por Ana el 22/04/2011 12:08
Realmente importante por su sensatez y lógica la intervención de E. Coli. Todos tendriamos algo que decirnos ante estas situaciones que nos demandan actuación, a cada cual la que le corresponda, y mejor dejarnos de críticas y emplear ese tiempo en eliminar nuestros espejismos, nuestro status acomodaticio que nos hace pensar que los culpables son los otros y que los que están situados en la cumbre de este mundo es porque lo han hecho muy bien y tienen derecho a ello. ¿Será verdad?......

12.Publicado por Juan Miguel el 28/04/2011 00:47
lluminador, descarnado, real, beligerante y cargado de verdades como puños el esclarecedor comentario de E. Coli, pero para procesar el duelo de la derrota y la rabia de la indignación, prefiero comenzar la tarea con Martin Luther King cuando decía "Aunque el mundo se acabase mañana, esta misma tarde plantaba yo mi manzano" sin olvidar que la utopía esa linea del horizonte que nos ayuda a caminar como nos recuerda Eduardo Galeano.

13.Publicado por cesar crespo el 28/04/2011 16:08
Creo que el día en que nos pongamos de acuerdo con este tema será el más terrible, ya que sólo se guiará a las personas hacia un sólo y determinado sendero del conocimiento, como hoy existe, aunque siempre hay renegados, reveldes y porfiados que buscamos saber lo que no aparece en los libros del colegio o en la biblioteca.

En ciertos casos los texto o las cátedras nos guian, pero para otros nos hacen pensar en algo diferente, en que los dogmas son para los papas, y que la gente es libre sólo en su pensamiento, cualquier cosa puede ser dentro de nosotros, esto tan cursi y empleado para retenernos es la real barrera que nos ponen. pensar que nuestros pensamientos y deseos solo deben existir dentro de nuestra cabeza es el problema de este mundo, incluso escribir, decirlo y estar de acuerdo con algo no implica un cambio.

Siempre escuchamos reclamos más o menos elaborados o de variadas extenciones donde se critica y se trata de abrir ojos y dar luz en la penumbra, pero siempre quedan en eso, un berrinche, o algo que sólo hace infeliz al que lo escribe o lee, creo que hacer es pensar, y que si quieres que algo realmente cambie debes hacerlo, puedo dar muchos ejemplos que lucharon y hasta murieron por lo que creian, y que lograron cambiar lo establecido por otros que lucharon y murieron por ello también.

Esta es la gracia de estar vivos y de la vida, que todo cambia y se transforma, nada se detiene a esperar y continua, y a la vez es sólo una naturaleza, el cambio es la única constante. Claramente en nuestra corta vida no veremos todo lo que cambia, y eso es lo bello también, que hagamos lo que hagamos siempre cambiará todo, si es para mejor o para beneficio propio dependerá por lo que luches en el momento, claramente siempre hay esfuerzos a más largo aliento, y que se tratan de perpetuar generación tras generación, y eso es lo que molesta a algunos que hablan de dominación y subyugación, si sólo comenzaran a hacer lo contrario todo tarde o tamprano cambiará a su favor.

La lucha entre el estatus quo y el cambio es eterna, pero lo bueno es que sabemos que siempre gana el cambio, el conservadurismo extremo es sólo un pensamiento de mantener lo más posible lo que hay por que me siento con lo que tengo, pero también existe el consevadurismo de acción y que sólo busca denunciar extensa o puntualmente algo sin hacer nada, o esperar que alguien los ayude a criticar, dejando igual todo por el sólo echo de tener a quien hecharle la culpa de lo que pasa.

Claro que lo que digo suena a prosa y a discurso, pero la única verdad es la que nosotros queremos creer, si decidimos no hacer nada todo cambiará igual, y si hacemos algo todo cambiará, pero si luchamos por algo quizás lo consigamos antes de morir por ello, o por lo menos estemos conformes con nuestro esfuerzo, quizás no cambie el mundo, pero si nuestra vida, y que a la larga es por lo que estamos aquí.

14.Publicado por Eduardo Coli el 05/06/2011 19:00
Complejidad, riqueza, pobreza.


Nuestra civilización se caracteriza por el gran ingenio, creativo, productivo, y posterior desarrolló, como evolución de sus formas de explotación, por medio he intermedio de las que difunde su realidad su mundo, por las que se mueve transita su acción. A partir de los primeros arcos y flechas, el arado, el acero, hasta los misiles teledirigidos, los vasto y muy complejos sistemas de comunicación, no obviando los sistemas de educación formación, como los cuarteles, las escuelas para la guerra, siendo todos dominadores y portadores, forjadores del dominio, a través de la imposición de las formas y medios de dominación, expropiación, explotación, es decir, aumento de la complejidad y la riqueza. ¿De que cosa? ¿De que sistema? ¿Contra que cosa? ¿Que sistema? sobre el que se funda la diferenciación comparativa del progreso y del aumentó de la complejidad, ¿como signos de prosperidad encontraste de que?

Substracción, dominio, capitalización de la riqueza, la fuerza, el poder, como la vitalidad subyacente, inherente y comprendida en la gran complejidad viviente del planeta.

La acción, intención, dirección, motriz del progreso de este sistema, esta civilización, através de sus formas productivas, de explotación, rigen he imponen, irremediablemente el empobrecimiento de la vida, lo viviente. El deterioro creciente de un sistema extremadamente complejo y auto suficiente. ¿Pregunto donde quedamos nosotros , en todo este asunto, del avance y el progreso como seres vivos, cada vez mas vacíos, sin sentidos, mas simples, menos complejos , ya que para abrir la boca y tragar, consumir todo los que se nos tire, imponga, no hace falta pensar y reflexionar.?

El éxito y los rendimientos del progreso de nuestra civilización, de su economía, de su avance, conllevan el debilitamiento, como el hundimiento de la realidad viviente.

De la que tal sistema, el de nuestra civilización, se sirve alimenta.

Lo que caracteriza el empobrecimiento de una realidad, en contársete con un enriquecimiento de la realidad, es el aumento o la disminución de su complejidad.


Nuestra civilización se enriquece, se potencia a si misma, en su acción-producción, como sistema domínate, en función de la evolución de su formas de explotación producción, en función del aumento de su complejidad, en tanto que este enriquecimiento, el de tal sistema, conllevan la destrucción, el deterioro como la pérdida de los niveles de la complejidad inherente al medio viviente, al medio al vehículo de difusión viviente por el que paradojalmente se difunde impone y realiza la organización dinámica de este sistema , de este mundo, de esta forma de organización, del cuál parece que ya no somos parte, es decir aparentemente somos cualquier cosa, en nuestra subordinación a la civilización, menos seres vivientes, vulnerables y sensibles como vitales y esenciales , pese a nuestra depreciación social –cultural-económica -política. No se si se capta la contrariedad, la contradicción en la que estamos trancados.


En todo este dilema, la gran pregunta como problema, es definir nuestra posición y participación, nuestra condición como agentes, vehículos, o el medio lesionado de la difusión, información y acción de una realidad. En todo este asunto, tendría que ser esencial comprender, con que, y con quien, nos identificamos, como portadores difusores, de mundo, realidad. Con la compleja civilización que se enriquece, en virtud de que aumenta su complejidad, de la que todos somos objetos, empleados, como seres vivos, domesticados y explotados, sirviéndole de instrumentos y herramienta a sus pujantes objetivos de avance y progresó, o con la complejidad viviente del planeta, terriblemente vapuleada, que es victima de tal sistema.

Yo creo que hoy por hoy, todo individuo, honesta y profundamente se tiene que hacer esta pregunta, porqué es preciso saber porque causas uno milita, y quiéralo o no sirve como medio, vehículo, de difusión propagación de mundo y realidad.…

Relación, mutación, movimiento, acción.

La vida-muerte se mueve,
A través del tigre de la selva
La selva se mueve con el tigre
La noche y el día se difunden
A través de los pasos
El hambre y la sed del tigre

El agua del rió
Alcanzada por la sed del tigre
Abandona el río para moverse
Con el sueño, los sueños
Que la selva origina
Despierta en el tigre.
La realidad se mueve
A través del cuerpo
El color el latido
De la noche y el día
De la carne y la sangre
Que acontecen en el tigre
Que persigue el sueño del agua
Para danzar con la noche y el día

¿En donde subyace la vida
el hambre y el sueño del tigre?

La luz abandona el sol
Y se enreda con la noche
La oscuridad
Para ser parte
De la muerte y la vida
Através de los ojos
Los pasos
Movimientos del tigre

¿Quien se mueve
Desplaza
A través de los ojos
Y los pasos
El hambre y sed
Del tigre?

Talvez sea una ilusión óptica
Un error
Creer pensar
Que el tigre
Se mueve y desplaza
Tan sólo por la superficie
Simple de las cosas
De la noche y el día
De la flora y selva
Por si solo

Olvidemos por un momento
Mentalmente la forma
La imagen
Que la noche y el día
El agua y la selva generan
Permiten del tigre
Cuándo le recorren
Transitan por dentro

Para ver
Como el agua del río
Persigue
Abandona su ser
Para moverse y vigilar
En la noche oscura
Que la vida
No escape a su hambre

Tanto como para planear
Sobre si misma
Por medio intermedio
Del cuerpo el corazón
La fluidez y belleza
Del desplazamiento
Sostenido por las alas
De un cóndor

Cuando talamos un árbol
No tan solo impedimos
Que este libere oxigenó
Si no que le vamos cerrando
Las posibilidades del camino
A los movimientos de la noche y el día
Al del hambre y la sed
Al de la sangre y la carne
Que con la vida y la muerte
Recorren y se mueven
Con el agua de los ríos

Ríos que se mueven
Por medio y a través
De la flora
Los troncos y raíces de la selva
Procurando liberar el oxigenó
Para que la danza vital
Del sueño
Siga su camino.

La mente a obrado, hablado de su ser, como movido, actuado, desplazado a través del ser de la vida-muerte.
Ay que esperar que la muerte-vida hable, obre, se mueva y actúe, desplace através de la realidad, de los objetos operativos del ser de la mente.

El movimiento y la acciona, como los relacionamientos entre las supuestas diferenciaciones de las cosas, no tan solo son un movimiento, una acción, un relacionamiento lineal, sin perdida y alteración de la identidad, de las cosas que mutuamente se relacionan. Si no que ay también todo un otro relacionamiento, toda una otra acción y movimiento de intercambios mutaciones mutuas, entre las cosas que se vinculan y relacionan, trasmitiéndose mutuamente la aparente singularidad inmutable de su realidad.

Este ser que constantemente se intercambia, pierde – gana - gana - pierde, a través de la mutación, transformación y diferenciación constante, es muy engañoso, como difícil de percibir, perseguir y capturar, (por el pensamiento y la fijación mental que se opera por la palabra) pero se del agua que vuelve al agua después de transitar, abitar y compartir mi sueños, su sueño.

Por medio de la mutación, el cambio y la transformación, desintegración de la forma, la perdida, desaparición de la identidad, también ay una otra entidad, realidad, que se mueve y desplaza, se expresa y relaciona, manifiesta, a su modo, a través de la mutación, por medio intermedio de la mutación, lo hace sin perturbar, alterar, aparentemente la forma, el medio, por el que se desplaza, manteniendo, tanto como reforzando, reconstruyendo el orden y el equilibrio a su paso, por medio del el ser, la forma, la realidad, el camino, que su acción transita.

Por ejemplo la luz, la materia, el agua, la energía, la creación y destrucción, a su modo me transitan y me constituyen, reconstruyen, constantemente en la forma, por la que tales fuerza, razones y poderes, se desplazan , manifiestan.

La mente imperceptible se mueve, actúa, desplaza a través del cambio y la transformación, la mutación constante (visible) de la realidad, el vehiculo, el medio viviente perceptible, que usa y emplea.

Lo que resta por ver, o entender, es si la vida-muerte, como acción, de la organización viviente, se puede mover, desplazar, actuar, a través y por medio del cambio la transformación, mutación de los objetos mentales.

Agradezco al medio que permite que pueda difundir mi productividad, y a los foristas que participan un abrazo grande.




15.Publicado por Eduardo Coli el 05/06/2011 19:11
Imagen, límites, encierro, experiencia.

La esclavitud cognitiva, aquellos que logran que tú te concentres sobre tu propia imagen, esa imagen inventada y sostenida por otros, por signos, símbolos, através del lenguaje, logran reducirte y encadenarte a los limites, rasgos de la experiencia, expresión de tu condena, la gran trampa de tu encierro.

De esta reducción, cárcel no sé si podrás escapar, volver a la tierra, al canto de los pájaros, al agua de los ríos, al sitio del que te han apartado, tantos siglos de horror y martirio

Rompiendo con la magia de los espejos, con los falsos límites de una imagen falsa, sostenida , reproducida , representada por la lengua, que no sueña, ni bebe, que no muerde, ni brama, que no late, ni escupe, que no arrastra olores, ni ríos de sangre.

Que no sabe del agua y vino, ni de los amores y dolores, fecundos y calientes de brea y tierra.

Siendo esta mentira, con la que nos atrapan, forma de imagen congelada, replica petrificada, de la falsedad, seremos una gota de semen, un ovulo fecundó, que no encuentra como escapar de su trampa de cristal, para saltar y estallar desnuda, desnudos, en procura de sus frutos.

Por eso no dejes que te atrapen, y te roben, el espectáculo de la creación, la tierra y el pan, encerrándote en una imagen vacía, a la que le dan un nombre, como quien le da forma y realidad, a la mentira y al hambre.

Aquellos que te toman por la imagen, por tu nombre, han sido cegados, reducidos, por el artificio, por el artilugio de la palabra, en el ejercicio del poder y saber através del uso de la lengua, y en tanto esto, es brutalmente saqueado, empobrecido, impedida nuestras posibilidades de ser, es impedida nuestra realidad, nuestro futuro, nuestro mundo.

Por la magia de los palabreros, dadores y portadores de la imagen, hemos sido expulsado de la verdad, esclavizados y civilizados por el mundo de la mentira y el engaño.

Traidores del vinculo vital, de interacción, con nuestra plenitud, tristemente este confinamiento, sumido entre las trampas de tanto espejo, se convierte en el silencio de nuestra impotencia.

Armándome de piedras, llamo a romper con el padecimiento, la residencia de nuestra miseria, con la imagen desvinculada, al que nos han atado, condenado, encadenado.

Ay formas de la acción y producción, materialización mental, que desprecian la formas y acciones vivas, las orgánicas, las que producen color, calor, sabor y aroma, por las que se manifiesta la ternura, el compromiso solidario, el amor.
Que desprecian las formas vitales, inteligentes que se disuelven en la boca, se trasmutan en la gracia, el llanto, la risa, de los otros, corazón adentro, por los corredores del repertorio, del movimiento, de los sonidos de la sangre.
Ay formas… terribles formas, de la acción de la mente, el pensamiento y la inteligencia, oscura y fría, que no perdonan el poder insultante, libre, creativo, productivo, efectivo, afectivo, de la vida.
Ay conflictos… tremendamente destructivos, tremendamente creativos, entre la acción y los movimiento interactivos de las formas, que producen miedo y terror, depreciación y aplastamiento, con las que producen sabor, color, semilla, y pan.





16.Publicado por Joaquin Gorreta el 04/10/2013 09:17
. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.