Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La energía sobrante de los trenes puede usarse para cargar coches eléctricos

Investigadores de la Universidad de Sevilla desarrollan un sistema que evitará que se derroche electricidad en redes de cercanías y metro


Según un estudio, actualmente se desaprovecha hasta un 15% de la energía generada por la red de cercanías y metro. Investigadores de la Universidad de Sevilla, en colaboración con el consorcio ADIF, están desarrollando un sistema que permitirá recuperar gran parte de esa energía para cargar coches eléctricos. US/SINC/T21.



Interior de la estación de Puerta de Atocha, en Madrid. Fuente: Wikimedia Commons.
Interior de la estación de Puerta de Atocha, en Madrid. Fuente: Wikimedia Commons.
El grupo de investigación de Tecnología Electrónica de la Universidad de Sevilla forma parte de un consorcio liderado por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) que está desarrollando un sistema de recarga de vehículos eléctricos, que utilizará la energía sobrante de las redes de trenes de cercanías y metro para recargar coches eléctricos, explican los responsables del proyecto.

En estas subestaciones de cercanías, alimentadas por tensión continua, existe una nueva tecnología de trenes con frenado regenerativo, es decir, que una parte de la energía cinética del propio tren es devuelta a la catenaria en forma de energía eléctrica en el proceso de frenado. No obstante, si esta energía no se aprovecha en ese momento no es posible utilizarla y se quema mediante resistencias.

Excedente de energía para recarga

Gracias a este proyecto de investigación, denominado Ferrolinera 3.0, se pretende utilizar ese excedente de energía mediante unos sistemas de recarga rápida de vehículos (sistemas de almacenamiento basados en supercondensadores y baterías) de manera que la energía no se queme, si no que se almacene y cualquier usuario de coche eléctrico pueda cargarlo en 20 minutos en unos puntos habilitados en subestaciones ferroviarias y estaciones de cercanías.

Juan Manuel Carrasco, Catedrático en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la US, explica que “aunque un vehículo eléctrico no produce emisiones contaminantes durante su funcionamiento, generar la energía necesaria para moverlo da lugar al consumo de recursos no renovables en mayor o menor medida”. Una tecnología similar se utiliza ya en coches de Formula 1.

"Con la nueva técnica se contribuirá a la sostenibilidad mediante el aprovechamiento de la energía eléctrica limpia que el sistema ferroviario produce en los procesos de frenado de los trenes", una tecnología parecida a la que ya utilizan los coches de Fórmula 1 (supercondensadores), fomentando así la eficiencia energética en las instalaciones ferroviarias, subraya Carrasco.

“Se calcula que los países de la Unión Europa tienen de media entre un 50 y un 60% de dependencia energética externa, cifra que asciende a más del 80% en España", dice Juan Manuel Carrasco, “lo que supone un problema tanto en el precio del combustible como en la garantía de suministro”.

Así, el continente europeo se sitúa como una de las regiones con mayor desarrollo tecnológico del coche eléctrico, con análisis de grandes consultoras como Mackinsey (2009) que auguran que el 21,6% del tráfico rodado en Europa y Norte de África estará formado por este tipo de vehículos hacia el año 2020.

“Si tenemos en cuenta los estudios que afirman que de toda la energía primaria que se consume en España, el 34,5% está relacionada con el transporte, la única forma de reducir esa dependencia energética pasa por reducir también el consumo de petróleo asociado”, explica el investigador.

Así, según apunta Carrasco, “en Europa se están llevando a cabo investigaciones muy potentes en este sentido, generando modelos de coches con una autonomía mayor de kilómetros y a unos precios más razonables que hace años, por lo que se hace necesario también investigar y desarrollar infraestructuras relacionadas con la recarga de estos vehículos”.

'Ferrolineras'

Mediante este proyecto se persigue instalar una red de puntos de recarga conectados a la red ferroviaria que se llamarán 'Ferrolineras' y ofrecerán al mercado una nueva solución tecnológica para este tipo de procesos de recarga eléctrica.

Además, contempla la instalación de un sistema fotovoltaico como fuente extra suministradora de energía, que servirá de refuerzo eléctrico en caso de necesidad por parte del usuario final. Y para comprobar la viabilidad de la innovación propuesta se desarrollará un estudio piloto en dos ubicaciones distintas: el Laboratorio de Energía de ADIF y el nuevo Metro de Málaga.

Ferrolinera 3.0 se enmarca en la convocatoria INNPACTO del anterior Ministerio de Ciencia e Innovación, en la que la Universidad de Sevilla ha obtenido más de cuatro millones de euros para realizar 22 proyectos de investigación en colaboración con empresas y centros de investigación.

Todos estos proyectos han sido gestionados desde la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) de la US. Ferrolinera 3.0 está siendo desarrollado por un consorcio liderado por ADIF y formado por las empresas Affirma, MP, Green Power (GPtech), IAT, la Universidad de Málaga y la Universidad de Sevilla.



Jueves, 26 de Abril 2012
US/SINC/T21
Artículo leído 13504 veces





Nota


1.Publicado por gorullull el 08/05/2012 13:48
1) Esta tecnología (frenar con los motores eléctricos) es de los 70 NO es Nueva. Cualquier máquina o convoy eléctrico japonés de esa época ya lo traían. Pero en España (pais único) las subestaciones no admitían entrada de corriente desde el tren a la catenaria. Por lo que se tenía que llevar a unas resistencias que producían calor para consumir la energía que generan los motores eléctricos en frenado.
El freno motor es COJONU... no desgasta las pastillas de freno y frena bastante bien, yo lo usaba siempre.

2) Hace mucho que no conduzco trenes y he preguntado a un maquinista de ahora y me ha confirmado que sigue igual que antes, exceptuando el AVE.

3) Los motores de un tren/máquina eléctrica generan 3000 Voltios, no es tan fácil manejarlos para llevarlos a una electrolinera.

4) No entiendo que se invierta tal cantidad de dinero en algo que no existe, solo en el Ave.

5) Se ahorraría muchísimo mas si se hiciera funcionar como los japoneses lo diseñaron:
En los puertos de montaña, los trenes que BAJAN, al frenar producirían la energía que demandan los que SUBEN... que es el máximo pico de consumo de todo el trayecto. Y un tren CONSUME MUCHA electricidad subiendo, Pensar que tiene que arrastrar muchas toneladas.... ESTO SI AHORRARÍA UN MONTÓN DE ENERGÍA AL PAIS.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >



Noticias Ferroviarias



Alta Velocidad