Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La existencia de muchos mundos explicaría las 'rarezas' de las partículas subatómicas

La teoría MIW se sustenta matemáticamente, afirma uno de sus desarrolladores


Bill Poirier es un químico de la Texas Tech University de Estados Unidos que está investigando y desarrollando una teoría llamada "Many-Interacting Worlds" ("Muchos Mundos en Interacción" o MIW). Según Poirier, la entrada de pequeñas partículas de muchos mundos en el nuestro explicaría el extraño comportamiento de las partículas subatómicas. Además, afirma, la MIW se sostiene matemáticamente. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



El gato de Schrödinger, una de las metáforas con las que se explica el extraño comportamiento de las partículas a escala cuántica. Imagen: Chubas.
El gato de Schrödinger, una de las metáforas con las que se explica el extraño comportamiento de las partículas a escala cuántica. Imagen: Chubas.
Bill Poirier es un químico de la Texas Tech University de Estados Unidos que está investigando y desarrollando una teoría llamada "Many-Interacting Worlds" (Muchos Mundos en Interacción, MIW), que parece una reelaboración de la Interpretación de Muchos Mundos de 1957, iniciada por el físico norteamericano Hugh Everett.

La hipótesis de Poirier, explica el propio científico en un artículo aparecido en Physorg , señala que el extraño comportamiento de las partículas subatómicas (véase estar en más de un lugar a la vez o comunicarse entre ellas de manera simultánea a través de grandes distancias), se explicaría gracias a la existencia de universos paralelos.

Dejemos de lado las funciones de ondas (o probabilidades) con las que los físicos determinan el comportamiento de las partículas subatómicas (son tan raras que solo se pueden conocer por aproximación): Poirier postula que pequeñas partículas de muchos mundos se filtran en el nuestro y con este interactúan, lo que explicaría los extraños fenómenos de la mecánica cuántica (que es el corpus teórico que describe el comportamiento de la materia a nivel subatómico).

Esto no quiere decir, aclara el químico, que las funciones de onda no existan. De hecho, la teoría de ondas estándar funciona perfectamente bien en la mayoría de los aspectos (coincide con las experimentaciones). Sin embargo, también es cierto que, la teoría de los Muchos Mundos en Interacción se sustenta matemáticamente: "Nuestra teoría, aunque basada ​​en diferentes matemáticas, hace exactamente las mismas predicciones experimentales", asegura Poirer.

El coste filosófico: la existencia de muchos mundos

El químico habló de su teoría por primera vez en 2010, en un artículo aparecido en la revista Chemical Physics. En 2014, además, encontramos sus ideas en la presentación de otro artículo en Physical Review X (escrito, sobre esta misma hipótesis, por los físicos Howard Wiseman, Michael Hall y Dirk-Andre Deckert). Entonces decía Poirer:

“Todos estos problemas (de la mecánica cuántica) desaparecen en el enfoque MIW; la función de onda se dispensa por completo y se reemplaza por un conjunto de trayectorias cuánticas, cada una de las cuales es dinámicamente necesaria en la misma medida, y ontológicamente válida. Por supuesto, el coste filosófico a pagar por esto es la existencia de muchos mundos”.

De nuevo en Physorg, Poirer explica además que, por ejemplo, “esa imagen borrosa” del mundo a escala cuántica, esto es, el hecho de que solo pueda conocerse por aproximación o probabilidades, como hemos dicho antes, puede considerarse una prueba de que partículas cuánticas de universos alternativos sobresalen en nuestro propio universo.

“La única interpretación razonable (para esto) es pensar en cada trayectoria cuántica como representante de un mundo diferente. En cada mundo, todo es nítido y bien definido pero, como hay múltiples mundos, en la interacción entre estos mundos es donde aparece la incertidumbre cuántica o "falta de claridad", junto con el resto de comportamientos cuánticos extraños”, añade. 

En otras palabras, que la aparente falta de claridad en las posiciones o comportamientos de las partículas subatómicas (por ejemplo, el sorprendente entrelazamiento cuántico o su no-localidad ) puede ser considerada como una manifestación de una interacción entre mundos.
 
Cabría preguntarse, ¿por qué un químico se interesa por todo esto? Porque resulta que la química se estudia desde la mecánica cuántica. De hecho, una de las ecuaciones más importantes de esta, la ecuación de Schrödinger, ayuda a entender las reacciones químicas. 

El punto de vista de los físicos
                        
Como se ha dicho a principio de este artículo, el concepto de la existencia de muchos mundos cuánticos no es del todo nuevo. Hugh Everett ya propuso una explicación similar a finales de los 50 del siglo XX, para dar cuenta de la extrañeza de la mecánica cuántica.

En 2014, otros físicos de la Universidad de Griffith de Australia, el Centro Griffith de Dinámica Cuántica, en Australia; y de la Universidad de California (EEUU), (los mismos que introducía Poirier), propusieron en Physical Review X que los universos paralelos no solo existen sino que, además, interactúan entre ellos influyéndose unos a otros por una sutil fuerza de repulsión. Es decir, que en lugar de evolucionar de forma independiente, estos mundos cercanos se condicionan unos a otros.

Howard Wiseman, Michael Hall y Dirk-Andre Deckert mostraban, además, en su artículo, que tal interacción podría explicar todos los elementos extraños de la mecánica cuántica, lo mismo que señala Poirier.

Asimismo, estos físicos propusieron entonces que el universo que experimentamos es sólo uno entre un número gigantesco de mundos. Algunos de estos son casi idénticos al nuestro, pero la mayoría son muy diferentes.

Por otro lado, que todos estos mundos son igualmente reales, existiendo continuamente a través del tiempo; que poseen propiedades precisas; y que todos los fenómenos cuánticos surgen de una fuerza universal de repulsión entre los mundos 'cercanos' (es decir, similares), que tiende a hacer que estos sean más disímiles.

Por último, y esto es lo más sorprendente, los investigadores australianos señalaron que la MIW podría incluso generar la posibilidad de probar la existencia de otros mundos (prueba que, por cierto, también están buscando investigadores del Instituto de Física Teórica Perimeter, de Canadá, con una simulación informática).

A este respecto, señala Poirer en Physorg que los únicos mundos con los que podríamos interactuar de manera directa serían aquellos tan cercanos al nuestro que difícilmente podríamos distinguirlos, excepto a escala cuántica. “Así que esto puede resultar un poco aburrido para la gente a la que le gusta pensar en términos cienciaficcionales”.

Sin embargo, añade, el investigador, tampoco se puede excluir “la posibilidad de que efectivamente haya mundos lejanos macroscópicamente diferentes del nuestro, donde tú y yo estemos viviendo una de las numerosas existencias posibles. No tenemos ninguna evidencia de que esto sea así pero, de nuevo, según la teoría MIW, incluso esos mundos sí existirían”. 

Referencias bibliográficas:

Michael J. W. Hall, Dirk-André Deckert, Howard M. Wiseman. Quantum Phenomena Modeled by Interactions between Many Classical Worlds. Physical Review (2014). DOI: 10.1103/PhysRevX.4.041013.

Bill Poirier. Bohmian mechanics without pilot waves. Chemical Physics (2010). DOI: 10.1016/j.chemphys.2009.12.024.
 
 


Viernes, 5 de Junio 2015
Artículo leído 15014 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Cornelio González el 05/06/2015 14:29

“La existencia de muchos mundos explicaría las 'rarezas' de las partículas subatómicas. La teoría MIW se sustenta matemáticamente, afirma uno de sus desarrolladores”

Titula sí Yaiza Martínez este su interesante artículo, sobre una nueva forma de explicar las “rarezas” del mundo cuántico, tomando como base para ello, a la mecanocuántica “Interpretación de los Muchos Mundos”, presentada en 1957, por el físico norteamericano Hugh Everett. No obstante, tambien habría otra manera de encontrarle explicación a tales “rarezas”. Para ello me remito a los siguientes apartes del Anexo: ¿Puede entenderse el universo como un bi-tridimensional holograma?, apartes extraídos de mi obra virtual ¿Hombre=Cosmos?, página 368 y siguientes y en los cuales, tambien tomo como referencia inicial, a otro no menos interesante artículo de Yaiza Martínez y al cual le hice estos mismos comentarios:

“Nuevos cálculos sugieren que vivimos en un universo plano que se proyecta en 3D. Científicos de la Universidad Tecnológica de Viena encuentran correspondencia AdS/CFT en un cosmos bidimensional” (1).

Dentro de estos lineamientos, debo previamente aclarar a los lectores que, aunque en el comentario que sigue empiezo inicialmente describiendo el comportamiento espacial, tanto en 2D como en 3D, de la matriz numérica que surge y se induce según la operación inversa: 1/11= los infinitos ciclos decimales 0.09..09…, la real y holográfica evidencia bi/tridimensional de “…un universo plano que se proyecta en 3D…”, la encontrará el lector en la matriz numérica que identifica a la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmica (MRFC) de los 3° Kelvin (2) y que inicia e induce la operación inversa: 3° Kelvin= 3/(3x7x13)= 1/(7x13)= 1/91= los infinitos ciclos decimales 0.010989..010989…, ciclos decimales los cuales son así mismo, múltiplos de 11: 010989/11= 999.

Por su parte, este ciclo 010989 tambien inicia y desarrolla su propia matriz numérica (ver, en ¿Hombre=Cosmos?, la gráfica de la página 370) la cual igualmente participa, tanto de la UNITARIAMENTE TOTALIZADA condición de estar limitada pero tambien comprendida, entre los estadístico-probabilistas límites del 0= la NADA absoluta y/o,1= la TOTALIDAD absoluta, como del requisito de operar geométricamente de manera compleja, al auto-coordenarse del mismo modo, tambien bajo las normas de su propia UNITARIA TOTALIDAD. Para una mejor comprensión del discurso que sigue, sugiero al lector mantener a la vista la citada gráfica de la MRFC de los 3° Kelvin.

Mi comentario:

Subsecuentemente a la trascripción de las ideas contenidas en los dos primeros parágrafos del recuadro inferior del citado artículo de Yaiza Martínez, presento a continuación la manera cómo 1/11= el infinito ciclo fraccionario-decimal 0.09..09..09… podría otorgarnos grandes luces sobre éste tema. En efecto, si se toma un solo ciclo 09 como indicativo del elemental proceso aritmético conformado por los 10 estados cuánticos interiores que a continuación se explican, podremos entonces desarrollar a la matriz numérica que sigue, caracterizada por desplegarse según los términos de su propia y exclusiva UNITARIA TOTALIDAD y esto, tanto estadístico-probabilísticamente y entre los límites del 0= la NADA y/o, del 1= la TOTALIDAD, como tambien, aunque de muy sui generis manera, por coordenarse de modo complejo, todo lo anterior, según la siguiente secuencia fraccionario-decimal, y que se lee izquierda→derecha:

El origen de la idea del cosmos holográfico. (Parágrafos iniciales del recuadro de Yaiza Martínez).

En el año 1997, el físico teórico argentino Juan Maldacena propuso que un modelo del Universo en el que la gravedad surgiese de cuerdas vibrantes infinitamente finas podía ser reinterpretado en el marco de la física establecida.

Ese matemáticamente intrincado mundo de cuerdas, existentes en nueve dimensiones espaciales y en una dimensión temporal, sería sólo un holograma proyectado desde un lugar en el que realmente ocurrirían todas las cosas: un cosmos más plano en el que la gravedad no existe.

Y la siguiente secuencia fraccionario-decimal y que se lee izquierda→derecha, es:


00/11=----- 0 ---- = Límite estadístico-probabilista del CERO, como la NADA absoluta

01/11= 0. 0 9 → = Estado inicial
02/11= 0. 1 8
03/11= 0. 2 7
04/11= 0. 3 6
05/11= 0. 4 5
------------------ = Abscisa= (5.5) / 11= 1/2= 0.5= estadístico-probabilista promedio absoluto (3)
06/11= 0. 5 4
07/11= 0. 6 3
08/11= 0. 7 2
09/11= 0. 8 1
10/11= 0. 9 0 → = Estado final
↓ ↑
11/11= 0. 9 9--- = Límite: asintótica aproximación a la TOTALIDAD del 1
11/11=----- 1 ---- = Límite estadístico-probabilista del UNO, como la TOTALIDAD absoluta
-------------↓-- ↑
------------ 1...1--- = La UNIDAD en tanto que constante(s) que baja (izquierda) y/o, sube (derecha)


Detállese que:

a) La ordenada va en el espacio vertical al interior de la matriz numérica.

b) Tanto a izquierda como a derecha de la matriz numérica, hace(n) presencia dos secuencias de cuantificación decimal completa: 0 -1 - 2 -3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9, y por las que, en los respectivos sentidos inversos: abajo y a la izquierda↔arriba y a la derecha, fluye la UNIDAD.

c) Los 10 estados cuánticos interiores se TOTALIZAN UNITARIAMENTE como 11/11= 99, y esto como cinco grupos de pares numéricos, los cuales y en tanto reflejos especulares mutuos, se coordenan por ello de manera compleja, a la vez que se TOTALIZAN en 9, tanto vertical como horizontalmente, así (en aras de la claridad en la explicación, se excluye el punto decimal):

005/11= 4 5 --- 4+5= 9
+06/11= 5 4 --- 5+4= 9
------------------
011/11= 9 9

=====================

004/11= 3 6 --- 3+6= 9
+07/11= 6 3 --- 6+3= 9
------------------
011/11= 9 9

=====================

003/11= 2 7 --- 2+7= 9
+08/11= 7 2 --- 9+2= 9
------------------
011/11= 9 9

=======================

002/11= 1 8 --- 1+8= 9
+09/11= 8 1 --- 8+1= 9
------------------
011/11= 9 9

======================

001/11= 0 9 --- 0+9= 9
+10/11= 9 0 --- 9+0= 9
------------------
011/11= 9 9

================================

De acuerdo con lo que hasta ahora nos ha mostrado esta UNITARIAMENTE TOTALIZADA conducta, tanto geometro-cartesiana compleja, como estadístico-probabilista del inverso del número entero 11, podemos entonces plantear la primera aproximación de este numérico comportamiento, con la denominada Teoría de las Cuerdas o TC:

Si en la TC y para la obtención de una TOTALIDAD de 10 dimensiones espacio-temporales se habla de operar con unas abstractas 9 dimensiones espaciales + 1 dimensión temporal, de nuestra parte y con el desarrollo, tanto geometro-cartesiano complejo, como estadístico-probabilista que acabamos de explicar, podemos conseguir, no a una muy abstracta sino más bien, a una muy concreta UNITARIA TOTALIDAD Cósmica, holográficamente conformada en esta oportunidad y tanto en 2D, como en 3D, por matrices numéricas debidamente cuantificadas de modo fraccionario-decimal por 1/11= el infinito ciclo 0.09..09… (¿las 11 dimensiones de las Supercuerdas?) y esto en razón del eterno modus operandi, intrínseco al Sistema de Numeración Decimal. Ahora bien, ¿de qué manera podría entonces representarse tal UNITARIA TOTALIDAD a nivel de ese doble juego operacional de 2D trabajando en 3D y/o, a la inversa: de 3D ejecutándose en 2D?

Para comprenderlo de una manera gráfica y concreta, en la misma anterior matriz numérica aparecerá, ahora a la derecha y en sentido abajo→arriba, una doble y simultánea secuencia: 1/11, 2/11, 3/11, 4/11, 5/11, 6/11, 7/11, 8/11, 9/11 y 10/11, secuencia la cual y en aras de la correcta intelección del tema tratado, tendrá que ser en este momento, literalmente, leída al revés: izquierda←derecha:

Cuantificación coordenada bidimensionalmente, del espin anverso
-----↓
01/11 = 0. 0 9 = ←10/11
02/11 = 0. 1 8 = ←09/11
03/11 = 0. 2 7 = ←08/11
04/11 = 0. 3 6 = ←07/11
05/11 = 0. 4 5 = ←06/11

---------------------- =(5.5)/11= 1/2= 0.5= Abscisa = estadístico-probabilista promedio absoluto (3)

06/11 = 0. 5 4 = ←05/11
07/11 = 0. 6 3 = ←04/11
08/11 = 0. 7 2 = ←03/11
09/11 = 0. 8 1 = ←02/11
10/11 = 0. 9 0 = ←01/11
----------------------------- ↑
------------------------------ Cuantificación coordenada bidimensionalmente, del espin reverso

Como se puede observar existen dos formas diferentes (aunque mutuamente especulares, o lo que es lo mismo y en términos mecanocuánticos: existen dos tipos de espin) de lectura de los 10 estados cuánticos de la misma matriz numérica:

a) una lectura (o espin) anversa: izquierda→derecha y hacia abajo y,

b) otra lectura (o espin) reversa: izquierda←derecha y hacia arriba.

Cuando ambas lecturas se hallan continua y simétricamente superpuestas en 2D (entiéndase: bosones magnéticos), una y la misma función de onda (entiéndase tambien: uno y el mismo sistema de coordenadas) “entrelaza” a la mutua especularidad entre las dos matrices de una forma tal, que es imposible “localizar” eléctricamente, tanto a “esta” matriz, como a la “otra”. Ahora bien, ¿cómo se aplicaría aquí el concepto de “holografía tridimensional”, a esta mutual forma de operar, eléctricamente, tanto de la matriz anversa, como de la matriz reversa?

En los términos de la mecánica cuántica y si es que estas dos matrices se encuentran ahora bien “localizadas” en 3D, es porque han llegado a ser mutua y eléctricamente discontinuo-asimétricas, al “colapsarse”, es decir, al haberse dividido en dos la continuidad-simetría de la magnética función de onda cuántica y la cual, "des-localizadamente" las mantenía unidas, colapsados segmentos los cuales, aunque conservando su especularidad mutua, se han tornado ahora, física, lógica y ontológicamente, eléctricamente diferentes entre sí (entiéndase: la discontinuidad-asimetría, inherente al par eléctrico mutuamente especular: fermión y/o antifermión), consiguiéndose con esto, “localizar” y en 3D, a cada uno de ellos, tanto en su propio espacio, como tambien, en su propio tiempo (Principio de Exclusión de Pauli).

Pero lo verdaderamente intrigante de todo esto es que, tanto la expresión fenomenológica de la continuidad-simetría propia de las mecanocuánticas nociones geometro-cartesiana compleja y estadístico-probabilista, del ondulatorio y energético (Einstein) bosón magnético, como las tambien mecanocuánticas y másicas (Einstein) nociones estadístico-probabilista y complejamente coordenadas, del subatómico par eléctrico mutuamente especular de materia- antimateria: fermión-antifermión, estas dos expresiones fenomenológicas de la Naturaleza, repito, no son, para nada, del todo ajenas entre sí. Todo lo contrario: en razón de su UNITARIA TOTALIDAD, se inducen (Faraday, 1831) entre sí, de manera instantánea y recíprocamente inversa, tanto en su física, como en su lógica y en su(s) intrínseca(s) ontología(s), del modo siguiente:

• a) Número primo 2 = Continuidad-simetría del ondulatorio y energético (Einstein) bosón magnético.
• b) Número primo 5 = Discontinuidad-asimetría del másico (Einstein) y mutuamente especular par eléctrico de materia-antimateria: fermión-antifermión.

La aritmética operatividad de la UNITARIA TOTALIDAD que como inversa reciprocidad gobierna a la mutua inducción (Faraday,1831) entre la continuidad-simetría del ondulatorio energético (Einstein) bosón magnético, caracterizada tal propiedad por el número 2, y/o, la discontinuidad-asimetría del másico (Einstein) par eléctrico mutuamente especular de materia-antimateria, conocido(s) como: fermión-antifermión, tipificado éste rasgo por el número 5, es como sigue:

[1/2 o continuidad-simetría del ondulatorio y energético (Einstein) bosón magnético]= [0.5 o discontinuidad-asimetría del másico (Einstein) par eléctrico mutuamente especular de materia-antimateria, conocido(s) como: fermión-antifermión], de donde: 2 x 0.5= 1, y/o, a la inversa:

[1/5 o discontinuidad-asimetría del másico (Einstein) par eléctrico mutuamente especular de materia-antimateria, conocido(s) como: fermión-antifermión]= [0.2 o continuidad-simetría del ondulatorio y energético (Einstein) bosón magnético], de donde: 5 x 0.2= 1, y/o, nuevamente a la inversa: 2 x 0.5= 1, y/o nuevamente…etc., etc., en una mutua e infinita recurrencia, tanto física, como lógica y/u, ontológica.

Expresado de una forma más ampliamente generalizada: la UNITARIA TOTALIDAD que como inversa reciprocidad gobierna y dinamiza a la Naturaleza, nosotros los seres humanos en Ella incluidos, la encontramos en la UNITARIA y mutua inducción, tanto física (Faraday 1831), como lógica y/u ontológica, que se da entre los dos componentes del producto:

[Continuidad-simetría del ondulatorio y energético (Einstein) bosón magnético], multiplicada por: [Discontinuidad-asimetría del másico (Einstein) par eléctrico mutuamente especular de materia-antimateria, conocido(s) como: fermión-antifermión]= la instantánea (… aunque paradójicamente: eterna) UNITARIA TOTALIDAD que como inversa reciprocidad, gobierna y dinamiza a la Naturaleza, nosotros los seres humanos en Ella incluidos.

Ahora bien, si somos fieles al hecho innegable de que, en tanto que seres humanos nuestra UNITARIA TOTALIDAD implica la imposibilidad de desligar tajantemente y entre sí a:

• a) nuestra condición física, del…
• b) abstracto carácter lógico de nuestros procesos gnoseológicos, y por último…
• c) la imposibilidad de disociar de nosotros mismos, a la no menos abstracta y subjetiva índole ontológica con la que categorizamos a las naturales diferencias entre los seres que en el Mundo somos y existimos…

si somos fieles repito, a lo planteado en a), en b) y en c), pronto caeremos en cuenta que tanto la ondulatoria, energética (Einstein) y plural continuidad-simetría del bosón magnético, como la(s) másica(s) (Einstein) discontinuidad(es)-asimetría(s) entre las singularidad(es) propias de cada uno de los dos componentes del par eléctrico fermión-antifermión, tienen sus respectivos y socio-bio-psicológicos y además, filosóficos correlatos, tanto en el plural carácter continuo-simétrico de la sociedad humana, como en el singular carácter discontinuo-asimétrico que existe entre todos y cada uno de los individuos que componemos tal sociedad. Como a continuación se explica, entre las dos anteriores circunstancias tambien se da, a la manera de Faraday, una y la misma recíprocamente inversa co-relación, de la siguiente manera:

1/ [Carácter continuo-simétrico y plural de la sociedad humana] = [Carácter discontinuo-asimétrico y singular que existe entre todos y cada uno de los individuos que componen tal sociedad], y/o, a la inversa:

1/ [Carácter discontinuo-asimétrico y singular que existe entre todos y cada uno de los individuos que componemos tal sociedad]= [Carácter continuo-simétrico y plural de la sociedad humana], y/o, a la inversa…., etc., etc….

De donde y de una forma ampliamente generalizada, podríamos establecer tambien la UNITARIA y mutua inducción (Faraday, 1831) que se da entre los dos componentes del producto:

[Carácter discontinuo-asimétrico y singular que existe entre todos y cada uno de los individuos que componemos la sociedad humana] multiplicado por: [Carácter continuo-simétrico y plural de tal sociedad]= la UNITARIA TOTALIDAD que como inversa reciprocidad, gobierna y dinamiza al HOMBRE y esto en tanto que nuestra doble e instantánea (… pero paradójicamente: eterna) condición, tanto de singular(es) luego discontinuo-simétrico(s) individuo(s), como la de la continuo-simétrica - luego plural - sociedad, conformada ésta a su vez por todas y cada una de nuestra(s) individual(es) singularidad(es), las cuales conforman a su vez a la continuo-simétrica pluralidad de nuestra sociedad, la cual está constituida por la(s) individuales(s)…. etc., etc.

Y el texto del recuadro, al final de su artículo, lo termina Martínez así:

La idea de Maldacena emocionó a los físicos desde el principio, porque ofrece una base sólida a la popular aunque aún no probada teoría de cuerdas,‎ que básicamente asume que las partículas materiales en apariencia puntuales en realidad son "estados vibracionales" de un objeto extendido más básico, llamado "cuerda" o "filamento" (4).

También porque resuelve inconsistencias aparentes entre la física cuántica y la teoría de la gravedad de Einstein. Pero, a pesar del valor dado al modelo holográfico del cosmos, hasta el momento no se ha encontrado una prueba rigurosa de su veracidad.

………………………………………………..

(1) http://www.tendencias21.net/Nuevos-calculos-sugieren-que-vivimos-en-un-universo-plano-que-se-proyecta-en-3D_a40312.html

……………………………………………….

(2) Ver sobre el tema: www.hombreycosmos.org/Capitulo2.pdf www.hombreycosmos.org/Capitulo3.pdf el Epilogo: www.hombreycosmos.org/epilogo.pdf y en especial: www.hombreycosmos.org/Capitulo37.htm
………………………………………….

(3) En la ampliamente aplicable y generalizada matricial secuencia numérica que sigue y en donde la x de 1/x representa a un número primo diferente de 2 y si tal secuencia se encuentra estadística y probalísticamente comprendida entre los digitales limites absolutos de 0= la NADA y/o, 1= la TOTALIDAD, esta misma matricial secuencia tambien se encuentra estadístico-probabilistamente promediada por el absoluto valor promedio = (x/2) / x= 1/2= 0.5:

Limite absoluto: la NADA= 0= 0/x, 1/x, 2/x, 3/x … (x/2) / x= 1/2= 0.5… hasta x/x= 1= la TOTALIDAD: Límite absoluto

Y es justamente a este absoluto valor promedio de (x/2) x= 1/2= 0.5, el cual y como punto de origen de un sistema de coordenadas cartesianas complejas y tanto en 2D como en 3D, al que se refiere la famosa Hipótesis de Riemann, sobre la Función Z, ver www.hombreycosmos.org/Apendice20.pdf


…………………………………………….

(4) Para el caso de la mutuamente especular y holográfica bi/tridimensionalidad que opera entre las dos matrices numéricas expuestas en la página 370 de este mismo Apéndice 31, tales “cuerdas” y/o “filamentos” pueden ser perfectamente representados por las líneas de fuerza, tanto magnéticas (entiéndase: la continuidad-simetría de las cuerdas “cerradas”) como eléctricas (léase: la discontinuidad-asimetría de las cuerdas “abiertas), las cuales y en tanto que la UNITARIA TOTALIDAD= 273/273= 91/91= 1= los infinitos ciclos 999999.. 999999…,unen y coordenan complejamente y entre sí, a todos y a cada uno de los matriciales 45 pares de estados cuánticos que conforman a la holográfica mutualidad especular inherente a la matriz numérica que identifica a la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmico (MRFC) de los 3° Kelvin, y de la cual, todos y cada uno de nosotros los seres humanos, podremos ser eternamente partícipes, siempre y cuando, claro está, con toda nuestra inteligencia y con todo nuestro corazón, nos lo propongamos como la única y necesaria acción que debe motivar y dirigir a nuestras pasajeras y terrenales existencias.

Sobre esta última muy factible posibilidad, ver el Apéndice 31 www.hombreycosmos.org/Capitulo37.htm y muy especialmente lo explicado a partir de la página 365 de este mismo libro, en donde expongo los últimos hallazgos de la investigación científica con relación a la forma cómo, los 13 microtubulos que conforman el citoesqueleto de todas y cada una de nuestras células orgánicas, podrían re-producir, copiar, de forma enteramente natural, a la mismísima MRFC de los 3° Kelvin, pero con una muy especial característica: tal “copia” de la MRFC, llevaría en y por sí misma y para la eternidad, a las permanentemente actualizadas improntas, tanto de nuestra personalidad, como a las improntas de nuestro gradiente de consciencia. Expresado con otras palabras: así concebida esta fundamental cuestión, entonces, la muerte tal y como la entendemos, simplemente… ¡no existe…!

2.Publicado por Nelson Angarita el 28/07/2015 13:42 (desde móvil)
Excelente informacion

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria