Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La fabricación de órganos humanos en laboratorio, cada vez más cerca

Científicos del Imperial College de Londres logran importantes avances en ingeniería de tejidos


La ingeniería de tejidos permite cultivar nuevas células e imitar la nanoestructura de tejidos del cuerpo para crear diversos órganos humanos en un entorno de laboratorio. Una investigadora en este terreno del Imperial College de Londres dirige a un grupo multidisciplinar de científicos que ha conseguido ya crear grandes cantidades de hueso humano maduro para trasplantes y en órganos vitales; así como desarrollar versiones sintéticas de varias nanoestructuras y mejorar el crecimiento celular para su aplicación a la regeneración de tejidos, entre otros logros.





Molly Stevens. Fuente: Imperial College London.
Molly Stevens. Fuente: Imperial College London.
La ingeniería de tejidos está teniendo una repercusión enorme en el ámbito científico gracias a las estructuras de soporte artificiales que proporciona, en las que se cultivan nuevas células para crear tejidos. Esta técnica permite imitar la nanoestructura de tejidos del cuerpo para crear diversos órganos humanos en un entorno de laboratorio.

Al frente de una investigación al respecto se encuentra la profesora Molly Stevens del Imperial College de Londres (Reino Unido), que se ha clasificado en trigésimo quinta posición en una votación realizada para elegir a los cien mejores innovadores científicos de menos de treinta y cinco años.

Su especialidad es la de los nanomateriales‎ (materiales con propiedades morfológicas más pequeñas que un micrómetro en al menos una dimensión) y los sistemas biológicos, y en concreto el estudio de los puntos de convergencia útiles para el cultivo de hueso para injertos a partir de sistemas poliméricos inteligentes.

Logros conseguidos

La profesora Stevens reunió a un equipo multidisciplinario de ingenieros, biólogos, químicos y físicos en el proyecto NATURALE (“Bio-inspired Materials for Sensing and Regenerative Medicine”), financiado en parte mediante una subvención de inicio (Starting Grant) del Consejo Europeo de Investigación (CEI) por valor de 1,6 millones de euros.

El innovador método de ingeniería de tejidos adoptado por el equipo ha demostrado su utilidad en la creación de cantidades grandes de hueso humano maduro para trasplantes y en órganos vitales, como el hígado y el páncreas, difíciles de lograr a través de otros métodos.

Ante el éxito de su trabajo se ha realizado un esfuerzo de comercialización gracias a una dotación de fondos adicional mediante la “Proof of Concept Grant” (“Subvención a la Prueba de concepto” del CEI) y la organización de ensayos clínicos de regeneración ósea en humanos.

El equipo también ha desarrollado versiones sintéticas de varias nanoestructuras y mejorado el crecimiento celular para su aplicación a la regeneración de tejidos. Asimismo, se han obtenido resultados positivos en la mejora de las tecnologías de biodetección aplicadas al control de enzimas y otras sustancias bioquímicas.

Posibles aplicaciones

Sus progresos resultarán de utilidad en numerosas aplicaciones médicas, y de manera destacada en la detección temprana de afecciones como el cáncer o el VIH. Utilizando muestras humanas de pacientes seropositivos, se han realizado pruebas que permiten una lectura a simple vista mucho más sencilla.

Su método es diez veces más sensible que cualquier otro sistema de identificación utilizado hasta ahora y podría comercializarse en breve. Los resultados del proyecto se han publicado en la revista Nature Nanotechnology.

La profesora Stevens admite que el éxito de su grupo de investigación se basa en un trabajo innovador de alta calidad y en la naturaleza multidisciplinaria del equipo, características que dan lugar a la generación constante de ideas nuevas e interesantes. Su entusiasmo es aún más patente al referirse a distintas terapias en las que siguen trabajando y que contribuirán al bienestar futuro de los pacientes.

Referencia bibliográfica:

Pedro M. Valencia, Omid C. Farokhzad, Rohit Karnik y Robert Langer. Microfluidic technologies for accelerating the clinical translation of nanoparticles. Nature Nanotechnology (2012). DOI: 10.1038/nnano.2012.168.


Miércoles, 29 de Mayo 2013
CORDIS/T21
Artículo leído 4509 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >