Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




La gente antes que las fronteras, pero no en Europa




Los centenares de inmigrantes que mueren cada año al tratar de ingresar por vía marítima a Europa generan pedidos de la sociedad civil para que los 28 países de la UE cambien las prioridades de su política migratoria. La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) calcula que 500 inmigrantes murieron en el mar […]

Refugiados llegan a la isla italiana de Lampedusa. Crédito: Ilaria Vechi/IPS

Refugiados llegan a la isla italiana de Lampedusa. Crédito: Ilaria Vechi/IPS

Por Genevieve Lavoie Mathieu
ROMA, Jul 30 2014 (IPS)

Los centenares de inmigrantes que mueren cada año al tratar de ingresar por vía marítima a Europa generan pedidos de la sociedad civil para que los 28 países de la UE cambien las prioridades de su política migratoria.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) calcula que 500 inmigrantes murieron en el mar Mediterráneo y cerca de 43.000 fueron rescatados por la Marina italiana desde el inicio de 2014.

Sin embargo, la operación italiana de búsqueda y rescate “Mare Nostrum hizo mucho por abordar el problema de salvarle la vida a la gente”, según Anneliese Baldaccini, directora de asilo y migración de la organización humanitaria Amnistía Internacional."La UE tiene que hacer más para generar vías legales a los solicitantes de asilo y los migrantes… se concentra casi exclusivamente en el fortalecimiento de sus fronteras”: Gregory Maniatis.

Mare Nostrum se puso en marcha tras la tragedia de octubre de 2013 en la que murieron 366 inmigrantes cuando el barco que los trasladaba se hundió frente a las costas de Lampedusa, una isla italiana más próxima a Túnez que a Italia.

Italia, que preside la UE (Unión Europea) el actual semestre, invierte unos nueve millones de euros al mes en la iniciativa, y es su única patrocinadora.

En entrevista con IPS, Baldaccini destacó la insostenibilidad de esta operación. Por eso “Amnistía pide a la UE que actúe de manera concertada para apoyar a Italia en estas operaciones”, pero el bloque “se muestra renuente”, señaló.

“Con su operación Mare Nostrum, Italia presiona para que se brinde una respuesta humanitaria colectiva”, dijo Gregory Maniatis, investigador del Instituto de Políticas Migratorias y asesor de Peter Sutherland, el representante especial del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas para la migración internacional.

”Pero lo que falta a nivel de la UE es una visión común del problema”, comentó a IPS.

” La UE tiene que hacer más para generar vías legales a los solicitantes de asilo y los migrantes”, pero en este momento “se concentra casi exclusivamente en el fortalecimiento de sus fronteras”, explicó Maniatis a IPS.

El investigador argumentó que la UE no trabaja de manera sostenida “para mejorar el procesamiento de los asilados con el fin de crear un sistema europeo verdaderamente común, aumentar su capacidad de recepción de los refugiados y establecer formas para que la gente solicite asilo sin emprender la peligrosa travesía del Mediterráneo”.

Para Amnistía Internacional existe una dicotomía entre la “aspiración de la UE por promover los derechos humanos y la realidad de las violaciones a los derechos humanos en los Estados miembros”.

En sus recomendaciones a la presidencia italiana de la UE, la organización con sede en Londres afirmó que en la actualidad “las medidas de control fronterizo exponen a los inmigrantes, los refugiados y los solicitantes de asilo a un daño grave”.

“Su detención es sistémica, más que excepcional. Y su falta de agencia los hace vulnerables a la explotación y el abuso extremos”, sostuvo.

Amnistía Internacional pidió a Italia, en vista de su actual presidencia de la UE, que “muestre su liderazgo y dirija a la Unión en el rumbo de los derechos humanos, para poner a la gente antes que la política”.

La cumbre del Consejo Europeo celebrada el 26 y 27 junio acordó pautas generales para la estrategia europea de migración y asilo, que “no cambian el statu quo actual” y “hasta representan un retroceso”, según Baldaccini. En general, “muestran una falta de compromiso político”, agregó.

Baldaccini explicó que la Secretaría del Consejo Europeo atribuyó en parte al crecimiento de los partidos de extrema derecha en las elecciones del Parlamento Europeo  del 25 de mayo, al hecho de que no se avanzó en las políticas migratorias.

En general, los Estados, y no solo los partidos de extrema derecha, se resisten a “mencionar los derechos humanos ya que eso podría percibirse como una forma de alentar más arribos” de extranjeros a Europa, aseguró Baldaccini.

Muchas organizaciones reclamaron a la UE que cambie su estrategia migratoria. La tragedia de Lampedusa es un ejemplo más en una larga serie de hechos similares, según Elena Crespi, funcionaria para Europa occidental de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), que representa a 178 organizaciones de todo el mundo.

“A pesar de los reiterados compromisos con el cambio, las políticas migratorias de la UE siguen estando impulsadas por la seguridad y apuntan a reforzar el control de las fronteras, mientras prestan poca atención a los derechos de los inmigrantes”, destacó Crespi.

La funcionaria mencionó el ejemplo de Frontex, la agencia europea para la gestión de la cooperación operativa en las fronteras exteriores de los Estados miembros de la UE.

La creciente presencia de Frontex no se reflejó en un menor número de incidentes ni un mayor respeto de los derechos de los inmigrantes y solicitantes de asilo, aseguró. Por el contrario, creció el número de denuncias de violaciones de los derechos humanos en las fronteras exteriores de la UE, añadió Crespi.

Frontex rechazó la recomendación del Defensor del Pueblo europeo de poner en marcha un mecanismo que permita la investigación de las presuntas violaciones.

Esto plantea dudas sobre la compatibilidad de las operaciones de esa agencia con los derechos humanos, indicó Crespi.

Además, Frontex no evita que los inmigrantes mueran en el mar, añadió. En cambio, el control fronterizo más riguroso hace que la gente tome vías de ingreso a Europa cada vez más peligrosas.

Italia pretende que Frontex asuma los costos de las operaciones de Mare Nostrum, indicó Simona Moscarelli, jurista de la Organización Internacional para las Migraciones, con sede en Roma.

Pero para eso habrá que “modificar la misión de Frontex porque su mandato no incluye las operaciones de búsqueda y rescate”, explicó.

“La función de Frontex no es la de salvar vidas, sino prevenir y disuadir el ingreso de los inmigrantes a Europa”, precisó Crespi.

Por otra parte, “la gran mayoría de los inmigrantes que cruzan el mar Mediterráneo son ciudadanos de Siria y Eritrea y deberían tener derecho al asilo”, planteó Moscarelli.

Acnur informó que en 2013 creció el número de sirios que llegaron a Europa por mar. En 2013, Italia rescató del Mediterráneo a más de 11.300 ciudadanos sirios.

“La UE debe modificar su estrategia migratoria y poner en el centro el respeto de los derechos de los inmigrantes y los solicitantes de asilo”, exhortó Crespi.

“Algunos pasos que pueden darse en la dirección adecuada son la apertura de nuevos canales para la inmigración regular, la mejora de la capacidad de recepción… y la investigación de las violaciones de derechos humanos”, recomendó Crespi.



Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/07/la-gente-antes-...


Miércoles, 30 de Julio 2014
Genevieve Lavoie Mathieu
Artículo leído 440 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.