Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La gente rompe amistades de Facebook por opiniones políticas o religiosas

Los conflictos surgen más con compañeros del instituto, que han ido radicalizando sus posturas con el tiempo


Un estudio de la Universidad de Colorado Denver (EE.UU.) ha comprobado que las personas que rompen con otras en Facebook suelen hacerlo porque consideran que las opiniones vertidas por la otra persona sobre religión o política son muy radicales. Suele ocurrir más con compañeros de instituto, que han ido radicalizando sus posturas con el tiempo. Por Carlos Gómez Abajo.


Carlos Gómez Abajo
Carlos Gómez Abajo, redactor de Tendencias21, es máster en periodismo (El País-UAM), Experto en... Saber más del autor


Romper con un amigo en Facebook es fácil: sólo hay que apretar un botón. Fuente: Universidad de Colorado Denver.
Romper con un amigo en Facebook es fácil: sólo hay que apretar un botón. Fuente: Universidad de Colorado Denver.
Dos estudios de la Universidad de Colorado Denver (EE.UU.) están arrojando nueva luz sobre el tipo más común de amigo con el que se rompe la amistad en Facebook y sus respuestas emocionales a la misma.

Los estudios, publicados a principios de este año, muestran que la persona con la que es más probable romper suele ser un conocido del instituto.

"La razón más común para romper con alguien de secundaria es que la persona haya enviado comentarios muy polarizados sobre religión o política", explica Christopher Sibona, estudiante de doctorado de Ciencias de la Computación y Sistemas de Información en la Escuela de Negocios de CU Denver, en la información de la universidad. "La otra gran razón para romper es que publique posts demasiado frecuentes y poco interesantes".

El primer estudio de Sibona examinó las rupturas en Facebook, y el segundo, las reacciones emocionales de los que son dejados. Ambos estudios se basaron en una encuesta a 1.077 personas realizada en Twitter.

El primer estudio descubrió que los cinco principales tipos de personas que son abandonados eran: 1) amigos del instituto, 2) otros, 3) amigos de amigos, 4) amigos del trabajo y 5) amigos por intereses comunes.

"Observamos que la gente que rompe con los compañeros de trabajo lo suele hacer por acciones en el mundo real y no por lo que publican en Facebook", aclara Sibona.

Una razón por la que cree que los amigos de la escuela secundaria son los mejores objetivos para romper es que sus creencias políticas y religiosas pueden no haber sido tan fuerte cuando eran más jóvenes. Y si esas creencias han crecido más estridentemente con el tiempo, es más fácil que ofendan a los demás.

"Los amigos de la secundaria no pueden conocer las creencias políticas o religiosas actuales de los demás y pueden ser muy explícitos al expresarlas", señala Sibona. "Y lo que ocurre en las redes sociales es que los desacuerdos en línea se intensifican mucho más rápidamente."

El segundo estudio se centró en el impacto emocional de una ruptura de Facebook sobre los que son abandonados. Sibona encontró una amplia gama de emociones. Las más comunes fueron: 1) "me sorprendió", 2) "me molestó", 3) "me hizo gracia" y 4) "me puso triste".

"El predictor más fuerte sobre qué tipo de emoción siente la gente es lo reciente que estuviera el pico máximo de amistad en el momento de la ruptura", explica Sibona, que lleva desde 2010 estudiando este fenómeno de Facebook. "Molesta y entristece más si la amistad es fuerte".

Dos factores que predicen que un usuario se verá menos afectado negativamente es que hubieran discutido el conflicto previamente, y que la persona abandonada hable de ello con otras personas.

Amistades queridas

La investigación demuestra que hay más rupturas con amigos que alguna vez fueron cercanos que con los simples conocidos.

"A pesar de la preponderancia de los vínculos débiles en las redes sociales, estos resultados colocan las rupturas de Facebook dentro de un contexto más amplio de la disolución de una relación", señala el estudio.

Sibona apunta que el método de poner fin a las relaciones digitales es excepcional y no tiene equivalente real, pero tiene consecuencias en el mundo real que merecen investigación adicional. "Si se tienen un montón de amigos en Facebook, el coste de mantener esas amistades es bastante bajo", señala. "Así que si usted hace un esfuerzo consciente para pulsar un botón y deshacerse de alguien, eso duele."

Grupos de estudio

Otro estudio reciente demuestra que Facebook también puede fomentar las relaciones, en concreto la de los estudiantes universitarios que lo utilizan para compartir conocimientos y materiales sobre una asignatura entre ellos y con los profesores. Es más, su rendimiento académico también mejora, según han comprobado en la Universidad de Baylor (Waco, Texas, EE.UU.), en una asignatura de sociología.

"A pesar de que algunos profesores se preocupan de que los medios sociales distraen a los estudiantes del aprendizaje, observamos que nuestro grupo de Facebook ayudó a transformar a los estudiantes de espectadores anónimos en una comunidad de aprendices activos", explica Kevin Dougherty, profesor adjunto de Sociología en la nota de prensa de la Universidad.

A la asignatura asistían 218 estudiantes. Los estudiantes que participaron en el grupo de Facebook tuvieron una mayor puntuación en las pruebas, escribieron artículos más potentes y les fue mejor en los exámenes que a los compañeros de clase que no tomaron parte, según el estudio. La participación en el grupo fue voluntaria, y dos tercios de los estudiantes se unieron a él.

Estudiantes que faltaban a clase por enfermedad podían tener los apuntes de otro compañero, y de cara a los exámenes finales, se intercambiaban definiciones y ejemplos.

Referencias bibliográficas:

Christopher Sibona: Unfriending on Facebook: Context Collapse and Unfriending Behaviors. 47th Hawaii International Conference on System Sciences (2014) http://doi.ieeecomputersociety.org/10.1109/HICSS.2014.214

Christopher Sibona: Facebook Fallout: The Emotional Response to Being Unfriended on Facebook. 47th Hawaii International Conference on System Sciences (2014) http://doi.ieeecomputersociety.org/10.1109/HICSS.2014.218

K. D. Dougherty, B. Andercheck. Using Facebook to Engage Learners in a Large Introductory Course. Teaching Sociology (2014) DOI: 10.1177/0092055X14521022


Miércoles, 30 de Abril 2014
Artículo leído 2125 veces


Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos