Tendencias 21
Coddii




La interacción es crítica para la evolución del lenguaje

Una investigación internacional en la que participa la FIUPM ofrece evidencias para una alternativa a las teorías más populares sobre el desarrollo de la comunicación humana


Una investigación internacional desarrollada con la participación del Departamento de Inteligencia Artificial de la Facultad de Informática de la Universidad Politécnica de Madrid (FIUPM) ha concluido que la colaboración y la interacción son determinantes en la evolución del lenguaje, así como que las formas más eficaces de comunicación pueden propagarse en una comunidad de manera similar a como lo hacen los virus. Los resultados del estudio fueron publicados en Cognitive Science, en un artículo que se ha convertido en el trabajo más descargado del año pasado, según el WileyBlackwell's 2010 Publisher's Report.




Refinamiento y alineación de la representatión del concepto "Parlamento" y "Telenovela", dibujos del primero y ultimo de seis juegos de la tarea. UPM
Refinamiento y alineación de la representatión del concepto "Parlamento" y "Telenovela", dibujos del primero y ultimo de seis juegos de la tarea. UPM
Una investigación internacional desarrollada con la participación del Departamento de Inteligencia Artificial de la Facultad de Informática de la Universidad Politécnica de Madrid (FIUPM) ha concluido que la colaboración y la interacción son determinantes en la evolución del lenguaje, así como que las formas más eficaces de comunicación pueden propagarse en una comunidad de manera similar a como lo hacen los virus.

Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista especializada Cognitive Science (Volume 34, Issue 3, 351-386, April 2010), en un artículo que se ha convertido en el trabajo más descargado del año pasado, con 1.468 lecturas, según el WileyBlackwell's 2010 Publisher's Report.

La investigación proporciona evidencias que soportan una teoría colaborativa de la evolución del lenguaje, y señala que éste se desarrolla a partir de la actividad coordinada de comunicadores. Asimismo, ofrece evidencias para una alternativa a las teorías populares que explican la evolución del lenguaje por transmisión oral de una generación a otra, de manera similar a la transferencia genética de un progenitor a sus descendientes.

Nuevo experimento sobre la comunicación

En este trabajo, investigadores de la University of Western Australia, de la University of Glasgow y de la FIUPM utilizaron un nuevo experimento sobre la comunicación, en el que se prohibió que los participantes usaran su propia lengua para crear un contexto en el que esas personas pudieran desarrollar sistemas de comunicación simples en un laboratorio.

Los participantes se agruparon en comunidades de ocho personas, o micro-sociedades, y participaron en un juego gráfico de comunicación similar a "pictionary". Las representaciones que crearon y utilizaron para comunicarse cambiaron de representaciones icónicas simples a representaciones más simbólicas y abstractas, como palabras en otras lenguas habladas actuales.

El resultado principal de este trabajo es haber encontrado evidencias que apoyan una alternativa a las teorías más populares sobre la evolución del lenguaje. Estas evidencias señalan que, para el desarrollo de la comunicación lingüística, la colaboración y la interacción son críticas. También que las maneras más eficaces de comunicar se pueden propagar en una comunidad de la misma forma que lo hacen los virus de persona a persona.

Luz sobre un viejo debate

En la actualidad se sabe muy poco sobre cómo ha evolucionado el lenguaje hablado. Esto es debido en gran parte a la falta de evidencias sobre cómo se comunicaban los primeros seres humanos. Los textos escritos dan algunas pistas sobre cómo se desarrolló el lenguaje, pero aunque los documentos más antiguos tienen miles de años, se cree que los seres humanos han tenido capacidades lingüísticas desde hace más de cien mil años.

Sin embargo, a pesar de la gran especulación filosófica con respecto a la evolución de las lenguas habladas, existen muy pocos datos concretos para validar estas teorías. La investigación publicada en Cognitive Science arroja nueva luz sobre este viejo debate.


Redacción
Jueves, 7 de Julio 2011
Artículo leído 4968 veces



Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 7 de Noviembre 2016 - 15:00 Bolotweet, la red social del aula