Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La lactancia materna potencia la inteligencia a largo plazo

Los niños amamantados durante más tiempo pasan además más tiempo escolarizados


La lactancia materna tiene efectos positivos a largo plazo en el cociente intelectual, los años de escolarización y la renta, según un estudio realizado en Brasil, a partir de datos obtenidos en la primera infancia y a los 30 años de edad. Aquellos adultos que fueron amamantados durante más de 12 meses pasaron 0,9 años más en la escuela, y ganan un tercio más del salario medio, que aquellos que fueron amamantados durante menos de 1 mes.




Las lactancias largas potencian el CI de los niños. Imagen: Carin. Fuente: FreeImages.
Las lactancias largas potencian el CI de los niños. Imagen: Carin. Fuente: FreeImages.
La lactancia materna tiene beneficios claros a corto plazo en el desarrollo del cerebro y la inteligencia, pero aún no se había determinado si esos efectos duran a largo plazo.

El objetivo de una investigación realizada en la Universidad Federal de Pelotas (Brasil) era evaluar si la duración de la lactancia estaba relacionada con el cociente intelectual (CI), los años de escolarización y la renta a la edad de 30 años, en un entorno en el que no existe un fuerte patrón social de lactancia materna, y en el que la frecuencia de la misma es similar en todas las clases sociales, lo que elimina la posible influencia del nivel socioeconómico.

En 1982 se puso en marcha un estudio de cohortes (en el que se hace una comparación de la frecuencia de enfermedad o de un determinado desenlace entre dos poblaciones, una de las cuales está expuesta a un determinado factor de exposición o de riesgo al que no está expuesta la otra) con recién nacidos.

Según explica el resumen de The Lancet Global Health, que publica la investigación, se recogió información sobre la lactancia materna en la primera infancia. A los 30 años de edad, se midió el cociente intelectual (Wechsler Adult Intelligence Scale, tercera versión), el nivel educativo y los ingresos de los participantes.

Además, informa MedicalXpress, se tuvieron en cuenta 10 variables de influencia, como la renta familiar al nacer, la escolarización parental, la genómica, el tabaquismo materno durante el embarazo, la edad de la madre, el peso al nacer, y el tipo de parto

Hallazgos

Entre el 4 de junio de 2012 y el 28 de febrero de 2013, de los 5.914 recién nacidos incluidos, se consiguió información sobre el cociente intelectual y la duración de la lactancia de 3.493 de ellos.

Se observó una relación positiva entre las duraciones de la lactancia materna total y de la lactancia materna predominante (periodo en el que la lactancia materna es la forma principal de nutrición, aunque no la única) y el cociente intelectual, los logros educativos, y los ingresos.

Los participantes que habían sido amamantados durante 12 meses o más obtenían 4 puntos más en el test de CI (un tercio de la desviación estándar sobre la media), habían estado 0,9 años más en la escuela, y ganaban un tercio más del salario medio, que aquellos que habían sido amamantados durante menos de 1 mes.

Los resultados del análisis de mediación sugieren que el cociente intelectual es el responsable de 72% del efecto en los ingresos.

Según los investigadores, "el mecanismo subyacente más probable es la presencia en la leche materna de ácidos grasos de cadena larga, que son esenciales para el desarrollo del cerebro".

En 2008, otra investigación, en este caso realizada en Bielorrusia con 14.000 niños, también halló que la lactancia materna mejora los cocientes intelectuales de los bebés. Además, en 2013, otro estudio sobre el cerebro de 133 niños reveló que la lactancia materna exclusiva durante los tres primeros meses de vida incrementa la materia blanca y potencia el desarrollo de las regiones cerebrales vinculadas con la función motora.

Referencia bibliográfica:

Cesar G. Victora: Association between breastfeeding and intelligence, educational attainment, and income at 30 years of age: a prospective birth cohort study from Brazil. The Lancet Global Health (2015). DOI: 10.1016/S2214-109X(15)70002-1.


Miércoles, 18 de Marzo 2015
Redacción T21
Artículo leído 2736 veces


Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 5 de Octubre 2017 - 09:00 Un reloj biológico controla nuestros músculos

Miércoles, 4 de Octubre 2017 - 12:30 Desayunar mal aumenta el riesgo de aterosclerosis