Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La libertad es una ficción cerebral

Estamos determinados, como el resto del Universo, por las leyes naturales


La libertad es una ficción cerebral, según confirman las últimas investigaciones sobre neurociencias. Estas investigaciones han determinado que la actividad cerebral previa a un movimiento, realizado por el sujeto en un tiempo por él elegido, es muy anterior (hasta 10 segundos) a la impresión subjetiva del propio sujeto de que va a realizar ese movimiento. Y aunque la falta de libertad es algo contraintuitivo, los experimentos indican que estamos determinados por las leyes de la Naturaleza. Por eso en Alemania algunos especialistas están reclamando la revisión del código penal para adecuarlo a los resultados de la neurociencia. Y aunque sigamos encarcelando a los que violen las leyes, cambiará la imagen que tenemos tanto de esos criminales como de nosotros mismos. Por Francisco J. Rubia.





Portada del libro
Portada del libro
La libertad, la voluntad libre o el libre albedrío es una ficción cerebral. Eso es el resultado de experimentos realizados recientemente en neurociencia que indican que la actividad cerebral previa a un movimiento, realizado por el sujeto en un tiempo por él elegido, es muy anterior (350 ms) a la impresión subjetiva del propio sujeto de que va a realizar ese movimiento (200 ms antes del movimiento). Esto quiere decir que la impresión subjetiva de la voluntad no es la causa del movimiento, sino que, junto con éste, es una de las consecuencias de una actividad cerebral que es inconsciente.

Los experimentos fueron realizados por Benjamín Libet en California hace más de 20 años; luego han sido confirmados sus resultados por un grupo de neurocientíficos en Inglaterra, y este mismo año, 2008, han vuelto a realizarse en Berlín con técnicas modernas de imagen cerebral, llegando a la conclusión que el cerebro se pone en marcha mucho antes que en los experimentos de Libet, a saber, que la actividad cerebral del lóbulo frontal tiene lugar hasta 10 segundos antes de la impresión subjetiva de voluntad.

El propio Libet intentó salvar su hipótesis de la existencia de la libertad diciendo que en los 200 ms que separan la impresión subjetiva del propio movimiento el cerebro podría ejercer un veto, es decir, inhibir el movimiento. Los críticos de esta hipótesis argumentaron que si el cerebro se tenía que activar de nuevo para ejercer el veto se emplearía de nuevo el mismo tiempo y eso era demasiado para los 200 ms que quedaban.

Frente a estos resultados se puede argumentar que todos y cada uno de nosotros tiene la impresión subjetiva, la intuición, la firme creencia, que somos libres para elegir entre varias opciones o que podemos hacer algo distinto a lo que hacemos en cualquier momento.

Antecedentes de creencias falsas

Pero las impresiones subjetivas, intuiciones o firmes creencias han resultado ser a veces falsas, como ha ocurrido a lo largo de la historia de la Humanidad.

Recordemos la creencia en la teoría geocéntrica, planteada por Aristóteles en el silgo IV a. C. y refrendada por Ptolomeo en el siglo II de nuestra era. Tuvieron que pasar nada menos que 20 siglos, hasta el siglo XVI, para que esta teoría fuera refutada por la teoría heliocéntrica de Copérnico y Galileo.

Nuestra impresión subjetiva estaba basada en la experiencia que todos tenemos de que el sol sale por Oriente y se pone por Occidente, un lenguaje que aún conservamos. Si le hubiésemos hecho caso a Aristarco de Samos, quien en el siglo IV a.C. ya había planteado que la tierra se movía alrededor del sol, no hubiera sido quemado Giordano Bruno en la Piaza Campo dei Fiori en Roma en 1600.

Por otro lado, que hayamos tardado 20 siglos en corregir esa impresión subjetiva falsa de que el sol giraba alrededor de la tierra la debemos, sin duda en parte, a la Sagradas Escrituras. En la Biblia (Josué 10, 13) se dice que Yahvé “paró el sol” para permitir que los israelitas terminasen de masacrar a los amorreos. Por tanto, si Dios paró el sol es porque este se movía y no la tierra.

Hay otros ejemplos de impresiones subjetivas que terminaron siendo falsas, como la teoría de la que la tierra es plana, que todavía hoy algunos desinformados sostienen. También la esfericidad de la tierra, sostenida por Eratóstenes (siglo III a. C.) chocó con las Sagradas Escrituras, tal y como sostenía el obispo de Salzburgo Virgilio o nuestro Isidoro de Sevilla.

Estamos determinados

No podemos, pues, fiarnos de nuestras impresiones subjetivas porque pueden ser falsas. A veces, como en este caso, la falta de libertad es algo contraintuitivo, como suele expresarse en inglés, pero los experimentos indican que, efectivamente, estamos determinados, como el resto del Universo, por las leyes deterministas de la Naturaleza.

Si asumiésemos, como hacen los dualistas, la existencia de un alma inmaterial que interacciona con la materia, en este caso el cerebro, entonces no habría ningún problema. Ese dualismo, que se remonta a los órficos, que consideraban que el cuerpo (soma) era ‘sema’ (la tumba) del alma, y que influyeron decisivamente sobre Pitágoras y Platón, dando lugar a un dualismo que ha durado hasta nuestros días, hoy día la neurociencia lo ha superado.

Las facultades mentales, antes anímicas, son consideradas hoy por la inmensa mayoría de neurocientíficos producto del cerebro. El gran problema del dualismo es que no ha habido posibilidad de explicar cómo es posible que un ente inmaterial, el alma, interaccione con la materia.

La razón es que para interaccionar con la materia se requiere energía y un ente inmaterial, por definición, no tiene energía. Por tanto, esa interacción violaría las leyes de la termodinámica. Además, no se ha descubierto en el cerebro ninguna región de la que pueda decirse que se activa por algún factor externo al cerebro, como sería el caso si fuera activada por el alma. Por tanto, el alma no es ninguna hipótesis neurocientífica.

Algunos filósofos, llamados compatibilistas, aceptan el determinismo del Universo y también del hombre, pero lo compatibilizan con el libre albedrío, que, según ellos, tiene el ser humano. La mayoría confunde lo que en biología llamamos ‘grados de libertad’ con la liberta propiamente dicha.

Todos los animales poseen diferentes grados de libertad, es decir, posibilidades de elegir entre varias opciones. El número de opciones depende del grado de encefalización del animal en cuestión. Nosotros tenemos muchos más grados de libertad que un perro, y éste más que un lagarto, y éste, a su vez, más que una ameba. Pero la posibilidad de escoger entre varias opciones no nos dice por qué elegimos la que elegimos, o, con otras palabras, si esta elección es voluntaria y consciente. En suma, poseer grados de libertad no significa ser libres.

El problema de la libertad es que está íntimamente ligada a la responsabilidad, la culpabilidad, la imputabilidad y el pecado. Este último es la base de las tres religiones abrahámicas: judaísmo, cristianismo e islamismo. El concepto de culpabilidad es también la base del derecho penal internacional.

Neurociencias y Derecho


Esto explica por qué en Alemania, algunos especialistas en derecho penal están reclamando la revisión del código penal para adecuarlo a los resultados de la neurociencia. Evidentemente no vamos a cambiar los castigos que hay que infligir a aquellos que transgredan las reglas que la propia sociedad se ha impuesto a sí misma. Seguiremos encarcelando a aquéllos que violen esas reglas. Pero lo que sí va a cambiar será la imagen que tenemos tanto de esos criminales como de nosotros mismos.

Que la libertad pueda ser una ficción no nos llama mucho la atención. Hace tiempo que sabemos que los colores no existen en la Naturaleza. En ella encontramos diversas longitudes de onda del espectro luminoso. Estas longitudes de onda inciden sobre fotorreceptores que poseemos en la retina y los impulsos nerviosos, llamados potenciales de acción, que son exactamente iguales que los provenientes del oído o del tacto, llegan a la corteza visual y allí se les atribuye una determinada cualidad, como la de rojo, azul o verde. Los colores, pues, son atribuciones de la corteza cerebral, pero no cualidades que existan en la Naturaleza. Algo que ya sabía Giambattista Vico, filósofo napolitano del siglo XVII, o el propio Descartes.

Para terminar quisiera citar a dos personalidades: un filósofo, Baruch Spinoza que sobre este tema decía: Los hombres se equivocan si se creen libres; su opinión está hecha de la consciencia de sus propias acciones y de la ignorancia de las causas que las determinan.

Y la de un científico, Albert Einstein: “El hombre puede hacer lo que quiera, pero no puede querer lo que quiera”. Y también: El hombre se defiende de ser considerado un objeto impotente en el curso del universo, pero, ¿debería la legitimidad de los sucesos, tales como se revela más o menos claramente en la naturaleza inorgánica, cesar su función antes las actividades de nuestro cerebro?.

Un psicólogo alemán, Wolfgang Prinz ha acuñado la frase: No hacemos lo que queremos, sino que queremos lo que hacemos.




F. J. Rubia es Catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, y también lo fue de la Universidad Ludwig Maximillian de Munich, así como Consejero Científico de dicha Universidad. Este texto fue leído por su autor en el encuentro de bloggers de Tendencias21, celebrado en Madrid el pasado 21 de noviembre. F.J. Rubia es el editor del blog Neurociencias de Tendencias21.




Viernes, 28 de Noviembre 2008
Francisco J. Rubia
Artículo leído 42761 veces

Tags : cerebro, ilusión


Nota



Comente este artículo
Los más recientes primero | Los más antiguos primero

57.Publicado por Lucio el 24/05/2013 23:27
El artículo me parece interesante, pero no estoy de acuerdo
con la conclusión. Primero dice que el movimiento es precedido por un
pensamiento 350 milisegundos antes, que son 0.35 segundos, un tiempo
razonable; pero luego habla de 10 segundos, y no puede ser.
De cualquier forma, la razón por la que creo que la conclusión es
errónea es porque no puede decirse, a partir del hecho de que cada
movimiento del cuerpo es precedido de un pensamiento inconsciente, que
no existe el libre albedrío. En primer lugar el libre albedrío puede
existir en el subconsciente; no necesariamente tiene que ser
consciente. Y en segundo lugar, él mismo habla de la posibilidad de un
"veto", que podría tener lugar fuera del mundo mecánico y reactivo que
implícitamente describe el autor.
Tal vez no exista el libre albedrío, pero estos hallazgos no lo comprueban.

56.Publicado por Carlos el 02/07/2012 18:39
Una decisión tomada libremente té da libertad, porquè escoges hacer lo que quieres.No se puede querer aquello que no se quiere hacer, si lo contrario.Los cables no son necesarios para querer mover un brazo, pero este és necesario que exista para ser movido por la voluntad.Sin voluntad no hay querer.El "querer hacer", parte de la libre voluntad.Quien mueve el cuerpo humano, cuando deseamos levantarnos?
Los móviles necesitan cables par poderse comunicar entre ellos?
Se puede querer no querer?
Las neuronas te piensan a ti , o tu las piensas a ellas?

55.Publicado por elias el 19/10/2011 15:06

Supongamos que nosotros tomamos la decisión de ir a comprar un libro. Posteriormente salimos a la calle. Nos cruzamos con un amigo al que saludamos, entramos en una tienda a comprar sellos que necesitábamos, hasta que finalmente, y tras un largo periplo llegamos a la librería y compramos el libro. Durante nuestro recorrido por la calle no vamos pensando obsesivamente: Tengo que ir a la librería a comprar el libro, Tengo que ir a la librería a comprar el libro, Tengo que ir a la librería a comprar el libro, Tengo que ir a la librería a comprar el libro…..

¿Nuestra decisión consciente de comprar un libro “modula” inconscientemente todo nuestro trayecto en la calle?

No entiendo muy bien (y es lo que desearía que me aclare) porqué en los experimentos de Libet no se tiene en cuenta nuestra decisión voluntaria de participar en dichos experimentos.

Supongamos que reúno a diez personas. A continuación les explico que quiero realizar un determinado experimento (experimento de Libet) y les pregunto que cuántos de ellos desean participar.
Supongamos que cinco deciden participar mientras que los otros cinco no. A pesar de que cinco me han dicho que no, yo les coacciono para que participen en dichos experimentos. Cuando llega el momento, esas cinco personas no aprietan ningún botón (es decir, se mantienen férreamente en su decisión de no participar en dicho experimento).

¿Aparecerían en estos cinco “renegados” algún potencial de acción?

Pero en cualquier caso, está relacionada funcionalmente la decisión de participar o no en los experimentos, con el potencial de acción. No “modulará” la decisión de participar en dichos experimentos el potencial de acción, al igual, que la decisión de ir a comprar un libro “modula” nuestro recorrido por las calles hasta llegar a la librería.

¿Por qué en los experimentos de Libet se parte del potencial de acción, y no, de la decisión previa de participar en ella?
No se habrá jugado la partida sobre la libertad si dejamos fuera la decisión previa de participar en dichos experimentos.

54.Publicado por rocio el 02/10/2011 21:12
Interesante artículo, espero que seamos libres cuando las neurociencias lleguen al final de la cuestión.

53.Publicado por Beatriz Basenji el 22/08/2011 00:29
Todavía seguimos hablando de "soma" y alma ! Qué antigüedad! Somos UNIDADES,que poseemos un aspecto visible y dos invisibles. Si tan solo tuviésemos "alma", pero es que también poseemos un Espíritu ! Los mismos animales, poseen alma grupal, y con esa "alma grupal", los conocimientos que UNO adquiere, pasa a ser patrimonio de todos los de la misma especie. Sucede que nosotros los HUMANOS hace millones de años dejamos de poseer "alma grupal" y cada uno de nosotros está en el punto de evolución que le pertenece. Tenemos un Alma Individual y única, como nuestro modelo de ADN a nivel planetario. Tenía razón Spinoza al decir que no somos seres libres, dado que existe una causa que nos precede espiritualmente a cada uno y nos condiciona. Tambien nuestro cerebro puede ser modificado. Tenemos cráneos de momias egipcias que fueron modificados siguiendo una costumbre practicada por la alta clase dominante en Egipto. Práctica que también fué aplicada entre los Mayas. Así que, estimados neurobiólogos, seguimos en pañales .

52.Publicado por Akenaton el 21/08/2011 15:08
Me atrevo, dado la diversidad de puntos de vistas aqui expuestos, que si tomo el tema naturalmente, seguro que encontare funcionamientos determiados, que llamaré naturales, pero en el ser humano debemos colocarnos dede el punto de vista existencialista. Dese allí podemos reconocer al cuerpo del ser humano en todas sus funciones que le permiten vivir en este mundo, pero tambien ver como va modificando al medio natural para su beneficio y esto es gracias a la capacidad de modificarse interamente. Hablo de una conciencia que es un aparato que cuya funcion es coordinar todas las funciones vitales humanas en este espacio y tiempo, reconocemos este aarato coordinador, que mediante la memoria y de acuerdo a lo vivido en cada individuo, le permite optar por diferentes opciones de respuestas frente al mundo. Tambien reconocemos una entidad intencionadora que opera en el mundo, desde la inspiracion y que esto es lo que a llevado al ser humano al progreso beneficioso para ls demas. Tambien reconocemos ls limites que tiene esa conciencia, puesto que la demostracion mas clara es el trato que se da al ser humano, que corresponde a la epoca prehistorica. Lo kas interesante de todo esto, els que tiempo de respuesta de cerebro depende de cada persona y de las posibilidades de respuesta de cada persona. No se puede poner un funcionmiento cerebral como explicador del complejo funcionamiento humano. Por otra parte, a busqueda de la felicidad es un mecanismo basico que permite avanzar a cosas as complejas. El ser humano no vive la libertad, se libera paso a paso porque es eso lo que quiere y eso querido es ma allá que un simple mecanismo cerebral natural. Recomiendo la lectur de Apuntes de Psicología del Autor. Mario Rodriguez Cobos, apodado Silo,
Gracias
Juan Carlos Miranda Velásquez

51.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 26/01/2011 16:56
Extraordinario artículo. Totalmente de acuerdo, muy aparte de esos experimentos recientes sobre los tiempos de respuesta del cerebro; es obvio que no podemos ser libres desde el preciso instante en que no somos capaces de escoger ni la fecha ni lugar de nuestro nacimiento, ni nuestro sexo, etnia, morfología, capacidades y fortalezas físicas e intelectuales... desde que no podemos eludir nuestra carga genética que finalmente nos determina, sin contar nuestro medio ambiente, social, cultural, educativo y hasta emocional y afectivo. Entonces queda claro que el libre albedrío es una ficción más, nacida de esa línea equivocada de pensamiento, de vernos como paradigma de una supuesta creación y renunciando a nuestra evidente naturaleza animal. Eso sin mencionar que el libre albedrío entra en flagrante contradicción ( como todo y en todas la religiones) con el concepto de un Dios omnipotente, omnipresente y omnisciente, para el que todo lo que ha ocurrido, ocurre y ocurrirá, no es más un inapelable reflejo de su voluntad, o simplemente dejaría de ser Dios...

Esos grados de libertad que se menciona en el artículo, son las opciones de elección con las que ilusoriamente contamos, pero que están condicionadas tanto por nuestro potencial genéticamente predeterminado y nuestras experiencias de vida ( genética y epigenética).

Por desgracia, la naturaleza primordial del universo se confirma cada vez más, como ajena y contraria a nuestras más básicas intuiciones, y eso es algo para lo que la inmensa mayoría, simplemente no posee, porque no le ha sido dada, la capacidad ( o libre albedrío) tanto de comprender y por lo mismo aceptar....

50.Publicado por Aurelio Grande el 26/01/2011 11:41
Libertad es caos, condicionamiento es cosmos; si no entendemos los conceptos cualquier comentario es solo una mera opinión.

49.Publicado por Alejandro Álvarez el 27/10/2009 11:05
Respecto al "libre albedrío" ver la obra "VIDA Y MENTE" en "Simbiotica´s Blog" (http://simbiotica.wordpress.com). Saludos:
Alejandro Álvarez

48.Publicado por julio el 26/10/2009 14:28
El debate sobre estos temas se torna interesante en cuanto a la visión del ser humano de ser libres pero a la vez de creer.En el texto citas la biblia pero muchos que creen en la ciencia no creen eso. pero sin embargo creen en el mundo que se les presenta en frente de sus ojos.

47.Publicado por ELÍAS el 19/10/2009 13:34
Al Sr. Alberto.

Quisiera, si usted así lo desea, que me aclarase una serie de cuestiones que no me quedan lo suficientemente claras en su escrito.

1.- No he tenido la oportunidad de leer los libros que usted cita, de los cuales no dudo de su profundo interés, aunque alguien pueda considerar que de mis críticas pueda derivarse justo lo contrario. Me da la impresión, y disculpe si no es así, que usted considera que existen pensadores relevantes que están influidos por ciertos intereses mientras que existen otros pensadores, que por el contrario y sin interés alguno, atisban lo que es racionalmente lógico y cercano a la certeza.

2.- Realmente considera usted que el tema de la libertad es algo que está ya resuelto y sobre lo que no cabe discrepancia alguna. Realmente considera usted que se conoce suficientemente el cerebro y sus mecanismos y que las interpretaciones filosóficas que se derivan de dichos conocimientos es un tema ya zanjado. No digo que la interpretación que dan algunos científicos sobre temas como el de la libertad, como la que da el Sr. Rubia, no sea una vía interesante de estudio que hay que seguir con sumo interés. Pero de ahí, a decir, que esa interpretación está ya cercana a la certeza es mucho decir, al menos para mí.

3.- Dice usted que todos somos prisioneros de nuestros prejuicios- lo cual puede contestar a mi primera duda planteada-. Aunque algunos poseen más que otros. Con esto, quiere usted decir, que casualmente los que no defienden sus doctrinas o sus ideas son poseedores de más prejuicios que los que casualmente defienden su posición. O por el contrario, considera que el mayor o menor número de prejuicios es independiente de las doctrinas que se defienden.

4.- Cuando usted dice que la religión- a grandes rasgos- puede ser un ritual relacionado con los estados mentales, emocionales, psicológicos de una persona he de decirle que no es que puedan ser, sino que son rituales relacionados con todos esos aspectos que usted cita.
Ahora bien, el problema de fondo no es si la religión es un ritual relacionado con todos estos estados, sino si la religión, se reduce o consiste simplemente en esos estados o por el contrario existe una Realidad Trascendente que sea fundamento de dichos estados.

5.- Francamente, no se de donde saca Rodolfo Llinás ese optimismo existencial con respecto a la portentosa naturaleza de la mente, la cual, sería causa de admiración y respecto por nuestros congéneres.
Esta posición me recuerda a la de todos aquellos que depositaron dicho optimismo en el yo o en la razón, considerando que así el hombre alcanzaría la felicidad perpetua, y sin embargo y con el andar del tiempo se ha demostrado que, si bien es verdad, que ha contribuido en muchos aspectos al aumento de la felicidad humana, también ha dado lugar a un individualismo deshumanizador capaz de haber perpetrado los mayores holocaustos, sufrimientos, genocidios y guerras a escala mundial que se recuerden en la historia de la humanidad.

Desgraciadamente, si algo demuestra la historia, es que ni la ciencia ni el conocimiento por sí mismos contribuyen a la felicidad humana, es más, en algunas ocasiones son fieles colaboradores de la destrucción.

46.Publicado por Alberto el 17/10/2009 01:39
Estimado Sr. Rubia

He leído dos libros de usted: "El fantasma de la libertad" y "La conexión divina". El desarrollo de los dos libros es interesante, pues se comprueba a lo largo de la historia que el pensamiento y teorias de personas relevantes difieren como ahora dependiendo de los intereses y conocimientos que han adquiridos, pero algunos autores ya atisbaban lo que racionalmente era lógico y que al final se demuestra cercano a la certeza. Por ejemplo; respecto a la libertad y a esa función incosciente de nuestro cerebro de la que parte.

Mi opinión, después de estas lecturas acerca de la libertad, es una idea es creada principalmente por la formación cognocitiva que ha conformado su cerebro desde el principio de sus vidas, dando lugar a un constructo cerebral del cual somos prisioneros, unos con más prejuicios y otro con menos. A prejuicios me refiero a pensamiento limitantes o no asimiliable o incompresibles. Estados emocionales, de autoconocimiento personal, y gran cantidad de aspecto que usted podrá nombrar mejor que yo, pueden ser y son importantes para fijar posiciones e ideas. A mí me ocurre que cuando me dicen algo muy nuevo y muy diferente y sacó conclusiones precipitadas o desconocidas puedo equivocarme, pero tambien suelo dejar lo recibido en stand-by, sin respuestas ni conclusiones, pues quizás algún día pueda resover o comprender de forma positiva; si es un acierto, o negativa (que seria tambien en cierto modo positiva) si es un error, esa idea pendiente.

La conexión Divina me parece un libro de obligada lectura dada importancia que se le dá a la religión en la sociedad. Enteder que la religion puede ser un ritual relacionado con los estados mentales, emocionales, psicologicos de una persona es lo que he sacado como conclusión del libro. Y ahora, con la neurociencia, dar un sentido a nuestra reliosidad desde el punto de vista fisiologico y mental es un nuevo paradigma a lo que llmamos religión diferente de las instituciones que las difunden. Los dogma ya quedan obsoletos para personas con un nivel cultural en nuestro tiempo.

Como dice Rodolfo Llinás en su libro "El cerebro y mito del yo": "Si algun día llegáramos a comprender la portentosa naturaleza de la mente, de hecho, el respeto y la admiración por nuestros congéneres se vería notablemente enriquecido".

Por último, creo que ha publicado un libro nuevo. Si es así, ¿podría explicar brevemente que se aprende?

Un afectuoso saludo.

45.Publicado por ELIAS el 16/10/2009 15:01
Cuando usted se pregunta por quién niega el derecho a disentir de las hipótesis por usted y por otros manejadas sobre los resultados de los experimentos sobre el libre albedrío pues simplemente contestarle que nadie lo ha hecho, al menos, yo no.

Lo que yo he dicho es que usted niega el derecho a ciertas doctrinas filosóficas de disentir de las implicaciones filosóficas que usted mismo incorpora junto con los resultados científicos.
Sí, se que usted me dirá que no niega ese derecho sino que simplemente sugiere que se planteen otras hipótesis que expliquen mejor esos resultado.

Pero cuando usted dice y cito literalmente: “como neurocientífico vuelvo a plantear la lectura de la bibliografía neurocientífica al respecto y no discutir desde un punto de vista ajeno, a veces imbuidos por la defensa ideológica de planteamientos dualistas que son visceralmente opuestos a la neurociencia moderna que tiene por gala haber superado….”, en fin, no se lo que le parecerá a usted, pero para mí el concepto de sugerencia tiene otro significado.

1.No discutir desde un punto de vista ajeno.
Un dualista no está discutiendo desde un punto de vista ajeno cuando cuestiona las reflexiones filosóficas que usted u otros infieren a partir de unos experimentos científicos. Porque precisamente su campo es el filosófico. Está en campo ajeno aquel que cree que unos resultados científicos pueden invalidar o refutar una doctrina metafísica.

2.Visceralmente opuestos.
Leyendo sus artículos me da la sensación de que usted está tan visceralmente opuesto a la doctrina filosófica del dualismo como ellos a la neurociencia moderna.

El profesor Soler, de manera equilibrada y prudente, plantea su interpretación de los resultados de dichos experimentos tanto a nivel científico (bajo porcentaje de aciertos, selección de los voluntarios) como de las implicaciones filosóficas que pueden extraerse de los mismos. El cuestionarlo, aunque sea de manera sutil en función del mayor o menor prestigio internacional que posee, además de una falta de elegancia, no considero que contribuya a ese supuesto ideal que usted dice defender como es el del derecho a disentir.

Para finalizar decir que Albert Einstein consideró la constante cosmológica como el mayor error de su vida. Quizás, y sólo quizás, cuando decidió mantener el determinismo a ultranza, a pesar de ser uno de los padres fundadores de la física cuántica, sea su segundo gran error.



44.Publicado por Francisco J. Rubia el 15/10/2009 16:21
¿Quién niega el derecho a disentir de la hipótesis por mí y por otros manejada sobre los resultados de los experimentos sobre el libre albedrío? Lo que sugiero es que se plantee otra hipótesis que explique mejor esos resultados y que esté en contra del determinismo que hoy algunos suponemos. En cuanto esa hipótesis exista no creo que ningún científico, si realmente lo es, se niegue a aceptarla. Pero tampoco hay que negarle a ningún científico la posibilidad de realizar interpretaciones filosóficas, porque éstas han servido siempre para elaborar hipótesis de trabajo futuras. Repito lo que he dicho en otro lugar: sólo cuando se sale del propio campo de investigación es cuando se generan ideas interesantes.
En otro orden de cosas recuerdo a Einstein cuando se preguntaba por qué el cerebro iba a ser una excepción al resto del universo que se rige por leyes deterministas.

43.Publicado por ELIAS el 15/10/2009 16:18
Respuesta a D. Francisco J. Rubia

En una ocasión se le preguntó a Albert Einstein si conocía el hecho de que 100 científicos habían firmado un manifiesto en contra de su teoría de la Relatividad Especial (Sobre la electrodinámica de los cuerpos en movimiento). El Profesor Einstein, hasta entonces un autentico desconocido no sólo en su país sino también en los círculos académicos, contestó que para que 100 científicos y añadió que con que uno de ellos demostrase que su teoría estaba equivocada los otros 99 sobraban.
Por supuesto que esta anécdota no da la razón al Profesor Soler pero tampoco se la quita. Simplemente no es un argumento para dirimir la verdad o falsedad de una hipótesis.

Entrando en el terreno de las argumentaciones en contra del artículo del Profesor Soler hacer simplemente unas pequeñas matizaciones:

1.- Bien es verdad que el Profesor Soler puede apoyar la hipótesis de Libet de que la libertad se asemejaría a una especie de derecho a veto. Usted por el contrario considera que dicha hipótesis ha sido refutada. Yo no poseo los conocimientos para saber si efectivamente la interpretación de esos experimentos que se han realizado refutan o no la hipótesis de Libet.
En cualquier caso, la objeción de Soler, es el bajo porcentaje de aciertos en las predicciones realizadas por el ordenador del equipo de Haynes, punto este en el cual usted no se manifiesta. Así como en el de la elección de voluntarios para el experimento.

2.- Dice usted que no entiende que el Sr. Soler admita que el proceso inconsciente que genera ese proceso sea compatible con la libertad.
Pero es que eso, según yo lo interpreto, no es lo que dice el Sr. Soler. El Sr. Soler lo que dice es que la libertad de decisión no está reñida con el hecho de que la mayoría de las acciones sean dirigidas inconscientemente.
Lo que dice es que los procesos por ser inconscientes no implican la libertad. Y añade que es perfectamente lógico, puesto que sería imposible llevar una vida en el que la simple respiración tuviese que llevar por parte del sujeto una deliberación permanente y constante.
Para hablar de libertad de decisión, según él la entiende, es necesario que se tome desde el nivel consciente y que no venga determinada por una cadena causal a nivel físico.
Es más, en el fondo, ni siquiera cuestiona que estos experimentos no impliquen la no existencia de la libertad. Pero ojo, la no existencia de la libertad, para las acciones que se están realizando en dichos experimentos.
Si se tratase de cuestiones más complejas y decisivas para la vida del sujeto entonces la cosa cambiaría.

3.- No estoy de acuerdo en que la memoria sea más importante para la supervivencia que la supuesta libertad. Y no estoy de acuerdo porque su concepción del hombre es diferente a la mía. Para una concepción del hombre puramente biológica por supuesto que la memoria es más importante que la libertad. Si además añadimos, que usted no cree en la libertad, entonces claro que la memoria es más importante que aquello en lo que no se cree. Es que así, también se podría decir, que los dientes son más importantes que la libertad porque una mala masticación es más importante para la supervivencia que la libertad.
Si la concepción del hombre no se reduce a lo puramente biológico entonces la cosa cambia. Por supuesto que sin memoria no habría libertad. Pero para una persona que crea en la mayor importancia de lo moral o lo espiritual frente a lo puramente biológico entonces la libertad adquiere una dimensión superior a la memoria.

Para terminar decir que estoy totalmente de acuerdo con Simón, en el sentido, de que usted se desliza desde el plano físico al metafísico u ontológico. Y esto que usted se concede a sí mismo parece que insiste en negárselo a los demás en sentido inverso ¿Por qué?
Por qué le concede usted a Salvador Pániker (filósofo español, no se si muy o poco conocido fuera de España, pero en cualquier caso da igual) una autoridad que no le concede a otros. Porque opina como usted.

Si usted intenta a partir de unos experimentos científicos refutar una doctrina metafísica no se extrañe que esos mismos doctrinarios intenten refutar sus experimentos. Pero es que en realidad esos filósofos no intentan refutar las conclusiones científicas de un experimento sino las conclusiones filosóficas que usted mismo ha incorporado junto con las conclusiones científicas.

Atentamente.

42.Publicado por Simon el 14/10/2009 18:50
«Recomendaría que leyesen al Prof. Gerhard Roth, catedrático de Fisiología del Comportamiento de la Universidad de Bremen y miembro de la Academia de las Ciencias de Berlín-Brandenburgo, o al Profesor Wolf Singer, director del Instituto Max Planck de Investigación Cerebral en Frankfurt, ambos neurocientíficos de gran prestigio, que opinan justo lo contrario que el Dr. Soler Gil»

¿Es esto lo que se llama “un argumento de autoridad”?

Por mi parte, he leído el artículo del filósofo Soler Gil al que hace referencia Elías, y, aunque yo también trabajo en un ramo de la ciencia emparentado con la neurobiología [los modelos de redes neurales] y he hecho mi postdoc en una universidad alemana, encuentro que dicho artículo es bastante matizado y prudente. Su lectura nos ofrece un interesante contraste al planteamiento del prof. Rubia, por lo que agradezco a Elías el aviso.

«Resumiento: como neurocientífico vuelvo a plantear la lectura de la bibliografía neurocientífica al respecto y no discutir desde un punto de vista ajeno, a veces imbuidos por la defensa ideológica de planteamientos dualistas que son visceralmente opuestos a la neurociencia moderna que tiene por gala haber superado, después de siglos, la división entre cuerpo y alma o mente»

A mí me parece que si uno, como neurocientífico, dice por ejemplo que se ha detectado un «readiness potential» 300 ms. anterior al instante en el que un sujeto de experimentación sitúa su resolución de realizar un cierto movimiento, entonces está uno realizando una afirmación científica comprobable, y que corresponde al neurocientífico (y a nadie más) realizar. Pero si luego dice uno que eso demuestra que la libertad es una ficción cerebral, entonces se está realizando una interpretación filosófica del dato científico. Y ahí sí que tienen los filósofos todo el derecho del mundo de protestar. Y si digo que el hombre está determinado como el resto del universo, entonces no sólo pueden protestar los filósofos sino también los físicos, que en su mayoría ya no creemos en el determinismo.

41.Publicado por Alejandro Sánchez el 10/10/2009 00:47
Entonces el título del artículo debería ser "La libertad es una ficción del cerebro en ciertos aspectos"

40.Publicado por Francisco J. Rubia el 09/10/2009 18:53
RESPUESTA A ELÍAS
He seguido la sugerencia de leer el artículo de Francisco José Soler Gil, que desde la filosofía pretende invalidar los resultados de los experimentos de Benjamin Libet y de John-Dylan Haynes. Recomendaría que leyesen al Prof. Gerhard Roth, catedrático de Fisiología del Comportamiento de la Universidad de Bremen y miembro de la Academia de las Ciencias de Berlín-Brandenburgo, o al Profesor Wolf Singer, director del Instituto Max Planck de Investigación Cerebral en Frankfurt, ambos neurocientíficos de gran prestigio, y no sólo en su país, que opinan justo lo contrario que el Dr. Soler Gil.
Por otra parte, el argumento de Libet (quien queriendo demostrar la existencia de la libertad termina teniendo que aceptar que el cerebro, de manera inconsciente, ya ha tomado la decisión) de que en los 200 milisegundos entre la impresión subjetiva de voluntad y el movimiento el cerebro podía tener la posibilidad de vetar ese movimiento, ya ha sido refutado. Si el cerebro se pone de nuevo en marcha para cualquier otra decisión, en 200 milisegundos no queda tiempo para ese supuesto 'veto' del cerebro. No olvidemos que se necesitan 550 milisegundos para la más simple de las decisiones.
Si en vez de una decisión tan simple fuese una decisión más complicada, estoy convencido que el proceso inconsciente comenzaría mucho antes. Además, la 'deliberación previa', que según el Dr. Soler es condición indispensable de la llamada 'libertad' es mucho más lenta neurofisiológicamente hablando.
No se entiende que el Dr. Soler admita que el proceso inconsciente que genera ese proceso de toma de decisión seacompatible con la libertad. Es entre los filósofos el llamado 'argumento de la autoría', que supone que tanto los procesos inconscientes como los conscientes, siempre que sean del propio sujeto, pueden considerarse como 'libres'. Parece que Freud no hubiese existido, quien, como sabemos, consideraba que no éramos dueños de nosotros mismos por estar condicionados por procesos inconscientes sobre los que no teníamos control alguno.
Estoy de acuerdo que una no-existencia de libertad es algo contraintuitivo, pero es curioso que nadie se admire ni extrañe que no podamos controlar conscientemente lo que almacenamos en la memoria, siendo la memoria mucho más importante para la supervivencia que la supuesta 'libertad'. También es enormemente importante la creatividad, y nadie se escandaliza que no haya ningún control consciente sobre ella, a pesar de que es lo que ha impulsado el desarrollo de la ciencia y del arte.
Repito lo que he dicho en otro lugar: se confunde la 'libertad' con los 'grados de libertad' o sea, con el número de opciones que cualquier animal tiene y que es tanto mayor mientras más complicado sea su cerebro. Si la posibilidad de elegir entre varias opciones (un argumento filosófico típico de los llamados 'compatibilistas' que piensan que el determinismo en la naturaleza es compatible con la libertad) se identifica con la libertad, entonces todos los animales son más o menos libres, incluidos los más simples.
Resumiento: como neurocientífico vuelvo a plantear la lectura de la bibliografía neurocientífica al respecto y no discutir desde un punto de vista ajeno, a veces imbuidos por la defensa ideológica de planteamientos dualistas que son visceralmente opuestos a la neurociencia moderna que tiene por gala haber superado, después de siglos, la división entre cuerpo y alma o mente.
Otro filósofo español, Salvador Pániker, nos dice que el hombre más que racional es racionalizador porque utiliza la razón para explicar a posteriori comportamientos realizados de manera inconsciente. La llamada 'libertad' no es el único.

39.Publicado por Alejandro Sánchez el 08/10/2009 16:51
Si en la educación básica se pusiera como desempeño elemental la capacidad de análisis reflexivo crítico, los resultados de este tipo de investigaciones serían radicalmente distintos. No, no estamos condenadamente determinados, estamos condicionados, pero no determinados, los monjes budistas, los filósofos y los artístas vangüardistas nos demuestran que no estamos absolutamente determinados. Estamos condicionados por nuestra biología y cultura, pero no estamos plenamente determinados, si no, no podríamos tener evolución cultural y mental.

38.Publicado por Elías el 01/09/2009 12:36
Para aquellos que estén interesados en una interpretación diferente de la que se defiende en este artículo les recomiendo el artículo titulado: "Relevancia de los experimentos de Benjamin Libet y de John- Dylan Haynes para el debate en torno a la libertad humana en los procesos de Decisión" publicado en la revista de Filosofía "Thémata". Número 41, 2009 cuyo autor es Don Francisco José Soler Gil, profesor de la Universidad de Bremen.

37.Publicado por Cristian el 01/09/2009 05:25
Interesantísimo artículo. Ojalá las neurociencias avancen aún más rápido para hacer már descubrimientos que nos permitan llegar paulatinamente al fondo del asunto y aceptemos la verdad cuando ésta sea evidente.

36.Publicado por Eduardo Coli el 12/07/2009 04:03
Someras reflexiones sobre la libertad, el presunto libre albedrío (primera parte)

Sobre los límites

La vida, la realidad viviente no tiene límites, no conoce de límites. Los limites son una condición, construcción, impuesta inaugurada por la visión, división mental, de los hombres, que precisamente no son libres, y entre otras cosas, estos proyectan su condición, sus limitaciones, sobre la realidad observada, seccionada segmentada por tal acción limitación del observador.

Haciendo posible, (legal) la división y la dominación, entre las partes previamente aisladas. Segmentadas, es decir concebidas y creadas por la acción, intervención y participación del observador, que se aislado diferenciado de la totalidad, inaugura su dominio, él estatus de su ser y hacer, en oposición a lo que se enfrenta se resiste, de lo que se diferencia.

Si ay límites, es sensato reconocer la falta de libertades, repartir y pregonar la igualdad, el pan, entre los prisioneros, los reos, los atados y ceñidos, a sus cruces, a los límites de la fuerza, que comprende y determinan nuestro cautiverio, espacio refugio de observación, exención de la totalidad. Esto implica muchas veces una lucha un esfuerzo, una proclama política.

Las intenciones, los grandes y elocuentes discursos, de igualdad para la libertad, en un contesto de límites y limitaciones implica la demagogia subliminal.

Las condiciones, los cantos de sirenas de la política, como aquellos que adhieren a su encanto, a su fuerza, que implican sumarse a un grupo, a una participación, contenida y limitada, no implican, comprenden un comportamiento libre.

Muchos confundimos un simple y limitado elegir, entre un numero de posibles, co-sumarse, co-adherirse a distintas fracciones, fuerzas limitaciones, existentes, en puja, como un acto, de parte de las limitaciones de uno, de suma libertad.

Cuando se habla de libertad y de derecho, se habla de la libertad y los derechos, o de las condiciones que unos cuerpos, coalicionados ejercen en el dominio el empleo y la dominación, de su fuerza y poder sobre los otros. De disponer de los otros cuerpos y agrupaciones, previamente circunscriptos, limitados a una condición, división de la realidad, reducida reconocida, como previamente y mentalmente recortada y calificada como no libre.

Imposible atribuir libertad a una posición, a un cuerpo, a un ente, aun campo aislado y limitado.

La libertad que se le atribuye a la fuerza y el poder, de inclusión o exclusión, que como tal ejerce, un gran cuerpo, un ente, un campo, sobre todo otro cuerpo, es decir, sobre las otras posiciones, los otros cuerpos los otros campos, menores, es una libertad relativa, de la física, circunscripta, limitada a las leyes de los cuerpos, y las partículas fuertemente estables.

La comunicación entendida como intercambio, transmutación de información, energía, materia sutil, sensible, rompe con las posiciones y las limitaciones, de los cuerpos, los espacios, los estados, firmemente estables, ligados, inalterables.

La atracción, la fuerza y la fusión, como la concentración y la acumulación, son capacidades inherentes y posibles a los cuerpos, a la materia, estable, cuando se ha roto un equilibrio o se hace imposible sostener y mantener un equilibrio entre los mismos.

En tanto sea posible escapar a un influjo, a la atracción de una fuerza de arrastre, desprendiéndonos del cuerpo , abandonando la posición , la dirección, de la concentración, tal vez recién se pueda argüir o esgrimir la posibilidad de haber alcanzado, una sutil, sensible y posible libertad.

Los que necesitan de un cuerpo, de una realidad, de una estable artificial, construcción. Necesitan de la conservación, tanto como dependen de un espacio mental propio. Y, imperiosamente en función de los mismos serán movidos y arrastrados, animados por las condiciones externas, en tanto cuanto aun dependen y no sean capaces de libertad.

Ya que se hallan atados adheridos a su piedra, a rotar sobre su núcleo, a la propiedad de la materia inmutable, conservada acumulada por sus fuerzas. En tales condiciones se orientan, manejan y dependen de las cosas y sus posiciones y por ende carecen de libertad, al no poder prescindir de su masa.

Al hallarse encadenados a su construcción, posición cuerpo arquetipo mental.

Estas posiciones y estos cuerpos arquetipos mentales están sujetos se hallan sujetos, tanto como cumplen con las mismas y / o similares leyes que cumple la materia bruta, concentrada pesada, complejas posiciones y estados mentales no visibles, que no se, si no son mas densos y estables, que los estados de la materia visible.

La materia viva, viviente y organizada fluye trasmuta corre actúa, se manifiesta a través de la materia, no desde la materia. Mala creencia o convicción de que actúa de una posición, un lugar, una localización concreta, concentrada, limitada, inmutable, física y espacial.

La manifestación viviente de mi cuerpo es muy extensa y rica, para precisar desde donde, y hasta donde, se seguirá a su modo manifestando.

Como ya e manifestado, la materia viviente y organizada caréese de limites. La visión limitada de la misma se desprende y depende de la posición del prisionero, que creé posesionarse de ella y su imagen, y por lo tanto cree verla, como entenderla presa y limitada, subordinada explotada. Por la supuesta libre voluntad, por la penosa torturada imagen, construcción de su captor, del reo, el esclavo invisible, que no la entiende, aunque la observé.

Los limites; son una construcción psicológica, que comprende el arquetipo, el peñón mental, poco mutable del hombre.

Es una propensión del preso, que probablemente, proyecta impone y exige su condición, que la realidad se adapté a los requerimientos y sentimientos de si.

Y esto es exigido, o una exigencia, que se impone, desde muy temprano, al ver, ser, de todos, como condición previa, imprescindible, para la integración, participación social, cultural y política, de los reos, que por desgracia son mayoría.

Esto se puede concebir, como el gran entrar, en el gran advenir, en el mundo de las cosas, de las posiciones, las celdas y las limitaciones de los hombres.

Toda nuestra experiencia del mundo, se reduce a la observación desde un campo, espacio mental, sostenido, custodiado por nosotros, a mirar y contemplar, totalmente consternados, por la ventana, lo que no se comprende, no se acepta.

Y es y ha sido, cosa fundamental, el gravitar limitado, atado a un arquetipo mental, para el desarrollo del capitalismo, para la organización y construcción social, histórica, colectiva, domínate.

Historia que Implica y comprende, el orden y la dominación, la organización y la administración colectiva, entre las partes, como el martirio, la suerte y el sufrimiento, entre el reparto de los procesados.

Los limitados, son campos espacios de mucha fuerza y poder y como tales son dominados, sujetados por otros campos y espacios de mucha mas fuerza y poder, como los colectivos, los sociales, los institucionales.

Estos limites, los personales se disocian, se rompen, se pierden y extienden, olvidan extrañamente, en parte, a través del alcohol y / o ciertas sustancias. Abecés otras tantas, por el fenómeno de cierto enamoramiento o amor, que nos pueden hacer naufragar y perder, en un océano de sensaciones y dulce locura.

Como creados operados sostenidos por nosotros, conciente y inconscientemente, involuntaria y voluntariamente, también pueden ser abiertos por nosotros.

Esto es, todo un problema, porque implica abandonar, perder el orden, nuestro lugar, nuestra posición, fijación, limitación, en la estructura y la organización social.

En parte implica abandonar, las garantías, la seguridad y la estabilidad, el orden y la realidad, social-cultural-histórica, domínate.

Algo imaginable a los halcones y las águilas, cuando se deciden a lanzarse, aventurase, al vació, abandonado, desprendiéndose, de la seguridad y las garantías, del nido.


Ay toda una reglamentación, una cultura jurídica conceptualmente establecida, sobre las cosas que son y las cosas que no son , sobre las que se permiten y se hacen, y las que no se permiten y no se hacen.

Salirse, abrir los límites, implica una gran desorientación, en un gran campo, océano de sensaciones y fenómenos, no enmarcados, no dominados, ni parcializados, es decir, no limitados conceptualmente.

Es como estar sumido en la antiquísima tierra sin límites, en el gran campo, océano, universo arcaico de todos.

En donde no se distingue, naufraga y se confunde, lo de uno y lo de otro, trasmutándose en constantes y distintas cosas.
En que desconozco, no distingo quien soy, que soy, de quien soy, que no soy, donde pueda empezar, donde pueda terminar mi ser y no ser.

Estaría por lo tanto naufragando, constantemente encontrándome y perdiéndome, en una realidad, falto de realidad, concreción o limite.

En un caos de cosas y no cosas, de sucesos evanescentes, en un orden organización de sensibles sensaciones y emociones.

Invirtiendo las cosas, al vivir experimentar el interior como el exterior, el exterior como el interior, transitando trasmutándome sin limites, conciente y emocionalmente viviendo el sueño y la magia del mundo exterior, como el sueño de la realidad interior, negado ahogado y reprimido por mis limites.


35.Publicado por Luy el 10/06/2009 22:37
EXCELENTE!
Somos libres aunque estas acciones esten determinadas por experiencias!

34.Publicado por Sonia el 23/05/2009 09:19
Hoy, por casualidad, he vuelto a recordar este artículo. Ha sido fácil encontrarlo, lo tenía en favoritos ( he probado a buscarlo, y me ha sorprendido a mí misma el hecho de haberlo guardado ).

En fin, he vuelto a releer comentarios, incluido el mio. Tengo que pedir perdón por mi prepotencia ( pareciera que yo supiera la verdad absoluta, ojalá ! ) y por mi patética redacción, menos mal que es verdad que podemos mejorar dentro de nuestras posibilidades, y yo gracias a Dios creo haber mejorado mi forma de redactar y de puntuar.
Se que voy unos cinco meses desfasada, pero jamás pensé que un catedrático fuera a contestar a un comentario hecho por mí. Así que, con casi cinco meses de retraso, muchas gracias por tomarse tantas molestias y por interesarse por la opinión de la gente.

Bueno, y por último tan sólo matizar lo que dije respecto a la teoría de que el cuerpo es nuestra propia cárcel. Sí, es cierto que las especies evolucionan ( por consiguiente cambian ) , y que individualmente también se evoluciona, pues generamos redes neuronales y podemos aprender cosas nuevas y con ello mejorar en muchos aspéctos ( sin ir más lejos yo era muy mala en cálculo y gracias a un juego ahora sumo cantidades que hasta hace unos meses no hubiese podido sumar sin ayuda de papel y lápiz ). Pero no creo que podamos ser otra cosa de lo que ahora somos, metafóricamente hablando nunca podremos ser pájaros, o un emofo ( ser que me acabo de invertar y que puede percibir por ejemplo 5 dimensiones ). Por tanto sigo creyendo que somos prisioneros de nuestro cuerpo, pero no lo digo como algo peyorativo, sino como algo que es, tal vez sea incluso mejor que ser un emofo o tal vez no , quién sabe.
¿ Es mejor ser ciego de nacimiento que no serlo? Puess el que vidente te dirá que es mejor ver, pero el ciego de nacimiento te dirá que para él no es mejor tener vista porque nunca la ha tenido y no sabe lo que es, está bien como está.

Como diría Sócrates: " sólo sé que no sé nada ".

Un cordial saludo y muchas gracias.

33.Publicado por socrafan el 07/05/2009 14:43


¿cual es el efecto del entrenamieno en esta deiferencia de tiempo entre la toma de decisión y cosnciancia de esa decisión? (experiencia propipa en artes marciales: percepciones, movimientos y actos que antes me pasabas desapercividas, poco o nada conscientes, se volvieron con el entrenamiento más importantes en mi consciencia aun manteniendo una velocidad realmente alta).




creo qu todavía hay mucho camino que recorrer ante d aplicar lo cometado a las leyes...

Los experimenos no "dicen" que la liberad sea unfició, tan sólo que la "decisión" de realizar una acción es anterior a que seamos conscientes de ella. A demá la interpretación dada en el artículo supone que es subconsciente la toma de decisiones antes de que se hagan consciente la "voluntad" de tomar esa descisión:
¿es forzosamente cierta esta suposición?
¿hasta qué punto están separados a nivel cerebral consciencia y subcosciencia?
¿está la boluntad sólo en la consciencia o también en la subcosciencia?


Si se toma como consciencia como pricipalmente la "auto sonciencia" (consciencia de sí mismo), entonces la consiecia serí como o una medición del estado del carebro por el propio cerebro y sí que sería cierta la suposición pero entoces...
¿no es de esperar un retraso importante en las primeras tomas y evaluaciones de decisiones de moviemiento y el hecho de que se cumunique ?(como han revelado los experimentos)
Que parte de la voludad de raliza una acción no sea "parte" de la "autoconscicia" ¿significa realmente que la voluntad no es libre ?
¿cual el el "tenonador" de esa actividad previa en el cercebor antes de la acción
o ser cosnciente de de la toma de decisión...?

¿hay algo más en la consciencia que en la autocnsciencia?
Cuidado son confundir subjetividad y relatividad: el slo, el cie etc, SÍ que se mueve RELATIVAMENTE en torno a la supefcicie de Tierra y ese movimiento relativo es lo que medimos (vemos) cada día, est movimiento no en absoluto incomatible con que la Tierra gire en torno a sí misma y en torno al Sol. Pero problema CREO que estaba en admitir la "quietud" relativa de la (superficie) Tierra como única quietud con sentido y que esta "quietud" lleva a las explicaciones más simples y ciertas posibles (más "fundamentales")... la "quietud" relativa de la Tierra no es tan fundamentl como la "quiteud" de un sistema inercial: tenemos, entre otros el efecto coriolis (y con él la mitad de la climatología atmosférica) como prueva de ello (la fuerza de Corioli aparece como una furza "inercial" sistemas de referencia giratorios). lo que realmete hicieron Copérnico y Galileo fue mostrar, con los datos en la mano, que la "quietiud" de la Tierra no era más fundamentla que la del Sol, casi era sol más (findamentalmente pero relativamente) quieto que la Tierra...


¿es la distinción entre sibconciente y concciente algo real o sólo una herramienta que no ayuda a acer un modelo del pensamiento?


"inmaterial, por definición, no tiene energía" ¿no podría ser todavía energía pura de un tipo todavía no definido por la cienicia?¿no requiere la definición científica de energía definir primero qué tipo de cambios (tipos de "posiciones", tipos de fuerzas) se tienen en cuenta?¿cual es su definición de "inmateial" y energía?



¿estaría el antropocentrismo (potenciado por la mayoría de la religiones y códigos sociales en la historia de Europa) como principal causa de la dificultad de admitir lo no relativo a los hombres como menos fundamental? (el heliocentrismo tampoco es compltamente "fundamenal", muy porbablemente estemos girdo en tono al núclo de la galaxia...)



entiéndase voluntad como causa interna del sujeto que actua como "iniciador" de una acción... (la causa o el "detonador" del movimiento)

32.Publicado por Cozolmeca el 11/03/2009 09:04
Me parece que el señor Rubia es un sabio inmensamente elegante.

31.Publicado por �Alejandro Álvarez Silva el 09/03/2009 18:52
Respuesta para el Sr. Rubia (32):
Si los calificativos le resultan peyorativos, no tengo inconveniente en retirarlos. Desde luego es encomiable que se tome la molestia de contestar individualmente a cada uno de nosotros.
Saludos:
Alejandro Álvarez

30.Publicado por Francisco J. Rubia el 09/03/2009 12:57
b[Respuesta al comentario de Alejandro Álvarez Silva del 29/11/2008b
Estimado amigo: En su comentario me dice que mi materialismo no está en entredicho. Llamarme ‘materialista’ es como llamarme ‘dualista cojo’, es decir, que entre el materialismo y el espiritualismo me quedo sólo con la primera parte. Siento que no haya entendido que mi preocupación es precisamente la superación del dualismo, por lo que tengo que rechazar ese apelativo. Además, no rechazo la espiritualidad desde que sabemos que la estimulación de determinadas estructuras cerebrales es capaz de producir experiencias místicas, como muestro en mi libro “La conexión divina”. Este hecho, a mi entender, da al traste con la división entre materia y espíritu. Por otra parte, si le entiendo bien, no deberíamos inmiscuirnos en temas que están fuera de nuestra especialidad. También aquí quisiera decirle que, tanto en ciencia como en otras disciplinas, muchas de las ideas más importantes se han generado en campos limítrofes a la especialidad de sus autores. Los alemanes tienen una expresión peyorativa para los que no salen de su propio campo, llamándoles “Fachidioten”, que podría traducirse como “especialistas idiotas”. Yo desde luego pretendo no serlo. Por otra parte, qué sería de un Leonardo o de un Michelangelo si se hubiesen dedicado sólo a un campo del arte. ¿No era un ideal del Renacimiento el llamado ‘uomo universale’?
Finalmente, he consultado su blog y parece no ser un ‘Fachidiot’ cuando como licenciado en Ciencias Físicas se ocupa de Bergson, de Freud y de las Fronteras del conocimiento.


29.Publicado por Mora manzur el 09/03/2009 04:57
El hecho de no ser completamente libres nos ahorra muchos problemas y dolores de cabeza...
A modo de ejemplo, de trazo grueso:
¿Qué pasaría si nuestras funciones vitales involuntarias (como la digestión) fueran un proceso consciente?
¿Qué pasaría si se activara nuestra consciencia antes de la acción?
Las decisiones a tomar serían muchísimas y me atrevo a decir que moriríamos del estrés.

28.Publicado por jose el 24/01/2009 21:23
yo creo que muchas cosas de las que hacemos son geneticas ;somos animales sociales y tenemos una creencia en algo superior que es tambien genetico,asi que hay un cierto determinismo biologico en nuestras acciones.

27.Publicado por Francisco J. Rubia el 07/01/2009 12:09
Respuesta al comentario de Sonia (5/1/2009)
Estoy de acuerdo con su comentario en líneas generales. Es más, creo que en la entrevista de Redes que mencionaba Joseba Torrealdea de Eduardo Punset y Pierre Magistretti, este último decía algo parecido sobre la consciencia, es decir, que éramos conscientes de lo que ya el inconsciente había decidido antes. Esa sería la interpretación de los datos experimentales que menciono en mi artículo. Sin embargo, no estoy de acuerdo respecto a que “nuestro cuerpo es la cárcel” del organismo o del yo. Me recuerda lo que los órficos decían que el cuerpo (soma) era (sema) la tumba del alma, un planteamiento dualista que luego Pitágoras y Platón recogerían y que ha durado hasta nuestros días, impidiendo que la neurociencia estudiase estos fenómenos con métodos científico-naturales.

26.Publicado por Francisco J. Rubia el 06/01/2009 21:04
Respuesta al comentario de Joseba Torrealdea del 28/11/2008:
He podido ver el programa de Redes al que se refiere. Efectivamente, Pierre Magistretti concluye que la libertad existe, basándose, si entendí bien, en la reasociación de huellas mnésicas en el inconsciente y en la creatividad. En primer lugar, es posible que los franceses estén muy influenciados por la opinión de Jean-Paul Sartre, quien en su magna obra El ser y la nada llega a decir que la noción del inconsciente ya era absurda y que estaba basada en el intento de escapar a la responsabilidad que cada uno tiene en la elección de sus acciones. Desde luego, Magistretti no es de esa opinión, ya que se ocupa precisamente del inconsciente, pero sí puede considerársele un
compatibilista
, es decir, una persona que piensa que, a pesar del determinismo que existe en la naturaleza, el ser humano es libre. ¿Por qué digo esto? Uno de los argumentos de los compatibilistas es que el ser humano es libre porque tiene muchas opciones. Sobre esto ya escribí en mi artículo diciendo que se confunde la libertad con los grados de libertad. Si la existencia de grados de libertad supone ser libre, todos los animales lo son.
En segundo lugar, Magistretti creo que utiliza el argumento compatibilista llamado la
condición de autoría
, que significa que la decisión es libre si depende de la propia persona. Ahora bien, considero que para que exista una voluntad libre debe haber también consciencia. Si la conducta de una persona está controlada por impulsos inconscientes, no solemos decir que sus decisiones son libres. Freud hizo precisamente hincapié en el hecho de que no somos dueños de nosotros mismos debido a esos impulsos inconscientes que pueden controlar nuestra conducta sin que nos demos cuenta.

25.Publicado por Guillermo Alatorre el 05/01/2009 21:56
Existe una treoria que en lo personal me parece muy válida para poder estudiar y comprender los fenómenos que ocurren en el universo, en la naturaleza, en el cuerpo humano, y tambièn para poder definir si existe la libertad, o es pura ficción.
Me refiero a la teoría del Caos. Esta teoria, como saben, estudia el comportamiento de los diferentes sistemas. Entendiendose como un sistema a un conjunto de elementos que está compueso por subsistemas que interrelacionan entre si. Uno estudia sus interrelaciones y podemos describir su comportamiento.
Los sistemas de tipo determinista, como lo son la gran mayoria de los fenómenos que suceden en la naturaleza, (incluido el ser humano que biologicamente se comporta como un sistema determinista).

El ser humano es pues un sistema determinista que está conformado de varios subsistemas ( sistema circulatorio, respirtaorio, sistema nervioso etc.) que se interrelacionan entre sí. Los sistemas pueden ser tan grandes como una galaxia o tan pequeños como una célula. Si deseamos saber si el sistema llamado cuerpo humano tiene libertad o no, podemos analizar el hecho bajo ésta teoria.

En resumen, lo que dice la teoria es que reconoce la existencia de que pequeños cambios iniciales en un sistema, pueden conducir a enormes o inesperados resultados dentro del sistema. Cambios minúsculos conducen a resultados enormes, impredecibles, es decir caóticos a simple vista, dada su complejidad, pero no al AZAR. Yo coincido en que no existe el azar en los sistemas, en el cuerpo humano, ni en el universo. E azar no es más que el reflejo de nuestra ignorancia, de no saber las consecuencias de un determinado cambio en el sistema. O de no saber que fue lo que causò un fenómeno de salida que estamos observando o estudiando, como alguna enfermedad por ejemplo. (me parece que sòlo existe el azar en los juegos de azar).Este cmportamiento aparentemente caótico, Lorentz descubrió que sigue un patrón bien establecido.Inicialmente fue descrito este patrón en el clima atmosférico, pero sus implicaciones pueden abarcar a cualquier sistema que sea de tipo determinista, como lo son la gran mayoria de los sistemas que ocurren en la naturaleza, incluyendo el ser humano. El modelo que él obtiene alestudiar los sistemas determiniticos es un modelo que semeja las alas de mariposa tridimensional, en donde nunca un evento es exactamente igual que otro. Dos puntos del sistema nunca pasan exactamente en el mismo lugar. Sus trayectorias se proyecatan en una forma similar en el espacio, pero niunca en una forma identica. Yo creo que el comportamiento del universo de la naturaleza, de los movimientos socciales, de la evolución de hombre (todo lo que sea un sistema determinista) sigue ya el patrón establecido ciclico tridimensional, descubierto por Lorentz. Asì nosotros podemos tomar las decisiones que nos plazcan pero éstas siempre van a seguir una trayectoria ciclica, similar, pero nunca exactamente igual. Nuestro destino, no es más que la trayectoria que siguen los sistemas deterministas.
Podemos tomar las desiciones que queramos, moldear nuestro destino aparentemente, podemos movernos dentro de la trayectoria que siguen los sistemas (es esta nuestra libertad y es este nuestro destino, que esilusorio finalmente), pero el trayecto del sistema deterministico global del universo ya está determinado.
Podemos pues movernos dentro del rango,estrecho o no, de libertades que nos permite nuestro devenir deterministico. Devenir deterministico que es de comportamiento cíclico como alas de mariposa, tridimensional, de tipo deterministico, "caótico", no al azar que sigue una trayectoria definida, pero nunca 2 puntos son exactamente iguales. Así cualquier evento que ocurre en la actualidad está determinado por causas muy profundas y antiguas que arrastran al cosmos entero. Parece que son al azar, pero no lo son. Semejan ser caóticas, pero no lo son. Nos gusten o no no gusten.

Coincido con Sonia en muchos aspectos: "somos prisioneros en nuestro cuerpo", me gustó más eso. O también ya lo decia Epicteto hace más de 2 mil años: "somos un espíritu cargando un cadaver".

Gracias por leerme.
Atte. Dr. Guillermo Alatorre
letyc73@hotmail.com

24.Publicado por Sonia el 05/01/2009 10:21
La conclusión és ( y quién pueda entender, que entienda) que somos libres dentro de lo que nuestro cerebro nos permite...........esto és, que no somos libres del todo......estamos predeterminados por nuestro cerebro, tanto para lo bueno....como para lo malo, eso está claro. Totalmente predeterminados por la capacidad de nuestro de cerebro...en absolutamente todo.
¿Esto quiere decir que no metamos a los delincuentes en prisión porque no son moralmente culpables?......No, claro que no...... El que no sean moralmente culpables no significa que no haya que apartarlos de la sociedad, ya que son dañinos para ella.........pero......sí significa que no tienen una verdadera carga de culpa moral...puesto que la naturaleza los ha hecho así ( se supone que no han elegido ser así). Por tanto, la cárcel no sería un castigo.......sino una forma de apartarlos de nosotros e intentar cambiarlos.............pero es que...señores.......esto ya era lo que decían que era la cárcel......por lo tanto, porque nos escandalizamos ahora?
Por cierto, Guillermo Alatorre, ¿ tu eres médico? el destino no existe, existe la vida y sus circunstancias. ¿Qué fuerzas del universo van a decidir que un niño muera aplastado en un accidente de tráfico ?

Y por último, creo entender que el señor Rubia no ha querido decir que no seamos libres dentro de la vida, sino que somos prisioneros de nuestro propio cuerpo, un organismo compuesto por celulas que se mueven por el instinto de la superviviencia, y que llegan a actuar incluso antes de que seamos conscientes de ello. No tenemos verdadera libertad de decisión , más allá de las limitaciones de nuestro cuerpo, esto és......la consciencia no nos hace libres, la consciencia sólo nos hace ser conscientes de lo que decide hacer nuestro cuerpo....valga la redundancia. Y nuestro cuerpo , a su vez, está regido por una serie de mecanismos que vienen dados por la herencia y traducidos en fisiologia. Y esto a su vez está generado por el entorno, somos mecanismos generados por el entorno cuya meta es la supervivencia, seguimos rigiendonos por los instintos, cómo los animales, sólo que nosotros somos conscientes de ello , y la mayoría de los animales, NO.
Sin embargo, nuestro organismo puede decidir ( tanto consciente como inconscientemente ) dentro de lo que está marcado por él mismo, nuestro cuerpo es su propia cárcel.

23.Publicado por damian el 26/12/2008 05:19
la camara de descarga de gas usa se basa el fenomeno de Kirlian, que es una descarga producida en un gas por un campo electrico variable, el de las famosas "auras". Es un simple fenomeno fisico.

22.Publicado por �Alejandro Álvarez Silva el 09/12/2008 20:27
Muy interesante la aportación de Jorge Reyes. Abre una línea de investigación muy sugerente. Sus "Ecuaciones del Libre Albedrío" serán expuestas en mi Blog "Simbiotica", como una importante fuente de estudio. Saludos:

21.Publicado por Jorge Reyes el 07/12/2008 15:48
El autor no consideró toda la evidencia. Por ejemplo, la Academia de Ciencias de Rusia autorizó en todos los hospitales el método de Visualización por Descarga de Gas como un método de diagnóstico de enfermedades válido y con una alta confiabilidad. El aparato se basa en las investigaciones de Konstantin Korotkov, quien sí encontró que la actividad cerebral puede provenir de un agente externo. El método es tan popular que ha dado origen a muchas patentes, es de utilización masiva en Rusia, cuenta con el respaldo de la Academia de Ciencias de Rusia y en Internet abundan las referencias a Korotkov. Lo que veo en el fondo es ciencia sesgada. Los divulgadores científicos sólo mencionan las referencias que apoyan al paradigma popular, a pesar de que existen pruebas válidas apoyando al paradigma opuesto. Si la invetigación de Korotkov es "pseudoencia", ¿Por qué ha dado origen a tantas patentes y por qué cuenta con el apoyo de la Academia de Ciencias de Rusia?

20.Publicado por Guillermo Alatorre el 01/12/2008 21:22
Hace unos 30 minutos que lei el articulo y los comentarios. Me levante del computador y decidi ir a comprar algún caramelo en la máquina expendedora. Le estaban dando mantenimiento, por lo que decidi esperar ahí un momento, posteriormente decidi que era ya mucho tiempo de espera y decidi regresar, sin el dulce. Antes de llegar a mi oficina, en el trayecto, decidí visitar un paciente en otro piso del hospital. Espere el elevador, pero finalmente decidí subir a pie y aprovechar hacer ejercicio.
Originalmente cuando lei el articulo habia decidido no hacer comentarios, pero ahora cambie de opinion.
Es inegable que todos los días, a cada momento, somos libres de tomar ciertas desiciones. Yo en lo personal considero que si es una especie de ilusión las libertad que tenemos. Veamos porque: quien me puede asegurar que no estaba ya determinado por las fuerzas del Universo que no comiera yo caramelos, que visitara a ese paciente, que me fuera por las escaleras y no por el elevador y que finalmente si escribiera este comentario. Quizá ya estaba determinado desde antes que ocurriera, y si hubiese ocurrido de otro modo, quizá igual ya estaba determionado que así fuese. Lo que creo es que si tenemos libre albedrio, pero dentro de ciertos rangos. Si soy libre de ir a la playa o al cine, pero no soy libre de ir volando al espacio. Somos libres de hacer lo que la Naturaleza nos permite hacer. La naturaleza nos ha provisto de ciertas herramientas , para desarrollar una cierta libertad.
Pero finalmente cualquier cosa que hagamos o dejemos de hacer, no podemos saber si ya desde antes estaba esto determinado.
Me como esta naranja que alguien dejo por aqui, o no me la como? Si me la como es que ya estaba determinado que si me la deberia de comer. Si no me la como, es que igualmente era algo ya determinado que asi fuera. Pero si quiero jugar con las leyes del universo y me la como y despues la vómito? la desición de comermela y luego vomitarla es mia. Pero y si ya estaba decidido que así iva a ocurrir?
Creo que si tenemos entera libertad, pero esta es relativa o ilusoria siempre dentro de ciertos margenes que la naturaleza nos impone.

Atte. Guillemo Alatorre
letyc73@hotmail.com
tijuana, Mex.

19.Publicado por Jesus Pirela el 01/12/2008 20:25
Considero que el determinismo de que se habla, si existe en cada uno de los seres humanos y es una consecuencia de las cosas que ha procesado en su cerebro, los estudios, experiencias etc., esto hace que cada persona decida o piense en algo de manera muy personal y unica, ya que todos somos diferentes y nuestros grados de liberdtad seran "determinados" por esas experiencias aprendidas en el proceso de crecimiento humano. Recordemos que dentro del caos, existe un orden implicito, pero esto no significa que podamos advertir que sucedera, ese orden, y lo observamos claramente en los hologramas que se realizan en la computadora cuando se deja correr una ecuacion diferencial, jamas se cortan ni se repiten. En definitiva, si creo en la libertad pero esta esta condicionada por nosotros mismos y nuestras razonas seran siempre muy propias y personales, aunque podrian conicidir con las de otras personas.

18.Publicado por carlos tamara gomez el 01/12/2008 16:22
"Investigación sobre los datos inmediatos de la conciencia", si no estoy mal, es el libro que le dedica H. Bergson, sobre todo la última parte, a investigar desde su visión filosófica el asunto de la libertad- Bergson concluye que la libertad es un concepto cuantitativo y medible, aunque se crea que es cualitativo e inmedible. Creo que el espectáculo de leerlo justifica otras razones.
Por otra parte el asunto del alma y su relación con la materia, todavía deja tela que cortar pues creemos que las formas de energía del Universo ya nos son conocidas. Pero no hay tal. ¿Que tal que el alma sea una partícula tan pequeña que todavía no haya sido detectada o,¿ porqué no?, no sea detectable por los actuales niveles de precisión?

17.Publicado por Julio Monsech el 01/12/2008 13:05
Insisto: la conciencia y la memoria están fuera del cuerpo físico. Proyectan la supuesta realidad en el vector "tiempo" como si se tratase de una película 3D densa. La concincia, con total lucidez, puede manipular la energía termodinámica del todo uno, para proyectar lo que se proponga, con su apariencia densa 3D. La actividad cerebral previa a un movimiento, se produce a partir de la "recepción" por éste, de sus "recuerdos del futuro", ya previamente grabados fuera de él. Siendo conciente del funcionaiento de dicho mecanismo de proyección y recepción; podemos modificar la película a proyectar, pudiendo así, hacer uso de lo que denominamos "libre albedrío" (o nueva proyección paralela, superpuesta y simultánea) saltando así de la proyección 3D de una "supuesta ralidad a otra". Multiversos paralelos...
Dicho mecanismo permite modificar las proyecciones 3D densas que, desde nuesro supuesto tiempo real (ilusorio), interpretamos como "pasado, presente y futuro".

16.Publicado por Bipode el 01/12/2008 12:04
Sr. Rubia:
Creo que usted sabe tan bien como yo los esfuerzos que ha hecho el profesor Roger Penrose para explicar la consciencia en términos mecano-cuánticos. Acosado por la incompletitud de Gödel que delimita hasta qué punto un sistema (la consciencia lo es, como también cualquier modelo que trate de explicarla) puede hablar de si mismo sin caer en la trampa de la paradoja, Penrose se ve forzado a acudir a la microfísica para explicar en qué y hasta qué punto una mente humana es distinta de una máquina. La máquina se "cuelga" con la paradoja, la mente sin embargo es capaz de vivir con ella e incluso reirse de los inútiles esfuerzos de la máquina. Penrose reconoce los límites de su determinismo cuando hace frente al colapso de la función de onda. Sabe que "ahí detrás" está el azar, cuando no las temibles por inmanejables "variables ocultas" de Bohm. Penrose quiere (libremente) seguir siendo determinista, pero cada vez le cuesta más. Cualquier
buena explicación debe prescindir de variables que no se puedan medir, cuantificar, observar... Es como reconocer que "más allá hay monstruos". Por tanto, como la ciencia no puede lidiar con monstruos, trata de aplicar a la mente lo que se puede considerar controlable, observable, como la única aproximación a la verdad. Ahí no hay sitio para el azar o las variables ocultas. Y es ahí también donde los árboles a veces no dejan ver el bosque. Las posibilidades se vuelven entonces enormemente limitadas y la mayoría de las veces frustrantes. Ninguno de los modelos teóricos consigue explicar todas las observaciones. En este punto los científicos tienden a acoplar sus modelos a sus creencias. El ejemplo que usted cita de Sir John Eccles es bastante ilustrativo.

He leido más arriba una frase que me parece da en el clavo: Usted, cualquiera de nosotros, es completamente libre de creer, en lo que sea. Tanto en el determinismo como en la predestinación como en el libre albedrío. De hecho, tendemos a la ingenua pretensión de creer que podemos llegar a comprender el universo o nuestro yo, aunque en realidad ésta sigue siendo una creencia más. La Ciencia ha tratado de
conseguir que esa creencia se transforme en una certeza, y aunque una gran mayoría de las veces lo haya conseguido, no por ello deja de ser una creencia. ¿Tiene usted una buena explicación determinista para las creencias, sr. Rubia? Usted decidió libremente ser escéptico, como buen científico, aunque el escepticismo, y usted lo sabe, también siga siendo una creencia. Creer en no creer. Hoy la física y la cosmología modernas nos hablan de la materia y la energía oscura como explicación al problema de la masa faltante en el cosmos. Se me ocurre pensar que cuando recurrimos en una explicación a algo que no podemos ver, sentir, medir, clasificar, etc, igual daría que hablásemos del "hálito de Dios" que de la energía oscura, o de cualquier otro concepto de nombre rimbombante. Siguen siendo creencias a día de hoy. ¿Está un hombre determinado a tener unas creencias determinadas?

Toda esta controversia me hace recordar la acaecida hace siglos con el Calvinismo. Si estamos determinados, estamos predestinados. Además del típico tufillo moral de la ausencia de mal y por tanto ausencia de pecado, en este debate sobre la detrerminación-predestinación pesa hoy la gran losa que también entonces lo lastraba: ¿los pobres están predestinados a ser pobres? ¿los ricos están predestinados a ser ricos? Todos sabemos hoy que era un falso debate (y que, por cierto, costó la vida a millones de personas, también a algunos ilustres científicos como Giordano Bruno) destinado a defender la superioridad de las clases burguesas emergentes frente a los estamentos tradicionales, como la Iglesia o la aristocracia de entonces. El capitalismo incipiente tenía que justificar su enriquecimiento a costa de los más pobres. Como hoy. A pesar de reconocer sin duda alguna que todos los avances en materia de derechos y libertades modernos devienen del concepto de libertad humana y libre albedrío inspirados en el humanismo cristiano renacentista, los neocalvinistas de hoy siguen erre que erre con su determinismo-predestinación. Cuidado con esto, pues no nos gustaría retroceder 4 o 5 siglos en la historia de las libertades y de los derechos. ¿Para qué legislar sobre derechos y libertades si no son más que una ficción? En este caso, prefiero seguir creyendo que soy libre. Que sean otros los que griten "¡Vivan las caenas!"

Por último, Sr. Rubia, no venga a decir que una gran mayoría de cientifícos optan por una u otra opción para justificar una línea (libre) de pensamiento. La ciencia buena no puede ser democrática. Que una gran mayoría de científicos se inclinen por alguna opción no la convierte de facto en verdadera. La verdad no es un consenso. Éste es un producto contingente, de una época y de unas circunstancias históricas concretas. Por tanto, la verdad nunca será contingente, por lo que no puede ser democrática. Si la verdad fuese consesuada, la ciencia no tendría sentido, la tierra seguría siendo plana y el sol giraría a su alrededor, ya que "todos sabemos" que sale por un lado y se pone por el otro. La plasticidad de la verdad consesuada nos llevaría a una pesadilla Orwelliana.

15.Publicado por �Alejandro Álvarez Silva el 01/12/2008 11:42
Sr. Rubia:
El profesor Álvaro Pascual-Leone, investigador de neurología en la Universidad de Navarra, nos dice:
"Nuestro cerebro realiza una predicción sobre lo que debe esperar".
"Nuestro cerebro está codificado para generar expectativas y detectar lo inesperado. Cuando algo no se corresponde con lo que esperamos, nuestro cerebro nos advierte".
"Si lo vemos desde esta perspectiva, la percepción no puede separarse de la acción. Captamos el mundo y percibimos el mundo, pero el objetivo de esta capacidad es para actuar en el mundo".
"Lo más importante es que nuestro cerebro es un órgano desarrollado para hacer, para actuar. Sabe lo que sabe y siente lo que siente, pero finalmente... actúa".
(Tomado del libro "El alma está en el cerebro" de Eduardo Punset -Biblioteca Redes).

Pero, ¿qué o quién actúa?...

14.Publicado por Marcelo el 01/12/2008 01:51
Muy interesante.

El pensamiento del Sr. Rubia refuerza la idea de que somos máquinas biológicas casi perfectas y digo "casi" porque morimos. En cuanto a las Escrituras, parece que su cita obedece a ilustrar errores de interpretación que el hombre incurrió a lo largo de su historia. Cuando el Sol se "detuvo" sobre Gabaón los Judíos casi fueron exterminados en una cruenta batalla y de no ser por la intervención divina, Israel no existiría. Dado que el término masacrar parece obedecer al sentido de pesadumbre habría que preguntarle al Rubia hombre, no al científico, si le pesa en su alma que este pueblo aún esté sobre la faz de la Tierra. Obviamente, si dice que si, nadie lo culpará, como bien lo explica él, no somos libres siquiera de elaborar criterios.

La Biblia también dice en Isaías 40:22 y Job 26:7 que la Tierra es un círculo que cuelga de la nada ¿qué había pasado si los papas del catolicismo en vez de seguir ideas paganas erradas se ubieran aferrado a este versículo? Sin duda ni Giordano Bruno hubiera sido quemado o Galileo condenado. Lo que los hombres hacen, no invalida la institución. Que yo sepa, en nombre de la ciencia, los científicos torturan noche y día cientos de indefensos animales y claro, sin que se les mueva un ápice de sentimiento de compasión. Y como este, un ejemplo. No voy a recordar aquí, que la ciencia y la técnica muchas veces se unieron para acabar poblaciones enteras usando, precisamente, energía nuclear. ¿Es mala la ciencia y la técnica por las actitudes mercenarias de algunos de sus hombres y mujeres? Claro que no.

Regresando al tema que nos ocupa, sino pecaré de disgregado, reflexiona ahora el científico Rubia que un ente inmaterial no tiene energía ¿cómo lo sabe? ¿acaso atrapó alguna vez un ángel, en caso de que este existiera, para estudiarlo en un laboratorio? Caray, en este punto, no cabe duda que el cerebro elucubra y engaña. ¿Cómo se puede saber si un ente inmaterial no tiene energía si jamás el científico Rubia tuvo uno entre sus manos para poder estudiar a gusto y placer? Es cierto que aún no se descubrió ninguna región del cerebro que se active por influencia de algo externo. Pero en este caso habría que preguntar ¿ya se lo sabe todo acerca del cerebro? ¿Y sería demostrable la infuencia - de existir- de algo externo en el cerebro? Me temo que aún faltan muchos estudios para saber a ciencia cierta si es que hay o no hay alma. A lo mejor el alma no necesita del cerebro para realizar su tarea. ¿Cómo saber sobre la actividad de algo que nunca hemos visto? En este nivel no pasamos de la simple charla opinativa.

Por último, habría que definir que es la libertad. Porque no es lo mismo la libertad en España que en Argentina y no es la misma libertad la de un retardado mental que aporrea en un subterráneo a una mujer inmigrante indefensa a la de la misma mujer agredida. Concuerdo en este punto, con el científico Rubia. Aquí los grados de libertad parecen indicar que en efecto, solo hay opciones pero que la libertad verdadera parecería no ser sino, una utopía. Nadie puede definirla ni llevarla a la práctica precisamente porque nadie sabe que es.


13.Publicado por kony chan el 01/12/2008 01:30
mis experiencias sicodelicas confirman lo que dice el articulo...relajandonos...entramos al inconciente mismo que es la base de la realidad...todo lo que vemos es una metafora...todo esta INTIMAMENTE unido...sera que lo que nos mueve es algo espiritual...como sea ...es un estado de permanente dejabu...casi adivinas lo que va a pasar y por que...digamos que el sentido se hace obio. bueno chau! viva el futuro ahora!

12.Publicado por luigi donato el 30/11/2008 23:25
Estamos programados sin duda como todo el Universo.-las cosas y nosotros somos así por responder a esos programas.-Contamos si con algo muy particular denominado inteligencia.-Esto nos permite discernir relativamente en determinadas situaciones.-Amigos, sigamos investigando, es la única esperanza de la humanidad.-Conciencia cosmo global.-

11.Publicado por Inma el 30/11/2008 13:02
Sr. Rubia:
Usted es completamente libre de creer que no es libre.

10.Publicado por Francisco J. Rubia el 30/11/2008 12:46
La mecánica cuántica ha sido el refugio de los defensores de la existencia de la libertad con el argumento de que en la microfísica no existe el determinismo. Ahora bien, este argumento ha sido abandonado, ya que la indeterminación es aún peor porque deja la libertad al albur del azar.
Es cierto que el principio de incertidumbre de Heisenberg puso en entredicho el determinismo en física, pero también lo es que otros físicos, como Schrödinger, Bohm y Penrose, así como muchos otros, nunca aceptaron la pretensión de que la teoría cuántica refutase el determinismo.
El neurofisiólogo Sir John Eccles, con el que trabajé en su último período de laboratorio en Buffalo (USA), era dualista cartesiano, y, últimamente, se acogió a la física cuántica para defender la voluntad libre, que actuaría controlando en el cerebro, a través de los llamados 'campos de probabilidad', la liberación de neurotransmisores en las sinapsis de la corteza cerebral. Pero este intento no ha sido seguido ni por la mayoría de los neurocientíficos ni por los filósofos que se han ocupado de este tema.

9.Publicado por Joseba Torrealdea el 30/11/2008 11:36
Lo que se esta diciendo, si nos apartamos del romanticismo que envuelve al termino libertad, es que el hombre en absoluto es responsable de sus actos. Ni es responsable de sus actos, ni posee voluntad.
Si esto es así alguien tendrá que hacer un improbo esfuerzo en explicar como sin voluntad, ni responsabilidad alguna sobre sus actos, el hombre ha llegado a la luna, ha desarrollado la telefonía movil y ha compuesto la novena sinfonía de Beethoven. Aparte de esto, habra que concluir que si no somos responables de nuestros actos, en absoluto, se nos pueden exigir responsabilidades (como abiertamente se dice en el articulo). Por lo tanto si mañana por la mañana se anunciara "señores como consecuencia del determinismo, a partir de hoy mismo, no existiran sanciones de prision cualquiera que sea el delito cometido", habría de verse que es lo que sucedería. Se supone que si todo está determinado esa medida no tendría por que tener mayor trascendencia; sin embargo mi opinión, al igual que la del resto del mundo, es que la delincuencia se dispararía, ya que algunos, muchos, pensarían (por supuesto sin voluntad ni responsabilidad alguna:) esta es la mía.

Lo que yo creo se puede intuir es que, a partir de una serie de experimentos que se llegan a conocer, los diferentes profesionales vinculados, en este caso a las neurociencias, extraen sus propias conclusiones. Solo así se entiende que sobre una misma base de datos, estos profesionales, lleguen a conclusiones opuestas. Por lo tanto yo creo que se puede deducir que este articulo del sr.Rubia es opinión, pura especulacion filosofica, y, en ningun caso, teoría científica.

Saludos

8.Publicado por Bipode el 30/11/2008 11:19
Otros experimentos recientes parece que demuestran lo contrario de lo afirmado en este artículo, tales como los protagonizados por las monjas carmelitas canadienses estudiadas por Beauregard. En ellos lo que se insinúa es que muchas de las áreas implicadas en diversas actividades cerebrales podrían ser "forzadas" a activarse o a inhibirse por la propia voluntad de los sujetos. En efecto, las áreas que parecen estar involucradas en el miedo, la angustia, los celos o cualquier otro sentimiento, que esta neurociencia contempla como meros mecanismos automáticos, pueden de hecho ser puestas bajo control de la voluntad. Se puede sentir miedo, pedro se puede controlar el miedo. Se puede sentir un ataque devastador de celos, pero se pueden controlar los celos. Ahora bien, ¿quién aprende a controlar el miedo? ¿El área cerebral involucrada? ¿Quién aprende a controlar los celos? ¿La propia área de los celos? ¿Existe algún tipo de supraestructura cerebral "ad hoc" para explicar esto, o realmente hay algun proceso de origen desconocido que de cuenta de la raíz del yo?
En definitiva, ¿estamos determinados o somos libres? La mecánica cuántica tiene algunas respuestas a este problema, afirmando que existe una determinación y una indeterminación intrínsecas, tal como se deduce de la interpretación de Copenhague y de la ecuación de Schrödinger, el principio de incertidumbre de Heisenberg y el colapso de la función de onda.También podríamos citar aquí la no-computabilidad de algunos problemas y el propio teorema de Gödel, que es muy ilustrativo en este sentido.
Tratar de simplificar las cosas al punto de convertirnos en meros autómatas es un intento perverso del materialismo para negar las libertades, tal como Lenin y otros "ilustres" pensadores materialistas intentaron una y otra vez con rfelativo éxito. Pero creo conveniente hacer aquí una consideración muy importante: Si todo el Universo es determinista, es decir, computable, entonces no habría ninguna diferencia entre la realidad y una simulación de la misma. Podríamos ser seres residentes en el interior de una gigantesca simulación virtual de lo que creemos es nuestro universo. Entonces la ciencia dejaría de tener sentido, pues no hay explicación posible para fenómenos que son de por sí arbitrarios, productos de una programación intencionada. Paradójicamente, el fin de la libertad supondría el propio fin de la Ciencia.

1 2
Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria