Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La luna Caronte de Plutón pudo tener un océano bajo su superficie

La topografía del satélite, analizada por la NASA, muestra valles de hasta 6,5 kilómetros de profundidad


Científicos de la NASA han analizado la topografía de la luna Caronte, de Plutón, y creen que sus brechas y valles implican que pudo tener un océano bajo su superficie que se congeló y expandió, provocando fracturas en su superficie. Gracias a una imagen obtenida por la nave New Horizons en julio pasado, han observado cadenas valles de hasta 6,5 kilómetros de profundidad, que se extienden a lo largo de 1.800 kilómetros.





Cañones de Caronte. La escala de colores representa las distintas altitudes. Fuente: NASA/Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins/Instituto de Investigación del Suroeste (Texas).
Cañones de Caronte. La escala de colores representa las distintas altitudes. Fuente: NASA/Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins/Instituto de Investigación del Suroeste (Texas).
La luna más grande de Plutón puede haber alcanzado una masa demasiado grande para sus posibilidades.

Imágenes de la misión New Horizons de la NASA (agencia espacial estadounidense) sugieren que la luna Caronte, de Plutón, tuvo una vez un océano bajo su superficie que hace tiempo que se congeló y expandió, presionando hacia afuera y haciendo que la superficie de la luna se estirara y fracturara a escala masiva.

El lado de la luna más grande de Plutón visto por la nave espacial New Horizons en julio de 2015 se caracteriza por un sistema de fallas tectónicas, que se expresan en forma de crestas, escarpas y valles -estos últimos a veces alcanzan 6,5 kilómetros de profundidad. El paisaje tectónico de Caronte muestra que, de alguna manera, la luna se expandió en su pasado, y -al igual que Bruce Banner rasga su camisa cuando se convierte en el increíble Hulk- la superficie de Caronte se fracturó a medida que se estiraba.

La capa exterior de Caronte, señala la nota de prensa de la NASA, está hecha principalmente de hielo de agua. Esta capa se mantenía caliente cuando Caronte era joven por el calor proporcionado por la desintegración de elementos radiactivos, así como por el propio calor interno de la formación de la luna.

Los científicos dicen que Caronte pudo haber sido lo suficientemente caliente para que el hielo se derritiera en el fondo, creando un océano bajo la superficie. Pero a medida que se enfrió Caronte con el paso del tiempo, este océano se habría congelado y expandido (como sucede cuando el agua se congela), levantando las capas más externas de la luna y produciendo los enormes abismos que vemos hoy.

El paisaje

La parte superior de la imagen de arriba muestra parte de la forma informalmente denominada Abismo Serenity), que forma parte de un vasto cinturón ecuatorial de simas en Caronte. Este sistema de fallas y fracturas tiene al menos 1.800 kilómetros de largo y en algunos sitios hay simas de 7,5 kilómetros de profundidad. En comparación, el Gran Cañón del Colorado tiene 446 kilómetros de largo y 1,6 kilómetros de profundidad.

La parte inferior de la imagen muestra la topografía con código de colores. Las mediciones de la forma de esta figura dicen a los científicos que la capa de hielo de Caronte pudo haber estado al menos parcialmente en estado líquido en su historia temprana, y desde entonces ha vuelto a congelarse.

Esta imagen fue obtenida por el Reconnaissance Imager de Largo Alcance (LORRI) de New Horizons. El norte está arriba; la iluminación viene de la parte superior izquierda de la imagen. La resolución de la imagen es de unos 394 metros por píxel, y mide 386 kilómetros de largo y 175 kilómetros de ancho. Se obtuvo alrededor de una hora y 40 minutos antes de la máxima aproximación de New Horizons a Caronte el 14 de julio de 2015.


Lunes, 22 de Febrero 2016
NASA/T21
Artículo leído 1274 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >