Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La mayoría de los directivos no tiene una política salarial definida

Según una encuesta realizada en el Reino Unido, sólo uno de cada tres ejecutivos tiene una estrategia de pagos a empleados


Una encuesta de HR Magazine y WorldatWork reveló que la mayoría de los empleadores del Reino Unido carecen de una estrategia de pagos salariales bien definida y escrita como parte de su plan de negocios a largo plazo. Mientras que el 61% de los directivos estadounidenses cuentan con una estrategia concreta para sus pagos salariales, sólo uno de cada tres directivos ingleses lo hace. Se trata de un dato sorprendente, teniendo en cuenta que el 50% de los ingresos de una compañía se gastan en los salarios de los empleados. Por Catalina Franco R.



Imagen de PR-PhotoDesign. PhotoXpress.
Imagen de PR-PhotoDesign. PhotoXpress.
Los pagos y las recompensas de los empleados están conectados con muchos aspectos de una organización: tienen que ver con las estrategias de los negocios, afectan directamente la motivación y el compromiso de los trabajadores, y se ven afectadas en mayor o menor medida durante las crisis, cuando los directivos se ven obligados a hacer recortes para salir adelante.

Asimismo, los pagos que una organización realiza a quienes trabajan para ella representan una parte fundamental de sus gastos y del destino de sus ingresos, lo que los convierte en una pieza clave del funcionamiento de la empresa que debería ser cuidadosamente planeada, analizada y evaluada, de manera que pueda comprobarse su correcta orientación.

Por este motivo, sería lógico suponer que los pagos se manejan a través de estrategias integrales muy bien definidas de acuerdo con los objetivos de cualquier empresa. Pero una nueva encuesta de HR Magazine y WorldatWork reveló que la mayoría de los empleadores del Reino Unido carecen de una estrategia de pagos establecida como parte de su plan de negocios a largo plazo: 36.4% admiten no tener estrategia de pagos alguna y 31% afirman no contar con una estrategia escrita (solo 32.6% tienen un plan claro del papel que juegan las remuneraciones dentro de su compañía en el largo plazo).

La mayoría de los directivos no tiene una política salarial definida
Sin estrategias de pagos

De acuerdo con esta investigación, es sorprendente que, a sabiendas de que 50% de los ingresos de una organización se destinan a pagar los salarios de los empleados, solo uno de cada tres directivos ingleses cuente con una estrategia definida para estos pagos.

El dato contrasta con la actitud y la forma de trabajar de los directivos estadounidenses, que parecen ir en la dirección contraria: según Kerry Chou, de WorldatWork, “La existencia de una estrategia de compensación escrita ha demostrado afectar positivamente la comprensión de los empleados con respecto a los planes de compensación de la organización. Esta es una de las razones por las que la mayoría (61%) de los empleadores en Estados Unidos tienen una estrategia de pagos escrita”.

Es un ejemplo más de que la claridad y la buena comunicación repercuten positivamente en los empleados: cuando estos conocen los objetivos de la organización y su papel en su consecución se comprometen más con el trabajo; y cuando son conscientes de las estrategias de compensación de sus compañías verán que estas funcionan de forma justa y transparente, es decir, las entenderán, lo que termina siendo positivo para el funcionamiento general.

Otros hallazgos

A pesar de haber encontrado que los empleadores ingleses no han visto como necesaria la definición clara de una estrategia de pagos, el estudio reveló algunos datos acerca de sus costumbres de compensación, como que los métodos más comunes para aumentar la motivación de los empleados son el trabajo flexible (62%) y el trabajo a distancia (43%).

Además, según la encuesta, los bonos son el incentivo que más utilizan estos directivos: 73% de ellos cuentan con un plan de bonificación establecido y 53% han pagado alguna clase de bono a su personal en el último año fiscal. Otro incentivo popular es el dinero en efectivo como recompensa por trabajar horas extra (37%), por antigüedad (29%) o por buen desempeño (26%).

Por otro lado, las estrategias más comunes de reducción de costos en 2010 fueron la congelación de salarios (54%), la congelación de la contratación (50%), los despidos obligatorios (35%) y la limitación o eliminación de las horas extras (32%).

De todas maneras, aunque se trate de comportamientos que pueden observarse regularmente en los empleadores ingleses, hay que tener claro que no hacen parte de una estrategia integral y definida que, según lo demuestra la actitud de los directivos norteamericanos, podría afectar positivamente a la organización.



Martes, 15 de Marzo 2011
Catalina Franco
Artículo leído 3490 veces





Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 29 de Julio 2013 - 09:45 Cómo sobrellevar un trabajo tóxico






Noticias de España y Chile