Tendencias 21
Universidad Comillas




La mente humana busca sentido al sinsentido

Tendemos a ver causas sobrenaturales en hechos catastróficos aleatorios, como el acaecido en Japón


Las imágenes de los dramáticos hechos ocurridos el pasado 11 de marzo en Japón han sacudido a millones de personas. Cuando eventos como éste ocurren, aparece en el ser humano la tendencia a buscarles una causa sobrenatural. El psicólogo Jesse Bering, que ha estudiado esta propensión de la mente, explica en un artículo reciente que la capacidad de interpretar que agentes sobrenaturales están detrás de fenómenos aleatorios requiere de una habilidad cognitiva avanzada, y en realidad responde a la necesidad de encontrarle sentido a lo que no lo tiene, como fórmula de supervivencia. Por Yaiza Martínez.



Tsunami del 11 de marzo 2011 en Japón.
Tsunami del 11 de marzo 2011 en Japón.
Las imágenes de los dramáticos hechos ocurridos el pasado 11 de marzo en Japón (el potente terremoto y su consecuente tsunami) han sacudido a millones de personas. Cuando fenómenos catastróficos como éste ocurren, aparece la tendencia a buscarles una causa sobrenatural.

Jesse Bering, psicólogo director del Institute of Cognition & Culture de la Universidad Queens de Belfast (Irlanda del Norte), especializado en ciencias cognitivas de la religión, ha publicado recientemente un artículo en la revista Scientific American en el que explica qué tipo de mente es capaz de “ver” en fenómenos naturales como el ocurrido en Japón “signos” o “agüeros” relacionados con las acciones humanas.

Condicionamiento sobrenatural

Bering explica que, en 2005, él y su colaboradora Becky Parker, de la Universidad de Arkansas, en Estados Unidos, realizaron un estudio que consistió en lo siguiente: a un grupo de niños de entre tres y nueve años se les dijo que un agente invisible (la Princesa Alice) les iba a ayudar a jugar a un juego de adivinación “comunicándoles de alguna manera cuál era la caja equivocada”, cuando los niños tenían que adivinar en cuál caja, entre dos cajas posibles, había una pelota escondida.

Otro grupo de niños de las mismas edades fue sometido a la misma prueba, pero sin decirles nada antes acerca de la Princesa Alice (es decir, sin “condicionamiento sobrenatural” previo).

Mientras los niños escogían, los investigadores simularon algunos eventos inesperados en la sala (por ejemplo, apagado y encendido de una luz, la caída repentina de un cuadro), y midieron la respuesta de los niños ante estos eventos (el efecto de éstos en su elección de la caja).

De esta forma, se constató que los únicos niños de los dos grupos estudiados que alteraron su comportamiento (por ejemplo, modificando su elección en el último momento como consecuencia de lo que ellos creían era una “señal” de la Princesa Alice) fueron los niños de siete años o más, y del grupo previamente condicionado por el relato del agente sobrenatural.

Estos mismos niños, además, fueron los únicos que posteriormente explicaron que sus reacciones habían sido causadas por los “avisos” de la Princesa Alice. Los más pequeños del grupo condicionado ni siquiera consideraron que la Princesa Alice hubiese pretendido dirigirse a ellos.

Habilidad cognitiva adquirida

Según Bering, las constataciones realizadas suponen, por un lado, que el concepto de la existencia de agentes sobrenaturales es necesario para que la gente interprete que eventos naturales pueden ser considerados como “mensajes” sobrenaturales.

En otras palabras, que al menos los niños no infieren de manera automática un significado a partir de fenómenos espontáneos, a no ser que hayan sido previamente condicionados de alguna forma con la idea de agentes sobrenaturales identificables, como la Princesa Alice, Dios, un espíritu, los ángeles, etc.

Por otro lado, el hecho de que las creencias supersticiosas afecten sólo al comportamiento de niños de cierta edad, y no a los más pequeños, supone que este tipo de creencias requieren de cierta sofisticación mental, es decir, que no son propias de una mente poco desarrollada.

Jesse Bering. Fuente: jessebering.com
Jesse Bering. Fuente: jessebering.com
Bering afirma que la fe en elementos sobrenaturales sería, de hecho, una habilidad cognitiva adquirida. ¿Cuál es el cambio clave que se produce alrededor de los siete años para que la mente humana pase a esta edad a ver hechos aleatorios o arbitrarios como si éstos estuvieran causados por entidades sobrenaturales o invisibles?

Una investigación realizada por Josef Perner, psicólogo de la Universidad de Salzburgo ha demostrado que hasta los siete años los niños no son capaces de razonar sobre los “órdenes múltiples” de los estados mentales.

En general, los seres humanos no sólo razonamos sobre lo que están pensando otros, sino que también podemos pensar acerca de lo que otros creen que piensan otros. En otras palabras, somos capaces de hacer razonamientos del tipo “Jakob piensa que Adriana no sabe que robé las joyas”.

Bering explica que un niño de preescolar cuenta con un primer nivel de razonamiento “Jakob piensa que…”, pero que se requiere de una mayor madurez para alcanzar niveles de razonamiento más complejos.

Darle sentido al sinsentido

Saber que los niños menores de siete años presentan dificultades para razonar acerca de múltiples órdenes de estados mentales, ayuda a comprender los resultados del experimento de la Princesa Alice. Para pasar el test (mover la mano como consecuencia de una “señal” sobrenatural), básicamente, los niños debían ser capaces de razonar de la siguiente forma: “La Princesa Alice sabe que no sé donde está la bola escondida”.

Los hallazgos de estudio de Bering resultan importantes porque sugieren que, antes de los siete años de edad, la mente infantil no está los suficientemente desarrollada como para que los niños sean supersticiosos. Por el contrario, los niños mayores presentan una capacidad considerable de pensamiento simbólico, explica Bering.

El mismo proceso cognitivo constatado en el experimento de la Princesa Alice sería el que propicia que los seres humanos tiendan a sentir que reciben una guía divina o que Dios puede enviarles una “señal” en un momento crítico. Gracias a la madurez mental referida, la gente puede creer e interpretar que “sólo Dios sabe” lo que hay en sus mentes o la lucha interior por tomar ciertas decisiones (como permanecer o no con una pareja, arriesgarlo todo y cambiar de vida, tener otro hijo, etc.).

Pero creemos que Dios no da las respuestas directamente sino que envía la información de manera encriptada, a través de eventos aparentemente naturales, como que se caiga un reloj de la pared justo a una hora concreta o que en el momento preciso se escuche el canto de un ave. Las posibilidades son infinitas: la mente humana le da sentido a cualquier sinsentido.

Por último, Bering afirma que esta tendencia a la interpretación tiene una relación clara con la moralidad. Cuando acontece una tragedia o una catástrofe inesperada, el deseo de hallar sentido a los mensajes ambiguos que nos vienen de la realidad puede volverse feroz.

“Las desgracias nos parecen crípticas, simbólicas; parecen referirse claramente a nuestros comportamientos. Nuestras mentes recopilan con inquietud piezas del pasado como si éstas fueran claves importantes para lo que acaba de ocurrir”, escribe el investigador.

Este esfuerzo mental respondería, en definitiva, al deseo de evitar que nuestros pensamientos concluyan que no hay respuesta ni enigma, que la vida es la vida, y eso es todo.

De esta forma, como señalan los resultados de otro estudio realizado por Bering, la idea de Dios y, en general, los elementos sobrenaturales presentes en todas las culturas humanas y en todos los momentos de la historia, habrían servido a nuestra especie como herramienta de supervivencia.

Descargar el estudio de Jesse Bering

childrens_attributions_of_intentions.pdf childrens-attributions-of-intentions.pdf  (233.23 Kb)




Martes, 15 de Marzo 2011
Visitas de este artículo: 7230



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Beatriz Basenji el 15/03/2011 17:24
Es un tema interesante.Ya no somos chiquillos de siete años. Comprendemos que los elementos de la Naturaleza interactúan de modo permanente entre sí y producen estos terremotos, y a continuación tsunamis.En el caso de Japón , es bien conocido que su suelo padece movimientos sísmicos con regularidad. La situación crítica que se produjo a continuación con la central nuclear no ha sido prevista por sus constructores. Se han sucedido simultáneamente tres catástrofes, encadenadas por la misma fuerza natural.
Observamos que en el Universo suceden explosiones de estrellas, choques galácticos, etc. etc. Así de simple: sucede. Por eso mismo nuestro paso por la Vida tiene un carácter único y sagrado. Somos seres acogidos en una fracción indeterminada del Tiempo. Misteriosos viajeros marcados la mayoría de nosotros por un Conocimiento Superior que buscamos de contínuo.

2.Publicado por Alejandro Álvarez Silva el 15/03/2011 20:23
Interesante artículo... aunque en mi opinión tiene mucho de especulación al intentar reconducir los experimentos a hípotesis preconcebidas. Los experimentos apuntados necesitan de un mayor refinamiento, ser repetidos con mayor frecuencia por experimentadores ajenos, y en fin, procurar ampliar la muestra. Sin embargo son altamente sugerentes. Saludos:
Alejandro Álvarez

3.Publicado por Jazmin el 16/03/2011 20:35
Buscamos sentido al sin sentido, es algo racional. somos seres humanos y no podemos ver las cosas tan simple a todo le buscamos una causa y una explicación.
Pero esto es simplemente una reacción de la naturaleza, todos tenemos un límite y el planeta igual lo tiene...

4.Publicado por La Palmera el 17/03/2011 08:32
Parece interesante, pero burdo.
Ya pienso bastante complejamente para inferir que SE QUIERE DAR LEGITIMIDAD CIENTÍFICA a estudios de 3 al cuarto que concluyen diciendo que han "demostrado"....nada de nada monada.
El psicólogo "piensa" que ha demostrado algo cuando maneja una situación en un momento dado. Si hubiese aleccionado a los niños diciendo que el Psicólogo lo sabe todo y que donde él dice está la caja "buena", todos los niños, aún los mayores hubieses escogido la caja susodicha.
Pero cuando uno crece bastante, sabe bien hasta donde llega el psicólogo, el sacerdote, el hombre común, los científicos, los genios, los políticos y....yo mismo.......Y TAMBIÉN, EN VERDADERA LÓGICA, SANA RAZÓN Y LIBERTAD, hasta como conocer a Dios.......y los hechos naturales y el sentido de todas las cosas.........que se dan por lo que entendemos com o hechos naturales.....PERO QUE TIENEN SU SENTIDO.... ¿O es que no contribuyen, por ejemplo, a construir la morfología del medio de cuando en vez? O es que no somos resultado de "HECHOS NATURALES?....El psicólogo tiene una construcción mental que se asemeja al que dice.........¡A cojón visto, macho seguro!!------- Pero antes......es el conocimiento cuántico: Puedes describir un estado de cosas en un momento....pero ese estado de cosas cambia sus supuestos y son imprevisibles sus resultados de un momento a otro........
Si en vez de la Princesa, hubiese dicho: Mirad es un demostración científica que lo que ha dicho PEPITO EL PSICÓLOGO-CIENTÍFICO que lo sabe todo porque ha estudiado los procesos "invisibles" que darán su resultado dentro de mil años"........seguro que NADIE LE CREERÍA...
La fe, como la razón, como la conducta humana, como todo tiene un soporte humano.....pero el SOPORTE NI HA SIDO HECHO POR EL CIENTÍFICO, NI POR PSICOLOGO NI POR EL SACERDOTE............sino por Dios.........ES LO MAS LÓGICO Y RAZONABLE....... ¿Si no?......Por quién ....por ¡ LA NATURALEZA!...VAYA CHORRADA .....es la respuesta más hueca que se puede dar.....¿Qué es la naturaleza? ¿No somos tu y yo y los árboles del bosque y el terremoto y y y............
DIOS ES EL SOPORTE DE TODOS LOS SOPORTE.

5.Publicado por Fer_plus el 17/03/2011 09:31
Estoy de acuerdo con Jazmín, buscar sentido al sinsentido es algo racional, me parece acertado el título del artículo, que no prejuzga. Ser supersticioso se considera algo propio de mentes ignorantes, aunque eso no nos debe poner a la defensiva sobre este tema, existen condicionantes en nuestro aprendizaje que están basados en la superstición, no solo en el caso del estudio, también cuando intentamos ver patrones donde no los hay, cuando pensamos que nuestro avión no se va a estrellar (si tenemos algo de miedo a volar) y nos convencemos de que no va a suceder, podría o no podría suceder pero no tenemos el control. Esos condicionantes son muy poderosos y la mayoría son erróneos y se basan en la falta de información, no conocemos todos los detalles que conforman un fenómeno y buscamos explicaciones supersticiosas, pero algunos de ellos nos han ayudado a ir sobreviviendo.

6.Publicado por La Palmera el 19/03/2011 20:22
No dudo que "queramos buscar razones a lo que nos aparece como inverosímil e un primer momento, pero tal deseo o necesidad no "necesariamente hecha mano de la "superstición" que ni es necesaria, ni base alguna del conocimiento normalmente "racional", ´fundado en razones lógicas"...que se va abriendo paso a paso camino hacia un "conocimiento cierto" de lo que sucede a nuestro alrededor.
La superstición inducida es siempre un error y ni ayuda al equilibrio personal ni es necesaria cómo trámite hacia la verdad de lo "real". Es verdad que hay una ley de "gradualidad" que se impone en todo lo humano y se nota mucho más en el "conocimiento de la verdad"....pero eso no quiere decir que lo gradual tenga que pasar por lo supersticioso. En cada momento usamos y podemos usar de razones obvias y claras aunque sean parciales......Desear deseamos....pero no neceseariamente sobre supuestos de falsedad notoria....

7.Publicado por Cachi Quaglia el 22/03/2011 01:12
Sin duda que la mente humana busca el sentido en el sin sentido en que vive....... Eso no tiene nada que ver con "buscar soluciones sobrenaturales". La muerte es muy "natural" y es el máximo sin sentido, pues es inevitable y cierra el futuro. Entonces, la mente humana busca convertir al sin sentido en sentido y plenitud. Esto significa que el sentido de su vida está en la supercación de la ilusión de la muerte. Si por "sobrenatural" se entiende la lucha por superar los determinismos y condicionamentos naturales, entonces si cabe la palabra.
Fuerza, Sabiduría y Bondad para tod@s...

8.Publicado por La Palmera el 22/03/2011 10:42
Quisiera entenderte....pero no se si podré.... Cada uno afirma las mismas cosas en sentidos diferentes.
Niego que la muerte sea un sin sentido....si lo fuera no encontraríamos NUNCA NINGÚN SENTIDO POR MUCHO QUE BUSCáRAMOS.
Tampoco Cristo hubiese muerto.....Si murió por nosotros, la muerte tenía sentido, al menos y no es poco el de justicia.
El que no se encuentre sentido a la vida, hechos, actos, sucesos naturales.etc,etc., no quiere decir que NO LO TENGAN.
Para mi todo tiene sentido aún antes de encontrarlo.

9.Publicado por Cachi Quaglia el 22/03/2011 17:10
No haz entendido palmera; no digas "no se si podré"... Ni siquiera entiendes tu propio dogma cristiano, que afirma la resureción del Maestro.Lo que obviamente es una parábola, o metáfora negadora de la existencia real de la muerte. Pero sale un poco de dogmas aprendidos de memoria y pregunta por tu propia muerte como fin de tu futuro. Tal vez sea mucho lo que te pido, pues significa volver tu mirada hacia ti misma y desde ti misma. El sentido, o el sin sentido son tales para tu conciencia y lo objetivo te es inalcanzable. Debes ser un poco más humilde.
No hay sentido en la vida si todo termina con la muerte.

10.Publicado por La Palmera el 23/03/2011 19:30
¡Ya veo que tu lo entiendes todo! Seguramente sabes bien todos los dogmas, mas dudo que entiendas qué es un dogma.
Ya veo que sabes muy bien porque estás aquí y tu vida tiene el sentido máximo de morir......Si no sabes por que estás aquí... tampoco sabes si todo termina o no con la muerte.
Yo se muy bien y estoy cierto que moriré.....pero también que resucitaré. Ese es el sentido de la muerte y de la Vida..
Ya pasó con Cristo como lo ATESTIGUAN muchos..........

11.Publicado por Cachi Quaglia el 24/03/2011 16:35
Muy bien, genial! Entonces estás captando el significado de la "resurreción" como te expliqué antes: Una parábola, o alegoría, sobre la inexistencia de la muerte como final.

En otras tradiciones religiosas, como en el budismo tibetano, por ejemplo, expresan esa misma comprensión con otras palabras.
Lo que te resistes a entender es que si si todo acaba con la muerte, no hay sentido en la vida. Intenta reflexionar sólo un poquito sobre esto y comprende como es tu imagen de futuro lo que da sentido a tu presente. La creencia en la muerte como real corta tu futuro. Esto que te explico es más psicológico que espiritual, pero se complementa.
No es que "yo lo entienda todo", pero he dedicado gran parte de mi vida a estudiar sobre este tema y no me he quedado prendido a ningún dogma en particular. Y claro que no voy a entrar en el jueguito tonto de hacer una exégesis semántica del concepto "dogma" para probarte que entiendo su significado.
Si no tienes cosas más urgentes en que ocuparte, visita el site que indico y lee algunas cosas, sobre todo el libro llamado "La Mirada Interna". Pero si tienes cosas más urgentes en que ocuparte, te digo que siendo tu deseo dormir o morir, no haré nada para oponerme.
Paz, Fuerza y Alegría para ti y los que te acompañan.

12.Publicado por Fer_plus el 28/03/2011 09:23
Yo creo, ya que el debate se ha ido hacia la gran incógnita, la muerte, que es el tema en el que todos intentamos encontrar un sentido, pero ya sea directamente desde la fe cristiana o desde una alguna otra postura filosófica, puesto que la muerte es inevitable, el hecho que nos iguala a todos, el océano al que van los ríos que son nuestra vida (etc. etc.) a lo que intentamos dar sentido es a nuestras "vidas", no a nuestra muerte. Creo que es un punto de vista distinto del que habláis.

13.Publicado por La Palmera el 28/03/2011 12:29
Si como bien dices la muerte es inevitable....Es inevitable que la muerte es un momento de nuestra vida y forma parte del sentido que le des a esta, tanto aquí y ahora, como en el "desconocido después", pero que no por desconocido para nosotros deja de ser un hecho real a conocer profundamente cuando lo experimentemos, si bien ahora lo vemos "como en un espejo nebuloso para nuestros ojos, pero radiante para los ojos de la fe, pues CRISTO HE RESUCITADO y está sentado a la derecha de Dios.
Saludos.

14.Publicado por La Palmera el 28/03/2011 12:32
También veo que algunos comentarios míos no han sido aún publicados lo que dificulta y distorsiona aspectos del diálogo...

15.Publicado por Aurelio Grande el 30/03/2011 21:47
Se puede buscar el sentido a todo aquello que nos parece incierto, dudoso, confuso o aparentemente caótico, pero hacerlo sobre el sin sentido es algo que no tiene sentido, se trata de un enunciado contradictorio.

16.Publicado por La Palmera del Desierto el 31/03/2011 20:21
Aurelio, me parece una puntualización muy correcta...Pero a veces hay que leer entre líneas para entender no exactamente lo que dicen, sino lo que quieren decir. En este caso el planteamiento alcanzaba a todo lo que tu dices aunque parezca contradictorio. Si bien a mi lo que me molesta un poco es que quieran "utilizar" la vía de la superstición como pasarela al "sentido", que además en un sentido totalmente "subjetivo".
Y aunque todo tiene su irremediable complemento subjetivo, no por ello a dar ser "precisamente supersticioso". Gradualmente somos capaces de ir encontrando "la Verdad de cuanto existe"., sin ayudas espúreas e irracionales, que, encima, declaran "demostradas científicamente".

https://sites.google.com/site/wwwtodoli2com/

17.Publicado por La Palmera del Desierto el 25/04/2011 20:49
Ya que no se ha publicado mi comentario al nº 11 del Sr.Cachim ......sólo quiero añadir que en dicho comentario hábil pero falsamente, el Sr Quaglia da ha entender que me ha convencido de sus burdas explicaciones sobre la "resurrección" como una alegoría sobre "la inexistencia de la muerte como final"....porque claro está....el cree en la reencarnación.
Yo creo en la muerte real, física del hombre, un amargo trago humano que "pasar".....y, del mismo modo, creo en la "resurrección de la carne", como CRISTO RESUCITÓ. "Los que hemos muerto una muerte como la de Cristo, también resucitaremos con una resurrección como la de Cristo. Si morimos con Cristo, también resucitaremos con él.

Así que Sr. Cachi, si quiere llevar el "agua a su molino", intente dar razones suyas y no poner en boca de otro lo que a Vd. le conviene que digan.....Así se pueden escribir infinidad de errores.....pareciendo verdades...
Insisto, mi comentario, vertido en su dia, respondiendo a estas falsedades y bobadas que califica de "psicologicas" su autor, NO FUE PUBLICADO. Quizás porque su "Mirada interna"....se tornó borrosa.
Mi respetuoso saludo Sr.Cachi.......¡Vaya con Dios, padre de Nuestro Señor Jesucristo, única luz del mundo.
Puede consultar para su bien este artículo>>>http://www.mscperu.org/neos/Mario/enfvejezmuer2006.htm

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Martes, 22 de Noviembre 2016 - 07:55 ¿En qué creen los que no creen?









Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo



NUEVO LIBRO DE JAVIER MONSERRAT
El gran enigma
Ver artículo sobre el libro en Tendencias21 de las Religiones




PVP: 18 euros
Disponible en cualquier librería, Amazon y La Casa del Libro (Madrid)
También en la Editorial San Pablo
Puede solicitar su ejemplar a este correo electrónico