Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




La música tiene un impacto biológico en el envejecimiento cerebral

Un estudio arroja las primeras evidencias del efecto del entrenamiento musical de larga duración en la actividad neuronal


Los retrasos en el ritmo neuronal vinculados al envejecimiento no son inevitables y pueden eludirse o reducirse con entrenamiento musical, según se desprende de un estudio reciente en el que se ha analizado la relación entre música y cerebro. En un experimento realizado, se comprobó que músicos ancianos eran capaces de procesar un discurso, desarrollado en un entorno ruidoso, con la misma eficiencia que personas jóvenes. El hallazgo sugiere que el entrenamiento musical sería una herramienta eficaz para la potenciación de la plasticidad cerebral. Por Yaiza Martínez.



Imagen: clix. Fuente: Everystockphoto.
Imagen: clix. Fuente: Everystockphoto.
Los retrasos en el ritmo neuronal vinculados al envejecimiento no son inevitables y pueden eludirse o reducirse con entrenamiento musical, según se desprende de un estudio realizado por especialistas de la Universidad Northwestern de Estados Unidos.

Esta investigación es la primera que proporciona evidencias biológicas de que la experiencia musical a largo plazo afecta al proceso del envejecimiento humano, publica la Universidad Northwestern en un comunicado.

Efecto de la música en el sistema nervioso

Las evidencias fueron recopiladas a partir de las mediciones de las respuestas cerebrales automáticas de músicos jóvenes y mayores, así como de adultos que no eran músicos, ante los sonidos de un discurso.

Las mediciones, llevadas a cabo por investigadores del Auditory Neuroscience Laboratory de dicha Universidad, demostraron que el ritmo neuronal de los músicos más ancianos presentaba una ventaja.

Según explica la neurocientífica Nina Kraus, co-autora del estudio, en este sentido, “los músicos más ancianos no sólo superaron a las personas de su misma edad que no eran músicos, sino que además decodificaron los estímulos sonoros tan rápida y acertadamente como los adultos más jóvenes, que no eran músicos”.

Los resultados obtenidos refuerzan la idea de que experimentar activamente los sonidos, en el transcurso de nuestra vida, tiene un profundo efecto en el funcionamiento del sistema nervioso, asegura la investigadora.

Kraus, profesora de ciencias de la comunicación en la Escuela de Comunicación, y de neurobiología y fisiología en el Weinberg College de Artes y Ciencias de dicha universidad, ha publicado, junto a otros colaboradores, los resultados de la presente investigación en la revista especializada Neurobiology of Aging.

También ayuda a la memoria

Los investigadores señalan que, a partir de los hallazgos realizados, se demuestra que el entrenamiento musical intensivo, incluso en las etapas avanzadas de la vida, podría potenciar el procesamiento mental de cualquier discurso y, como consecuencia, incrementar la capacidad de los ancianos para comunicarse en entornos acústicos complejos o ruidosos.

Nina Kraus, autora de la investigación. Fuente: Universidad Northwestern.
Nina Kraus, autora de la investigación. Fuente: Universidad Northwestern.
Los adultos mayores suelen tener problemas para distinguir palabras en estos contextos porque la reducción del ritmo neuronal vinculada al envejecimiento les impide decodificar bien los sonidos.

En este sentido, la música podría serles de ayuda ya que, según Kraus, “la experiencia musical afecta selectivamente al cronometraje de elementos de sonido importantes para la distinción de las consonantes”.

En estudios previos, Kraus y sus colaboradores del Auditory Neuroscience Laboratory se habían analizado ya por extenso los efectos de la experiencia musical en la plasticidad cerebral, a lo largo de toda la vida, en entornos clínicos y corrientes, así como en medios educativos.

En estos análisis fueron constatados otros efectos positivos de la música sobre el cerebro, como que ésta puede reducir la pérdida de memoria vinculada al envejecimiento.

La presente investigación fue llevada a cabo midiendo la respuesta neuronal automática a los sonidos del discurso de 87 adultos de habla inglesa, nativos, y con una audición normal. Las mediciones se hicieron mientras los participantes veían un vídeo.

Los voluntarios músicos habían empezado a estudiar música antes de los nueve años, y habían estado implicados en actividades musicales constantes durante toda su vida. Los voluntarios que no eran músicos habían estudiado música durante tres años como máximo.

El cerebro y la música

En los últimos tiempos, hemos sabido de otras investigaciones centradas en el efecto de la música sobre el cerebro humano.

Por ejemplo, en 2011, un estudio llevado a cabo por científicos de la York University de Canadá, especializados en el aprendizaje, la memoria y el lenguaje de los niños, constataron que la música puede potenciar el aprendizaje de niños de preescolar.

Por otra parte, en 2008, una investigación realizada por especialistas de la Harvard Medical School de Boston reveló que los niños que tocan un instrumento una media de dos horas y media a la semana desarrollan un 25% más el cuerpo calloso, la zona que conecta los dos hemisferios cerebrales y que ayuda a la coordinación de ambas manos.

Dados los resultados de diversas investigaciones al respecto, en 2009, investigadores de la Universidad de Zurich señalaron que la plasticidad cerebral que propicia la música podría ser aprovechada para desarrollar terapias destinadas a mejorar las habilidades cognitivas.

Concretamente, los científicos propusieron entonces utilizar la música en la terapia neurofisiológica, por ejemplo para mejorar las habilidades lingüísticas, la memoria o los estados de ánimo de las personas.

La música sería útil para este fin debido a que las regiones cerebrales implicadas en la práctica musical se utilizan también para otras funciones, como la memoria o el lenguaje. Cualquier mejora que favorezca la música en estas áreas del cerebro, favorecería, por tanto, las capacidades en otros campos del conocimiento.



Jueves, 2 de Febrero 2012
Artículo leído 66631 veces





Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Horst Bussenius C. el 07/02/2012 13:48
Muy interesante el estudio, y además concuerda con una serie de otros conocimientos de esta área. Así -por ejemplo-, la delfinoterapia actúa por el sonido que emiten los delfines y no por el contacto físico con el delfín. Los estudios sobre el Efecto Mozart se alinean también con esto. La influencia tan directa y manifiesta de ciertas músicas específicas en los estados anímicos. E incluso la influencia de la música en las plantas puede ser otra prueba del mismo efecto. El impacto de ciertas músicas en el cerebro y por tanto en la conducta, es una cosa demostrada, aunque falta una comprensión más completa del fenómeno, de la forma en que actúa.
Pero además de esto, no cabe dudas de que la ejecución musical genera -en gente joven y en personas de edad avanzada- nuevas conexciones neuronales o nuevos circuitos cerebrales que potencian ya de por sí solos el desarrollo de habilidades cognitivas. Definitivamente la música debería ser parte importante de la educación, y además debería aplicarse en terapias diversas, incluyendo a personas de la tercera edad.

2.Publicado por Altimauta el 23/03/2012 17:57
Sin duda la música es el lenguaje universal y probadamente beneficiosa para la salud integral de los seres vivos. Lo que no me queda claro es si estos estudios están enfocados al aprendizaje de un instrumento, a la teoría musical (entiéndase solfeo, armonía, etc.), a la apreciación, a todo en conjunto??...y en entre todo, dónde se ubica el canto/la voz, que viene a ser el instrumento más bello (según mi punto de vista). Gracias igualmente por este tipo de información, nos ayuda a todos a focalizar nuestra energía hacia hábitos más constructivos y beneficiosos para la salud de mente-cuerpo.

3.Publicado por alberto el 25/05/2012 07:56
Muy bueno dicho artículo.. Entonces tenemos que inculcar música a nuestros nietos si o siiiiii..

4.Publicado por neogol el 23/07/2012 19:29
Excelente artículo
Otros estudios afirman que hasta en la etapa prenatal nos influye

5.Publicado por welshen el 30/04/2013 19:00
I agree with that. I feel, practice when am walking at the beach everyday. It is nice, everyone will try do that. Thanks
.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 16 de Noviembre 2015 - 13:30 Las pupilas aumentan de tamaño con la música