Tendencias 21
Universidad Comillas




La neurociencia cuestiona el materialismo imperante

Si se puede demostrar que la mente gobierna el cerebro, es que existe una realidad no material


La revista The Global Spiral publica una reseña del último libro del neurólogo canadiense Mario Beauregard. Esta obra revisa las viejas cuestiones sobre la realidad material, la realidad inmaterial y Dios desde la perspectiva de la neurociencia, estableciendo en esta rama científica dos posturas contrapuestas: la materialista (que cree que no hay nada más allá del cerebro) y la no materialista (que cree que mente y cerebro son dos cosas distintas). Experimentos realizados por Beauregard han demostrado empíricamente que la mente puede gobernar y transformar el cerebro lo que, según él, significa que la materia no es lo único que existe. Esa realidad in-material es, para el científico, consistente con la idea de la existencia de Dios. Pero, señala Beauregard, dicha existencia no será nunca constatada sino tan sólo inferida, porque Dios no puede convertirse en objeto de estudio. Por Yaiza Martínez.



La neurociencia cuestiona el materialismo imperante
Mario Beauregard, director del Laboratorio de Investigación Mente/Cerebro (MBRL de la Universidad de Montreal, en Canadá, ha publicado recientemente, junto a la periodista especializada en religión y ciencia, Denyse O’Leary, el libro The Spiritual Brain: A neuroscientist’s case for the existence of the soul.

La obra, según explica The Global Spiral, publicación del Instituto Metanexus, explora un debate muy antiguo, en este caso llevado a un contexto moderno: el contexto científico.

Desde esta perspectiva, a las viejas preguntas se les dan nuevos matices: ¿somos los seres humanos algo más que materia y energía?; ¿estamos dotados de un aspecto no material llamado espíritu o alma?; ¿qué pasa con las experiencias religiosas?, ¿son reales o, simplemente, fruto de una actividad cerebral anómala?; ¿es el misticismo un estado elevado de conciencia o sólo una alucinación? ¿qué es nuestra conciencia: la reunión de miles de millones de neuronas o algo que conecta con el universo?

Y es que el aún creciente auge del contexto racionalista y científico cuestiona las verdades religiosas e intenta exiliar a Dios de la cultura humana; mientras que las posturas materialistas, por su parte, hacen que se trivialicen los valores morales, señala The Global Spiral.

Posturas contrapuestas

Concretamente, en el terreno de la neurología, existe una gran división respecto a estas grandes y eternas preguntas. La mayoría de los neurocientíficos, los científicos cognitivos y los biólogos, se aferran a la visión científica tradicional, señalando que fenómenos como el alma o Dios no son más que los chispazos de un cerebro complejo, al igual que lo serían otras alucinaciones y fantasías del ser humano.

Por otro lado, también existen pensadores, entre ellos científicos, que no ven así las cosas. Es el caso de Beauregard, neurólogo que, hace unos años por ejemplo, investigó a un grupo de monjas carmelitas, recopilando según él evidencias de que las experiencias religiosas tienen un origen no-material y que no provienen del cerebro.

Como él, algunos científicos creen que la mente es algo más que las macromoléculas, y que la dimensión espiritual del ser humano existe aunque no contemos con el método apropiado para conocerla.

El libro escrito por Bauregard y O’Leary explora los intentos más recientes por parte de la ciencia de localizar el “gen de Dios”, y defiende que nuestro cerebro está estructurado para la religión y que, por tanto, los intentos para reducir las experiencias espirituales a un fenómeno puramente material están mal enfocados.

Materialismo insuficiente

Según los autores, muchos científicos ignoran evidencias que desafían a los prejuicios materialistas que les impelen a pensar que nuestras experiencias son explicables sólo por causas materiales, y que el mundo físico es la única realidad.

Pero ese materialismo científico no puede explicar por sí solo fenómenos irrefutables como la intuición, la fuerza de voluntad, el efecto placebo en medicina o las experiencias cercanas a la muerte, señalan los científicos.

The Spiritual Brain explora, en definitiva, las últimas investigaciones neurológicas al respecto de todos estos fenómenos más allá de la materia, en un intento de contradecir la perspectiva más extendida, la materialista.

Para ello, los autores han vertido en la obra numerosas citas de autoridades en la materia y han presentado argumentos, según The Global Spiral, bastante persuasivos, sobre lo inadecuado del paradigma materialista actual para la interpretación y el conocimiento de diversas materias.

Neurociencia y Dios

Todas estas ideas las expresó Beauregard en una entrevista publicada por HarperCollins. En ella, el neurólogo explicaba cómo la neurociencia no científica demuestra que la mente es real y puede cambiar el cerebro.

El neurocientífico afirmó haber demostrado, con otros neurocientíficos, cómo la mente influye en el cerebro a través de técnicas de registro de imágenes de la actividad cerebral. Estas técnicas demostraron el poder de la voluntad sobre el cerebro, con participantes que controlaron sus pensamientos tristes o las respuestas eróticas ante imágenes estimulantes en este sentido.

En cuanto a la pregunta sobre si la neurociencia puede demostrar la existencia de Dios, Beauregard señaló que no, porque Dios no puede convertirse en un objeto de la investigación científica, pero el científico opina que determinados fenómenos que ocurren en la mente, como la telepatía, pueden ser consistente con la creencia en una realidad más allá de la materia, y esta creencia podría ser consistente a su vez con la creencia en la existencia de Dios.

En Tendencias21 ya publicamos un artículo en 2007 sobre los estudios de Beauregard y otros neurocientíficos canadienses acerca de las redes neuronales implicadas en las experiencias místicas de las monjas carmelitas.



Miércoles, 17 de Septiembre 2008
Visitas de este artículo: 17019



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Pepe el 17/09/2008 20:10

Dice el artículo que este señor '... han demostrado empíricamente que la mente puede gobernar y transformar el cerebro ...'. Claro, se llama plasticidad, que es una cualidad del cerebro.

Relacionado con la publicación de artículos novedosos como éste, el creador o inventor de internet ha ideado un sello de fiabilidad de las noticias y páginas web que se publican en internet. De modo que exista un medio de verificación para desentrañar falsas o interesadas investigaciones.

Esperemos que no sea el único y que esté amparado por personas de reconocido valor humano libres de presiones o intereses.

2.Publicado por Merkava el 17/09/2008 23:02
Hay que ver como os ponéis los ateos cuando los investigadores no comparten vuestros dogmas, ¿Verdad, Pepe?

Cuando Beauregard publicaba su descubrimiento acerca de como las experiencias religiosas estaban relacionadas con un área determinada del cerebro, muchos aceptasteis la investigación porque os servía para poder decir que la religión era una conducta evolutiva y por tanto creada por nuestro cerebro. Evidentemente, las conclusiones de Beauregard tenían una doble interpretación que algunos no visteis y no quisisteis ver.

A la neuroplasticidad se le atribuyen diversas causas, la mayoría piensan que se trata de una adaptación del cerebro para comprender mejor el entorno y las situaciones cambiantes. Lo cierto es que el materialismo no ha podido establecer empíricamente un motivo que responda de forma efectiva a esa cuestión. Beauregard afirma tener pruebas que puedan dar una explicación, pero como parece que no se mueve por las corrientes más populares de la ciencia materialista mejor desacreditarlo sin ni siquiera haber leído nada de su estudio. Muy racionalista, sí.

Pero vamos, tú si quieres puedes llamar al creador de internet o a quien quieras para venir a censurarnos. XD

3.Publicado por Álvarez Silva el 18/09/2008 12:03
Desde un punto de vista totalmente científico, ¿quién puede decir que la propia materia no tenga propiedades que explicarían todo lo concerniente a la formación del yo, la conciencia, la voluntad, etc., es decir todos esos aspectos que existen -porque los experimentamos- y que englobamos en lo que denominamos "cualidades espirituales" del ser humano?... Ahora bien, esa materia no sería exactamente la definida "hasta el día de hoy" por nuestra Física conocida.

¡Es hora de que abramos nuestros horizontes para que puedan incluir "dentro" todas las aportaciones filosóficas, y de toda índole que la cultura humana ha dado a luz a lo largo de su historia y que representa todo lo que el fenómeno humano significa en sí!

4.Publicado por Pepe el 18/09/2008 12:29
Merkava. Declaraciones de este tipo es un intento más de hacerse un lugar dentro de la opinión pública, para generar polémica, y entrar en el debate donde contraponen antiguas creencias de ciertos estamentos religiosos, y nuevos descubrimientos que explican éstas, o añaden luz al conocimiento del ser humano. En las argumentaciones del artículo The Global Spiral hay una mala intencionalidad, al decir por ejemplo "..trivializing moral values and human worth..". Los valores morales no son exclusivos de los creyenten en Dios, ni mejores si quiera. Tambien me parece infantil atribuir al ser humano percepciones sobrenaturales, como la "telepatía" -en semejanza con la intuición, conocimiento de las personas o la casualidad- , la intuición, la fuerza de voluntad o el efecto placebo.

Adjetivos como ateo y atribución de dogmas a lo que simplemente son resultados comprobables, es la misma linea en la que se ha enfocado el artículo. En todo caso, sin hacer caso a estas pequeñeces, bienvienido sea el debate y aceptación; de que no sabemos todo, y que muchas cosas está por descubrir, incluso la forma y el modo para comprender distintas posturas.

Michael Persinger es conocido tambien por sus experimentos similares a los de Beauregard, de hecho, Persinger los realizo en Canadá antes Beauregard.

5.Publicado por Luchetti el 18/09/2008 16:58


Mente y Cerebro:


Llamemos Cerebro al soporte material de impulsos eléctricos y fotones que golpean
la corteza cerebral. ¿Qué son? ¿De dónde vienen? Llamamos "pensamiento" a las
ideas, símbolos o imágenes que vivenciamos. Al pensar movemos "símbolos" que
son sonidos o imágenes fónicas y que también son fractales porque tienen la forma
de "letras". Y "medimos" o calculamos al instante, a fin de organizar y ordenar una
oración "llevados por la escena del diálogo". Pensar y dialogar son equivalentes...
Esto que escribo es diálogo en un ir-venir de rebotes del movimiento del fraseo.
Siempre estamos dialogando aunque estemos en silencio... Los "otros" están allí
sobre todo cuando no pensamos en elos. La mente, es grupal, es eléctrica y es
biocibernética. Por la mente la naturaleza se asegura la evolución de la especie. Lo
hemos llamado "mente global" y se comunica por la onda del sueño. Recordemos
la literatura, los sueños donde "somos otros" o somos "el otro" (Borges). Manejamos
nuestro cerebro o "recuerdos autobiográficos" pero no manejamos la mente global
o infinitas interacciones que se producen durante un día y son grabadas en un
scaneo total para asegurarse el enriquecimiento de la información. En realidad,
hay muchos scaneos porque las ondas de sueño nos ocurren estando despiertos.
Las percepciones que nos llegan de improviso son "mentales", son espacio,
son fractales electrosónicos de retículos espaciales o "letras" moviéndose. Para
detectar estas percepciones debemos revisar los eventos sincrónicos, es la
información que nos llega "juntándose sola", sin que lo hallamos previsto. Pero
hay que evitar pensar porque la conciencia suele rechazar los datos que ella misma
no es capaz de clasificar en el momento. Hay que abrirse y esperar, guardando
el dato o rebote o sonido o palabra que se ha repetido "sin sentido" porque ella
es un rebote de onda de la mente. Toda información que nos llega "en este modo
de presentación" es una función de onda de la mente global (otros que actúan)
y es una interacción electroacústica espacial. Chau, gracias.

6.Publicado por aupa el 18/09/2008 17:28
investigaciones como esta son interesantes.
Respecto a lo del ser humano si solo es energia y materia, realmente esas palabras son caras de una misma moneda, y de alguna forma, estamos conectados con todo el Universo.

7.Publicado por Merkava el 19/09/2008 18:29
Pepe, los resultados que expones son tan comprobables como los de Beauregard, pero algunos continuáis pensando que vuestros conocimientos (que en muchas ocasiones se trata más de creencias que de hechos empíricos) están por encima de otros, que no son más que fantasías infantiles. Esa es la misma ceguera que luego atribuís a los demás. Vuestro ego es vuestro dogma.

Por lo menos, yo voy a mantener mi mente abierta y estoy dispuesto a cuestionar los conocimientos que poseo, no como algunos que cada vez que les tocan el evolucionismo o el materialismo se ponen nerviosos y abandonan esa racionalidad a la que tanto aluden.

8.Publicado por Pepe el 20/09/2008 15:58
Supongo Merkava, que la interacción social cotidiana a dotado al humano de habilidades en el lenguaje sarcástico e improvisado para responder a los acontecimientos que sugen expontáneos, casi podríamos decir del subconsciente o del pensamiento metáforico. Este modo en el lenguaje puede servir para defender o interponer ideas en un momento dado donde las posibilidades de recabar datos y organizarlos están muy limitadas, y por eso se se hecha mano de un lenguaje exclamativo y peyorativo para interponer nuestros pensamientos, que al fin y al cabo no son más que un abstracto de nuestros conocimientos en nuestro cerebro, y como he dicho antes por la limitación de recordar elementos concretos. Normalmente en reflexiones posteriores, siempre que no se tenga como imperativo intereses y se actúe de buena fe, surgen la compresión y la respuesta a los acontecimientos que vivimos. Estas respuestas puede tardar días, años; al fin al cabo es modificar, como decía Beauregard, transformar el cerebro. Luchetti expone una reflexión que de ser abstraida en el pensamiento supone una obra de arte para el receptor. Conveniente de leerla.

Saludos

9.Publicado por Merkava el 20/09/2008 22:43
Curiosa forma de justificar la mala educación, la falta de actitud crítica y los posicionamientos doctrinarios. Pero supongo que a partir de ahora no te imporatará que otros utilicemos también este precedente, de lo contrario sería bastante hipócrita.

Por cierto, ya que aludes al subconsciente, ¿Sabes que no está demostrado empíricamente? De hecho ese es uno de los problemas del psicoanálisis y del actual descrédito de Freud, ya que la psiquiatría y en concreto la neurociencia solo ha demostrado la existencia del inconsciente.

Así que ten cuidado con aludir a elementos no demostrados, a ver si Richard Dawkins también te va a poner a ti en la lista negra. XD

10.Publicado por Monsech Julio el 21/09/2008 20:41
Todo lo que "existe" (material o no) es parte de lo que denominamos "Dios", incluido este instante y quienes lo generamos. No existe la manera de probar una separación al respecto, pero si una de enviar y recibir información que demuestre que somos todo uno, que es lo que realmente hacemos permanentemente sin que todos seamos necesaria y realmente conscientes de tal actividad. Por lo tanto, al investigar, lo hacemos siempre desde y para Dios, porque somos parte y todo. Resumiendo: Dios es parte y a la vez objeto de investigación científica. No hay porqué verlo separado de su creación. Existe un proceso de retroalimentación de la conciencia/memoria global multidimensional. Sería bueno que algún equipo científico multidisciplinario comience por investigar las vías de comunicación entre nuestro cerebro y nuestra conciencia superior, lo que explicaría una serie de fenómenos, como la telepatía, a la que hace referencia el presente artículo.
vector@axial.com.ar

11.Publicado por Rivadeneira el 25/09/2008 21:38
Pregunto

¿ Podemos hablar de NeuroCIENCIA no científicia ???? bajo que parámetros podemos definir ciencia no ciéntifica ???

12.Publicado por Juan Díaz Núñez el 15/10/2008 02:56
EL PARADIGMA POSTMODERNO DE LA COMPLEJIDAD SUGIERE UNA AUTOPOIESIS EVOLUTIVA DE CARACTER TELEOLOGICO. DE ESTE MODO LA IDEA DE DIOS NO ES SOLAMENTE UNA
ABSTRACCION SINO QUE ESTA CONTINUAMENTE EXPLICITANDO SE ESENCIA, LA COMPLEJIDAD Y LA ARMONIZACION CRECIENTES. EN CIENCIAS SOCIALES SE HA IMPUGANADO LA IDEA DE PROGRESO Y EVOLUCION POR LA NECESARIA RE-EVOLUCION DEL TODO SOCIAL PARA ALEJARLO DE LA ENTROPIA. LA NATURALEZA TANTO COMO LA CULTURA HAN SUFRIDO MUTACIONES METAMORFOSIS Y REVOLUCIONES QUE ACELERAN CUALITATIVAMENTE EL PROGRESO. SIN EMBARGO LA MUERTE Y LA FINITUD SON PROPIAS DEL MUNDO HUMANO DE
MODO QUE SE TRATA DE UN MISTERIO AL PARECER INSOLUBLE, A MENOS QUE LA MUERTE DE LOS SISTEMAS VIVOS SEA UNA ESTRATEGIA DE SU RECURSIVIDAD. LAS POSIBILIDADES QUE ABRE LA PARAPSICOLOGIA CIENTIFICA, AL CONJUGARSE CON LA NEUROLOGIA EXPERIMENTAL COGNITIVA, SON PROPIAS DEL AMBITO TRANSDISCIPLIAR, Y NO ES FACIL PREDECIR A PRIORI
SUS ALCANCES LIMITACIONES E IMPLICACIONES...

13.Publicado por Juan el 08/02/2009 12:08
En todo esto hay algo irónico, pues si el materialismo que puede surgir de la neurociencia afirma que no hay nada más allá del cerebro, entonces podemos emplear la propia neurociencia para refutar este materialismo. En efecto, la neurociencia nos muestra que un entorno más estimulante y una educación más amplia llevan a que haya un mayor número de conexiones neuronales en el cerebro de las personas de ese entorno, de modo que el entorno, la educación y por extensión toda la cultura también influyen sobre el cerebro, y no sólo al revés. Hasta tal punto que no sólo la cultura (o lo espiritual en los seres humanos) es creada por el cerebro, sino que también el cerebro es creado por la cultura, siendo esto último incompatible con ese materialismo neorucientífico.
Y todo esto sin recurrir a fenómenos controvertibles pero con evidencias empíricas de su existencia como la telepatía, la clarividencia, etc., que nos muestran cómo la mente puede rebasar las limitaciones materiales del sistema nervioso, siendo otra refutación de aquel materialismo.

14.Publicado por �Alejandro Álvarez Silva el 09/02/2009 11:26
Estoy con Juan, a no ser que la materia posea unas "propiedades" más allá de lo que nos dice la Ciencia Física. Reitero mi ofrecimiento de ampliar el horizonte científico en una dirección en la que se difuminaría asintóticamente con la misma filosofía clásica. Ver el Blog Simbiótica (http://simbiotica.wordpress.com/). Saludos:
Alejandro Álvarez

15.Publicado por Gabriel el 10/02/2009 05:56
Don Juan, primero dice Vd. una reflexión aguda y que personalmente valoro acertadísima, que :

"el entorno, la educación y por extensión toda la cultura también influyen sobre el cerebro, y no sólo al revés. Hasta tal punto que no sólo la cultura (o lo espiritual en los seres humanos) es creada por el cerebro, sino que también el cerebro es creado por la cultura,".

y después agrega "esto último incompatible con ese materialismo neorucientífico".

O sea, primero elabora Vd. una de las inferencias marxistas clásicas: el medio, el contexto, las condiciones preexistentes crean los fines perseguidos, las reglas, las contradicciones internas. Éstas a su vez transforman el medio, modifican el contexto, crean nuevas condiciones. Es un motor. Así que no hay incompatibilidad, es una más de las tantas verificaciones del materialismo dialéctico. Salute.

16.Publicado por Juan el 10/02/2009 18:31
Para Gabriel:

Si lo que escribí más arriba es incompatible con el materialismo neurocientífico, es porque esta versión del materialismo parece afirmar que sólo cuenta el cerebro, que todo está en el cerebro, de modo que el entorno, lo cultural y lo espiritual no tendrían ninguna cabida por ser elementos extracerebrales. Pero el hecho es que esos elementos conforman hasta cierto punto lo que somos, lo que invalida el materialismo neurocientífico.
Y sobre el materialismo dialéctico propio del marxismo, que es un versión distinta del materialismo, notamos que incluso resultados como los anteriores lo refutan, pues si bien este materialismo afirma una dialéctica en ambos sentidos entre el ser vivo y su entorno, en el fondo considera que nuestra conciencia y por extensión todos nuestros productos culturales están totalmente determinados por nuestras infraestructuras, o sea, nuestra constitución biológica y nuestras condiciones materiales de existencia. Pero una vez de aceptamos que la conciencia y la cultura también han hecho posibles a nuestra constitución biológica y a nuestras condiciones materiales de existencia, y no sólo al revés, entonces esa determinación total de las infraestructuras sobre las superestructuras es imposible. Y esto sin tener en cuenta que algunos fenómenos estudiados por la parapsicología suponen más aún la invalidación de diversos materialismos.

17.Publicado por hugo luchetti el 15/02/2009 21:13


DIOS ES EL ALGORITMO:

El algoritmo, el número, la meta, la afirmación, el símbolo, la ecuación, la reversivilidad del tiempo,
son el Dios cuyo ojo ve el proceso desde el punto omega o completud o plenitud del tiempo. La
consecución de las cosas, el mundo realizado y comprendido, la veracidad de la palabra hecha
proceso... Dios es el mito indicador del resultado, la ecuación final. Pero en verdad enseña que
cada tramo se describe previamente y es hecho, el modelo es Dios. O Dios es el modelo previo.
La síntesis que imaginamos al principio es la que conduce al resultado o Dios Omega. Cúspide
y resumen total de algo. Chau, gracias.

18.Publicado por hugo luchetti el 15/02/2009 21:29


ESPIRITU Y MATERIA:


Las partículas de la conciencia, son letras, imágenes. escenas, conductas, cultura. Pero
son moléculas orgánicas que traducen la presión del medio en símbolos. Hacemos esa
conversión... La realidad atómica es la mente y no está sujeta a la espacialidad de la
tercera dimensión. La realidad molecular es la coreza cerebral que fija la energía el
tiempo necesario para que podamos medir y transformar en palabras lo que estamos
viviendo o para transformar en pensamiento lo que estamos considerando. De manera
que según EL MODELO que usemos nos dará espíritu o materia. Cada vez que escribimos
o pronunciamos una frase construímos moléculas. Pero lo hacemos con el intelecto unido
a la voluntad. Tenemos la posibilidad de mover la energía atómico-molecular con una
sencilla decisión. Sea espíritu-materia. Chau, gracias

19.Publicado por Constancio el 20/07/2009 12:54
Se ha dicho que el cerebro es el músculo más potente del cuerpo. Pues bien, de la misma manera que un músculo esquelético tiene su propio crecimiento, que podemos incrementar con el estímulo externo del ejercicio físico, el cerebro tiene exactamente el mismo comportamiento: cuanto más lo estimulamos sensorialmente desde el exterior más se desarrola.

20.Publicado por Isaac Ramos el 02/05/2010 17:50
"porque Dios no puede convertirse en objeto de estudio"

Creo que hay una gran contradicción en el mismo dicho.
Como llego a esa conclusión, si no por un estudio?

21.Publicado por Isaac Ramos el 02/05/2010 18:06
Yo programo micro procesadores y mis programas hacen que sus funciones y acciones cambien sin cambiar ningún componente, y no creo que tenga nada de espiritual.
Esa es una virtud de lo material, que ya poseen nuestras creaciones.

22.Publicado por carmen el 04/05/2010 18:49
El estudio me ha parecido muy interesante.
Los comentarios, no tanto. Parece que algunos lectores no tienen más norte que apresurarse a verter sus convencimientos personales con larguísimos posts que uno termina por saltarse... Especialmente se observa especial vehemencia en aquellos que no parecen poder soportar el menor atisbo de tambaleo de sus dogmas naturalistas. Tanta vehemencia es muy sospechosa......

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Martes, 22 de Noviembre 2016 - 07:55 ¿En qué creen los que no creen?









Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo



NUEVO LIBRO DE JAVIER MONSERRAT
El gran enigma
Ver artículo sobre el libro en Tendencias21 de las Religiones




PVP: 18 euros
Disponible en cualquier librería, Amazon y La Casa del Libro (Madrid)
También en la Editorial San Pablo
Puede solicitar su ejemplar a este correo electrónico