Tendencias 21
Universidad Comillas




La neuroteología permitirá comprender la relación entre conciencia y mundo material

El neurocientífico Andrew Newberg reflexiona sobre el futuro de esta disciplina


El neurocientífico Andrew Newberg reflexiona en un artículo reciente sobre el futuro a corto y largo plazo de la neuroteología, que es la disciplina que estudia las actividades neuronales relacionadas con experiencias de espiritualidad y religiosidad. Según Newberg, en los próximos años, esta disciplina permitirá comprender a fondo la neurología subyacente a la religiosidad humana, conectando así la biología con nuestras experiencias, sentimientos y creencias. En última instancia, la neuroteología podría ayudar a comprender la naturaleza de la conciencia y su relación con el mundo material, afirma el científico. Por Yaiza Martínez.



Cambios percibidos en el cerebro en estado de meditación. Fuente: Andrew Newberg.
Cambios percibidos en el cerebro en estado de meditación. Fuente: Andrew Newberg.
El especialista en neuroteología, Andrew Newberg, director de investigaciones del Myrna Brind Center of Integrative Medicine del Hospital Thomas Jefferson de Estados Unidos, reflexiona en un artículo publicado recientemente por Science Religion Today sobre el futuro a corto y largo plazo de esta disciplina.

Como hemos hablado en diversas ocasiones en Tendencias21, la neuroteología consiste en el estudio de las actividades neuronales relacionadas con experiencias subjetivas de espiritualidad y de religiosidad, en un intento de ofrecer una explicación neurocientífica del fenómeno religioso.

Relación religión-cerebro

Newberg se pregunta en su artículo cómo avanzará la neurotecnología en los próximos cinco, 10 o 50 años. El científico reconoce que esta disciplina se encuentra aún en los primeros estadios de desarrollo, y que una verdadera combinación de neurociencia y fenómeno religioso y espiritual sólo ha sido posible gracias a las innovadoras técnicas de registro de imágenes cerebrales, surgidas en los últimos tiempos.

Antes del desarrollo de estas tecnologías, explica Newberg, la neuroteología sólo podía basarse en modelos animales y en especulación. Pero, ahora, los científicos comienzan a descubrir información substancial acerca de la relación entre el cerebro humano y las prácticas y experiencias religiosas y espirituales.

El neurocientífico cree que, en los próximos cinco años, los avances en neuroteología continuarán produciéndose, aumentando nuestra comprensión sobre dicha relación.

Futuros estudios basados en los registros de imágenes de la actividad cerebral, junto con otras investigaciones clínicas, ayudarán a entender mejor no sólo lo que ocurre en el cerebro en el momento en que se realiza una práctica religiosa concreta, como la meditación o la oración, sino también cómo dichas prácticas pueden afectarnos con el transcurrir del tiempo.

Efectos de la espiritualidad en la materia gris

Hasta ahora, la neuroteología ha permitido demostrar que hábitos como la meditación o la oración pueden reducir la ansiedad y la depresión, e incluso incrementar la memoria.

Estas mejoras cognitivas han podido relacionarse, además, con cambios a largo plazo en la función cerebral. De estos descubrimientos, los científicos han concluido que “la religión, la espiritualidad y Dios pueden cambiar el cerebro”, explica Newberg.

Los estudios que se realicen en los próximos cinco o 10 años permitirán evaluar la conexión entre diversos sistemas de neurotransmisores y el fenómeno espiritual o religioso, aventura el científico.

Andrew Newberg. Fuente: Sitio oficial del investigador.
Andrew Newberg. Fuente: Sitio oficial del investigador.
Las investigaciones realizadas hasta la fecha han constatado que tanto la dopamina (hormona y neurotransmisor cerebral) como el ácido gamma-aminobutírico (GABA) (principal neurotransmisor inhibitorio cerebral) están relacionados con prácticas como la meditación.

Este hecho resulta interesante porque la dopamina está vinculada al sistema de recompensa del cerebro, al movimiento y a la memoria. GABA, por su parte, estaría relacionado con las experiencias dichosas, que ayudan a detener la mente.

Pero otros neurotransmisores podrían estar implicados en las complejas interacciones entre cerebro y prácticas religiosas, algo que los especialistas esperan constatar en unos años.

Hacia el “religionoma”

Por otro lado, Newberg cree que es posible que en la próxima década pueda empezar a desarrollarse un “religionoma”, un “mapa” similar al del genoma, pero basado en la religiosidad humana.

Este mapa consistiría en una catalogación de todos y cada uno de los tipos de prácticas espirituales y religiosas existentes en las diversas culturas, pueblos y tradiciones del mundo.

En esta catalogación se incluirían tanto las experiencias religiosas subjetivas, como los conceptos doctrinales y teológicos y los componentes religiosos vinculados a la salud y a la fisiología. También se contemplarían las diferencias entre las personas religiosas o espirituales y aquéllas que son ateas o agnósticas.

El religionoma permitiría, por tanto, hacer una evaluación general de hasta qué punto el ser humano es religioso y espiritual; y posibilitaría la conexión entre la biología y las experiencias, los sentimientos y las creencias religiosas, explica Newberg en un artículo anterior publicado por Reuters.

El interés por encontrar una relación entre biología y religiosidad radica en la idea de que el cerebro humano tiene la capacidad de crear y perpetuar sistemas de creencias que se encuentran biológicamente enraizadas en el cerebro.

Comprender la relación entre conciencia y materia

Por otra parte, Newberg cree que en los próximos años, la neuroteología permitirá comprender mejor cuándo las creencias religiosas y espirituales se vuelven negativas, propiciando el odio y la violencia, o comportamientos tan radicales como el terrorismo.

En un futuro lejano, afirma el neurocientífico, la neuroteología nos ofrecerá algunas posibilidades fascinantes. Por ejemplo, dado que prácticas como la meditación pueden propiciar estados alterados de conciencia, la neuroteología podría ayudar a comprender la naturaleza de la conciencia y su relación con el mundo material.

Quizá nos ayude a entender mejor cómo la conciencia nos afecta a nosotros mismos y al mundo que nos rodea. También podría ayudarnos a materializar completamente nuestro potencial religioso o espiritual, con el fin de aumentar la capacidad compasiva del ser humano.

En última instancia, la neuroteología quizá sirva para responder a las más grandes cuestiones de la humanidad: ¿quiénes somos? ¿por qué hay algo en lugar de nada? ¿Cuál es la verdadera naturaleza de la realidad?, aventura Newberg y concluye que, para todo ello sea posible, habrá que aplicar un “método que integre lo mejor de la ciencia y lo mejor de las indagaciones religiosas, espirituales y religiosas”.



Miércoles, 16 de Febrero 2011
Visitas de este artículo: 6785



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Alejandro Álvarez Silva el 16/02/2011 12:23
Recomiendo al respecto la obra "Ciencia y meditación" (en "Letra clara" y el Blog Simbiotica). Saludos:
Alejandro Álvarez

2.Publicado por Victor el 16/02/2011 15:37
Se antoja apasionante esta cuestión. Por fin la ciencia y la religión tendrán un lugar común en el que encontrarse y retroalimentarse.

3.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 16/02/2011 19:16
Las cosas que a veces se tiene que leer.... Osea que dan por sentado, probado y establecido que la consciencia proviene de algo inmaterial y no de algo material como el cerebro ( dualismo cerebro- consciencia). El cargo por tamaña afirmación corre por cuenta de los que la postulan... El hecho de que el cerebro sea el órgano menos estudiado " hasta ahora", permite la supervivencia de esas fantasías.

Hace muy poco, experimentos con scaner cerebral, han puesto el "libre albedrío" pilar de las creencias religiosas antropocentristas en la picota.... No existe el libre albedrio; y un estudio más profundo del mismo, sin duda nos dará una explicación para el origen de las fantasías religiosas en la mente humana, su aparición en un estadío primordial de nuestro más reciente salto evolutivo cuyas manifestaciones aún sobreviven en su estado más elemental, en tribus de diversas partes del mundo; donde todavía existe una penumbra o linderos no muy definidos entre lo real, lo fantastico y lo soñado; así como entre lo experimentado o simplemente escuchado a través de narraciones por los más viejos de la tribu...

Eso nos permitirá ese gran y definitivo salto del pensamiento racional, mágico, fantasioso y supersticioso; al pensamiento lógico, racional, analítico y ciéntifico exento de toda clase de creencias absurdas, deidades y supersticiones. Un nuevo gran salto evolutivo para la humanidad.

4.Publicado por Guzmán el 17/02/2011 00:46
Jiddu Krishnamurti y la Meditación;

"La meditación es una de las artes más grandes en la vida quizá la más grande y no podemos aprenderla de nadie. Esa es su belleza. No tiene técnica y, por ende, no tiene autoridad. Cuando uno aprende acerca de sí mismo, cuando se observa cómo camina, cómo come, qué dice, la charlatanería, el odio, los celos; si está atento a todo eso en sí mismo, sin preferencia alguna, ello forma parte de la meditación. Por lo tanto, la meditación puede tener lugar cuando estamos sentados en un autobús o paseamos por los bosques llenos de luces y sombras, o cuando escuchamos el canto de los pájaros o contemplamos el rostro de nuestra mujer o nuestro hijo".15.

Y recientemente ha escrito: "Todo esfuerzo que se hace para meditar, niega la meditación".16.

15 Freedom from the Known (1969).
16 Prólogo de Krishnamurti en Meditations (1980).

KRISHNAMURTI
Los años de plenitud
MARY LUTYENS
http://seaunaluzparaustedmismo.blogspot.com/

5.Publicado por Oscar Lazo el 18/02/2011 14:10
"Las cosas que a veces se tiene que leer". Gustavo Rozas no entiende lo que lee, dedujo un supuesto falso y concluyó con ramplón reduccionismo.

Por eso necesitamos ciencias, Gustavo, para pensar en perspectiva, deducir las causas y mecanismos, y en vez de escupirle a la superstición, entender por qué ha crecido arraigada a la experiencia de tantos pueblos.

OM.

6.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 18/02/2011 14:35
Oscar Lazo. Parece que el que no entiende lo que lee, o que sólo lee lo que quiere leer es ud. A lo mejor tendría que evalúar si a su " holismo" y su dualismo asumido como válido apriori, no le acomoda mejor el epíteto de ramplón que tan ligeramente atribuye. a quienes sin duda razonan mucho mejor que Ud.

Más ciencia Oscar Lazo, abandone ud el pensamiento mágico y estadíos primordiales de la consciencia, que es donde tienen cabida los pensamientos religiosos. Suerte con los estudios.

7.Publicado por marcos el 19/02/2011 01:15
Todos a su manera creo tienen sus razones y respeto cada opinion mas alla de sus creencias sean ateas, agnosticas, gnosticas o religiosas, pero yo no creo que todo este en el cerebro humano, pues hay cosas que para mi trascienden dicho organo, fundamental pero hay algo mas trascendente que no podemos todavia nosotros comprender.- Asi como hoy muchos neurologos niegan la psicologia y dicen que todo es neuroquimica, me parece a mi que ambas participan en los estados y patologias humanas.- Y para mi cerebro y mente no son lo mismo, el cerebro es una antena que nos conecta con algo superior, se ha demostrado con scaners y tomografos de positrones que cuando se ora o medita algo de pronto no se muestra en señales luminosas en cerebro, entonces hacia donde van dichas oraciones o meditaciones???, creo hay conexiones superiores con un mundo espiritual trascendente que no es material, que esta quizas en otro espacio-tiempo pero que ohh paradoja, nuestro cerebro puede acceder a traves de las oraciones o meditaciones, superando el ambito material de la vida o realidad material.-
Yo mismo he comprobado y hago control mental hace años, soy catolico y cristiano no lo niego, ademas me lo enseño un sacerdote franciscano en 1983 que todavia lo hace, yo tengo 64 años, que al bajar las frecuencias cerebrales a niveles como alfa, de 8 mz por segundo nos encontramos con algo distinto, ni hablar de frecuencias mas bajas.- Comprobe como la telepatia, la precognicion, etc, se pueden dar sin problemas , aun sin que exista previa conexion o contacto con la otra parte, es como un flash espontaneo, que se diluye cuando uno usa la razon o la logica, alli desaparece todo esto.-

No quiero con esto decir que quien no creen en algo o alguien superior este errado, no, estan asi programados en sus creencias, pero creo que todos podemos si queremos acceder a un campo o niveles de consciencia superior, programar, visualizar, etc, .-
Y si les digo que he estudiado pese a negaciones cientificas, de muchos ateos o agnosticos que por ej el tema del sudario de turin es un verdadero misterio no solo porque se ha comprobado que JESUS FUE TAL COMO DICEN EVANGELIOS, y estos existieron, hay pruebas de ellos en QUNRAM Y en otros sitios, se han hallado no solo del viejo testamento sino del nuevo, eso ha puesto mal a muchos israelitas que solo creen en el antiguo.- como dije respeto cada idea o creencia.-
Y continuo: del sudario no solo se comprobo y tiro abajo la teoria del carbono 14 alterado por humedades, zonas chamuscadas que se estudiaron , fraudes montados y pagados para que se dijera que era de la edad media, etc, nada de eso es cierto, si se probo por RAYMOND ROGERS Y OTROS CIENTIFICOS CON TOMOGRAFOS DE ULTIMA GENERACION Y DEMAS ELEMENTOS que una poderosa ENERGIA QUE NO ES DE LA TIERRA HIZO VOLATIZAR EL CADAVER ALLI EXISTENTE , que impregno en ese momento la tela, la marco como dicen los evangelios, es sangre y no tinta roja ni pintura, que dicho cadaver en ese momento habia levitado¡¡¡ y se esfumo.-Pregunto, que energia era esa en esa epoca y como aparecio despues JESUS COMO MENCIONAN LOS EVANGELIOS Y HECHOS DE APOSTOLES???, nadie puede contestar hasta ahora ni los cientificos ateos tales preguntas.- Jesus era un ser de otro mundo como el mismo lo dijo , evolucionado espiritualmente y con un mensaje de paz, amor y solidaridad ante un mundo que igual que hoy fue y sigue siendo primitivo y depredador.-
Por eso no podemos avanzar ni entender nada con toda la tecnologia que poseemos, nada, cero.- Todas son teorias nada mas.-
Cuando nuestra mente y cerebro evoluciomen en otras areas que son espirituales e invisibles al ojo humano y a equipos electronicos por ahora, entonces habremos hallado otro camino superior y estadio de consciencia superior que nos dara respuestas a muchas preguntas.- MARCOS.-

8.Publicado por Sergio el 19/02/2011 14:14
Gustavo, el libre albedrío es un hecho. Lo demuestra la física de partículas y la neurología. En esta última, por ejemplo, los experimentos demuestran que en estado de meditación se produce neuroplasticidad: si el sujeto decide sentir compasión, su estructura cerebral cambia hasta dar lugar al cableado neuronal adecuado par crear esta sensación. Mi opinión es que gran parte de nuestro comportamiento está determinado. Esto es lógico porque nuestro cerebro no tiene modo de elegir los estímulos que recibe, así que deberiamos ser una máquina. Nuestra conciencia no existiría, sería un mero fantasma del lenguje. Sin embargo, si analizas el anterior ejemplo que te he puesto, verás que el esquema mecanicista no funciona en este caso concreto. Y hay algunos experimentos más en este sentido. Si yo deseo algo y mi cerebro me obedece, incluso cambiando su estructura si es necesario, pues aquí falta algo; el puzle mecanicista no encaja. Tal vez Descartes no estaba tan muerto como parecía. Ese alma, esa conciencia genuinamete distinta de las neoronas, me parece necesaria, un agente extra para explicar ese libre albedrío que, en una máquina como es el cerebro, no debería existir, pero que los experimentos se empeñan en señalar.
Y por favor, evite esa fraseología altanera y agresiva en plan "pobrecitos supersticiosos". Sea más amable.

9.Publicado por Cachi Quaglia el 20/02/2011 21:56
Acá hay un tema que trasciende el de creer que Dios exista, o creer que Dios no exista...

El tema es el de la relación entre el cuerpo y el psiquismo, no como "dualismo" ni "monismo", sino como elementos de una misma estructura psicofísica.
Seguramente todos sentimos estar alegres, o tristes; seguros, o inseguros; odiando, o amando... Eso que sentimos no está en una "estratósfera espiritual", sino que si lo "sentimos" es porque lo registramos en el cuerpo.
Que sea a través de la hormana o neurotransmisor a o b, eso no habla causas y efectos lineales, sino de relacioes de simultaneidad o concomitancia en el mismo ámbito estructural.
Así siendo, es posible operar desde el cuerpo sobre el psiquismo y viceversa.
Cualquiera comprende, por ejemplo, que un estado de ánimo depresivo, lleva al cuerpo a asumir una postura de encerramiento, con la cabeza baja y las espaldas curvadas. No es cierto?...
De la misma manera, asumir una postura corporal erecta y distendida, lleva a un estado de ánimo positivo a los pocos minutos de hacerlo.

Lo mismo con cualquier otro ejemplo que se nos pueda ocurrir y podemos allí encontrar bases experimentables de "efectos" de trabajos con meditación u "oración" presentes en las manifestaciones espirituales de todas las culturas desde el comienzo de la historia humana.
Esto daría para mucho más, pero lo dejamos por aquí.

Ahora bien: "Neuroteología" no deja de ser una palabrita simpática, independiente de su valor supuestamente "científico".

10.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 21/02/2011 14:38
Sergio. Dices que el libre albedrío " Es un hecho..." y que lo " demuestran la física de partículas y la neurología". Sinceramente no veo cómo es que la física de partículas podría demostrar semejante afirmación... Se ha intentado en ese campo una vez más, confundir la buena fé de las personas estableciendo una relación arbitraria entre el principio de incertidumbre que rige a la fisica de partículas, con la actividad cerebral que se encuentra en otra escala de energía y más cercana a la física que la mecánica, pero bueno... No todos los días, ni mucho menos vemos los efectos de la incertidumbre en nuestra escala de realidad: Lo más probable es que me rompa los puños golpeando un muro, antes de que la infinitesimal probabilidad de que en una de esas lo traspase limpiamente se manifieste...

Por otro lado dices: " Si el sujeto decide sentir compasión, su estructura cerebral cambia hasta dar lugar al cableado... " Osea que el sujeto está más allá de su cerebro ( órgano) y sus manifestaciones ( mente). ¿ Que razón tenemos para realizar tamaña afirmación?. Un sujeto o consciencia, más allá de su cerebro y actividad neuronal. ¿ No será que es el cerebro y los condicionamientos apriori los que deciden por esa clase de sentimiento, que sólo tiene su origen en la experiencia del individuo? ( su formación religiosa, filosófica etc).

Para no más extendernos en un debate interminable; lo datos de los más recientes experimentos neurológicos, conducen a la conclusión, que el cerebro decide mucho antes de que seamos conscientes de haber tomado determinada decisión... esa desface temporal entre la decisión ya tomada y el momento que caemos en la cuenta de la misma, no es percibido y ello nos conduce a ese error de apreciación.... Pero los scaneres son capaces de medir en tiempo real dicha actividad.... Estamos condicionados genéticamente, primero y epigenéticamente ( nuestra experiencia sensible proveniente del medio ambiente que nos desarrollamos) después... Ni siquiera nos ha sido dado escoger nuestro sexo, nacionalidad, IQ, morfología, condicionamiento muscular, nuestro contexto histórico y para colmo, ni siquiera nuestro nombre, nuestros padres y los primeros años de crianza que resultan determinantes para definirnos como personas....

Estimado Sergio, si hubieral algo más o mejor dicho aparte o más relevante que nuestro cerebro, no veríamos los cuadros que nos revelan las enfermedades mentales en sus diferentes grados, sin contar las lesiones, con sus atroces limitaciones por los más diversos tipos de accidentes.... Esa consciencia o como quieras llamarle, tendría que prevalecer sobre esas nimias limitaciones materiales...

Entiendo finalmente que es un tema " superdelicado", es uno de los últimos reductos de las religiones en su lucha contra la ciencia y ya se combate en los extramuros... La lucha siempre es más encarnizada y cruenta cuando ya no se tiene nada que perder, y disculpa si el tono te pareció altanero; si no me equivoco lo fué una respuesta a otro opinante que irrumpió descortesmente con la pierna en alto...

Saludos.

11.Publicado por Horst Bussenius C. el 21/02/2011 15:37
No hay duda de que los aportes de Andrew Newberg son valiosos, que están marcando una fuerte tendencia de investigación en la llamada "neuroteología", pero falta muchísimo por descubrir. Si bien la sofisticada tecnología que utilizan los nerocientistas entregan un conocimiento muy interesante, no olvidemos que hace un par de décadas fueron los estudios electroencefalográficos los que aportaron ciertos conocimientos básicos acerca del funcionamiento cerebral. Pero ninguna técnica puede reemplazar la vivencia de quien experimenta un estado alterado de consciencia, con todos sus matices y significados, culturales y personales.

Si tenemos una visión bio-psico-social del ser humano, o incluso bio-psico-socio-espiritual, difícilmente la neurología responda las preguntas finales, y ni soñar que lo hará en un futuro próximo. De todos modos es un campo apasionante, y abogo por su continuidad, así como también expreso mi satisfacción de que haya científicos que incursionan en un tema tan complejo.

12.Publicado por Joaquín el 23/02/2011 14:30
Decir que la conciencia es producida por el cerebro es como decir que la imagen es producida por el ojo. Es, cuando menos, impreciso. Basta ver cómo seres sin neuronas tienen algún grado de conciencia: se acercan a lo que les gusta y se alejan de lo que no, a veces moviendo coordinadamente una multitud de cilios. Nuestras neuronas son simplemente autopistas de información por las que se comunican las comunidades de células que nos constituyen. Y nuestro cerebro, con su amplio poder de cómputo, el órgano que nos permite finalmente ver, oír, sentir e intuir, tener conciencia y expresar nuestra voluntad. Desde esta perspectiva, se trata de un órgano sensible, que participa de un proceso, así como el ojo participa en el proceso de la visión.

A quien afirme que la conciencia es producida por el cerebro solo le quedan dos consecuencias posibles. Ambas llevan a llanuras irracionales: 1) solo existe quien esto afirma, y todos somos productos de su alucinación (incluidos sus padres, lo cual nos lleva a preguntarnos sobre su propio origen); o 2) hay una multitud de seres independientes que alucinan, en cuyo caso cabe preguntarse cómo se relacionan, cómo pueden entenderse, cómo han podido transmitirse los significados de las palabras, etc., sin un sustrato compartido, que podamos llamar realidad y que forme parte del proceso de concienciación.

Para mí, está claro que la mente es una entidad a la que podemos acceder, como todos los seres vivientes (en mayor o menor medida), pero que no nace por primera vez ni se extingue en nuestros cerebros. Saludos a todos.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Martes, 22 de Noviembre 2016 - 07:55 ¿En qué creen los que no creen?









Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo



NUEVO LIBRO DE JAVIER MONSERRAT
El gran enigma
Ver artículo sobre el libro en Tendencias21 de las Religiones




PVP: 18 euros
Disponible en cualquier librería, Amazon y La Casa del Libro (Madrid)
También en la Editorial San Pablo
Puede solicitar su ejemplar a este correo electrónico