Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




La presencia humana aumenta en 1.000 veces la frecuencia de extinción de especies

El aumento de la población y el consumo per cápita serían las principales causas de este efecto, señala un estudio


Antes de que los humanos poblaran la Tierra, ya había especies que se extinguían, como bien sabemos por los dinosaurios. Sin embargo, esas extinciones se daban con una frecuencia mucho menor que en la actualidad: hoy día son unas 1.000 veces más frecuentes que hace 60 millones de años, según una nueva estimación.




La extinción del dodo a finales del siglo XVII, convirtió a esta especie en el arquetipo de especie extinta por causa de seres humanos. Fuente: Universidad Brown.
La extinción del dodo a finales del siglo XVII, convirtió a esta especie en el arquetipo de especie extinta por causa de seres humanos. Fuente: Universidad Brown.
Antes de que los humanos poblaran la Tierra, ya había especies que se extinguían, como bien sabemos por los dinosaurios.

Sin embargo, esas extinciones se daban con una frecuencia mucho menor que en la actualidad.

En concreto, hoy día las extinciones de especies son unas 1.000 veces más frecuentes que hace 60 millones de años, según una estimación reciente realizada por científicos de la Universidad Brown y de la Universidad de California Berkeley (Estados Unidos). Los resultados de su análisis han aparecido publicados en la revista Conservation Biology.

Según declara el director del estudio, Jurriaan de Vos, en un comunicado de la Universidad Brown todo era muy distinto “antes que los humanos entraran en escena"; y estos datos “refuerzan la urgencia de conservar lo que queda y de tratar de reducir nuestro impacto”.

Nuevas estimaciones

La nueva estimación mejora notablemente, según la Universidad Brown, estimaciones anteriores, sobre todo porque va más allá del registro fósil que, aunque permite identificar cataclismos en periodos geológicos determinados, no ayuda a definir la variación de la biodiversidad (por ejemplo, permite identificar a especies animales o a géneros de planta, pero no sus especímenes exactos).

En el presente estudio lo que se examinaron fueron los árboles genealógicos evolutivos –la filogenia, esto es, la historia del desarrollo evolutivo de numerosas especies vegetales y animales. Se hizo a partir de estudios de ADN, con los que se rastreó cómo los grupos de especies han cambiado con el tiempo, la adición de nuevos linajes genéticos y la pérdida de aquellos linajes o especies no exitosos.

El análisis proporcionó asimismo ricos detalles de la diversificación de las especies con el tiempo. A partir de todos los datos obtenidos se estableció una tasa de extinción del orden de 0,1 extinciones por millón de especies al año.

El papel humano

Hay pocas dudas entre los científicos del papel del ser humano en la tasa de extinción de especies actual. Por ejemplo, otro estudio reciente, publicado por Science, ya señalaba que nos encontramos en el inicio de la sexta extinción masiva de la Tierra, como consecuencia de las actividades humanas.

Las causas de este efecto maligno son, sobre todo y según de Vos y su equipo, el crecimiento de la población humana y el consumo per cápita. A pesar de todo, el presente informe reconoce que los seres humanos también han sido capaces de promover la conservación de especies.

Referencia bibliográfica:

Jurriaan M. De Vos, Lucas N. Joppa, John L. Gittleman, Patrick R. Stephens, Stuart L. Pimm. Estimating the Normal Background Rate of Species Extinction. Conservation Biology (2014). DOI: 10.1111/cobi.12380.


Miércoles, 3 de Septiembre 2014
Redacción T21
Artículo leído 1504 veces



Nota