Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La separación de los padres afecta a la salud de los hijos cuando son adultos

Triplican el riesgo de padecer enfermedades si pierden el contacto con alguno de sus progenitores


La separación de los padres afecta a la salud de los hijos, incluso cuando ya son adultos, ha descubierto un estudio. La vulnerabilidad se agrava cuando los hijos pierden el contacto con alguno de sus progenitores durante mucho tiempo, ya que triplican el riesgo de enfermar respecto a los hijos de padres divorciados que mantienen el contacto con sus padres.




La separación de los padres tiene consecuencias en la salud de los hijos que se prolongan hasta la edad adulta, ha descubierto un estudio.

Los autores de este estudio, publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias  de Estados Unidos (PNAS), reunieron a 201 adultos sanos,  los pusieron en cuarentena y los expusieron a un virus de un resfriado común. Estuvieron bajo observación durante cinco días.

Descubrieron que los adultos cuyos padres se habían divorciado, o sencillamente separado, y habían dejado de tener contacto con alguno de sus progenitores durante años, triplicaban el riesgo de enfermarse respecto a los hijos de los matrimonios que, aunque también se habían divorciado, habían mantenido el contacto con sus padres.

El estudio demuestra también que los adultos cuyos padres se habían separado, pero que habían mantenido el contacto con sus progenitores, no tenían más riesgo de caer enfermos que aquellos cuyos padres no se habían separado.

Más inflamación

Estudios anteriores ya habían establecido que los adultos cuyos padres se separaron durante la infancia son más propensos a padecer enfermedades. El nuevo estudio añade que este riesgo está directamente relacionado con una inflamación más intensa que se produce después de una infección vírica.

"Las experiencias estresantes en la infancia afectan a la fisiología y los procesos inflamatorios, que aumentan el riesgo de tener problemas de salud y de desarrollar una enfermedad crónica", explica Michael Murphy, investigador asociado en la Carnegie Mellon University, en un comunicado.

"Este trabajo representa un avance en nuestra comprensión de cómo el estrés familiar puede, durante la infancia, aumentar la vulnerabilidad de un niño a las enfermedades entre 20 y 40 años más tarde", dijo.

El trabajo indica que el sistema inmunitario es un "importante indicador del impacto negativo a largo plazo de un conflicto familiar", explicó Sheldon Cohen, profesor de psicología y coautor del estudio.

"También sugiere que todos los divorcios no son iguales, pues una comunicación continua entre los padres amortigua los efectos nocivos de una separación sobre la salud e los niños", concluye Murphy.

Otros estudios

Este estudio no es el primero que analiza el efecto de la separación matrimonial en la salud de los hijos.

Un equipo de investigadores de las universidades de Santiago de Compostela y Vigo también ha evaluado el riesgo que tienen los hijos de sufrir problemas de salud relacionados con la exposición a la separación de los padres.

Desarrollaron un estudio transversal de familias con parejas unidas y divorciadas en el que participaron 467 niños, niñas y adolescentes, de entre dos y 18 años.

Y descubrieron que los hijos de padres separados tienen aproximadamente el doble de probabilidades de desarrollar problemas gastrointestinales, genitourinarios, dermatológicos y neurológicos que los de familias nucleares.

Por otra parte, los autores no encontraron que la exposición a un divorcio medie en el desarrollo de problemas respiratorios, cardiovasculares, musculoesqueléticos, alérgicos, auditivos o visuales.

Los expertos coinciden en que, más que la separación en sí misma, lo que más afecta a la salud de los hijos es la mala gestión que los padres puedan hacer de su divorcio.

Los estudios demuestran que si hay conflicto grave, si los hijos dejan de ver con frecuencia a alguno de sus progenitores o padecen algún tipo de violencia familiar, ya sea activa o pasiva, los riesgos sobre la salud aumentan.

Referencias

Offspring of parents who were separated and not speaking to one another have reduced resistance to the common cold as adults. PNAS, doi: 10.1073/pnas.1700610114

Impacto de la ruptura de los progenitores en el estado de salud física de los hijos. European Journal of Education and Psychology, Volume 10, Issue 1, June 2017, Pages 9–14.  http://dx.doi.org/10.1016/j.ejeps.2016.10.002.

Martes, 6 de Junio 2017
Redacción T21
Artículo leído 5943 veces




Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Miércoles, 26 de Julio 2017 - 11:00 Gastar dinero en comprar tiempo nos hace más felices