Conéctese Regístrate


22/09/2014

Tendencias 21
25 Aniversario




La toxicidad neuronal en niños, un peligro inminente

Vídeos, televisores, ordenadores, algunos muebles o el PVC dañan el cerebro


La organización WWF advierte en un estudio que acaba de publicar de la peligrosidad para el desarrollo cerebral de los niños europeos, y en general de todo el mundo industrial, de los productos químicos que componen los elementos de nuestra vida cotidiana en Occidente. Los científicos han demostrado que rasgos como el autismo, la hiperactividad o la incapacidad de concentración aumentan año tras año en los niños como consecuencia de su exposición a estos elementos. El daño comienza además en la época de gestación, cuando los productos llegan a ellos a través de las madres. Por Yaiza Martínez.




La toxicidad neuronal en niños, un peligro inminente
El desarrollo del cerebro de los niños europeos está siendo dañado por los productos químicos que fabrica el ser humano, advierte un reciente estudio realizado por la organización WWF contra la degradación medioambiental de nuestro planeta.

Uno de los objetivos de esta organización, fundada hace cuatro décadas y activa en los cinco continentes, consiste en promover la reducción de la contaminación y del consumismo derrochador.

Su estudio, titulado Compromising our Children, pone de relieve que los productos químicos están produciendo serios daños en la inteligencia de los niños. Las últimas investigaciones a este respecto señalan que todos estamos expuestos a estos productos, que en los niños daña el desarrollo cerebral y la coordinación.

Problema público, según la UE

El estudio demuestra que en la Unión Europea estas sustancias químicas están afectando al desarrollo cerebral de los niños, con un empobrecimiento de su memoria y de su vista; así como con un empeoramiento de sus capacidades motoras y una reducción de su cociente intelectual.

Se calcula que la pérdida de tan sólo un punto en el cociente intelectual puede implicar una reducción de ganancias a lo largo de toda una vida de alrededor del dos y medio por ciento, aunque las consecuencias a largo plazo de los efectos de los productos químicos en los niños aún son desconocidas.

Además, incapacidades o minusvalías como los desórdenes en la capacidad de atención o la hiperactividad y el autismo parecen haber aumentado, y la preocupación acerca del papel de los productos químicos a este respecto crece con el tiempo.

La Comisión Europea contempla ahora las minusvalías en el desarrollo y el aprendizaje como “un problema público significativo”.

Poca información para los consumidores

Sin embargo, a pesar de esto, WWF pone especial énfasis en afirmar que la mayoría de los productos químicos presentes en el mercado no presentan la información necesaria, sobre todo acerca de su capacidad para producir una toxicidad dañina.

Según WWF, a pesar de que la ciencia ya ha demostrado el peligro que entrañan estas sustancias, la mayoría de los productos químicos que usamos hoy en día no proporcionan datos a los usuarios que les permitan saber el peligro que corren. Lo cierto es que, aunque se conocen los efectos, no se han tomado medidas al respecto.

Un futuro en peligro

Nuestro futuro, que son nuestros niños, está en peligro, señala la organización sin tapujos. Esta afirmación parece venir corroborada por científicos norteamericanos, cuyos estudios señalan que el 10 por ciento de todos los desórdenes neuronales que afectan al comportamiento están causados totalmente o en parte por la exposición a productos tóxicos.

El desarrollo cerebral y del sistema nervioso es especialmente sensible en los humanos. Comienza en el vientre de la madre y continúa hasta pasada la pubertad.

Diversos estudios han demostrado que el desarrollo del cerebro en los niños que viven en los países europeos industrializados se ven afectados por los productos químicos que se acumulan en sus madres y que, a través de ellas, les llegan durante su gestación, cuando aún son fetos.

Elementos de nuestra vida cotidiana

El estudio de WWF señala que los efectos neurotóxicos los producen elementos de nuestra vida cotidiana, fabricados con sustancias químicas dañinas: vídeos, televisores, ordenadores, los asientos de los coches, algunos muebles; el PVC de los transformadores, utilizado también como elemento de fabricación; las dioxinas emitidas por centrales energéticas y algunas fábricas, o la combustión inadecuada de desechos plásticos, entre muchos otros.

Según la WWF, los efectos de estas sustancias no sólo producen un grave daño moral a las familias, sino que también suponen un daño social casi irreparable que la legislación sobre productos químicos de cada país debe tomar en cuenta de inmediato. La organización hace un llamamiento a la toma de conciencia acerca de este grave problema.

Domingo, 20 de Junio 2004
Yaiza Martínez
Artículo leído 9563 veces



Nota


Comente este artículo

1.Publicado por biohuerto@yahoo.es el 12/09/2004 16:08
Hola Tendencias.
Es tiempo que los medios de comunicación masiva actuen dando a conocer sobre este peligro a todos los pueblos de la tierra,pues no hay arma más mortal que la ignorancia;acá en mi tierra ,en el mercado público despachan las menestras en bolsas plasticas estando las menestras aún calientes ylos ajos ,los ajies,huacatay,chicha,vinagre,leche ...todo en bolsas plásticas y cuando se les comenta el daño que se estan causando y tambien a sus familiares y la gente lo toma a mal.Creo que los gobiernos deben obligar a los medios de comunicación que se poblique estos datos en prinera plana.Sobre esto y otras conductas del hombre hay mucho que hacer;la ambición,el mercantilisno.....
Jose H. Mora B.

2.Publicado por Krisaltis el 04/10/2010 17:27
Lo de los niños índigo puede bien ser una malinterpretación de estas dolencias.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >




Últimas noticias de Mirlo

Forma parte de esta comunidad y contribuye al desarrollo e independencia de los contenidos de Tendencias21